#Chile| Torturaron y asesinaron a un joven gay : denuncian “ola de crímenes de odio” en Chile

Miguel Arenas Rodríguez fue encontrado sin vida el 25 de octubre en la mañana en su casa, a pocas horas de que arrancara la histórica jornada por el plebiscito constitucional en Chile. Miguel era gay, tenía 36 años y según la información que manejan varias organizaciones lgbt, tenía signos de tortura.

Era peluquero y atendía clientes desde su casa, en la Villa San Andrés de Esmeralda, en Colina. Hasta el cierre de esta nota las autoridades no se habían pronunciado sobre el caso, pero desde el activismo sospechan que se trató de un crimen de odio. El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) presentó una denuncia ante la Fiscalía e informó que asesorarán a la familia de la víctima para presentar una querella.

“Estamos profundamente preocupados por este asesinato, que eventualmente podría ser un nuevo crimen de odio. Hemos solicitado a la Fiscalía que investigue las causas del crimen (…) y tuvimos una respuesta satisfactoria, pues los antecedentes que reportamos ya fueron derivados a la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía Regional Metropolitana Norte”, dijo Óscar Rementería, vocero del Movilh, en un comunicado.

De acuerdo a la información que maneja el Movilh, Miguel estaba amarrado de pies y manos. “Se cree que pudo ser violado. En su boca tenía un palo (…) y un objeto con el que fue asfixiado”, dijo Rementería. También mencionó un detalle que cree puede guiar la investigación: en su casa estaban todas sus pertenencias, menos su celular y sus documentos de identidad.

Carlos Fernández, amigo de la víctima, también cree que hay un componente homofóbico por la forma en que lo asesinaron. “Su familia está destrozada por esta situación y a la espera de la respuesta de la Fiscalía. Pedimos justicia para nuestro amigo, pero también que nuestros derechos se hagan más fuertes”, dijo a Presentes.

Aprovechando el espacio televisivo que les da el Estado en el marco de la campaña por el plebiscito para una nueva Constitución, partidos políticos de derecha y grupos religiosos hacen propaganda anti-LGBT.

Sus amigos y familiares emprendieron una campaña digital con la etiqueta #JusticiaParaMiguelArenas. Para este martes a la noche están convocando una velatón en la Plaza de Colina, en el barrio donde Miguel vivía.

En el mundo del activismo hay mucha preocupación por la ola de violencia que viene creciendo con fuerza en el país. En las últimas semanas, se han registrado al menos cuatro ataques a miembros de la comunidad y un asesinato a dos activistas gay.

Airam Fernández, desde Santiago de Chile El viernes por la tarde la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones…

“Esperamos la mayor sensibilidad de la Fiscalía para considerar esta hipótesis (la del crimen de odio) en todas las investigaciones que curse, pues de comprobarse, aplica el agravante de la Ley Zamudio”, dijo Rementería.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Chile| Grupos conservadores de Chile usan la televisión para difundir mensajes de odio anti-LGBT

A finales de septiembre comenzó en Chile la emisión de la franja electoral televisiva de las campañas del Apruebo y del Rechazo para el histórico plebiscito constitucional que se realizará en el país el 25 de octubre. Algunos sectores del Rechazo vinculados a las iglesias evangélicas y a la Unión Demócrata Independiente (UDI) -un partido político de derecha- están utilizando ese espacio para difundir mensajes de odio en contra de la diversidad sexual, construidos en base a discursos religiosos, simbología de la comunidad y hasta testimonios de personas LGBTI.

Propuestas transfeministas para una nueva Constitución chilena

Presentes conversó con algunas de las organizaciones de esta plataforma y con otrxs activistas que también agitan el debate desde sus esquinas.

Leer más

Según las reglas del sistema de propaganda política chileno, esta franja -que incorpora por primera vez a la sociedad civil- debe emitirse dos veces al día. Cada una dura 15 minutos, con 7 minutos y 30 segundos divididos por igual entre los partidos y organizaciones de ambas opciones. Que sea un espacio que se transmite en cadena nacional y en televisión abierta en los canales agrupados en la Asociación Nacional de Televisión es algo que preocupa a la comunidad LGBTI, por algunos de los contenidos difundidos que les señalan, frente a la posibilidad de escribir una nueva Constitución. 

Presentes los analizó, a partir de la visión de activistas y expertxs de la diversidad en materia comunicacional y de leyes. También consultó a la Pastoral de la Diversidad Sexual (Padis), una comunidad de hombres y mujeres lesbianas, gays y bisexuales que junto a sus familias, se vinculan a la Comunidad de Vida Cristiana (CVX), una asociación laica internacional inspirada en el modelo de vida espiritual de Ignacio de Loyola.

Bandera de la diversidad y una iglesia ardiendo

A través de la Fundación El Samaritano,un grupo evangélico que milita por el Rechazo utiliza imágenes de marchas por el aborto, la bandera de la diversidad e incluso una iglesia ardiendo en llamas. Se van intercalando con una música de suspenso de fondo y una voz en off que narra: “La iglesia evangélica ha estado siempre en ayuda de los que más necesitan, pero hoy está en peligro y vamos a salir a defenderla. El prudente ve el peligro y lo evita, el inexperto sigue adelante y sufre las consecuencias”.

Hay una clara intención en la forma de construir ese mensaje, dice Érika Montecinos, periodista y directora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio (RS): “Quieren vincular a la diversidad con la destrucción”.

Erich Mellado, periodista y parte de la organización Padis, lo ve como parte de la avanzada de populismos de extremos ideológicos que se han levantado también en varios países y que promueven una agenda en contra de la diversidad sexual. “Muchos de esos programas políticos han sido eficaces en construir y extender el concepto ‘ideología de género’, que ha sido recogido por el mundo católico y cristiano, sobre todo, entre los más conservadores. Así, se ha entremezclado la política partidista con cierto integrismo religioso que, entre sus enemigos, tiene a las demandas de la comunidad LGTB+”, dice.

Para Constanza Valdés, abogada trans, asesora legislativa y codirectora de la Asociación de Abogadas Feministas de Chile (Abofem), no solamente es “lamentable y vergonzosa” la forma de actuar de estos grupos religiosos, que a su juicio imitan a los grupos más conservadores del Brasil de Jair Bolsonaro. Es, también, algo fuera de norma: “No sólo buscan difundir una campaña de terror, con miedos, prejuicios y lgbtifobia infundada, sino que no corresponde. Desde 1925, el Estado de Chile está separado de la Iglesia y partiendo de ahí, la política y la gerencia estatal no se pueden mezclar con la religión”.

Valdés dice que también son discursos muy peligrosos, que pueden abonar el clima violento y anti derechos que avanza en el país. “Pueden provocar que la gente actúe en contra de nosotres solamente porque se promueven en televisión nacional y a lo largo de todo Chile”, advierte.

