#Mexico| Localizan a joven LGBTQ que fue sometida a «terapia de conversión» en Jalisco

La Comisión de Búsqueda de Personas de Jalisco informó mediante un comunicado que la joven Verónica Fonseca, reportada como desaparecida por su novia, Alondra Zamudio, desde el pasado siete de abril en Manzanillo, Colima, fue localizada ayer en el municipio de Teuchitlán, Jalisco, como resultado de los esfuerzos conjuntos entre dicha dependencia, la Dirección de Diversidad Sexual de la Subsecretaría de Derechos Humanos del gobierno de Jalisco y el Grupo de Búsqueda de Teuchitlán.

Por su parte, Alondra Zamudio confirmó la noticia por medio de su cuenta de Twitter en la que dijo: «Vero ya está bien, está en un lugar seguro… Agradezco infinitamente a todas las personas que me ayudaron y estuvieron al tanto de todo esto» (sic).

La joven denunció el caso en redes sociales, señalando que la familia de Verónica, supuestamente la trasladó a un lugar desde Colima a Jalisco por la fuerza para intentar «modificar su orientación sexual», por lo que desde ese momento, activistas, organizaciones civiles y personas LGBTTTI+ difundieron la noticia y exigieron a las autoridades que dieran con su paradero.

El caso ha subrayado la importancia de que el Congreso local aprueba la ley para prohibir y sancionar las «terapias de conversión» en la entidad. #JasliscoSinEcosigs

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#Mexico| Pareja de lesbianas se casa y sus madrinas forman una bandera gay

Jess y Ara se casaron el 14 de noviembre en México. Pero no son unas novias como otras, son unas novias muy originales. Sus madrinas se vistieron con los colores de la bandera gay.

novias lesbianas

¡No te pierdas esta hermosa galería de fotos!

mujeres vestidas bandera gay
novias lesbianas mexico
lesbianas casadas en mexico
11998113_10206980377721800_1621955434_n

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Mexico| Prohíben “terapias” de conversión sexual en el Estado de México

El 20 de octubre el Congreso del Estado de México aprobó reformas al Código Penal local que prohíbe y sanciona las mal llamadas “terapias de conversión” (ECOSIG). Son prácticas que pretenden corregir la orientación sexual, identidad y expresión de género de las personas. 

La lucha por alcanzar esta prohibición comenzó en 2018. Fue tras un pronunciamiento de integrantes de la organización Fuera del Clóset ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM). Este año se trabajó junto a la diputada Beatriz García Villegas, quien “arropó la iniciativa”. Se dictaminó el 23 de septiembre y se aprobó por el Congreso local este 20 de octubre.

El dictamen que reforma el Código Penal del Estado de México prohíbe y sanciona las “terapias de conversión” como “delitos contra el libre desarrollo de la personalidad y la identidad sexual”. 

La reforma aprobada establece que la persona que someta u obligue a otra ante estas prácticas se le impondrá de uno a tres años de prisión. Además, cuando se atente contra personas menores de edad, personas con discapacidad, adultas mayores o privadas de su libertad las penas podrán aumentar hasta seis años.

Ricardo Torres, presidente de la asociación Fuera del Clóset, dijo a Presentes que la aprobación es un gran paso: “Reconocemos la voluntad política del Congreso en este sentido pero todavía falta mucho por alcanzar exigencias históricas por las que hemos luchado por más de 16 años en el Estado de México”.

El activista comentó que esta prohibición busca defender, sobre todo, a niñas, niños y adolescentes LGBTI mexiquenses.

“Con la prohibición no solo buscamos la penalización sino también trabajar en otras áreas como en la salud pública, en educación sexual integral y dejar en claro que las niñas, niños y adolescentes tienen la facultad de sentirse libres”, agregó.

“Defendernos de la violencia antes que buscar el matrimonio”

El Estado de México es un caso particular dentro del fenómeno de derechos conquistados por les activistas LGBT en el país. 

En esta entidad que rodea a la Ciudad de México no se ha aprobado el matrimonio igualitario ni el derecho a la identidad de género de las personas trans. Sin embargo, el año pasado se logró tipificar en el Código Penal los crímenes de odio por orientación sexual e identidad de género y recientemente las “terapias de conversión”.

En México no hay estadísticas oficiales de cuántas terapias de conversión se realizan al año y solo en la Ciudad de México y Estado de México se prohíben y sancionan estas prácticas.

“Esta prohibición es saldar una deuda con las víctimas y sobrevivientes de ECOSIG’s porque lamentablemente seguimos sabiendo de personas LGBT que se suicidan por la no aceptación de sus círculos más cercanos”, sostuvo Torres.

“Nada que curar” 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) considera las ECOSIG son prácticas “dañinas, contrarias a la ética, carecen de fundamento científico, son ineficaces y podrían constituir una forma de tortura”. Van desde supuestos tratamientos psicoterapéuticos; internamientos en “clínicas” o campamentos hasta abuso físico y sexual.

La asociación Fuera del Clóset registró y acompañó en 2018 cuatro casos de este tipo de prácticas. Este año documentaron un caso en donde un joven trans fue víctima por parte de su familia y obligado a tomar una terapia con el objetivo de corregir su identidad y expresión de género. 

Las religiones impactan en las terapias

“Mucha gente desestima que si todavía se dan este tipo de terapias. Y lamentablemente respondemos que sí y con mucha más frecuencia de la que podemos imaginar”, señala Ricardo Torres. 

