#Colombia|Sacerdote colombiano embarazó a niña y dice que eran novios formales

Un terrible caso de abuso sexual a menores fue denunciado por una mujer de 30 años, que asegura que un sacerdote la violó y la embarazó a la edad de 10 años. Sacerdote colombiano embarazó a niña y dice que eran novios formales.

La denuncia se hizo en Caracol Radio por Paola, la mujer de 30 años, que asegura que desde los 10 años de edad fue violada por el sacerdote de su comunidad en Kennedy, en Bogotá.

El sacerdote contactó al periodista Juan Pablo Barrientos y le contó lo que él llama “su verdad”, en donde asegura que no forzó a nada a la menor de edad, que estaban enamorados y sostenían una relación oficial.

Sacerdote colombiano embarazó a niña y dice que eran novios formales

El cura, identificado como Nelson William Montes Lizarazo, de 50 años, habló y este fue su dramático testimonio, en donde admite haber abusado de Paola.

“Yo tuve una relación con Paola, consentida, a  pesar de la edad, consentida por ella, sus padres y sus hermanos. A raíz de esa relación de amor nació mi hijo. Uno cuando se enamora no tiene un calendario en el que piensa en la edad de la persona o de uno. Si uno se pone a mirar, hay estadísticas de varias relaciones consentidas entre un mayor y una menor de edad. Si la menor tiene el permiso de la mamá y el papá, las niñas se casaban. La familia de ella me buscaba y ella me buscaba”, asegura Nelson William Montes Lizarazo.

El sacerdote dice que se enamoró y que esperó para formalizar su relación. “La relación de amor nace cuando ella tenía 15 años. La fiesta de 15 años la organicé yo”.

El cura dice que no la tocó antes de los 14 años y que calculó para no meterse en problemas, pero la mujer denuncia que fue abusada desde los 10 años.

Fuente: Metro Ecuador, Diario El Diverso

#Colombia| “Creía que un día amanecería y tendría pene”

Quien no conozca a Valentino Ramos Domínguez y al cruzarse con él en la calle sienta una atracción súbita por su cuerpo tonificado o sus ojos color avellana, quizá jamás piense, ni siquiera por un segundo, que hace 30 años ese muchacho de 1.67 metros ganó un concurso de disfraces vistiendo un traje blanco de pastorcita, con colas largas en el cabello y mejillas ruborizadas, distantes de su actual apariencia.

Quien no conozca a Valentino nunca imaginará que sus padres lo llamaban María Isabel, la dueña del cuerpo en el que este abogado de 34 años pagó arriendo hasta el instante mismo en el que decidió mostrarse tal cual como se sentía, como siempre se sintió y como le contó a COLOR CARIBE.

Valentino, criado en su natal Puerto Colombia (Atlántico), se levantaba por las mañanas, veía su cuerpo, lo contemplaba y le decía a su mamá que era un varón, que anhelaba ser varón. “Creía que el pene me iba a crecer en cualquier momento, que un día amanecería y tendría mi pene”.

Ramos, de sexo femenino asignado al nacer, asegura que su identidad de género siempre se enrutó al masculino, lo que claramente le trajo consecuencias no deseadas.

“Al año siguiente de expresar que soñaba con ser un varón, como a los 6 años, comenzaron las terapias con los sicólogos”, recordó Valentino, quien pasó por las manos de cuatro profesionales a lo largo de su niñez y adolescencia. “La primera sicóloga creo que comprendía mi caso, por lo menos con los juguetes me daba libertad, obviamente no cogía los chocoritos ni las muñecas”.

El entendimiento de esa primera sicóloga no cayó bien en los padres de Valentino, señores de provincia que no estaban preparados para afrontar la situación de quien para ellos era la segunda de tres mujeres. “Me cambiaron de sicólogo una y otra vez, hasta que a los 14 años decidí no ir a ninguna otra terapia”.