“Votar aprueblo es votar por Satanás”

Votar apruebo es votar por Satanás. Eso insinúa el mensaje de un grupo autodenominado “Evangélicos por el Rechazo”, que utilizó su espacio en la franja para difundir un mensaje que al menos a Valdés sólo le causa risa. Kevin Valenzuela es el vocero en este caso: “La Biblia dice que Satanás vino precisamente a matar, robar y destruir. Esto nos demuestra quién es el que está detrás de todo este proceso refundacional de Chile y ningún hijo de Dios puede dar su aprobación a las obras infructuosas de las tinieblas”.

Valenzuela es un férreo defensor de movimientos anti derechos como el de “Con mis hijos no te metas”. Tanto su aparición como la de la bandera de la diversidad en el spot de este grupo evangélico buscan “recordar al público más conservador sobre los supuestos peligros que tendría abrir la puerta a los derechos de las minorías sexuales”, observa Mellado.

Y añade que como estrategia, este grupo recurre al miedo para señalar, por ejemplo, “supuestos nexos entre la diversidad sexual y la pedofilia, la no existencia de una clara imagen de los roles padre y madre para los hijos e hijas, y tantos otros desastres que supondría votar por el Apruebo”. Cree que lo hacen basados en una visión “bibliocéntrica”: “Quizás, esta es una de las diferencias que existe con el mundo católico, en donde hay un debate más amplio para comprender la Biblia”. 

Mellado también subraya que esto ocurre en un escenario que tiene varios años en construcción. Prueba de ello es que en el Parlamento chileno hay una bancada evangélica conformada, que surgió para “luchar en favor de los ‘valores cristianos’”, pero que al mismo tiempo se opone “a toda legislación que pudiera contrariarlos”, como los avances en el reconocimiento de derechos para la diversidad sexual. 

“Ponen en riesgo toda nuestra evidencia y testimonios”

La aparición de un Youtuber conocido como el “Facho Cola” también molestó a la comunidad. En la franja del Rechazo, asegura que jamás he tenido problemas al decir que es gay, pero que no ocurre lo mismo cuando dice que es gay y de derecha. Valdés pone en duda la primera afirmación, sobre todo en un país como Chile, que en 2019 registró un ataque de homofobia y transfobia cada seis días, de acuerdo a la data del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh). “Es un discurso que pone en riesgo toda nuestra evidencia, nuestros testimonios”, dice.

Para Montecinos, la intención de ese mensaje es, primero mostrar que la derecha apoya a la comunidad o tiene gente de las disidencias en sus filas. Y cree que eso, al mismo tiempo, es un intento de restarle importancia al movimiento: “Cada persona es libre de militar donde quiera, pero esto es claramente un intento de relativizar todo, de decir que todo da lo mismo, si igual ‘nos apoyan’, como sugieren ahí”.

Mellado cuestiona el uso de una etiqueta como “facho cola” para presentar a una persona no heterosexual, sobre todo por la carga de ese adjetivo. “Pareciera que existe en algunos la necesidad de presentar a la diversidad con esos apelativos, como una caricatura. Lo otro cuestionable es que él no habla sobre los derechos de la diversidad o los cambios que podría traer al colectivo votar por esa opción en la papeleta electoral”, plantea.

“Quieren anular y agredir todo lo que sea diferente a la heteronorma”

En la franja, una estudiante de trabajo social de la Universidad de Chile cuenta un episodio de violencia que vivió el año pasado. Dice que por motivos políticos, un grupo de encapuchados “como de 15 personas” la atacaron. Y justo cuando dice eso, la sacan del cuadro, su voz se queda en off y sale en pantalla una imagen que parece captada por una cámara de seguridad, donde se ve un grupo de personas vestidas de negro, muy cerca de un mural donde aparecen personajes emblemáticos de la diversidad en Chile: Pedro Lemebel, Hija de Perra, Gabriela Mistral, Mara Rita y Nicole Saavedra, asesinada en 2016.

A Montecinos le preocupa este guiño a la diversidad con la construcción de un mensaje como ese: “Evidentemente hay una intención de anular y agredir todo lo que sea diferente a la heteronorma. Quieren dar a entender que todo lo relacionado con la diversidad, con las disidencias, incluso con personas que fueron violentadas, implica una sociedad en peligro. Es caer muy bajo, porque en ese mural además aparece el rostro de Nicole y seguramente quienes hicieron esa campaña no deben tener ni idea de lo que padeció sólo por el hecho de ser lesbiana y camiona”.

Valdés explica que en este escenario no existen herramientas legales específicas. Ni siquiera acciones especiales a las que recurrir para sancionar discursos de odio, más allá de la figura del recurso de protección como el que presentó Fundación Iguales ante la Corte de Apelaciones de Santiago y en contra de la UDI, ante las evidentes referencias discriminatorias.

La excusa de la libertad de expresión

Pero lo que ambas consideran especialmente grave dentro de todo esto, es que quienes promueven estos discursos se excusan en la libertad de expresión. Para Montecinos, no son más que discursos de odio que hay que denunciar públicamente, a través de medios y redes sociales, ante la falta de otras herramientas. “Si se trata de mensajes que atentan contra las libertades de otras personas, o que son construidos desde creencias o ignorancias respecto de la existencia de otras personas, no pueden ser validados en un Estado que dice proteger a todas las personas”, dice, criticando además el rol del Servicio Electoral de Chile (Servel), institución que en teoría tiene la función fiscalizadora en materia de campañas electorales.

Para Valdés, precisamente por esto era tan importante el avance de un proyecto como el de Educación Sexual Integral, rechazado la semana pasada en la discusión parlamentaria. De aprobarse, sería un gran aporte para una educación que permitiera “combatir el odio y la ignorancia” con información, discusión y libertad frente al derecho de vivir una sexualidad libre de prejuicios. 

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Chile| Propuestas transfeministas para una nueva Constitución chilena

El coronavirus cambió muchos planes, también el cronograma para una nueva Constitución en Chile. Estaba previsto que 14 millones de chilenxs y migrantes habilitadxs para votar asistieran a las urnas (el 26 de abril) a tomar una de las decisiones más importantes en la historia de la democracia chilena: escoger si quieren o no una nueva Constitución, y sepultar a la que rige en el país desde 1980, de la dictadura de Augusto Pinochet. La pandemia trastocó los planes y la fuerza política coincidió en la necesidad de aplazarlo para el 25 de octubre. El 31 de julio, el presidente Sebastián Piñera se refirió al asunto durante su Cuenta Pública Presidencial y dijo: “La democracia se fundamenta en la libertad de sus ciudadanos y esa libertad exige conductas responsables. Estando a pocas semanas del plebiscito acordado, debemos ejercer esta libertad y responsabilidad con rigor y especialmente en tiempos de crisis, que muchas veces tienden a ser caldos de cultivo para todo tipo de populismo. […] Todos tenemos derecho a proponer cambios a nuestra Constitución y leyes, por los caminos que ellas establecen. Pero todos debemos respetarlas, y muy especialmente las autoridades que juramos o prometimos hacerlo siempre”.