Además, considera que los fundamentalismos religiosos y los prejuicios están permeando en las prácticas profesionales de las personas dedicadas a brindar atención psicológica y que son en estos espacios donde se practican estos métodos que pretenden corregir la sexualidad de las personas. 

Los casos que hemos recibido son de aquellas que se dicen profesionales de la psicología. Recomiendan tratamientos antidepresivos a las personas LGBT o las someten a sesiones intensivas con cortes religiosos o espirituales donde aseguran que en tres meses “curan” a las personas”, comentó Torres. 

Derechos pendientes

Ricardo Torres comentó a Presentes que los siguientes pasos son reformar la ley de salud pública y de educación con el objetivo de mejorar la vida de las personas LGBT. Para reducir las violencias y sensibilizar la sociedad mexiquense y los servidores públicos que, dice, “siguen trabajando bajo líneas de tortura, prohibiendo el libre desarrollo de las personas y violentando los derechos humanos”. 

Este 24 de noviembre activistas trans del Estado de México buscarán que se dictamine en el Congreso una reforma de ley que garantice su derecho a la identidad de género en sus documentos oficiales.

“No es posible que una persona que no se identifica con el género asignado no tenga garantizado por el Estado un documento que avale su identidad. Esperamos que la voluntad política pueda rendir frutos”, señaló el Torres.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso

#Mexico| Una activista trans de 88 años, nuevo rostro de Gucci

La inclusión nos hace felices. El que mundos que parecían tan cerrados a la diversidad, como por ejemplo la política o la moda de antaño, empiecen ya a evidenciar que hay vida más allá del hombre o mujer heterosexual cis. Que lesbianasgaysbisexuales y trans existimos, que nuestra orientación sexual e identidad de género no nos incapacita para hacer cualquier cosa que hacen los que durante muchos años se consideraron los «normales».

Por eso hoy celebramos que Samantha Flores, una activista trans histórica, de esas a las que las nuevas generaciones tenemos tanto que agradecer, haga historia hoy en el mundo de la moda.

Samantha tiene 88 años. Nació en México, emigró a Estados Unidos y años más tarde regresó a México a regentar un hotel. Ver morir a sus amigos de VIH fue lo que la impulsó a dedicar su vida al activismo LGTB, en ese momento ya tenía más de 60 años.

Samantha soñaba con un espacio para los mayores gays, lesbianas, bisexuales y trans, un espacio para ser familia. Fundó la organización Laetus Vitae y también la Casa de Día para Mayores LGTBI «Vida Alegre».

Gucci y Vogue la han captado para su campaña «Bajo el mismo techo«, una campaña orientada a visibilizar la diversidad familiar y a reflejar que no somos tan diferentes los unos de los otros si se nos analiza bajo el mismo techo.

En su entrevista a Vogue Samantha deja claro que para ella la familia es compartir propósitos e ideas en cuanto a ayudarse y cuidarse los unos a los otros.

En la campaña también participan la mujer indígena trans Andi Silva, Magdaleno Delgado, modelo no binario, y Zeta Garza.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Mexico| UBER es tendencia tras encubrir a conductora que robó pelucas a drag queen

La drag queen mexicana Deseos Fab denunció que una conductora de Uber le robó un par de pelucas con un valor aproximado de ocho mil pesos. Los sucesos ocurrieron el pasado 27 de febrero cuando a Deseos se le enviaron unas pelucas por este servicio pero la conductora Laura Abigail, que manejaba un Volkswagen Vento, dio por terminado el viaje sin habérselas entregado. La drag queen trató de comunicarse con ella y con Uber sin una respuesta favorable, pues la conductora dijo que ella no tenía la mercancía.

Deseos procedió a comunicarse al número que le proporcionó Uber pero la respuesta que obtuvo fue la de una mujer que argumentó que el número le pertenecía a su hija de doce años y le pidió que la dejaran de acusar. La drag queen le insistió a Uber que le diera las herramientas para ayudarla pero no recibió ninguna respuesta. La presencia de Deseos en redes sociales (que actualmente compite por un lugar para la temporada 4 de La Más Draga)  más la solidaridad de amigos y personas de la comunidad LGBT+ dio como resultado que la misma Laura Abigail contactara a Deseos y aunque por fin admitió que sí tenía las pelucas, trató de voltear la situación acusándola de difamación y uso de datos personales (que son los mismos que Uber proporciona públicamente a sus usuarios) y le aseguró que estaba interponiendo una denuncia en su contra, además de esto la amenazó diciéndole que las cosas no se quedarían así pues ella «sí sabía dónde vivía».

La drag queen volvió a exponer a Laura por las amenazas en su contra y esta última le exigió de nuevo, y de mala manera, que borrara todo lo que había escrito. A pesar de que ya se dieron a conocer más casos en los que Laura robó mercancía en viajes realizados, ninguna persona de la famosa app ha podido dar la cara por este caso y en un lamentable giro de eventos, Uber suspendió la cuenta de Deseos; así como lo leen, Uber decidió castigar a la víctima y encubrir a la criminal.