Valentino no tenía protección en su hogar, porque no sabían cómo protegerlo, y en su comunidad se fue convirtiendo en blanco de discriminación. “En el colegio me decían arepera o candor. En noveno, una niña me tenía harto y en uno de sus matoneos la ataqué, le aruñé la cara, su familia peleó con la mía y terminé expulsado del Cisneros de Puerto Colombia”.

El sistema falló. A Valentino lo llamaban arepera -que incluso para referirse a lesbianas está mal-, porque ni siquiera comprendían que su condición no pasaba por la homosexualidad, sino por identidad género, para colmo de males, la dirección del colegio lo expulsó, no defendió su integridad y por si fuera poco, sus padres le prohibieron contacto alguno con otros contemporáneos.

Ramos perdió por todos lados, lo que ocurre con frecuencia con las personas trans, pues su expresión de género tiende a ser más notoria con respecto a otras personas LGBT.

Valentino tuvo paz cuando cursó undécimo grado, cuando le mostró a la sociedad lo que querían ver, en ese instante en el que ‘encajó’ en sus cánones, cuando inició un noviazgo con un chico. “Él era gay y nos gustamos. De cierta forma, sin ser planeado, esta relación nos ayudó a llevar las cosas de una mejor manera en nuestros entornos familiares”.

Pero Valentino no consiguió novio para darle gusto a la sociedad, para nada, simplemente sintió atracción afectiva y física, lo que no implica condicionantes de sexo, identidad o género. Es más, mientras cursó la carrera de derecho en la Universidad del Atlántico, se enamoró por primera vez de una mujer.

Ramos se graduó en 2008 y en 2009 ya residía en Bogotá, donde halló la libertad de expresión que ansiaba y su crecimiento profesional. Aunque nunca sufrió discriminación, el tema de papeles y documentos siempre resultó un problema, pues es Valentino, pero sus credenciales dicen María Isabel, otro eterno tormento de las personas trans.

“Irme a Bogotá me ayudó incluso en el vínculo con mis padres, con los que llevo una relación estable. De hecho, me llaman hijo, algo que es muy lindo: no olvidaré cuando un día en la tienda en la que trabajábamos, mi madre me dijo ‘bueno, debo llamarte hijo y acostumbrarme’, la abracé y besé”, comentó Valentino, quien comenzó su transición en 2013.

Ramos, el mismo que tomó una cuchara caliente “para quemar las piedrecitas de las tetillas y evitar que crecieran senos grandes”, es un destacado abogado con especialización en derecho internacional aplicable a conflictos armados, además es auditor en salud y experto en implementación de políticas públicas LGBT, con incidencias en decretos de ley en favor de esta población.

“Dentro de mi activismo aparece la asesoría jurídica gratuita a hombres trans”, añadió Valentino, que a pesar de su gran formación debe afrontar las limitaciones laborales de un mercado que no asume el compromiso de generar empleos a personas trans.

Un claro ejemplo de persistencia, determinación y amor propio, ese es Valentino, quien luchó con toallas sanitarias extragrandes para que los rasgos biológicos no empañaran su identidad de género, que se aferró a su sentir de la manera que pudo según la circunstancia. “Una de las cosas por las que me gustaba disfrazarme de niño era que podía ser personajes masculinos como el Power Ranger Rojo”, evocó.

“Mi vida pasó varios momentos: primero por la conciencia del cuerpo que tengo y sus realidades, de lo que yo no quería de ese cuerpo; la represión de mis padres para amoldarme a la feminidad obligada; construir mi yo en la soledad de Bogotá, quitarme los miedos y estigmas; vino la aceptación de la violencia externa; apareció la etapa transformista, marcada con el corte de cabello; y finalmente el inicio de mi transición”, finalizó Valentino.

Fuente: Diario El Diverso, Color Caribe

#Colombia| Inicia el Ciclo Rosa de cine en Cali, Colombia

No te pierdas las proyecciones que habrá del 22 al 26 de agosto. Aquí te decimos qué películas tendrá este Ciclo Rosa de cine y en dónde podrás verlas.