Será el primer plebiscito nacional desde 1989. Pero también el resultado de un acuerdo histórico entre los principales partidos políticos del país, en respuesta a las revueltas sociales que estallaron en octubre de 2019. Cuando ocurra, lxs ciudadanxs no sólo tendrán que responder si aprueban o rechazan la idea: deberán definir si la redacción se hace a través de una Convención Mixta, integrada por miembrxs elegidxs popularmente y por parlamentarixs en ejercicio; o una Convención Constitucional, integrada exclusivamente por miembrxs elegidxs popularmente.

Si el resultado es favorable, el órgano que vaya trabajando en el texto general deberá validar sus decisiones y votar el proyecto completo, sus capítulos y artículos en particular. Para eso necesitará una aprobación de dos tercios de quórum de los miembros de la Convención.

Aunque el cambio en la agenda política y la pandemia dieron cierta tregua a la polarización, quienes viven en Chile no olvidan los problemas que lxs llevaron a las calles hace nueve meses. Cuando la crisis sanitaria recién empezaba, las organizaciones feministas y de la diversidad sexual, entre otras agrupaciones, conformaron el comando Apruebo Diversidad, para pensar en colectivo y aportar al debate constitucional.

Presentes conversó con algunas de las organizaciones de esta plataforma y con otrxs activistas que también agitan el debate desde sus esquinas. Coinciden en que una nueva Constitución no solucionaría todos los problemas del país, pero sí sería un primer paso muy importante. Esto es lo que proponen para no quedarse fuera del proceso y para lograr una Constitución donde quepan todxs, con sus identidades y derechos reconocidos.

Cambiar las bases de la institucionalidad

En su artículo 1º, la Constitución chilena establece que “las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Para algunxs activistas, el concepto de igualdad debería ser reformulado, porque consideran que aparece definido desde la heteronorma y el binarismo.

Rodrigo Mallea, activista y licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, insiste sobre ese punto: “La Constitución no puede partir asumiendo que todas las personas son iguales o están en iguales condiciones. Lo que debe hacer una nueva redacción es buscar que todas las personas podamos ser materialmente iguales. Es decir, que la igualdad no sea indiferente a las desigualdades estructurales, y en base a estas circunstancias, considerarlas y buscar erradicarlas”.

Entre las propuestas de Gloria Maira, coordinadora de la Mesa de Acción por el Aborto en Chile y ex subsecretaria del Servicio Nacional de la Mujer, destaca la de avanzar hacia un concepto de igualdad sustantiva: “Es decir, una igualdad por resultados”.

“En ese sentido, es importante cambiar en las bases de la institucionalidad. Por ejemplo, ese concepto de personas es binario y abarca sólo a hombres y mujeres”, plantea Constanza Torres, directora de la Comisión LTBIQ+ de la Asociación de Abogadas Feministas (Abofem).

Franco Fuica, activista transmasculino y vicepresidente de Organizando Trans Diversidades (OTD), también propone suprimir esa visión binaria: “La Constitución debe reescribirse desde una visión de ser humano, independientemente de su género”.

Para Gonzalo Cid, dirigente del Movimiento por la Diversidad Sexual (MUMS), la Constitución debe contener las garantías para que exista una institucionalidad a cargo del seguimiento a leyes como la de Antidiscriminación (conocida como ley Zamudio), junto a la incorporación de una mirada de género y diversidad sexual “para revisar y corregir el actual ordenamiento jurídico vigente, cambiando toda norma discriminatoria y velando para que las leyes, reglamentos y decretos no discriminen en el futuro”.

Lo que plantea Alessia Injoque, activista trans y presidenta de Fundación Iguales, va en una línea similar: “Es indispensable que los principios de igualdad y no discriminación redibujen el mapa moral de la institucionalidad, de forma que permitan y garanticen a la comunidad LGBTI tener acceso sin distinción alguna a las instituciones del Estado”.

Constanza Torres, directora de la Comisión LTBIQ+ de la Asociación de Abogadas Feministas (Abofem).

Aunque la carta actual no define el concepto de familia, el artículo 1º sí establece que será el “núcleo fundamental” de la sociedad. Constanza Torres, de Abofem, propone eliminar ese principio, para pasar a la idea de que el núcleo de la sociedad son “las personas en su conjunto”.

Desde la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio (RS) proponen ampliar esa visión e incluir a las familias diversas: “Debido a las técnicas de reproducción asistida, hoy están conformadas, por ejemplo, familias lesbomaternales. No tienen reconocimiento legal debido a la Constitución, pero coexisten”.

Por un Estado garante y presente

Uno de los grandes cuestionamientos a la Constitución vigente tiene que ver con el rol subsidiario del Estado, que no aparece de forma explícita pero que define de muchas maneras cómo funciona Chile hoy. Por ejemplo, el artículo 1º señala que “el Estado reconoce y ampara a los grupos intermedios a través de los cuales se organiza y estructura la sociedad y les garantiza la adecuada autonomía para cumplir sus propios fines específicos”. Es decir, un Estado que no provee directamente derechos como salud, educación, agua o seguridad social, sino que los deja en manos privadas. Ahora, las demandas apuntan a que el Estado tenga una mayor participación e involucramiento en la prestación de los bienes básicos.

“Hoy, el Estado subsidiario limita la participación estatal para cuando ya es demasiado tarde, después de que da absoluta libertad a los privados. Esto es problemático porque los privados buscan satisfacer sus intereses y no los intereses colectivos, los que usualmente se ven amenazados o abandonados con esta fórmula”, dice el abogado Rodrigo Mallea. Cambiar eso también abre las posibilidades a una mejor calidad de vida, plantea Gloria Maira: “Lo que necesitamos es un Estado garante y presente”.

Desde RS proponen que el Estado adquiera responsabilidades concretas respecto del financiamiento de programas sociales, de rehabilitación y reparación para personas con discapacidad, como la Teletón, un evento benéfico y televisado cada año para recaudar dinero con estos fines. “Es necesario que el Estado deje de ser un espectador más de esta actividad y se haga responsable de la entrega de garantías de salud a quienes necesitan apoyo por discapacidades, tanto congénitas como adquiridas”, plantean desde esta organización conformada por lesbianas.

Derechos fundamentales para la diversidad

Mallea dice que es necesario comprender que las reivindicaciones de las diversidades sexuales “son transversales y estructurales” y que ese es el principal desafío que se presenta en este eje. “Es positivo que exista un reconocimiento explícito, en los principios y derechos, por ejemplo. Pero el reconocimiento debe ser a lo largo de todos los derechos y toda la Constitución y no solamente un apartado o un anexo”, plantea este abogadx sobre el espacio que las personas LGBT deberían tener.