La suspensión de la cuenta de Deseos provocó que miles de personas repudiaran la falta de soluciones ofrecidas por Uber y dio inicio a una campaña con el hashtag #UberEncubreRateros que se colocó en el número 3 de tendencias en Twitter México. Varios miembros de la comunidad LGBT+ han convocado a un boicot en contra de la empresa pues en las últimas marchas del Orgullo se han proclamado como aliados de la comunidad, algo que claramente no han mostrado en este caso.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#Mexico| Érika Buenfil llama a la inclusión y defiende a su hijo Nicolás por vestirse de mujer

Si hay una mujer que saltó a la fama de nueva cuenta gracias a su hijo esa es Érika Buenfil, justo cuando parecía que la actriz ya no estaba “en tendencia”, su pequeño Nicolás la invitó a crearse una cuenta de TikTok… Y el resto es historia. Lamentablemente, ahora recibieron duras críticas.

Hace unas semanas en su cuenta oficial se le pudo ver a ambos bailando una popular canción caribeña de “El general” llamada “Rica y apretadita”. Lo que causó molestia en sus fans fue el hecho de que Nic -como le llama de cariño la actriz- apareció con un vestido de mujer.

Los comentarios burlones, sarcásticos e incluso quejándose del tipo de crianza que Érika Buenfil le da a su hijo no se hicieron esperar. Al respecto de esta grabación que se viralizó en TikTok la rubia mujer decidió hablar y acallar los comentarios de los que ambos fueron víctimas.

https://www.instagram.com/p/CKB9H46jAPf/embed/

Por un video ponen en duda la sexualidad del hijo de Érika Buenfil

Lo más lamentable de esta situación fue el hecho de que algunos sometieron a duda la preferencia sexual de Nicolás Buenfil; su madre, como es usual, lo defendió al respecto de estas especulaciones e incluso aseguró que son una familia incluyente que acepta y respeta a todos por igualPUBLICIDAD

“Sí alguien sabe lo que tengo de hijo (soy yo), y aparte no tendría problemas de ningún tipo, de cualquier tipo de situación ¡eh!, tampoco, pero se disfrazó porque esa era la intención, o sea, de hecho, tengo muchos compañeros actores que también se disfrazan y el TikTok es para eso, para disfrazarse, para jugar, para reírse, y mi hijo lo estaba haciendo… ¿y qué?, o sea, yo estaba muerta de risa”, dijo la actriz para el programa “HOY”.

La actriz decidió no enfrascarse demasiado en esas cuestiones, por lo que prefirió relatar que ella tiene muchos amigos y  conocidos diversos a los que “lleva siempre en su corazón”; asegura que Nicolás piensa igual que ella, por lo que no tienen problemas en ser sinceros.

“Mi hijo es tan incluyente en todos los aspectos que no nos cuesta ningún trabajo, y a mi tampoco me cuesta ningún trabajo por mi carrera, por mi vida, por mi forma de pensar, yo soy super abierta, y no tengo ningún problema, y tengo amigas y conocidas y conocidos con todo tipo de preferencias, como dices tú, y de muchas formas de ser, y todos siempre están en mi corazón”, concluyó.

Fuente: Radio Formula, Diario El Diverso

#Mexico| Cómo contar historias LGBT+ en el deporte sin prejuicios: una guía en 13 pasos

En los medios de comunicación deportivos la representación y voces de personas y atletas LGBT+ siguen sin aparecer y difícilmente vemos cruces entre los derechos humanos y la industria del deporte. Ésta, por su poder de amplificación, podría abonar en conversaciones y la construcción de sociedades más equitativas y justas. 

Sin embargo, cuando sí ocupan un espacio suelen ser desde “la caricaturización, el estigma, el escándalo”, señala Ana Cruz Manjarrez, comunicóloga e integrante del equipo de Versus, una  organización mexicana que busca fomentar contenidos inclusivos y profesionales en los medios deportivos. Desde Versus, están activando distintas estrategias y una de ellas es la “Guía básica para una comunicación inclusiva y libre de prejuicios”, dirigida a periodistas y que consta de 13 puntos para mejorar las narrativas de las personas LGBTI+ en los deportes.

“Un ejemplo de ello fue la nota sobre la pareja de la mamá de Neymar. Incluso con los copys que usan en redes sociales y los comentarios que venían a partir de esas notas nos dejaba ver claramente que los titulares y la construcción de la nota deviene en violencia contra la comunidad. Además, notamos que desde el periodismo deportivo no existe el interés por informarse sobre estos temas y abrir espacio para contar otras historias”, explica Ana. 

También se observa que las notas deportivas carecen de conocimiento sobre conceptos básicos de diversidad sexual, perspectiva de género y fuentes que ayuden a entender estas realidades. 

La guía surge a raíz de un análisis de medios que Somos Versus comenzó el año pasado en donde una de sus variables es observar la presencia y representación de la diversidad sexual en al menos 9 medios deportivos de México. También es parte de una colaboración con la iniciativa británica Football vs homophobia(Futbol contra la homofobia) de la organización Fare Network. 

Para la construcción de la guía la equipa de Versus leyó otros manuales y contó con la observación de la investigadora Siobhan Guerrero y el activista Enrique Torre Molina. Además, tuvieron encuentros con futbolistas de la liga profesional de futbol femenil de México que ayudó a tener mayor claridad de la urgencia que hay por una mejor representación en los medios de comunicación y el papel fundamental de éstos para combatir la lesbofobia. 

