#Guatemala| Matan a lesbianas y dejan mensajes de odio en sus cuerpos

Un nuevo crimen de odio azota a la comunidad LGBT+. Dos mujeres lesbianas fueron encontradas muertas con mensajes lesbofóbicos.

El odio y la homofobia se hicieron presentes nuevamente. El martes 23 de abril fueron asesinadas dos mujeres lesbianas. Los hechos ocurrieron en el municipio de Jalapa en Guatemala. Las autoridades locales reportaron que sobre los cadáveres de las víctimas se encontró un mensaje lesbofóbico, lo que supondría que se trata de un crimen de odio.

Según reportó el director de Auxiliaturas de la Procuraduría de Derechos Humanos, Miguel Colopencima de los cuerpos sin vida de las mujeres había un mensaje de odio. La nota decía: «Por panochas» —forma despectiva de dirigirse a las lesbianas en Guatemala—.

De acuerdo con detalles de la Red Nacional Lambda, asociación que defiende los derechos de la comunidad LGBT+ en Guatemala, en los cuerpos de las víctimas identificadas como Kelly Mariza y Betzí Esmeralda se encontraron signos de que el asesinato se hizo con «extrema violencia».

La ONU condenó el crimen

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Guatemala condenó el asesinato. Además de reprobar el hecho, la oficina exigió que se garantice la seguridad de las personas LGBT+, así como una vida libre de violencia. Esto contrasta, pues en su reciente visita a México, la Alta Comisionada, Michelle Bachelet, no mencionó en su discurso los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+.

¡Exigimos a las autoridades que se garantice nuestra seguridad! No pueden seguir ocurriendo este tipo de situaciones tan lamentables. Descansen en paz.

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

Anuncios

#Guatemala|busca combatir la homofobia con esta película con temática gay (Ve el tráiler aquí)

La película guatemalteca ‘José’ busca ser la “semilla” contra la homofobia en Centroamérica

“José” (2018) es una cinta guatemalteca que relata la historia de amor entre dos jóvenes, muestra la realidad que viven los homosexuales en América Central para evitar que sean discriminados, destacaron cineastas durante el Festival Internacional de Cine de Panamá.

“Para la comunidad de la diversidad sexual la película es una semilla”, dijo el actor guatemalteco, Enrique Salanic, uno de los protagonistas del largometraje, que fue proyectado por primera vez en Centroamérica durante la muestra panameña. Como cualquier semilla hay que plantarla, hay que cuidarla, echarla agua. Es una lucha constante, pero sí se puede”, añadió.

El largometraje, del director chino Li Cheng, cuenta la historia de José (interpretado por Salanic), un joven repartidor de comida que vive con su madre en Guatemala, un país conservador donde la religión cristiana está muy enraizada en la sociedad y en el poder político.

Por miedo al rechazo familiar y social, José esconde a su madre su amor por Luis y sus furtivos encuentros sexuales con otros chicos, en un guión donde también hay escenas relacionadas con ritos católicos y evangélicos.

La película es para que “futuras generaciones” de homosexuales “no tengan miedo a esta vulnerabilidad de caminar y sentirse juzgados o de estar pensando constantemente en su seguridad” por agresiones motivadas por el odio, indicó Salanic, de 25 años.

Li, director de la obra, manifestó que la idea surgió después de un viaje realizado por una veintena de ciudades latinoamericanas, todas ellas “llenas” de historias entre homosexuales, dijo.

“En pocos años el mundo ha ido hacia atrás, ha retrocedido”, dijo Li, quien mencionó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y al de Brasil, Jair Bolsonaro, como ejemplos de ese supuesto retroceso.

El cineasta chino también indicó que Centroamérica, especialmente Guatemala, Honduras y El Salvador, es la región “más conservadora” del continente, donde algunas madres “golpean” a sus hijos y les dicen que “nunca encontrarán el amor verdadero” por ser homosexuales.

Durante el festival de Panamá, que se realiza hasta el miércoles, también se proyecta la producción franco guatemalteca, Temblores (2018), donde el protagonista, un devoto cristiano casado, se enamora de otro hombre.

A Dios “no le importa que seamos gays, heterosexuales, católicos, incas, mayas…”, dijo Salanic.

Fuente: El ClosetLGBT, Diario El Diverso.