En el capítulo de derechos, Constanza Torres de Abofem, dice que es importante incorporar los económicos, sociales y culturales, pero con un enfoque de género y de diversidad. “Pensemos en derechos como la vivienda, educación, salud y trabajo, de los cuales la población LGBTI siempre ha estado excluida”, sostiene.

Alessia Injoque

Alessia Injoque, de Fundación Iguales, plantea una carta “orientada a la igualdad en matrimonio, derechos filiativos e identidad”. También suma la necesidad de que se reconozcan y protejan a las familias, cualquiera que sea su composición, y de prevenir la discriminación en lugar de sólo castigarla.

El derecho a la educación sexual y los derechos reproductivos no pueden faltar, dice Franchesca Carrasco, activista de la Colectiva Neutres. Gloria Maira suma el derecho a la vida libre de violencia para las mujeres y niñas, el derecho a la participación en la representación política, los derechos culturales y medioambientales, junto a un reconocimiento explícito del trabajo en el cuidado del hogar, que además “debe ser contabilizado en las Cuentas Nacionales”.

Franco Fuica

Para Franco Fuica, de OTD, es necesario dejar por escrito el derecho de cada persona a desarrollar su potencialidad y que eso sea verdaderamente garantizado por el Estado. Lo dice pensando en las personas trans y muy a pesar de la ley de Identidad de Género que entró en vigencia en diciembre pasado.

Alejandra Soto, activista trans y presidenta del Sindicato Independiente de Trabajadoras Sexuales Amanda Jofré profundiza sobre los derechos para las personas trans. “No ser reconocidas desde la Constitución es un obstáculo adicional para acceder a la salud, que desde hace mucho exigimos que sea abordada desde un enfoque integral. Hasta el momento, al menos a las compañeras de esta organización se nos mira como hombres en edad productiva. Por lo tanto, en todas las fichas de protección social o en los beneficios que entrega el sistema público de salud, nosotras quedamos fuera porque no cumplimos con ciertos parámetros que otros decidieron que eran importantes”, dice. 

Sindicato Independiente de Trabajadoras Sexuales Amanda Jofré

Otros fundamentales que suman desde RS son el derecho a la libre expresión “sin ser agredide, mutilade o sancionade por eventos pacíficos”; derecho de acceso a una educación gratuita y de calidad; acceso a la salud universal, de calidad y a tiempo; derecho a decidir sobre el propio cuerpo; derecho a tener y ser parte de una familia reconocida y respeto a las diferentes composiciones familiares: “Esto último aportará también a mejores y más expeditos procesos para asistencia médica para el embarazo, procesos de adopción y reconocimiento de familias lesbomaternales a través de los derechos de filiación”, añaden.

Que todo esto esté atravesado por una lógica de la interseccionalidad o multiculturalidad es crucial, añade la vocera de Abofem, sobre todo “para no excluir a pueblos originarios, migrantes o personas con discapacidad”.

Enfoque feminista

¿Es viable que un país como Chile pueda lograr una Constitución feminista? Hay consenso en que sí.

Rodrigo Mallea dice que no sólo es necesario, sino que jurídicamente es posible: hace poco, tanto el Congreso como el Senado aprobaron la paridad de género en el órgano constituyente que tendrá en sus manos la redacción de una nueva Constitución. “Un aspecto que sustantivamente puede ayudar a que esto se logre es que la Constitución será escrita por un número considerable de mujeres. Y aunque puedan ser de derecha, esperamos que tengan una mayor avanzada en lo que respecta a derechos reivindicados desde el feminismo”, dice el abogadx. Franchesca Carrasco, de Neutres, advierte que la inclusión de todas las mujeres de la disidencia también es fundamental en esto.

Franco Fuica

Franco Fuica, de OTD, subraya algo importante desde la construcción del movimiento: “El feminismo no es una construcción sólo para mujeres, como muchas veces se intenta hacer ver, sino más bien una construcción política definida por la igualdad, por la idea de que todas las personas tienen el mismo valor. En ese sentido, lo que el movimiento social ha logrado es un levantamiento fuerte contra la opresión, con mucha entereza y con mucha conciencia, y esa lucidez viene de la construcción feminista, que en parte es lo que nos permite instalar hoy estos temas a nivel constitucional”.

En términos de contenido, Constanza Torres plantea que una nueva Constitución puede ser feminista sólo si parte de la premisa de la equidad de género en sus bases institucionales: “La prevención, sanción y reparación de la violencia de género deben estar incorporados como uno de los principios capitales, dejando los detalles de los mismos a la ley. También se debe plasmar la igualdad de género por medio de cuotas o escaños reservados en ciertos ámbitos de los Poderes del Estado. De igual forma se debe realizar un trabajo más serio y comprometido en relación a la perspectiva de género en los capítulos de Fuerzas Armadas, Poder Judicial, Tribunal Constitucional y del Congreso”. Torres también plantea la necesidad de dejar explícito que el Estado tiene el deber de “respetar y promover la amplia diversidad de mujeres que existen en el país”.

Alessia Injoque advierte que las mujeres y diversidades que participen del proceso de redacción deben asegurar que no haya ninguna restricción a la autonomía sobre el cuerpo en la nueva carta: “Como la protección ‘del que está por nacer’, que aparece en la Constitución actual y que se usa como referencia para oponerse al aborto”.

Para Gloria Maira, la mirada feminista llega a partir de la voluntad de erradicar el patriarcado, el colonialismo y el extractivismo como formas de dominación de las personas, pero no puede limitarse al nuevo texto que está por venir: “Siento que más allá de declarar una Constitución feminista e incorporar todos estos elementos de los que venimos hablando, hay que mirarlo como un horizonte a largo plazo, donde seguramente lo que hoy planteamos será insuficiente. Creo que es un trabajo continuo de construcción y deconstrucción precisamente a partir de esa voluntad”.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso

#Chile| Neonazis torturaron a joven bisexual en Santiago y lo transmitieron en redes sociales

Un joven bisexual de 29 años fue golpeado y torturado por un grupo de neonazis que vivían como okupas en una casa ubicada en la comuna de Estación Central, en el sector surponiente de Santiago. El ataque se perpetró el 5 de junio y la víctima terminó con fractura de mandíbula y hematomas. Según la versión que maneja la policía, la víctima compartía casa con quienes se convirtieron en sus agresores tras enterarse de su orientación sexual. La golpiza además fue transmitida en vivo por Facebook. Desde el 18 de agosto hay cuatro detenidos por los hechos.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) conversó con la víctima, Francisco Aranda. Él autorizó hacer público su testimonio. Aranda, que es tatuador, aclaró que no tiene ninguna relación con la ideología neonazi y dijo que conoció a los agresores hace varios años. Llegó a la casa okupa en febrero de este año, por una situación económica puntual. Dijo que durante los últimos meses tuvo problemas de convivencia con el resto del grupo y cuando decidió irse a otro lugar, lo atacaron. “Me trataban de ‘weco y maricón’ (…) Me grabaron, me sacaron fotos, se dieron el tiempo de sacarse selfies conmigo desnudo y amarrado, ensangrentado y semi inconsciente (…) Quedé con fractura maxilofacial y fractura en la costilla. Llegué con hipotermia ya que estuve seis horas amarrado, me tiraban agua helada constantemente y nunca pararon de golpearme. Quedé inconsciente y llegó un momento en que asumí realmente que me iban a matar. Ya no di más y sólo me entregue a lo que venía”, dijo Aranda al Movilh.