Violencia LGBTfóbica en entornos digitales 

Versus, cofundada por la periodista deportiva Marion Reimers, busca poner sobre la mesa debates en torno a la discriminación por género, raza y clase para mejorar los contenidos en el periodismo depotivo, repensar cuáles son los discuros que se reproducen y cambiar la narrativa. 

En 2017 lanzaron una campaña llamada “Más allá de 140 caracteres” con la intención de visibilizar las distintas violencias que ejercen contra las periodistas deportivas en los entornos digitales. A cuatro años de su fundación, Somos Versus se ha involucrado con otros proyectos y hoy buscan “emparejar la cancha”, promover el deporte femenil, poner la mirada y contar otras historias con perspectiva de género y derechos humanos. 

“Queremos reunir diferentes perspectivas que comiencen a vincular nuestro trabajo con el movimiento feminista tocando otros temas que no incluyan solo al deporte profesional ni al deporte amateur sino a las mujeres que somos autónomas y hacemos uso de nuestro cuerpo con diferentes objetivos que no es precisamente la competencia. Sino vincularnos a ese movimiento con nuestros objetivos a través de otras temáticas”, comenta Ana Cruz Manjarrez.

“Una nota no alcanza, no es representativo”

En América Latina no hay estudios sobre la LGBTfobia en los deportes, sin embargo, algunos documentos realizados en Europa dan cuenta que aún hay exclusión y discriminación hacia personas de la diversidad sexual en estos entornos. 

De acuerdo a un estudio elaborado en 2019 por la Universidad de Colonia (Alemania), el 90% de las personas encuestadas consideran que la homofobia y particularmente la transfobia es un problema actual en los entornos deportivos, además, el 82% presenciaron lenguaje homofóbico y tránsfóbico, de éste el 46% fueron mujeres trans quienes informaron ser víctimas de discriminación directa. 

Conocer esa información puede darnos pistas de que esas problemáticas pueden estar aún más acentuadas y normalizadas en nuestra región. En ese sentido el periodismo deportivo tiene una oportunidad para abonar a la construcción de sociedades más equitativas y libres de discrminación, no eliminando las diferencias sino integrándolas en sus narrativas. 

“Queremos demostrar que el problema es estructural y no se trata de ‘no te gustó esta nota pero mira, una vez publiqué una nota sobre Kenti Robles (futbolista profesional mexicana que juega en el Real Madrid), no lo hago tan mal’, porque muchas veces ese es el pretexto que ponen. Con los datos en la mano queremos demostrar que una nota no alcanza, no es representativo”, señala Andrea Martínez. 

Más allá de las buenas prácticas

Andrea y Ana consideran que las buenas prácticas en el periodismo deportivo pueden ayudar a que las instituciones o autoridades deportivas volteen a ver las necesidades que estas poblaciones y atletas tienen para incluirles y mejorar sus condiciones laborales.

“Si lo que está en la agenda de los medios deportivos no incluye cosas que implica a la comunidad quizá a las autoridades se les haga mucho más fácil ignorar y por lo tanto creer que no necesitan hacer algo al respecto”, explica Andrea Martínez.

Al mismo tiempo el verse reflejado con los medios de comunicación puede generar un sentido de comunidad entre las y los deportistas LGBT+. Ana Manjarrez comenta que hacer periodismo con un enfoque en derechos humanos puede ser “una oportunidad para conversar, hacer comunidad y que suene más fuerte”.

En ese sentido, el deporte femenil y las atletas abiertamente diversas han sido voces potentes que han puesto estos temas más allá de sus entornos deportivos, a diferencia de los atletas gay, que en activo no suelen “salir del clóset”.

Martínez explica que esto es porque “el espacio del deporte femenil ha sido de por sí un espacio de lucha desde hace mucho tiempo. Las mujeres hemos y han tenido que luchar para poder acceder al deporte y creo que en ese espíritu está la lucha de vivir de manera libre tu verdad, de poderte expresar sin miedo a represalias. Y es que en el deporte femenil se ha desarrollado, no diría camaradería, sino más el respeto a la individualidad a diferencia, creo, que en el futbol varonil en donde se celebran más cosas como mantener la masculinidad hegemónica”. 

¿Cómo puede el periodismo combatir la transfobia?

En los años recientes se ha usado al deporte como argumento en discursos de odio que intentan colocar a las identidades trans y sobre todo a las mujeres trans, como “peligrosas” o que gozan de una supuesta “ventaja injusta”. Al respecto, Somos Versus cree que desde el periodismo se puede combatir la transfobia. 

“Parte de las buenas prácticas es poder representar a las personas trans como personas, que viven, que practican deporte, que hacen lo mismo que todas las personas cis y que tienen el derecho de hacerlo y que deberían tener acceso a todos estos espacios y actividades. Y creo que también se vale buscar estas explicaciones médicas pero no solo esa sino incluir una perspectiva de derechos humanos. No te quedes en este discurso de la supuesta ‘ventaja injusta’. Incluso no se habla de las personas intersexuales y muchas veces lo que se publica son las decisiones oficiales que han hecho las autoridades y ya. El caso de Caster Semenya (dos veces campeona olímpica en 800 metros) es muy visible porque ella ha alzado la voz pero ¿cuántos casos habrá así en otros deportes y espacios? Ahí también los medios se han quedado muy cortos y sí han fallado”, advierte Andrea Martínez. 