Agosto de 2019 ha sido el mes en el que se ha llevado a cabo la edición número 18 del Ciclo Rosa del cine en Colombia. Del 1 al 11 de agosto esta muestra llegó a la Cinemateca de Bogotá. Del 6 al 11 estuvo también en el Centro Colombo Americanoy la Cinemateca Municipal de Medellín. Para finalizar con esta edición número 18, el Ciclo Rosa de cine llegará del 22 al 26 de agosto a la Cinemateca del Museo de la Tertulia, en Cali.

El Ciclo Rosa fue fundado por el Goethe Institut, el Centro Colombo Americano de Medellín, el Instituto Pensar de la Universidad Javeriana y la Cinemateca de Bogotá. Desde un inicio fue pensado como un espacio para visibilizar y discutir las diferentes problemáticas de la comunidad LGBT+.

Cartel oficial de la 18va edición del Ciclo Rosa en Medellín / Foto: Compas urbanos

En todas sus sedes, el ciclo se divide en dos partes. La primera es una muestra de cine LGBT+ nacional e internacionalComo segunda parte de este ciclo se realizan páneles para discutir problemáticas como la censura o la representación que los artistas y personajes LGBT+ han ocupado en los medios del entretenimiento. 

La muestra

El primer bloque de la muestra del Ciclo Rosa 2019 se compone de una selección de las mejores muestras de cine queer de la Berlinae 2019. Consta de seis películas, entre las que se incluye Lemebel, una producción que honra la vida del artista queer chileno Pedro Lemebel. Continuando con el cine internacional, dentro de la edición número 18 del Ciclo Rosa también se incluye la Retrospectiva Derek Jarman.

Derek Jarman es uno de los directores LGBT+ internacionales invitados a esta edición del Ciclo Rosa. / Foto: The Quietus

Esta retrospectiva incluye 13 filmes del famoso director británico, entre los que se incluye The TempestCaravaggio y WittgensteinLas cintas de la mayor parte de los filmes que se proyectan en esta retrospectiva son restauraciones especialmente enviadas desde Londres. Esto fue posible gracias a la cooperación del British Council, el cual cumple este 2019 los 80 años de estar en Colombia.

Además, esta edición del Ciclo Rosa de cine tiene como invitado especial a Popo Fan, un director queer chino. Él impuso una demanda en 2015 contra el Departamento de Censura del gobierno de China cuando eliminaron del internet su película Mama Rainbow, lanzada en 2012. A pesar de haber ganado la demanda, su película continuó sin poder transmitirse por plataformas en línea, además de que todas sus funciones en salas físicas fueron canceladas. Luego de eso, Popo Fan se exilió a Berlín en donde comenzó a hacer películas sobre su identidad demigrante queer en el país europeo.

Popo Fan es un director queer chino, invitado de esta edición del Ciclo Rosa / Foto: Världskulturmuseerna

¿Y qué más?

Como parte de la muestra de cine también se mostrarán cuatro cortometrajes por autores nacionales. Además, continuando con el homenaje a Pedro Lemebel, a esta muestra de cine la acompaña la exposición Tu voz dice, aquí estoy. La exposición está inspirada en el manifiesto Hablo por mi diferencia del artista queer chileno. 

Fragmentos de este manifiesto acompañan a las piezas del archivo fotográfico que retrata la vida de las mujeres trans en el país durante la década de los 80 y 90.Además de dicho archivo, en la muestra se incluyen algunos cortometrajes y fotografías de artistas LGBT+ colombianos.

Pedro Lemebel, artista queer chileno / Foto: Sonar FM

Si no tenías planes para este fin de semana, ahora ya sabes a dónde puedes ir para disfrutar del cine LGBT+ nacional e internacional. Ahí podrás disfrutar de arte hecho desde y para la comunidad, además de que podrás aprender sobre cómo se vive siendo LGBT+ en diferentes partes del mundo. 