#Guatemala| Joven gay es asesinado a pedradas y su cuerpo marcado con la palabra “maricón”

José Roberto Díaz acababa de cumplir 18 años el pasado enero, era un joven abiertamente gay que gustaba de travestirse y se dedicaba al estilismo y el maquillaje para mantenerse a sí mismo y a su madre. La última vez que se le vio con vida fue el domingo 25 de marzo, un día después fue encontrado sin vida y abandonado en un baldío.

El joven era activista de una organización a favor de los derechos de las personas LGBT llamada Trabajando Unidos por Huehuetenango, la cual en días anteriores habían recibido mensajes de odio y amenazas de agresiones.

El cuerpo de José Roberto Díaz fue encontrado por sus vecinos, quienes reportaron a las autoridades, mismas que informaron que, tras las primeras investigaciones, se podía determinar que el adolescente había sido asesinado por lapidación.

Además de tener marcas de tortura, su cuerpo fue marcado con una navaja a la altura del vientre con las palabras “morro, hueco y maricón”. También su rostro fue marcado con un objeto punzocortante, en él inscribieron el número 18, nombre de una pandilla que opera en Centroamérica.

“Estaba todo golpeado, tenía esas cosas escritas en su cuerpo. Sí fue un ataque brutal con mucha saña y no vamos a descartar un crimen de odio”, dijo Gabriela Morale, integrante de Gente Positiva, una organización a favor d ellos derechos de las personas que viven con VIH y que trabaja con la población LGBT.

Además, agregó: “Él era nuestro voluntario en Trabajando Unidos, de Huehuetenango, participó de los últimos dos desfiles por la diversidad que se realizan en junio en la capital. Esto es un golpe bajo, pero, aunque con esto pretendan desarticularnos, nos estamos uniendo el doble, porque si van a tocar a una persona LGBTIQ nos van a tocar a los más de 36 mil registrados, solo en la capital”.

La familia de José señaló que desde que ganó un concurso de belleza comenzó a recibir amenazas en su contra; además, la organización en la que colaboraba informó de la gran cantidad de mensajes de odio que recibían descalificando su activismo.

Trabajando Unidos por Huehuetenango emitió un comunicado en el que exigió a las autoridades dar con los responsables del asesinato del joven y garantizar la seguridad de las personas LGBT. De acuerdo con la organización Red Nacional de la Diversidad, en lo que va del año se han cometido cinco asesinatos en contra de personas de la población LGBT.

“Él no era cualquiera, era una reina y como reina que es, quiero hacerle justicia”, señaló su madre, Sonia Díaz.

Fuente:  Nómada, Agencia Presentes, Diario el Diverso

#Guatemala|Matan a pedradas a joven homosexual de 18 años

José Roberto Díaz de 18 años fue asesinado brutalmente por sus agresores, quienes lo torturaron y marcaron su cuerpo, todo por ser homosexual.

Este hecho, calificado como un crimen de odio, ocurrió en Huehuetenango Guatemala el 25 de marzo, donde los asesinos marcaron el cuerpo de la víctima con las palabras “morro, hueco y maricón”.

Vecinos de José Roberto hallaron su cuerpo abandonado en un baldío; él era maquillista, además de activista en Trabajando Unidos por Huehuetenango, organización en pro de los derechos LGBTI que días antes recibió amenazas y mensajes de odio.

Cabe destacar, los autores de este crimen marcaron el rostro de la víctima con un “18”, el cual se le ha atribuido a una pandilla que opera en Centroamérica.

Ante este hecho, Gabriela Morale, integrante de Gente Positiva, lamentó el ataque brutal contra el activista.

Se ha presumido que José Roberto se travestia, además de trabajar en una estética, no obstante, tras ganar un concurso de belleza sufrió más homofobia que antes.

“Él no era cualquiera, era una reina y como reina que es, quiero hacerle justicia”, dijo la madre de la víctima.

La madre, quien recibe apoyo de Trabajando Unidos por Huehuetenango, exigió a las autoridades dar con los responsables del homicidio de su hijo, así como garantizar la seguridad de las personas LGBTI.

Fuente: Radio Formula, Diario El Diverso

#Guatemala| en la mira por impunidad en crímenes de odio

El asesinato de un joven gay de 18 años muestra la terrible situación homofóbica que se vive en varias partes de Guatemala.