Por su parte, Ana Manjarrez considera que lo que hace falta son respuestas. “Quizá quieres entender por qué sí pueden competir con mujeres, porque sí son mujeres, etc. Pero si no tienes la información explicada en tu idioma y en la forma en la que puedas consumirlo no tienes argumentos para defenderlo. Y entonces, lo que más vemos son las narrativas de estos grupos en donde lo hacen ver injusto porque ‘testosterona’. Por eso es importante que las redacciones en México se abran a contar estos y otros temas y ni siquiera es que se pongan de un lado y de otro, si buscas esa neutralidad se puede lograr balanceando las fuentes, que es otro de los puntos de la Guía, siempre tener opinión de la comunidad a la que estás impactando”. 

 “Urge cambiar las redacciones”

Para Somos Versus es “fundamental la formación y profesionalización” de las y los periodistas deportivos y que se abran espacios en las redacciones a periodistas y personas LGBT+. 

“Se necesita desde ya que en los programas de estudios de periodismo se incluya la perspectiva de género, que salgan con esta necesidad mucho más trabajada; y para quienes ya son periodistas en activo lo mismo, que estén dispuestas y dispuestos a aprender, a formarse, a deconstruirse y que lo apliquen. Se necesitaría mucho trabajo, talleres y quizá no tenga efectos tan rápido pero ahora mismo no veo una solución más fácil”, señala Andrea Martínez. 

En México el camino de la capacitación o profesionalización de las y los periodistas puede experimentar diferentes brechas que apuntan no sólo a lo inaccesible que se vuelve fuera de las ciudades centralizadas sino a que los directores y editores de medios no buscan acercar otros conocimientos a sus trabajadoras y trabajadores para mejorar el ejercicio periodístico.  

“Hay muy pocas oportunidades y muy pocos espacios para capacitarte en cosas que no sean redacción, ortografía y construcción de una nota. Y no van a surgir de la nada, hace falta que existan estas capacitaciones que ayuden a escapar de la hegemonía. No hay un medio deportivo en donde no haya escuchado una broma misógina, homofóbica y son cosas de todos los días y que son celebradas”, agrega Ana Manjarrez. 

***

Como parte de la apuesta por mejorar las narrativas Versus junto a Casa Tomada impartirán el taller “Periodismo deportivo con perspectiva de género” vía online durante todos los miércoles de marzo. Las inscripciones están abiertas

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso

#Mexico| Diez años de lucha hasta lograr el matrimonio igualitario en Puebla

El pasado 3 de noviembre el Congreso de Puebla aprobó, con 31 votos a favor, reformas al Código Civil que garantizan el matrimonio igualitario. Puebla, un estado conservador del centro de México, se convirtió en el estado 20 en reconocer este derecho.https://twitter.com/PresentesLGBT/status/1323763208184889346

La reforma sustancial se dio en el artículo 294. Anteriormente decía: “El matrimonio es un contrato civil, por el cual un sólo hombre y una sola mujer”. Tras la aprobación se entiende por matrimonio a “la unión entre dos personas”. 

El derecho al matrimonio igualitario en Puebla se logró tras diez años de lucha. Desde entonces, activistas y organizaciones civiles que defienden los derechos humanos de la población LGBT en Puebla trabajaron acciones comunitarias y políticas para que este derecho se garantizara.

El estado mexicano de Sonora aprobó el cambio registral para personas trans

Sonora se convirtió en el décimo estado de México en garantizar la identidad de género de las personas trans mayores de edad.

Leer más

Durante esta batalla llegamos a escuchar decir a políticos que si muchas ganas teníamos de casarnos que nos fuéramos a la Ciudad de México. Y eso da coraje. Por qué tenemos que irnos a otro lugar, por qué tenemos que desplazarnos si aquí crecimos, hemos hecho nuestra vida, aquí vivimos. Por qué debemos ir a otro lugar a que nos reconozcan nuestros derechos”, comentó para Presentes, Gabriela Cortés, teatrera, defensora de los derechos humanos y coordinadora de El Taller, asociación poblana dedicada al trabajo comunitario y artístico con enfoque lesbofeminista.

Una lucha de diez años

El 17 de mayo de 2010 el Comité Orgullo Puebla organizó un encuentro para efectuar uniones simbólicas entre parejas del mismo sexo. Ese día alrededor de 23 parejas participaron en el evento. “Fue tan poderoso que hubo parejas que realmente entregaban un anillo de a de veras y fue tan bonito. Pero al otro día nos topamos con la serie de discriminación, de odio que nos enfrentamos en el día a día en un estado con tanta mochés (conservadurismo) y carga religiosa como lo es Puebla”, así recuerda Gabriela Cortés el año en que comenzó la lucha por el derecho al matrimonio igualitario en Puebla.

Esa experiencia impulsó a activistas y organizaciones a generar acciones por la visibilidad de la diversidad sexual y a defender sus derechos en un estado que negó, al menos en tres ocasiones, las uniones entre personas del mismo sexo. 

Desde 2014 el Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos y El Taller ya había ingresado un amparo colectivo para que 30 personas, lesbianas y gays pudieran unirse con sus parejas.

En 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) publicó la jurisprudencia 43/2015 que señala como inconstitucional las normas civiles de los estados del país que definen el matrimonio como la unión entre “un hombre y una mujer”. 

Desaparecides LGBT+ en México: hace dos meses buscan a Tere Cox y Nora Pacheco

Teresa Cox (25) y Nora Pachecho (23), dos mujeres lesbianas de Tijuana, Baja California están desaparecidas desde la madrugada del 25 de agosto.