¿Qué películas de arte LGBT+ son tus favoritas? ¿Ya habías oído hablar sobre los artistas invitados a esta edición del Ciclo Rosa de cine?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Colombia| Lesbianas católicas logran bautizar a su hijo

Una pareja de lesbianas católicas bautizaron a su hijo. Es la primera vez que la iglesia de Colombia realiza una ceremonia con este tipo de familias.

La iglesia católica de Colombia ha hecho historia: por primera vez bautizaron a un niño de 17 meses, hijo de una pareja de lesbianas. De acuerdo con un medio local, Manuela y Luisa crecieron en familias católicas, por lo que llevan una vida apegada a los preceptos de Dios. Hace dos años la pareja contrajo matrimonio y decidieron tener un hijo mediante inseminación artificial.

Según el catecismo de la iglesia católica, todos los menores deben ser bautizados para ser miembros de la iglesia, eliminar los rastros del ‘pecado original’ y recibir el resto de los sacramentos. Para sorpresa de la pareja, en ninguna iglesia les impidieron el derecho a bautizar al menor; el único inconveniente era que solo el nombre la madre gestante (Manuela) podía aparecer en la fe de bautismo.

«Siempre hemos tenido claro que somos dos mamás que creemos en Dios, pero en un Dios de amor, respeto y bondad y entendiendo eso buscamos bautizar al niño».

Una iglesia donde sí las aceptaron

Luego de mucho buscar, la pareja de lesbianas bautizó a su hijo en una iglesia católica de Colombia. / Foto: Noticias de Navarra

Después de recorrer más de diez iglesias en donde les dieron la misma respuesta, una amiga les aconsejó visitar una en la ciudad de Medellín. La pareja le explicó su situación al sacerdote, quien al ver que todos sus documentos civiles (acta de matrimonio civil) estaban en orden, aceptó bautizar al menor, de nombre Matías, sin excluir a ambas mujeres de la fe de bautismo.

Luego de realizarse la ceremonia religiosa, les fue entregado el documento. Sin embargo, la pareja una vez más se sorprendió: en esta ocasión no aparecían los nombres de los padres de Luisa, solo los de Manuela. La explicación de las autoridades religiosas fue que solo se mencionan a los parientes consanguíneos.

Un gran avance en la inclusión

Para la pareja de lesbianas, el bautizo de su hijo representa un gran avance en materia de inclusión. Especialmente si se toma en cuenta que la iglesia católica siempre ha mantenido una postura rígida en cuanto a los derechos de la comunidad LGBT+:

«Nuestro mensaje es que sí se está viviendo un cambio. No todas las noticias pueden ser de intolerancia […] a otras parejas del mismo sexo que sepan que pueden hacerlo, no solo tener un hijo sino bautizarlo si esa es su fe».

Por su parte, autoridades de la iglesia católica afirmaron a un medio local que el menor bautizado podrá acceder a todos los sacramentos establecidos por la fe católica: presentación, primera comunión, entre otros.

¿Qué opinas de este ejemplo de inclusión de la iglesia católica de Colombia?

Fuente: Soy Homosensual, El Diverso

#Colombia| Brigitte Baptiste es la nueva rectora de la Universidad Ean

La Universidad Ean estrena rectora. La experta en sostenibilidad Brigitte Baptiste será quien lleve las riendas de la Escuela de Administración de Negocios a partir del primero de septiembre de este año.

” […] Su principal objetivo como rectora será consolidar el propósito superior de la Ean: el emprendimiento sostenible. Este concepto enmarca un modelo educativo en constante evolución, capaz de mejorar la calidad de vida de los estudiantes y de generar abundancia para la sociedad y el planeta”, publicó la universidad en un comunicado de prensa.

La bióloga colombiana, quien trabajó por diez años en el Instituto Humboldt, liderará una institución con más de 50 años de historia y pionera en emprendimiento.

No obstante, Brigitte Baptiste estará en el cargo de directora general del Instituto Humboldt hasta agosto de 2019.

Fuente: conexioncapital.co , El Diverso