“No necesito contarle mi orientación sexual bisexual a todo el mundo, ya que es algo personal y me basta con que mi familia lo sepa”, dijo. Y añadió que decidió compartir su testimonio “para que se haga público y tengan cuidado con estos sujetos, porque lamentablemente esto seguirá pasando si no cambiamos como sociedad”.

Quiénes son los agresores

Este martes 18 de agosto, y tras una investigación de casi dos meses, la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la Policía de Investigaciones (PDI), detuvo a Rodrigo González, Angelo Sánchez, Betsabet Soto y a su hijo, una persona menor de 16 años. Les imputaron los delitos de secuestro y agresión con lesiones graves gravísimas. El 6° Juzgado de Garantía decretó la prisión preventiva para tres de ellos. El menor de edad recibió una medida cautelar de arresto domiciliario total. 

El comisario Juan Pardo, jefe subrogante de BIPE Metropolitana, confirmó que los agresores atacaron al joven por su orientacion sexual. “En virtud a su tendencia sexual (sic) estos sujetos de tendencia neonazi proceden a mantener retenida a la víctima por alrededor de cinco horas, causándole lesiones con elementos contundentes, además de provocarle golpes de corriente en su cuerpo”, dijo a la prensa. 

Pardo detalló que los agresores pertenecen a una célula llamada La Rapada. Dos de ellos están vinculados a la Legión 38, una agrupación de neonazis que en 2014 asesinó a puñaladas a Isaac Araya, un joven punk de la comuna de Maipú. Desde junio de 2019, Christopher “El Bestia” Hidalgo cumple 10 años de condena por este crimen.

Ley Zamudio y el pedido del activismo 

La fiscal de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, Pamela Contreras, relató a la prensa que el joven fue golpeado, desnudado y amarrado a un palo en el patio de la casa. También dijo que durante el ataque lo amenazaron con violarlo. La golpiza le dejó la mandíbula fracturada y hematomas en todo el cuerpo. 

Contreras dijo que por este caso los imputados enfrentan una pena mínima de diez años y un día. Sumado a lo que implique la aplicación de la agravante de la Ley Zamudio, aprobada en 2012 e inspirada en el crimen de odio de Daniel Zamudio, un joven gay que fue asesinado por una banda de neonazis, en circunstancias parecidas a las de este caso. 

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) está evaluando la presentación de una querella. Ya solicitó formalmente al Ministerio del Interior que intervenga: “Hemos puesto a disposición del Ministerio del Interior todos los antecedentes del caso, de manera que el gobierno se haga parte presentando una querella, y también brindando a la víctima toda la asesoría legal y psicológica que necesite”, dijo Oscar Rementería, vocero de la organización. Y añadió: “Es un hecho deleznable, sobrecogedor y merecedor del repudio de toda la sociedad”. 

De acuerdo a un estudio del Movilh, en base a cifras del Poder Judicial, entre el año 2012 y el 31 de mayo del 2020 se presentaron un total de 465 demandas por Ley Zamudio en todo el país. Sólo en el 23,7% de los casos se dictó sentencia, la mayoría desfavorables para las víctimas.

Fuente: Presentes, Diario El Diverso

#Chile| Histórico. Chile acepta por primera vez a dos hombres como papás de dos niños

Histórico. Por primera vez, el Registro Civil de Chile, aceptó a una pareja de dos hombres como papás.

La pareja, un hombre estadounidense y otro chileno, se había casado en 2010 en Connecticut, Estados Unidos, donde también adoptaron a sus dos pequeños. Sin embargo, al llegar a Chile, el país les negó su paternidad porque sus leyes homófobas no permiten la diversidad familiar.

Fue luego de tres años de lucha por sus derechos que el Registro Civil rectificó el error. En un fallo inédito, aceptaron que es del interés superior de los menores de edad reconocer a la familia homoparental.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) comentó que es «un avance que marca un hito para las familias homoparentales y abre la puerta para la plena igualdad y el respeto integral al interés superior del niño y de la niña».

No nos olvidemos que el mes pasado, un juzgado de familiar de Santiago, la capital del país, reconoció que un niño tenía dos madres, reafirmando los derechos de una familia lesbomaternal.

Por otro lado, el Senado aprobó, a principios de julio, un proyecto que regula el derecho de filiación de los hijos e hijas de parejas del mismo sexo. De esta manera, reconocen los derechos de aquellos menores de edad que tienen dos papás o dos mamás, ya sea por adopción o por diversos métodos de reproducción.

Asimismo, el matrimonio entre personas del mismo sexo aún no se ha aprobado. Por este motivo festejamos las victorias que el movimiento LGBTQ+ ha tenido en Chile durante el último año, pero la lucha aún se sigue.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Chile| Daniel Arcos se convierte en el primer basquetbolista chileno en salir del clóset como gay

Daniel Arcos se convierte en el primer basquetbolista chileno en salir del clóset como gay

El jugador de baloncesto chileno Daniel Arcos sorprendió a Instagram esta semana cuando salió del clóset como gay en una declaración en el mes de orgullo LGBTQ.

El jugador chileno de 26 años publicó una carta de tres páginas en su cuenta, describiendo su propia lucha con su sexualidad y la necesidad de que existan los derechos queer en su país.

“Recuerdo esa tarde caminando luego de haber tenido una experiencia con otro hombre, tenía sentimientos de culpa, me sentía mal, solitario, como si hubiera hecho algo realmente malo, sentía temor de compartirlo con alguien y ser juzgado, como ya lo estaba haciendo conmigo mismo”, expresó al inicio del texto.

“Mentí y me silencié cuando encontraba que algo no era justo, buscando así poder encajar, sentirme parte, ser uno más de mis compañeros, ya que en muchos momentos se manifestaba la homosexualidad como burla e insulto, haciéndola ver como sinónimo de ‘debilidad y poca hombría’”, agregó.