Leer más

Para 2017, luego de una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la SCJN resolvió como inconstitucional y violatorio de derechos humanos los artículos 294 y 297 del Código Civil de Puebla en donde se declara inválida la figura de la unión civil entre “un solo hombre y una sola mujer”. Gracias a esa resolución parejas del mismo sexo pudieron unirse bajo amparos. 

“Mi pareja y yo logramos interponer uno de esos amparos sin pagarlo y lo aprobaron. Pero nos incomodó ¿sabes?. Por qué solo unas parejas tenemos ese derecho ¿no?. Fuimos afortunadas pero igual sentimos que los amparos nunca van a ser el camino porque dejan fuera a muchas más parejas y no se vale (no es justo)”, señaló Gabriela.

Fundamentalismo y gobernantes homofóbicos

En diciembre de 2019 el gobernador actual de Puebla, Miguel Barbosa, presentó una iniciativa de reforma al Código Civil que mantuvo el matrimonio como la unión “entre un hombre y una mujer” y quitó la disposición de que el matrimonio tiene como fin “perpetuar la especie”. 

Esa acción dejó con una suerte de candado la sentencia de inconstitucionalidad de la SCJN que benefició, al menos durante tres años, a que parejas del mismo sexo se unieran mediante amparos.

La resistencia que opuso el propio gobernador del estado provocó que la CNDH presentara nuevamente que la reforma que define al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer es inconstitucional y violatoria de los derechos humanos. 

Durante la sesión del Congreso que garantizó el derecho al matrimonio igualitario, el diputado sin partido, Héctor Alonso Granados exigió “háganles una ley especial como hay en otros estados, pero no vengan a destruir el código de familia (…) que nos ha llevado siglos construir (…) Yo por eso razono mi voto en contra. Somos más los heterosexuales que los homosexuales, por lo tanto no podemos ser rehenes de las minorías y no me importa lo que digan. No soy misógino ni homofóbico, se los garantizo”.

Voces de artistas lenchas, morras y cuir de México

Como decimos siempre, la revolución será trans, cuir, lesbiana, intersexual, feministas, antirracista, interseccional, sexual, visual, musical y amorosa o no será.

Leer más

Este tipo de resistencias no son únicas de parte de la clase política. En Puebla la iglesia católica ha fungido un papel importante para que los derechos de las poblaciones LGBT+ y de las mujeres no se garanticen y se nieguen en repetidas ocasiones.

“La iglesia católica tiene mucho peso, y aunque la ley dice que es un estado laico, la realidad es otra. Reconocemos que hay grupos muy conservadores en Puebla y el Arzobispo tiene mucho peso sobre los feligreses y los gobernantes y lo que dice es casi que un mandato. Es muy duro, da miedo y es paralizante escuchar cuando dicen que las lesbianas y gays terminarán con la familia”, señaló Gabriela Cortés.

“Y sí hay muchas lesbianas y muchos gays y muchas personas trans que queremos terminar con esa familia tradicional, esa familia que rige de una manera, que odia a lo que es diferente. Sí queremos terminar con esa familia que no reconoce a las otras familias, a la diversidad de familias que existen”, agregó. 

“La ley en el papel es una cosa y la realidad otra”

Gabriela asegura que la aprobación de la ley de matrimonio igualitario no garantiza un cambio real en la discriminación y violencias que viven las personas LGBT+ de Puebla. 

“Cuando se aprobó la ley sentí de todo. Entre querer llorar de emoción pero también de miedo, de pinche coraje…o sea, por qué apenas, ¿no?. Pero es importante para que a la sociedad en general se le vaya metiendo (la idea) que esto es normal. Pero también lo cierto es que pese a que está en un papel, esta ley no es para todas, para todes, porque sigue habiendo discriminación, siguen habiendo feminicidios, violencia, simplemente no puedes gritarlo a todos los vientos “me voy a casar”. Da miedo”, sostiene Gabriela. 

Sin cifras de violencias

En México no hay hay cifras oficiales que ayuden a dimensionar las violencias y la discriminación contra las personas LGBT. Y aunque en Puebla está tipificado el homicidio con la agravante de odio por “preferencia sexual”, las fiscalías no cuentan con un protocolo especializado que garantice el acceso a la justicia.

De 1996 a 2019, 65 personas LGBT+ de Puebla fueron asesinadas, de acuerdo a un recuento hemerográfico realizado por la organización No Dejarse es Incluise AC Vida Plena.

Frente a “una realidad que cuesta cambiar” Gabriela apuesta, junto a sus compañeras de El Taller, por incidir con teatro, batucada y trabajo comunitario con perspectiva lesbofeminista “para luchar en la eliminación de la competencia que ciertos grupos quieren imponer entre mujeres y mujeres trans; la misoginia; los crímenes de odio; los feminicidios; las violencias machistas; las violaciones correctivas, los transfeminicidios”.

