#Inglaterra| Tula, la mujer transexual que triunfó en los 70

Tula (Caroline Cossey) nació en 1954, hace 66 años, en una época donde una mujer transexual tenía pocas opciones laborales para su vida. La visibilidad era nula o llena de prejuicios.

Pero Tula llegó a ser una modelo conocida en su país, Inglaterra, y llegó incluso a posar para Playboy (convirtiéndose en la primera mujer transexual en hacerlo), apareció como modelo en los periódicos más importantes e incluso actuó en una de las primeras películas de James Bond.

Un día la situación se le fue de control. Tula no quería revelar su transexualidad para poder tener las mismas opciones que el resto de mujeres en el mundo de la moda y el cine pero el diario británico News of the world reveló esa información sin su permiso y con el irrespetuoso títuto de «Una de las chicas Bond no era una chica».

Lee también The trans list, el documental que profundiza en la identidad trans a través de activistas y personalidad transexuales.  

Ahí empezó su lucha. Cossey no dio un paso atrás y se dispuso a exigir legalmente ser reconocida como mujer. Llevó su caso al Tribunal Europeo y ganó, creando un hito que abriría el camino a todas las personas transexuales que vinieron después. Estaba a su favor que en su genotipo si cromosoma 21 era diferente al resto, también al de la mayoría de personas transexuales e intersexuales: XXXY. Una variación atípica que la ayudó a exigir el derecho a elegir un género y un nombre. Pero Tula no quería ser una rara avis, y creó Gender Recognitions Act para ayudar a todas las mujeres que habían nacido hombres y viceversa, una asociación dirigida a apoyar los casos de las personas que como ella exigían que en su DNI figurara su género y nombre real. 

El inicio de Tula no fue fácil. A los 17 comenzó a hormonarse y empezó a trabajar como stripper en diferentes locales para poderse pagar el tratamiento. Se recorrió Europa y cuando volvió a casa, se encontró con algo maravilloso e inesperado en la época: Sus padres y su hermana la iban a apoyar en su transición. Así que a los 20, Tula se realizó una cirugía genital en Londres, la antesala de sus inicios como modelo y actriz. Años después Tula escribiría el libro «I´m a woman», como respuesta simbólica al diario News of the World, donde confesa que le habían llevado a plantearse el suicidio, pero que acabaron por hacerla más fuerte.

Tula es una leyenda y un hito en la historia.

Lee también Vogue apuesta por visibilizar la transexualidad con Valentina Sampaio

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s