Asimismo, señaló que en ocasiones pensó en dejar el deporte que tanto ama y tomar el “camino lindo y fácil”, como él lo describe. Sin embargo, levantó la frente y se dio cuenta que todos los objetivos y metas que tenía, eran mucho mayor a las barreras que él se ponía.


Arcos siguió la carta publicando una foto de sí mismo sosteniendo una pelota de baloncesto con un emoji de arcoíris. “Agradezco cada uno de los mensajes de apoyo, signos de afecto y respeto. La tranquilidad que tengo conmigo mismo es increíble. ️‍ #pride ”, decía el subtítulo.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) valoró el mensaje de Arcos, indicando que “él está haciendo un aporte significativo para otros jugadores que pueden encontrarse en una situación de desconsuelo o dolor por no poder revelar quienes son”.

Aunque la homosexualidad es legal en Chile, los chilenos queer aún enfrentan prejuicios sociales, y carecen de protecciones legales en torno a sus sexualidades e identidades de género. Un proyecto de ley que abriría la puerta a la igualdad matrimonial permanece en debate en la legislatura.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#Chile| Sobrevivir a la transfobia. La dura experiencia de Génesis, una niña trans

Génesis es solo una niña, podría darnos una lección de resiliencia a todos. Una lección de vida, sin duda, porque en sus primeros años de vida, cuando era solo una bebé, Génesis, esta pequeña chilena, tuvo que enfrentar las más grandes bajezas humanas, la intolerancia, el odio hacia lo diferente, humillaciones y maltratos.

Con motivo del Día internacional contra la LGTBFobia, celebrado el pasado 17 de mayo, su madre, Sandra, visibilizó qué es la transfobia, cuál es el daño que hace y cómo puede acabar con la vida de nuestros seres queridos.

En un acto de valentía, Sandra decidió contar su historia en Facebook.

«Primera vez que cuento parte de nuestra historia en estos 5 años de transito y que quede claro que no es para provocar lástima ni nada parecido. Creo que es enriquecedor para quien puede pasar por lo mismo y porque me siento orgullosa de salir adelante. Son solo algunas cosas de las vividas y tengo fotos para demostrarlo. O que mejor dicho vivió mi hija Génesis.

Génesis, blanco de burlas en su guardería

Tuve un hijO, y desde los 2 años fue el bebé gay en su jardín (guardería, foto con corona). Le cortaron una orejita con una tijera, me lo quemaron con agua hirviendo, una mamá a la que le pedí  que lo retirara porque no alcanzaba a llegar. Estuvo 1 mes en tratamiento.

A los 4 años una profesora de un jardín le hizo una zancadilla, la cual los compañeritos la acusaron y al trastabillar se golpeó su carita. Los profesores nunca aceptaron que jugara con las niñas ni con muñecas.

Génesis después de su caída

No sabíamos lo que era ser trans. A los 8 años su tutor en el colegio la tironeaba, le decía «Rodriga, bailarina, llorona, mariposa». Fueron sus mismas compañeras las que acusaron al profesor el día que se enfureció gritando y llorando, que salió de la sala y quebró dos vidrios del comedor. Lo empujaron al cubo de basura y se cortó su frente con la orilla del basurero y le pusieron 3 puntos.

Y así mil cosas. Un día llorando me dice: `mamá, ¿si te digo algo no te enojarás?» Le dije que no y que confiara en mi, estaba muy asustado y me dijo `mamá es que soy gay porque todo el mundo lo dice´. Yo ya segura de eso lo abracé y le dije que jamás me enojaría por eso, y que no tuviese miedo porque siempre estaría con él pase lo que pase, hasta que justo nos tocó una psicología de reemplazo en el hospital, y ella me dijo: ´No te preocupes, porque tu hijo no es gay. es una niña transgénero«.

Génesis, una niña preciosa y feliz

De eso han pasado 5 años, de este transitar y es una niña inmensamente feliz…y gracias a eso es que ahora ayudamos a los padres a caminar en este tránsito y a los niños a ser quienes son, somos Alma Libre», el grupo que ayuda a las familias a aceptar los procesos y anteponer la felicidad de los hijos.

Una historia muy dura que afortunadamente tiene un final feliz. Gracias a su madre por apoyarla siempre, algo que no pueden decir otros niños, como es el caso de Gabriel, de 8 años, que fue torturado hasta la muerte por su madre y el novio de ésta, solo por «ser gay».

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Chile| DISCRIMINACIÓN A PERSONAS LGBTI CRECIÓ UN 40% POR EFECTO DEL COVID-19

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) comenzó este lunes a aplicar un sondeo para conocer las percepciones, impactos y consecuencias del coronavirus en las personas lesbianas, gays, bi, trans e intersex (LGBTI) que habitan Chile.

“Existe un incremento del 40% en las denuncias de discriminación propinada por familiares y vecinos a las personas LGBTI desde iniciadas las medidas para prevenir el coronavirus en Chile, en comparación con el mismo período del año 2019”, informó el dirigente del Movilh, Ramón Gómez.

“Son casos muy tristes, que sin duda aumentan su negativo efecto al considerar que las víctimas comparten su vivienda o barrios durante mucho más tiempo con sus victimarios”, añadió.

“En este sentido, y para contribuir ampliar el conocimiento sobre el impacto del coronavirus, y en especial sobre sus efectos en grupos vulnerables, invitamos a todas las personas LGBTI a responder esta encuesta”, finalizó el dirigente.

Fuente: La nación, Diario El Diverso

#Chile| Carta de una marika a Daniel Zamudio a 8 años del crimen de odio

Pero aquí me quedo para siempre
en este trópico mío.
¿hay algún culpable?
¿hay culpa alguna?
sintiendo siendo soy yo

TRÓPICO MÍO
(Fragmento)
Mara Rita Villarroel

Por Héctor Margaritas*

     Veinte años tenía yo cuando prendí la televisión un día de niebla en la ciudad de Concepción (Chile) para vislumbrar tu muerte, Daniel. Para saber que la noche anterior había caído sobre ti el yugo de la injusticia, el fascismo sobre tu cuerpecito de sirena blondie acabando con lo que más te gustaba hacer: bailarle a la noche estrellada. Cuántas velitas prendimos las errantes para avisarle a nuestros ancestros que te salves y cuentes la verdad que estaba estancada por la policía y el gobierno de turno; pero la muerte es un carrusel subterráneo que avanza y avanza dejando estragos silentes. Y así te fuiste, Daniel. Así te fuiste… con una esvástica dibujada en tu cuerpecito yerto un día veintisiete de marzo del año dos mil doce, tras veintitantos días de agonía en La Posta Central (Santiago de Chile).

Las “fobias” son reales sin embargo ninguna persona podría morir de trans/ lesbo y como en tu caso, Daniel: homofobia. Desde tu partida todas tomamos conciencia que salir de noche era peligroso. Desde tu partida tomamos conciencia que existían neonazis haciendo barridas. Desde tu partida que había grupos religiosos extremistas que nos querían extintas aunque no estén a favor del aborto. Entendimos, unas tantas, que causábamos peligro porque llenábamos  alamedas pidiendo justicia por ti y las caídas. Pero también entendimos que éramos débiles para el opresor.

Escribir sobre Daniel Zamudio no es un acto de rebeldía. Escribir sobre el asesinato de Daniel es dejar en evidencia el abuso constante en el cual nos hemos visto expuestas distintas personas de la comunidad LGBTI+. 

He tenido durante años la inquietud de hacer esta crónica, de hablar con Daniel a través de mi escritura marika. Él sabe quién soy; más de una vez fui a su animita ubicada en el Parque San Borja, arteria principal de Santiago, a dejarle un poemita con flores o ir al cementerio general para contarle que afuera aún vivíamos represión. 

Escribir sobre Daniel es dejar al descubierto una de las tantas problemáticas que existen actualmente en este país doloroso que logró explotar un dieciocho de octubre a propósito de las demandas sociales no cumplidas por el actual gobierno que cree devenir imperio con tan solo un 6% de aprobación. 

Meses después de tu muerte se promulgó y salió una ley con tu apellido, “Ley Zamudio” que, en el fondo, pretendía instaurar un mecanismo judicial que permitía resguardar a todes aquelles que hayan sufrido discriminación por terceros. De este modo los culpables serían llevados a un procedimiento judicial con eventuales medidas sancionatorias. Todo esto lo escribo como si fuese pasado porque en realidad nunca ocurrió Daniel. 

Nunca se puso en práctica de manera eficiente. Y, si alguna vez lo hicieron, los vacíos legales que existían en esta ley eran tan endebles que diferentes casos no siguieron su procedimiento y quedaron en la impunidad. Con certeza esto le está ocurriendo hoy, en el año dos mil veinte, ya a ocho años de la aprobación de la ley y de tu muerte por cumplirse a Josue Maureiria, quien en el estallido social fue apresado por fuerzas especiales y estos al vislumbrar su aparente homosexualidad tras ver sus uñas pintadas rojas lo obligaron a distintos vejámenes, pero el más cruel fue que entre dos policías sujetándolo le metieron y sacaron reiteras veces una luma por su ano. 

Te escribo esto Daniel no para que veas todo perdido, ni sientas pena donde sea que estés, si no para que entiendas que nuevamente las marikas salimos armadas a la calle y sin haber escuchado nunca el nombre ni apellido de Josué Maureira gritamos la injusticia para que nadie nunca más vea usurpados sus derechos humanos. 

Afuera las alamedas se paralizaron. Yo pienso que te habría gustado estar peleando contra la repre, lanzar piedras y combatir la injusticia. Sin embargo habrías tenido el mismo dolor ocular que sentimos muchas: Chile, país sin retina. Mañana humoristas machistas seguirán diciendo que eres nuestro mártir. No les creas. Mañana las cifras opresoras seguirán diciendo que no existe discriminación: no les creas. Un día conocí a alguien que te conoció, mientras me hablaba de ti también me veía yo. Me decía que eras dolida, buena para el karaoke cebolla, medio buena para la jarana y con aptitudes artísticas, me contaba que tu sueño era el modelaje y la actuación. Me da pena decirte que lo cumpliste, se han estrenado varias películas donde estoy segura tú serías la estrella principal de tu propia tragedia. También hubiste estado en matinales nacionales y diarios de prensa escrita y digital: todo porque cuatro asesinos corrompieron tus días. 

Doloroso conmemorarte lo es también hoy día, Daniel. Afuera los otoños siguen transcurriendo como si fuesen pájaros enormes. No eres un mártir para la comunidad LGBTI+Q nadie podría serlo después de vivir agonía más de dos semanas en un hospital público por haber sido secuestrada una nochecita entera. Pero eres más que eso para nosotras: perteneces a una realidad vivencial y visceral: perteneces a nuestro imaginario marika. Generas la dualidad de la cola fuertona y sin miedo. Aprendimos varias cosas de ti, Daniel. Seguramente el sismo de tu muerte nos siga atormentando por varios años más, posiblemente allá afuera seguirán matando a diferentes compañeras de la comunidad: el patriarcado no tiene fronteras ni límites: es perverso. Pero ya sabemos cómo atacarlo. Daniel: no estamos solas. No, ya no estamos solas. 

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso

#Chile| La conmovedora historia trans de “pepe grillo”, por Sergio Cortés

Mi vecino era un travesti, de maquillaje barato, y ropa repetida. Olía a perfume y axila. Raquítico como una escoba, de pelo largo y mal cuidado. El personaje de la cuadra, a quien todos molestaban, pero nadie se atrevía a enfrentar, simplemente porque él o ella, tenía mucha más calle. Si alguien se burlaba, sacaba voz de hombre, y todos se asustaban, pero luego transformaba en voz de nena y te lanzaba un beso.

Yo le tenía miedo, para mí era como ver un quiltro con arestín. Cuando me mandaban a comprar pan, yo cruzaba a la vereda contraria a la que él (o ella) estaba. Una vez, salí del negocio y estaba afuera, me pidió cien pesos y yo salí arrancando, de hecho, se me quebraron los huevos en el piso al soltar la bolsa. Cada vez que me portaba mal, mi padre me amenazaba que llegaría el travesti de la vuelta y me raptaría. Yo soñaba con eso, despertaba llorando. Mi madre retó a mi taita, le dijo literalmente: No quiero que asustes más al niño con ese fleto.

Pero fui creciendo y el miedo se transformó en una simple omisión. Siempre lo veía en la calle, con la misma ropa, oliendo a perfume y axila. Siempre saludaba, me decía el Pepe Grillo, pero no le daba bola.

Una vez, me metí en un lío con los cabros de otra villa, todo por la rucia de allá, me iban a sacar la cresta. Me pillaron llegando a la población, eran cuatro, me tiraron al suelo y uno sacó una cuchilla, el otro me corrió el polerón y quedé a guata descubierta. Pero en ese instante, apareció el travesti, tres de ellos salieron arrancando, salvo el de la cuchilla, los dos de manera casi tácita tomaron un duelo, el travesti le pegó dos rajazos en la cara y otro en la mano. Me sorprendí, y me quedé ahí, callado. Me quede sólo con él y me dijo: “Te apuesto que es por la rucia de la otra población, ten cuidado, a esa le gusta meter a los niños en tetes”. Le dije gracias, y me pidió cien pesos, tenía cincuenta, se los pasé. Prendió un cigarro y se fue.

Desde ese día, ya lo saludaba, al menos le movía la cabeza, pero si yo iba con alguien, siempre lo negaba. Perfectamente me podría haber dicho algo, pero fue respetuoso, se hacía el loco, al parecer entendía perfectamente lo que él representaba para los demás, pero no le importaba, creo.

Mi madre falleció de un derrame cerebral, de un día para otro. Estábamos en el velorio, y a eso de las 12 de la noche apareció el travesti, fue con unas rosas que había sacado de por ahí. Nadie dijo nada, salvo yo, que le dije gracias, me esbozó una sonrisa y se fue. En el funeral, mientras estábamos en el desgarrador entierro, vi que desde unos metro más allá estaba aquel tipo fumándose un cigarro, y a lo lejos me preguntó ¿Estás bien? Yo le hice un gesto de “sí”.

Ya tenía 15, y aun no daba mi primer beso, y la única que me daba chances era la rucia con la que me había metido alguna vez en problemas, no sabía cómo hacerlo. Yo creo que el travesti me miró por mucho tiempo que ya me conocía de memoria. Recuerdo que se me acercó y me dijo: “Parece que aún no te haces respetar mi Pepe Grillo”. Me tomó de la cintura, y me asusté: “Así la agarras y le das un beso”, yo le dije que se podía sentir abusada, o algo así, me dijo que no fuera leso, que ella hace rato me daba chances, era yo el pajarón.

Crucé la villa, entre todos esos flaites, me acerqué a la rucia, la tomé de la cintura y le chanté el beso. La solté, puso cara de contenta, y salí arrancando. Venían como diez, y el travesti los espero a la entrada de mi población… ahí nadie fue capaz de entrar. Me gritaban que me defendía detrás de la falda de un “caballo”. Me preguntó cómo me fue y le dije que bien, se puso a reír y me dijo que ya estaba grande.

Mi papá veía el partido de la U con el Colo, mientras yo, sacaba carne de la parrila y las guardaba en una servilleta, salía escondido y se las pasaba a esta “loca”

Crecí.

Me transformé en un cabro de 18, estudiaba en Santiago, y cuando volvía a Chillán, ahí estaba. Cara dura me decía que el “Pepe Grillo” estaba guapo, yo me reía no más. Y todas las vueltas era lo mismo. En los veranos salía con short a tomarme una chela en la puerta, y le tiraba una lata. Estaba bueno para toser, le dije que dejara el cigarro, pero él ni ahí.

Cuando había platos únicos, él se ofrecía a ayudar para cocinar, pero todos lo negaban. Yo le dije a mis tías que lo dejaran, pero pusieron el grito en el cielo, que estaba cochino, quizás con que cosa.

Era marzo, y me preguntó que porque no me iba a Santiago, le dije que no había lucas, mi taita estaba hasta el pico con deudas, yo estaba obligado a trabajar. Me dijo que eso no era posible, así que me pasó mil doscientos pesos en monedas de diez y cincuenta. No sé en qué espacio vivía, pero se notaba que no entendía mucho, yo me puse a reír, no sé, su gesto me puso contento. Caché que era como un perro golpeado, de la calle, ignorante del universo, pero siempre fiel con la gente de la villa.

Armamos un negocio con mi taita, un almacén, y nos faltaba alguien que hiciera aseo, yo le dije que le diera la pega… pero mi viejo se negó, tajantemente. Traté de hacerle ver que era buena persona, que le dieran una oportunidad. Mi papá a regañadientes aceptó. Le presté la ducha y le compré ropa nueva. Se cortó el pelo y parecía otro. Pero su gesticulación era la misma de siempre, con esa voz alharaca contando mentiras divertidas.

Mi papá se acostumbró, igual los tiempos habían cambiado, de ser un bicho raro pasó a ser persona.

Desde ahí todos le daban pega en la población, alguno que otro favor pagado, y este se gastaba la plata en cigarros, pero se veía contento.

Pude volver a la universidad, estaba ya en el último año.

Regresé a Chillán, con una noticia, iba a ser papá. Mi taita me felicitó y esta “loca” también, me dijo que me iba a tener un regalo para mi guagua, que lo esperara.

Al otro día, desperté a ayudar a mi viejo al almacén, y este loco no había llegado a trabajar. Según mi papá, quizás se había quedado borracho, por ahí. Pero lo conocía, era extraño que saliera de la villa.

Las horas pasaban y no aparecía. Hasta que se acercó carabineros, preguntándonos si conocíamos a un tal Cristian Lumier, mi papá dijo que no… pero yo sí, era su nombre. Pregunté qué pasaba…

… Lo encontraron tirado, lleno de cicatrices, apuñalado en todos lados, con una botella que le atravesó el ano, con la nariz partida en dos, sin dientes… y con un paquete de pañales a su lado… Aún me duele el corazón.

Se fue parte de mi, me lo arrebataron. Se fue mi infancia, se fue la mitad de mi vida con ella. Sentí y siento un vacío, y que nunca pensé que ella estaba a cargo de llenar.

No dije nada, mi padre tampoco. Estaba mudo, hipnotizado, pregunté donde había pasado, pensé que quizás fueron los de al frente, pero no… desconocidos, a quienes nunca encontraron, y que no sé si hayan ubicado con tanto ímpetu, después de todo ella solo era un vagabundo, disfrazado, una loca que de alguna forma tenía que morir, daba lo mismo si en el río o en la calle.

No hice nada, aún estaba sin decir nada.

La gente de la villa juntó dinero, sumada a la que una vecina consiguió en la municipalidad, con eso pudimos darle un entierro digno. Llegaron muchos travestis, uno que otro personaje de la ciudad. Quise llorar, pero nadie lo hacía, porque simplemente a nadie le importaba tanto, sentí vergüenza de hacerlo. Me aguanté la pena, me tragué la saliva y me fui a casa. No podía dejar de dormir. Me dolía la cabeza, la pena me tenía un tanto agripado.

Me senté afuera, muy tarde y vi entrar a un perro, se veía mal tratado y no se quería acercar. Lo llamé, pero no se decidía. Entré a la casa y saqué un pedazo de carne, lo dejé a mi lado y empezó a comer, le acaricié la cabeza… y mi pena se desató, y mis lágrimas empezaron a salir desde mi corazón, para desembocar en el lomo de aquel perro.

Perdóname. Mi perrito guacho, mi loca, mi angelito guardián. Mi personaje principal. Mi musa preferida. Te tenías que morir de cáncer al pulmón, no así, humillado, como cachorrito envenenado. Cada vez que sueño contigo, ya no eres esa pesadilla que me despertaba a gritos, sino que esa bella princesa que corre por la luna y que sigo por el universo y que repito mil veces que te quiero. Mi amiga fiel, la contadora de cuentos, mi bella hermana, aquella que dejó su sombra en la entrada de esta villa y que me espera para decirme mi Pepe Grillo.

……………………………………………………….

“Pepe Grillo”

Autor: El Borrador

Instagram @elborradoroficial