“De repente hay diputadas, diputados que se dicen ser sensibles. Pero al final todo es por la lucha de las organizaciones que no hemos dejado de picar piedra, de exigir, señalar y de decir: aquí estamos, les estamos vigilando”, señaló Gabriela Cortés.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso

#Mexico| A Paola la mataron hace 4 años: su amiga Kenya Cuevas se hizo activista para buscar justicia

Este 30 de septiembre se cumplieron cuatro años del asesinato de Paola Buenrostro, una mujer trans de 25 años que ejercía el trabajo sexual. A Paola la mataron en un auto en Puente de Alvarado esquina con Aldama en la Ciudad de México. El asesinato de Paola logró una atención mediática nunca antes vista en México gracias al activismo de su amiga Kenya Cuevas. Hoy Kenya no camina sola por el reclamo de justicia. Junto a su abogada, activistas, y mujeres trans trabajadoras sexuales, realizaron un homenaje en el lugar donde fue asesinada.

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF) emitió el miércoles una recomendación histórica para que la Procuraduría General de Justicia investigue con perspectiva de género el transfemicidio de Paola Buenrostro.

Kenya recuerda “helada y rara” aquella madrugada, también que su amiga Paola estaba triste. Junto a otras dos compañeras de trabajo, bebieron anís para apaciguar el frío. “Esa noche nos jugamos la ruleta de la muerte entre cuatro personas, entre ellas le tocó a Paola”, contó a Presentes. 

Minutos más tarde la voz de Paola pronunció un grito de auxilio. ¡Kenya, Kenya!. Kenya corrió, escuchó detonaciones y vio a Paola agonizando. Estaba en el asiento de copiloto de un auto gris, a un lado de ella, un ex-militar.

Kenya se convirtió esa noche en la testigo principal del asesinato de Paola Buenrostro. 

“Ella dio su vida para dar un giro en la historia de las mujeres trans asesinadas en México y hacer un cambio de paradigma. Desde aquel momento no paré de luchar contra las autoridades que nos negaron nuestro derecho a la identidad y a acceder a la justicia cuando detuvieron y liberaron (dos días después) al homicida de Paola por falta de pruebas”.

“Era una mujer explosiva pero también muy noble”

Paola nació en Chiapas y desde niña fue rechazada por su familia.“Ella creció resentida con su mamá. Eso la hacía una mujer explosiva. Tenía un carácter fuerte pero dentro de todo también era muy noble. Ella te podía ver y si no tenías qué comer, y tenía 20 pesos en la bolsa, te los daba”, contó Kenya.

Paola, como muchas mujeres trans, no eligen vivir en circunstancias de exclusión familiar. El rechazo que experimentó le impidió acceder a la educación y en consecuencia al mercado laboral. Paola migró a la capital de México a sus 17 años y para ganarse la vida ejerció el trabajo sexual todos los días de nueve de la noche a seis de la mañana. 

“Los fines de semana después de trabajar, a veces, nos íbamos a Garibaldi, al 33. Paola y yo le llamamos el treintaycórrele porque casi siempre al entrar al bar nos salía un cliente. Nos echábamos la copita, bailábamos Mónica Naranjo, Jeny Rivera, todas esas” recordó Kenya.

En 2016, año en que asesinaron a Paola, hubo 80 transfeminicidios. Representa el año más violento para las mujeres trans en México, según el registro, de 2007 a la fecha, que lleva el Centro de Apoyo a las Identidades Trans. Ese mismo año el Frente Nacional por la Familia, un grupo conservador y anti derechos apoyado por la iglesia católica, realizó dos marchas nacionales y tuvo espacios en medios de comunicación para difundir sus discursos.

Justicia y reparación para Paola y Kenya

El hombre que detonó el arma contra el cuerpo de Paola fue puesto en libertad a falta de pruebas dos días después, el 2 de octubre. Como protesta, Kenya, en compañía de trabajadoras sexuales de Puente de Alvarado, realizaron un bloqueo de cuerpo presente con Paola dentro de un féretro en Avenida Insurgentes, una de las vialidades más importantes de la Ciudad de México.

“Desde ese momento no dejé en paz a la Fiscalía. Jamás pensaron que dos años después una mujer trans, trabajadora sexual, iba a ponerlos contra la pared y los haría revivir y reconocer que lo hicieron todo mal, que faltaron al debido proceso y que violaron los derechos de Paola y los míos”. 

En 2019, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF) emitió, por primera vez en la historia, una recomendación para que la Procuraduría General de Justicia trate con perspectiva de género el transfemicidio de Paola Buenrostro, haya reparación a Kenya Cuevas y se establezca un como modelo futuro de investigación para crímenes de odio contra la población LGBT+.

En el camino de lucha Kenya ha recibido amenazas de muerte. Por esa razón, solicitó a las autoridades medidas de protección para su seguridad. En un primer momento la Fiscalía se la concedió, sin embargo, Equis Justicia, organización que acompaña jurídicamente el caso, ha interpuesto dos amparos por los intentos de retirarle la protección a Kenya.

“La Policía de Investigación que depende de la Fiscalía le ha negado la protección en dos ocasiones argumentando que Kenya ya no se encuentra en riesgo”, explica en entrevista para Presentes, Viridiana Valgañón, abogada de Equis Justicia.

“La Fiscalía no reconoce el derecho a la identidad”

“Esperamos que la Fiscalía cumpla con la recomendación, porque por un lado reconoce la violencia estructural contra las mujeres trans, reconoce que cuando son víctimas de algún delito las Fiscalías las criminalizan por ejercer el trabajo sexual y no les reconocen el derecho a la identidad. Queremos que se las reconozca como testigos o como víctimas dentro de las carpetas de investigación. Y queremos que hagan cosas efectivas, no cosas que ensanchen el expediente, queremos que logren aprehenderlo, enjuiciarlo y procesarlo”, sostiene Valgañón.