Cada día está latente la inseguridad que muchas personas LGBT+ viven al salir a la calle. Actos de discriminación o de odio se han vuelto muy común en años recientes. Desafortunadamente, el asesinato de un joven gay de 18 años expone la preocupante situación que se vive en Guatemala. José Roberto Díaz fue encontrado sin vida el pasado 25 de marzo de 2019. Su cuerpo tenía marcas de golpes e insultos homofóbicos grabados.

La madre de José y toda la comunidad LGBT+ de Guatemala han levantado la voz para exigir justicia y pronunciarse contra los crímenes de odio. El trágico hecho se da en un país donde ser homosexual no es ilegal, pero las leyes no garantizan la protección de nuestra comunidad.

Un terrible acto de homofobia

José Roberto había salido del clóset con sus seres queridos desde los 15 años. Su madre, Sonia Díaz, asegura que la noticia fue dura. En su afán de «curarlo» buscó ayuda psicológica, pero finalmente decidió apoyarlo en sus decisiones como persona gay.

Al joven maquillista le interesaba el travestismo. Había participado en diversos concursos: Miss Teen Huehuetenango, Reina de Reinas Nacional Quetzaltenango y Miss Teen World Quetzaltenango. En todas sus apariciones se hacía llamar «Alessandra Villamizar». Todo el maquillaje y vestuario lo costeaba con ayuda de su madre.

Desafortunadamente, la vida de la familia cambiaría la noche del domingo 24 de marzo. Su última conexión en WhatsApp fue a las 19:37. José nunca llegó a su casa. El cuerpo del joven fue descubierto al día siguiente en un terreno baldío de la localidad de Huehuetenango. Mostraba evidencias de tortura: estaba completamente golpeado y tenía insultados que fueron grabados con un objeto punzocortante.Presuntamente José habría muerto por lapidación, según el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil.

Una sola voz para exigir justicia

La madre de José Roberto y activistas LGBT+ se han unido para exigir justicia a las autoridades por el terrible crimen. Gabriela Morales, representante de Gente Positiva, una asociación que trabaja con personas que viven con VIH y en defensa de la comunidad LGBT+, aseguró que el acto fue realizado con «mucha saña»:

Estaba todo golpeado, tenía esas cosas escritas en su cuerpo. Sí fue un ataque brutal con mucha saña y no vamos a descartar un crimen de odio.

Compañeros del colectivo Trabajando Unidos por Huehuetenango también se han unido para exigir justicia y pedir que los responsables reciban el castigo correspondiente. El asesinato ocurrió en uno de los países menos tolerantes con la comunidad LGBT+ en América. Expresar abiertamente la homosexualidad en Guatemala es sinónimo de miedo. Así lo aseguró un compañero de José —que prefirió estar el anonimato— en entrevista para el periódico Presentes:

Sabemos [que] existen personas que condenan la homosexualidad. Hay una sociedad moralista y religiosa que nos están vigilando. Nos van marcando, viendo quiénes somos las cabezas del colectivo para mandar ese mensaje simbólico, como lo hicieron con las marcas que le infringieron a Josecito.

Guatemala da la espalada a los LGBT+

Según el Ministerio Público de Guatemala, entre 2016 y 2018, la mayoría de los delitos que la comunidad LGBT+ denuncia son por actos de discriminación, amenazas, agresiones físicas y violencia sexualDesafortunadamente, estas denuncias quedan impunes porque no existe la tipificación de crímenes de odio

En abril de 2017 la diputada Sandra Morán presentó una iniciativa de ley para reformar el Código Penal para añadir los delitos de discriminación y los crímenes de odio. Sin embargo, la ley fue rechazada en el Congreso. Ante esto, la diputada volverá a presentar la iniciativa con la esperanza que sea aprobada antes del 2020.

A través de su cuenta de Twitter, Sandrá Morán lamentó la muerte de José Roberto e instó en la necesidad de tipifiar los crímenes de odio:

Lamento este tipo de noticias así como cualquier hecho de violencia en contra de cualquier persona. La violencia por odio homofóbico está invisibilizada por la sociedad y las autoridades. Insisto en la necesidad de tipificar estos delitos. Lo lamento mucho y mi solidaridad con la familia y las comunidades.

Es imperativa la creación de leyes que protejan los derechos LGBT+, así como promover la equidad y el respeto.

Fuente:  Nómada, Prensa Comunitaria, Presentes, Soy Homosensual, Diario el Diverso