A cuatro años del asesinato de Paola, la Fiscalía de la Ciudad de México ha ha emitido dos oficios para buscar al ex militar, ambos en 2017, pero no hay una línea de investigación. 

Para Kenya y las mujeres trans es importante que el Estado se disculpe públicamente y reconozca, en Puente de Alvarado, que las mujeres trans son sujetas de derecho. Que las Fiscalías de todo el país emitan el protocolo y lo apliquen. Así también que capaciten al personal ministerial como al policial con el objetivo de dejar de ver casos de discriminación contra las compañeras y que no haya más impunidad”, advierte Viridiana Valgañon.

Transformar el dolor en vida

A partir del asesinato de su amiga, Kenya empezó a ofrecer refugio a sus compañeras. Por mucho tiempo su propia casa se convirtió en un hogar para muchas mujeres trans que vivían adicciones, que no tenían acceso a un tratamiento de VIH, que no tenían techo. 

El sueño que Kenya tuvo “entre ceja y ceja” durante esos años se materializó en 2018 con la fundación de la Casa de las Muñecas Tiresias, organización que acompaña a trabajadoras sexuales, personas usuarias de drogas y personas que viven con VIH. Además, en diciembre de 2019 tomó forma el primer refugio para mujeres trans de México, que lleva por nombre Casa Hogar Paola Buenrostro, ubicado en la Alcaldía Gustavo A. Madero.

Acaba de inaugurar el Hogar Casilda Buenrostro, el primer albergue para mujeres trans de la Ciudad de México y de todo el país.

Vidas cambiadas

Esta noche, cuatro años después del asesinato de Paola Buenrostro, Rebeca Martínez se siente contenta. Ella trabajó en la zona de Puente de Alvarado ejerciendo el trabajo sexual, comenzó a los 18 años y consumió drogas durante 10 años. Esa situación la llevó a “un punto grave de vulnerabilidad”, explica para Presentes.

Durante la pandemia y los cierres de hoteles, Rebeca no tuvo opciones y comenzó a vivir en las calles. Kenya la conoció ahí y la invitó a la Casa Hogar. Rebeca tenía miedo, pensó que era un anexo “donde muchas veces te tratan mal, te violentan feo”. Kenya le insistió.

En la Ciudad de México hay solamente cuatro refugios para personas LGBT+. Casa Refugio Frida, Casa La Banda, Casa de Día Vida Alegre y Hogar Casilda Buenrostro.

Rebeca lleva cuatro meses dentro de la Casa Hogar. “Voy a terminar mi secundaria y tomó clases de belleza. Tenemos psicología y grupo de alcohólicos anónimos, es lo que me está ayudando. Estoy sacando mis miedos, me siento segura de mí misma”, dice emocionada

Y esta noche no me siento sola, sé que no estamos solas. Tenemos derechos y podemos defendernos. Pronto no darán un curso para entender por qué no pueden llevarme a la cárcel solo por usar ropa de mujer, que no me pueden negar el servicio en lugares. Ahora sé que podemos defendernos y que las leyes también están con nosotras. Me siento bien contenta con todo esto”, agrega.

A cuatro años del asesinato de Paola Buenrostro, Kenya ha transformado el dolor en sueños tangibles y vidas vivibles. 

Esta noche decide rendir homenaje a su amiga. La acompaña su abogada, amigas que hizo en el camino y mujeres trans trabajadoras sexuales que vivieron junto a ella la noche del 30 de septiembre de 2016. 

Hoy para no olvidar preparan un performance. Recrearon esa noche, desde que bebieron anís, cuando Paola subió al auto gris y gritó a Kenya por auxilio.

“Todo este camino ha sido titánico pero creo que por algo esa noche Paola me gritó. Y esta noche, a cuatro años, la recuerdo con su sonrisa, con sus ganas de vivir”, dijo Kenya Cuevas a Presentes. 

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Mexico| Activista gay y que vive con VIH busca candidatura para ser diputado local en Congreso de Morelos

Activista gay y que vive con VIH busca candidatura para ser diputado local en Congreso de Morelos

Carlos Casillas Batalla, tiene 27 años, es una activista abiertamente gay por los derechos humanos, vive con VIH y recientemente se registró como precandidato a diputado local por el Distrito i de Cuernavaca por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Carlos asegura que de ganar las elecciones, impulsará leyes para proteger la vida y la dignidad de la población LGBTI, de las personas con VIH o sida, así como de otros grupos en situación de vulnerabilidad.

El aspirante colabora en la Red de Jóvenes Positivos Capítulo Morelos y el año pasado ganó el Premio Estatal de la Juventud en la categoría de Participación Ciudadana, en conjunto con la Red Mundial de Jóvenes Políticos. En 2019, fue nominado al Premio Estatal de Derechos Humanos que otorga la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos.

«Al hablar que soy una persona abiertamente LGBTI quiero demostrar que somos iguales a las demás personas y podemos desempeñarnos en los mismos puestos, porque no somos diferentes: somos humanos, personas que trabajan día a día de una forma normal. Al igual que tener VIH, que no te limita a tener un trabajo, y se trata de mitigar esa discriminación que existe hacia las personas con VIH y LGBT”, declaró Carlos en una entrevista para el periódico El Sol de Cuautla.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso