#Chile| Sobrevivir a la transfobia. La dura experiencia de Génesis, una niña trans

Génesis es solo una niña, podría darnos una lección de resiliencia a todos. Una lección de vida, sin duda, porque en sus primeros años de vida, cuando era solo una bebé, Génesis, esta pequeña chilena, tuvo que enfrentar las más grandes bajezas humanas, la intolerancia, el odio hacia lo diferente, humillaciones y maltratos.

Con motivo del Día internacional contra la LGTBFobia, celebrado el pasado 17 de mayo, su madre, Sandra, visibilizó qué es la transfobia, cuál es el daño que hace y cómo puede acabar con la vida de nuestros seres queridos.

En un acto de valentía, Sandra decidió contar su historia en Facebook.

«Primera vez que cuento parte de nuestra historia en estos 5 años de transito y que quede claro que no es para provocar lástima ni nada parecido. Creo que es enriquecedor para quien puede pasar por lo mismo y porque me siento orgullosa de salir adelante. Son solo algunas cosas de las vividas y tengo fotos para demostrarlo. O que mejor dicho vivió mi hija Génesis.

Génesis, blanco de burlas en su guardería

Tuve un hijO, y desde los 2 años fue el bebé gay en su jardín (guardería, foto con corona). Le cortaron una orejita con una tijera, me lo quemaron con agua hirviendo, una mamá a la que le pedí  que lo retirara porque no alcanzaba a llegar. Estuvo 1 mes en tratamiento.

A los 4 años una profesora de un jardín le hizo una zancadilla, la cual los compañeritos la acusaron y al trastabillar se golpeó su carita. Los profesores nunca aceptaron que jugara con las niñas ni con muñecas.

Génesis después de su caída

No sabíamos lo que era ser trans. A los 8 años su tutor en el colegio la tironeaba, le decía «Rodriga, bailarina, llorona, mariposa». Fueron sus mismas compañeras las que acusaron al profesor el día que se enfureció gritando y llorando, que salió de la sala y quebró dos vidrios del comedor. Lo empujaron al cubo de basura y se cortó su frente con la orilla del basurero y le pusieron 3 puntos.

Y así mil cosas. Un día llorando me dice: `mamá, ¿si te digo algo no te enojarás?» Le dije que no y que confiara en mi, estaba muy asustado y me dijo `mamá es que soy gay porque todo el mundo lo dice´. Yo ya segura de eso lo abracé y le dije que jamás me enojaría por eso, y que no tuviese miedo porque siempre estaría con él pase lo que pase, hasta que justo nos tocó una psicología de reemplazo en el hospital, y ella me dijo: ´No te preocupes, porque tu hijo no es gay. es una niña transgénero«.

Génesis, una niña preciosa y feliz

De eso han pasado 5 años, de este transitar y es una niña inmensamente feliz…y gracias a eso es que ahora ayudamos a los padres a caminar en este tránsito y a los niños a ser quienes son, somos Alma Libre», el grupo que ayuda a las familias a aceptar los procesos y anteponer la felicidad de los hijos.

Una historia muy dura que afortunadamente tiene un final feliz. Gracias a su madre por apoyarla siempre, algo que no pueden decir otros niños, como es el caso de Gabriel, de 8 años, que fue torturado hasta la muerte por su madre y el novio de ésta, solo por «ser gay».

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Chile| DISCRIMINACIÓN A PERSONAS LGBTI CRECIÓ UN 40% POR EFECTO DEL COVID-19

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) comenzó este lunes a aplicar un sondeo para conocer las percepciones, impactos y consecuencias del coronavirus en las personas lesbianas, gays, bi, trans e intersex (LGBTI) que habitan Chile.

“Existe un incremento del 40% en las denuncias de discriminación propinada por familiares y vecinos a las personas LGBTI desde iniciadas las medidas para prevenir el coronavirus en Chile, en comparación con el mismo período del año 2019”, informó el dirigente del Movilh, Ramón Gómez.

“Son casos muy tristes, que sin duda aumentan su negativo efecto al considerar que las víctimas comparten su vivienda o barrios durante mucho más tiempo con sus victimarios”, añadió.

“En este sentido, y para contribuir ampliar el conocimiento sobre el impacto del coronavirus, y en especial sobre sus efectos en grupos vulnerables, invitamos a todas las personas LGBTI a responder esta encuesta”, finalizó el dirigente.

Fuente: La nación, Diario El Diverso

#Chile| Carta de una marika a Daniel Zamudio a 8 años del crimen de odio

Pero aquí me quedo para siempre
en este trópico mío.
¿hay algún culpable?
¿hay culpa alguna?
sintiendo siendo soy yo

TRÓPICO MÍO
(Fragmento)
Mara Rita Villarroel

Por Héctor Margaritas*

     Veinte años tenía yo cuando prendí la televisión un día de niebla en la ciudad de Concepción (Chile) para vislumbrar tu muerte, Daniel. Para saber que la noche anterior había caído sobre ti el yugo de la injusticia, el fascismo sobre tu cuerpecito de sirena blondie acabando con lo que más te gustaba hacer: bailarle a la noche estrellada. Cuántas velitas prendimos las errantes para avisarle a nuestros ancestros que te salves y cuentes la verdad que estaba estancada por la policía y el gobierno de turno; pero la muerte es un carrusel subterráneo que avanza y avanza dejando estragos silentes. Y así te fuiste, Daniel. Así te fuiste… con una esvástica dibujada en tu cuerpecito yerto un día veintisiete de marzo del año dos mil doce, tras veintitantos días de agonía en La Posta Central (Santiago de Chile).

Las “fobias” son reales sin embargo ninguna persona podría morir de trans/ lesbo y como en tu caso, Daniel: homofobia. Desde tu partida todas tomamos conciencia que salir de noche era peligroso. Desde tu partida tomamos conciencia que existían neonazis haciendo barridas. Desde tu partida que había grupos religiosos extremistas que nos querían extintas aunque no estén a favor del aborto. Entendimos, unas tantas, que causábamos peligro porque llenábamos  alamedas pidiendo justicia por ti y las caídas. Pero también entendimos que éramos débiles para el opresor.

Escribir sobre Daniel Zamudio no es un acto de rebeldía. Escribir sobre el asesinato de Daniel es dejar en evidencia el abuso constante en el cual nos hemos visto expuestas distintas personas de la comunidad LGBTI+. 

He tenido durante años la inquietud de hacer esta crónica, de hablar con Daniel a través de mi escritura marika. Él sabe quién soy; más de una vez fui a su animita ubicada en el Parque San Borja, arteria principal de Santiago, a dejarle un poemita con flores o ir al cementerio general para contarle que afuera aún vivíamos represión. 

Escribir sobre Daniel es dejar al descubierto una de las tantas problemáticas que existen actualmente en este país doloroso que logró explotar un dieciocho de octubre a propósito de las demandas sociales no cumplidas por el actual gobierno que cree devenir imperio con tan solo un 6% de aprobación. 

Meses después de tu muerte se promulgó y salió una ley con tu apellido, “Ley Zamudio” que, en el fondo, pretendía instaurar un mecanismo judicial que permitía resguardar a todes aquelles que hayan sufrido discriminación por terceros. De este modo los culpables serían llevados a un procedimiento judicial con eventuales medidas sancionatorias. Todo esto lo escribo como si fuese pasado porque en realidad nunca ocurrió Daniel. 

Nunca se puso en práctica de manera eficiente. Y, si alguna vez lo hicieron, los vacíos legales que existían en esta ley eran tan endebles que diferentes casos no siguieron su procedimiento y quedaron en la impunidad. Con certeza esto le está ocurriendo hoy, en el año dos mil veinte, ya a ocho años de la aprobación de la ley y de tu muerte por cumplirse a Josue Maureiria, quien en el estallido social fue apresado por fuerzas especiales y estos al vislumbrar su aparente homosexualidad tras ver sus uñas pintadas rojas lo obligaron a distintos vejámenes, pero el más cruel fue que entre dos policías sujetándolo le metieron y sacaron reiteras veces una luma por su ano. 

Te escribo esto Daniel no para que veas todo perdido, ni sientas pena donde sea que estés, si no para que entiendas que nuevamente las marikas salimos armadas a la calle y sin haber escuchado nunca el nombre ni apellido de Josué Maureira gritamos la injusticia para que nadie nunca más vea usurpados sus derechos humanos. 

Afuera las alamedas se paralizaron. Yo pienso que te habría gustado estar peleando contra la repre, lanzar piedras y combatir la injusticia. Sin embargo habrías tenido el mismo dolor ocular que sentimos muchas: Chile, país sin retina. Mañana humoristas machistas seguirán diciendo que eres nuestro mártir. No les creas. Mañana las cifras opresoras seguirán diciendo que no existe discriminación: no les creas. Un día conocí a alguien que te conoció, mientras me hablaba de ti también me veía yo. Me decía que eras dolida, buena para el karaoke cebolla, medio buena para la jarana y con aptitudes artísticas, me contaba que tu sueño era el modelaje y la actuación. Me da pena decirte que lo cumpliste, se han estrenado varias películas donde estoy segura tú serías la estrella principal de tu propia tragedia. También hubiste estado en matinales nacionales y diarios de prensa escrita y digital: todo porque cuatro asesinos corrompieron tus días. 

Doloroso conmemorarte lo es también hoy día, Daniel. Afuera los otoños siguen transcurriendo como si fuesen pájaros enormes. No eres un mártir para la comunidad LGBTI+Q nadie podría serlo después de vivir agonía más de dos semanas en un hospital público por haber sido secuestrada una nochecita entera. Pero eres más que eso para nosotras: perteneces a una realidad vivencial y visceral: perteneces a nuestro imaginario marika. Generas la dualidad de la cola fuertona y sin miedo. Aprendimos varias cosas de ti, Daniel. Seguramente el sismo de tu muerte nos siga atormentando por varios años más, posiblemente allá afuera seguirán matando a diferentes compañeras de la comunidad: el patriarcado no tiene fronteras ni límites: es perverso. Pero ya sabemos cómo atacarlo. Daniel: no estamos solas. No, ya no estamos solas. 

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso

#Chile| La conmovedora historia trans de “pepe grillo”, por Sergio Cortés

Mi vecino era un travesti, de maquillaje barato, y ropa repetida. Olía a perfume y axila. Raquítico como una escoba, de pelo largo y mal cuidado. El personaje de la cuadra, a quien todos molestaban, pero nadie se atrevía a enfrentar, simplemente porque él o ella, tenía mucha más calle. Si alguien se burlaba, sacaba voz de hombre, y todos se asustaban, pero luego transformaba en voz de nena y te lanzaba un beso.

Yo le tenía miedo, para mí era como ver un quiltro con arestín. Cuando me mandaban a comprar pan, yo cruzaba a la vereda contraria a la que él (o ella) estaba. Una vez, salí del negocio y estaba afuera, me pidió cien pesos y yo salí arrancando, de hecho, se me quebraron los huevos en el piso al soltar la bolsa. Cada vez que me portaba mal, mi padre me amenazaba que llegaría el travesti de la vuelta y me raptaría. Yo soñaba con eso, despertaba llorando. Mi madre retó a mi taita, le dijo literalmente: No quiero que asustes más al niño con ese fleto.

Pero fui creciendo y el miedo se transformó en una simple omisión. Siempre lo veía en la calle, con la misma ropa, oliendo a perfume y axila. Siempre saludaba, me decía el Pepe Grillo, pero no le daba bola.

Una vez, me metí en un lío con los cabros de otra villa, todo por la rucia de allá, me iban a sacar la cresta. Me pillaron llegando a la población, eran cuatro, me tiraron al suelo y uno sacó una cuchilla, el otro me corrió el polerón y quedé a guata descubierta. Pero en ese instante, apareció el travesti, tres de ellos salieron arrancando, salvo el de la cuchilla, los dos de manera casi tácita tomaron un duelo, el travesti le pegó dos rajazos en la cara y otro en la mano. Me sorprendí, y me quedé ahí, callado. Me quede sólo con él y me dijo: “Te apuesto que es por la rucia de la otra población, ten cuidado, a esa le gusta meter a los niños en tetes”. Le dije gracias, y me pidió cien pesos, tenía cincuenta, se los pasé. Prendió un cigarro y se fue.

Desde ese día, ya lo saludaba, al menos le movía la cabeza, pero si yo iba con alguien, siempre lo negaba. Perfectamente me podría haber dicho algo, pero fue respetuoso, se hacía el loco, al parecer entendía perfectamente lo que él representaba para los demás, pero no le importaba, creo.

Mi madre falleció de un derrame cerebral, de un día para otro. Estábamos en el velorio, y a eso de las 12 de la noche apareció el travesti, fue con unas rosas que había sacado de por ahí. Nadie dijo nada, salvo yo, que le dije gracias, me esbozó una sonrisa y se fue. En el funeral, mientras estábamos en el desgarrador entierro, vi que desde unos metro más allá estaba aquel tipo fumándose un cigarro, y a lo lejos me preguntó ¿Estás bien? Yo le hice un gesto de “sí”.

Ya tenía 15, y aun no daba mi primer beso, y la única que me daba chances era la rucia con la que me había metido alguna vez en problemas, no sabía cómo hacerlo. Yo creo que el travesti me miró por mucho tiempo que ya me conocía de memoria. Recuerdo que se me acercó y me dijo: “Parece que aún no te haces respetar mi Pepe Grillo”. Me tomó de la cintura, y me asusté: “Así la agarras y le das un beso”, yo le dije que se podía sentir abusada, o algo así, me dijo que no fuera leso, que ella hace rato me daba chances, era yo el pajarón.

Crucé la villa, entre todos esos flaites, me acerqué a la rucia, la tomé de la cintura y le chanté el beso. La solté, puso cara de contenta, y salí arrancando. Venían como diez, y el travesti los espero a la entrada de mi población… ahí nadie fue capaz de entrar. Me gritaban que me defendía detrás de la falda de un “caballo”. Me preguntó cómo me fue y le dije que bien, se puso a reír y me dijo que ya estaba grande.

Mi papá veía el partido de la U con el Colo, mientras yo, sacaba carne de la parrila y las guardaba en una servilleta, salía escondido y se las pasaba a esta “loca”

Crecí.

Me transformé en un cabro de 18, estudiaba en Santiago, y cuando volvía a Chillán, ahí estaba. Cara dura me decía que el “Pepe Grillo” estaba guapo, yo me reía no más. Y todas las vueltas era lo mismo. En los veranos salía con short a tomarme una chela en la puerta, y le tiraba una lata. Estaba bueno para toser, le dije que dejara el cigarro, pero él ni ahí.

Cuando había platos únicos, él se ofrecía a ayudar para cocinar, pero todos lo negaban. Yo le dije a mis tías que lo dejaran, pero pusieron el grito en el cielo, que estaba cochino, quizás con que cosa.

Era marzo, y me preguntó que porque no me iba a Santiago, le dije que no había lucas, mi taita estaba hasta el pico con deudas, yo estaba obligado a trabajar. Me dijo que eso no era posible, así que me pasó mil doscientos pesos en monedas de diez y cincuenta. No sé en qué espacio vivía, pero se notaba que no entendía mucho, yo me puse a reír, no sé, su gesto me puso contento. Caché que era como un perro golpeado, de la calle, ignorante del universo, pero siempre fiel con la gente de la villa.

Armamos un negocio con mi taita, un almacén, y nos faltaba alguien que hiciera aseo, yo le dije que le diera la pega… pero mi viejo se negó, tajantemente. Traté de hacerle ver que era buena persona, que le dieran una oportunidad. Mi papá a regañadientes aceptó. Le presté la ducha y le compré ropa nueva. Se cortó el pelo y parecía otro. Pero su gesticulación era la misma de siempre, con esa voz alharaca contando mentiras divertidas.

Mi papá se acostumbró, igual los tiempos habían cambiado, de ser un bicho raro pasó a ser persona.

Desde ahí todos le daban pega en la población, alguno que otro favor pagado, y este se gastaba la plata en cigarros, pero se veía contento.

Pude volver a la universidad, estaba ya en el último año.

Regresé a Chillán, con una noticia, iba a ser papá. Mi taita me felicitó y esta “loca” también, me dijo que me iba a tener un regalo para mi guagua, que lo esperara.

Al otro día, desperté a ayudar a mi viejo al almacén, y este loco no había llegado a trabajar. Según mi papá, quizás se había quedado borracho, por ahí. Pero lo conocía, era extraño que saliera de la villa.

Las horas pasaban y no aparecía. Hasta que se acercó carabineros, preguntándonos si conocíamos a un tal Cristian Lumier, mi papá dijo que no… pero yo sí, era su nombre. Pregunté qué pasaba…

… Lo encontraron tirado, lleno de cicatrices, apuñalado en todos lados, con una botella que le atravesó el ano, con la nariz partida en dos, sin dientes… y con un paquete de pañales a su lado… Aún me duele el corazón.

Se fue parte de mi, me lo arrebataron. Se fue mi infancia, se fue la mitad de mi vida con ella. Sentí y siento un vacío, y que nunca pensé que ella estaba a cargo de llenar.

No dije nada, mi padre tampoco. Estaba mudo, hipnotizado, pregunté donde había pasado, pensé que quizás fueron los de al frente, pero no… desconocidos, a quienes nunca encontraron, y que no sé si hayan ubicado con tanto ímpetu, después de todo ella solo era un vagabundo, disfrazado, una loca que de alguna forma tenía que morir, daba lo mismo si en el río o en la calle.

No hice nada, aún estaba sin decir nada.

La gente de la villa juntó dinero, sumada a la que una vecina consiguió en la municipalidad, con eso pudimos darle un entierro digno. Llegaron muchos travestis, uno que otro personaje de la ciudad. Quise llorar, pero nadie lo hacía, porque simplemente a nadie le importaba tanto, sentí vergüenza de hacerlo. Me aguanté la pena, me tragué la saliva y me fui a casa. No podía dejar de dormir. Me dolía la cabeza, la pena me tenía un tanto agripado.

Me senté afuera, muy tarde y vi entrar a un perro, se veía mal tratado y no se quería acercar. Lo llamé, pero no se decidía. Entré a la casa y saqué un pedazo de carne, lo dejé a mi lado y empezó a comer, le acaricié la cabeza… y mi pena se desató, y mis lágrimas empezaron a salir desde mi corazón, para desembocar en el lomo de aquel perro.

Perdóname. Mi perrito guacho, mi loca, mi angelito guardián. Mi personaje principal. Mi musa preferida. Te tenías que morir de cáncer al pulmón, no así, humillado, como cachorrito envenenado. Cada vez que sueño contigo, ya no eres esa pesadilla que me despertaba a gritos, sino que esa bella princesa que corre por la luna y que sigo por el universo y que repito mil veces que te quiero. Mi amiga fiel, la contadora de cuentos, mi bella hermana, aquella que dejó su sombra en la entrada de esta villa y que me espera para decirme mi Pepe Grillo.

……………………………………………………….

“Pepe Grillo”

Autor: El Borrador

Instagram @elborradoroficial

#Chile| La ley de Identidad de Género de Chile entra en vigor

El 27 de diciembre fue un momento histórico para los derechos de las personas trans en Chile porque entró en vigor la Ley de Identidad de Género del país.

LEER: Chile aprueba la creación del Ministerio de las Familias y de Desarrollo Social

Las personas trans mayores de 18 años y solteras ahora pueden cambiar su nombre y género legal con un procedimiento simple en el Registro Civil del país. Los adolescentes que tienen entre 14 y 18 años pueden hacerlo en los tribunales, pero la nueva ley no incluye a los niños y adolescentes trans menores de 14 años.

LEER: Chile inaugura la primera institución para niños trans: Escuela Amaranta Gómez

«Solo hoy tenemos 136 personas que completarán su procedimiento en todo Chile», dijo el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, a los medios locales.

Había una realidad invisible aquí; personas que tenían una identidad de género diferente de su sexo biológico y que no podían ejercer sus derechos”, agregó Larraín. Otras 921 personas ya están registradas para ejercer el derecho a su identidad en los próximos días.

LEER: Colegios de Chile distribuyen el más amplio dossier con textos a favor de estudiantes LGTB

Daniela Vega, la actriz trans que protagonizó Una mujer fantástica, película chilena que ganó un Oscar en 2018, compartió un mensaje en  su página de Instagram  para celebrarlo.

«Dedico este día a la hermosa conquista de gobernar el nombre. Dedico este día a aquellos que no lo vieron llegar. A sus cuerpos, dignificados por el recuerdo de la rebelión».

«Finalmente, hoy, tener el derecho de vivir el nombre previamente negado, gobernar el tiempo disfrazado de testimonio, pertenecer», agregó Vega. «Cuerpo futuro, lienzo blanco de nuevas luchas, de nuevas utopías, de movimiento, de dignidad».

Paula Dinamarca y Alejandro Berrios, que lamentaron las leyes chilenas que excluían a los niños trans, comenzaron el proceso que condujo al hito histórico del domingo.

«Siento que nací de nuevo, con la identidad que siempre tuve, pero que siempre fue negada», dijo Dinamarca después de que ella cambió legalmente su identidad. «Me siento feliz y capaz de dar este paso».

LEER: Una mujer fantástica triunfa en los Oscar de Hollywood y se lleva a Chile la preciada estatuilla

Alessia Injoque, presidenta de la Fundación Iguales, una organización LGTBQ chilena, también cambiará su identidad en los próximos días. Injoque dijo: «Somos conscientes de que este es solo un primer paso».

«Estamos en deuda con los niños, que quedaron fuera de la ley», dijo Injoque. «También hay deudas con la comunidad trans en educación, salud y trabajo».

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Chile| Por primera una pareja de lesbianas podrá poner los apellidos de ambas a sus mellizos

La Corte de Apelaciones de Santiago de Chile ha obligado al Registro Civil a inscribir a unos mellizos de dos años con los apellidos de sus dos madres gracias a la intervención del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh). Este presentó un recurso de protección a favor de la familia homoparental.

Con dos votos a favor y uno en contra, la Sexta Sala, presidida por la jueza Maritza Villadangos Francovich, decidió que se debe inscribir a los mellizos con los apellidos de dos mujeres.

VER: Chile volverá a debatir sobre el matrimonio igualitarioSi bien aunque en 2018 una pareja de lesbianas de Viña del Mar consiguió que el Registro Civil inscribiese a su hija con los apellidos de ambas mujeres, Mayra Opazo y Constanza Monsalves, solo reconoció legalmente a una de ellas como madre, aun cuando juntas desarrollaron todo el proceso y están unidas civilmente, conforme a la legislación vigente.

“Hoy se ha marcado un importante precedente a favor de la igualdad de derechos de las familias homoparentales, pues se ha revertido un medida homofóbica y antojodiza del Registro Civil. En paralelo, y con esta sentencia, se ha avanzando en mejores condiciones de vida para los hijos e hijas de parejas del mismo sexo”, son las declaraciones de la portavoz del MovilhDaniela Andrade.

VER: Dos madres lesbianas consiguen poner a sus hijos sus apellidos en Ecuador

La abogada de Movilh, Mónica Arias, recordó que los mellizos nacieron el 20 de septiembre del 2017, y que ambas mujeres participaron en todo momento del proceso, llevado a cabo con un donante anómino. La pareja, que el 21 de noviembre del 2018 contrajo la unión civil, acudió al Registro Civil para inscribir a los mellizos con los apellidos de ambas y este rechazó su petición y alegó que fuese una medida discriminatoria.

La sentencia argumentó su acción en el artículo 126 del Decreto con Fuerza de Ley (DFL) N° 2128 de 1930, el cual señala que “en Chile los apellidos o nombres de familia de las personas están compuestos por un apellido paterno y materno. El primer apellido deberá corresponder al apellido paterno del padre y el apellido materno a su segundo apellido que será el apellido paterno o nombre de soltera de la madre”.

Los jueces de la Corte de Apelaciones recordaron que según la misma normativa, “si se encuentra solamente determinada maternidad del (de la) hijo (a), el (la) inscrito (a) llevará como apellido paterno aquel que la madre requirente declare y como apellido materno, el paterno de la madre”.

“Al respecto cabe consignar que ante la falta de una definición de familia, la doctrina de la Corte Interamericana ha dicho que ésta no debe ser entendida de manera restrictiva y que tal indefinición es consistente con el hecho que no se protege un único modelo de familia, dando cabida a la evolución política y social que se ha experimentado en el marco de las relaciones afectivas, del que las parejas del mismo sexo gozan de reconocimiento a la usanza de las heterosexuales, no solo en cuanto a los efectos patrimoniales que de dichas vinculaciones emanan, sino también en lo que a derechos civiles y políticos, económicos y sociales concierne. En otras palabras, según el criterio del tribunal americano los vínculos de parejas homosexuales deben recibir la misma protección que aquellos constituidos por parejas que no lo son”.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Chile| Él fue el cardenal que dirigió una ‘mafia gay’

La religión y los homosexuales han tenido relaciones estrechas. Esta es la historia de un cardenal que dirigió una ‘mafia gay’ durante una dictadura.

Aunque lo nieguen, la iglesia católica y los gays han mantenido mucha cercanía. Esto no significa que esas relaciones sean del todo positivas, pues los actos de la curia romana no han sido del todo admirables. Este es el caso de un cardenal que montó una ‘mafia gay’ junto con uno de los dictadores más viles de América.

En 1973 comenzó una era de terror y represión en Chile. El 11 de septiembre de aquel año, Augusto Pinochet dio un golpe de estado en contra del presidente Salvador Allende. A partir de entonces todo cambió en el país sudamericano, la represión y el abuso contra los derechos humanos se convirtió en una constante.

Sin embargo, y pese a la homofobia que persistía en la época, en torno al nuevo líder chileno se formó una cofradía de altos jerarcas de la iglesia que eran homosexuales. Esta información se encuentra recopilada en el libro Sodoma del periodista Frédéric Martel, donde se reveló la red gay que existe en el Vaticano.

El gobierno de Pinochet y su cercanía con la iglesia católica

Las relaciones que mantuvo la Santa Sede con la dictadura chilena fueron muy estrechas. Durante los años que duró Pinochet en el poder, el nuncio Angelo Sodano fue un amigo cercano del dictador. Y no solo eso, según Martel, el prelado fue uno de los informantes del dirigente sudamericano sobre los miembros gays que estaban dentro de la iglesia católica en Chile.

De acuerdo a lo que dijo el autor de Sodoma en una entrevista con el medio chileno The ClinicPinochet estaba obsesionado con tener toda la información acerca de los homosexuales que se encontraban al interior de la iglesia de Pedro. Y el cardenal Sodano —en esos años era obispo— fue una de los principales partícipes de la redque informaba al dictador.

En otra entrevista para el medio chileno Cadena NacionalFrédéric Martel aseguró que entre el círculo que se formó en torno a la figura del dictador habían varios obispos y sacerdotes que son o eran homosexuales. Y que además estos personajes eran parte de los infiltrados de la dictadura en la iglesia.

Una red de protección

Aparte de informar a Pinochet sobre los gays que estaban dentro de la sede católica chilena, se formó una red de protección a curas pederastas. Entre los protegidos se encontraba Fernando Karadima, uno de los sacerdotes acusados de abuso en Chile. Según las acusaciones presentadas en contra del párroco, los delitos se cometieron a partir de 1980 en la parroquia del bosque, una iglesia frecuentada por la clase alta chilena.

Frédéric Martel señaló que el cuidado a este y otros curas que cometieron actos de abuso venía del nuncio Sodano, otros sacerdotes e incluso de las esferas del gobierno que tenían contacto con este grupo de sacerdotes cercanos a Augusto Pinochet.

Pero no solo esto, de acuerdo con la investigación recopilada en el texto de Martel, Angelo Sodano hizo caso omiso de las vejaciones en contra de la población chilena—incluidos los LGBT+— cometidas por el régimen dictatorial de Pinochet. Incluso cuando gobiernos de todo el mundo rompieron lazos diplomáticos con Chile, el Vaticano, por recomendación del cardenal Sodano, mantuvo relaciones con el gobierno autoritario del país sudamericano.

A pesar de todas estas acusaciones presentadas en contra de la alta curia romana, hasta el momento ninguno ha enfrentado a la justicia. Angelo Sodano mantuvo su amistad con Augusto Pinochet hasta la muerte de este último. Y él siguió ocupando puestos claves en la iglesia. Por su parte, Fernando Karadima solo fue inhabilitado para ejercer el sacerdocio.

¿Qué les pareció esta historia, homosensuales? La iglesia tiene muchas historias por explicar, ¿no lo creen?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Chile| Conservadora explota contra McDonald’s por show drag

Parece un chiste, pero no lo es. Una mujer ‘denunció’ a la cadena de comida rápida, McDonald’s por presentar un show drag en sus instalaciones.

En pleno siglo XXI los conservadores siguen haciendo cosas que parecen broma. Una mujer presentó una denuncia en contra de McDonald’s por realizar un showdrag en uno de sus restaurantes. De acuerdo con lo que la mujer relató, este acto atenta en contra de la dignidad de los infantes. ¡Quiere alguien pensar en los niños!

A través de Facebook, una señora conservadora y cristiana subió un video donde unadrag queen está regalando globos a los niños en un McDonald’s de Santiago de Chile. Según esta persona, con este acto se está imponiendo la ‘ideología de género’ a los menores de edad. Por esta razón, la ‘afectada’ decidió presentar una queja ante la compañía por ‘atentar’ contra los infantes.

A través de Facebook, una señora conservadora y cristiana subió un video donde unadrag queen está regalando globos a los niños en un McDonald’s de Santiago de Chile. Según esta persona, con este acto se está imponiendo la ‘ideología de género’ a los menores de edad. Por esta razón, la ‘afectada’ decidió presentar una queja ante la compañía por ‘atentar’ contra los infantes.

Imagen: Captura de pantalla

Sumado a ello, la denunciante comentó en otra publicación que McDonald’s está fomentando la perversión en las y los pequeños. Todos estos actos ocurrieron en el margen de la celebración del Día del Niño en el país sudamericano. 

Imagen: Captura de pantalla

La reacción de los usuarios

Esta señora no contaba con la audacia e ingenio de los usuarios de Facebook, quienes de inmediato comenzaron a llenar las publicaciones de las denuncias con imágenes de drag queens. Asimismo, muchas personas comentaron a manera de burla que la mujer debería de ocuparse de asuntos más importantes en lugar de estar esparciendo odio por un acto tan alegre como este.

Imagen: Captura de pantalla

Algunos de los usuarios también señalaron que no había nada de malo con la presentación de esta drag queen, pues ella solo estaba haciendo su trabajo.

Imagen: Captura de pantalla

Hasta el momento la cadena de comida rápida no ha emitido ningún pronunciamiento sobre esta ‘denuncia’. Y lo único que este hecho ha provocado son las risas por parte de los usuarios de Facebook.

Sin duda alguna esto demuestra que los prejuicios vienen de los adultos y no de los niños.

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Chile| Hospital niega servicios a personas trans

El Hospital Sótero de Río y el laboratorio clínico de la Universidad Católica de Chile niegan sus servicios a las personas trans. Este es el motivo.

Hace unos días, una mujer trans denunció ser víctima de transfobia en el Hospital Sótero del Río, ubicado en la región metropolitana de Santiago de Chile. De acuerdo con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), la mujer acudió elmiércoles 21 de julio de 2019 a dicha institución para realizarse una prueba de sangre. Sin embargo, le fue notificado que no le darían los resultados por tratarse de una persona trans.

Según Movilh, la única forma para entregarle los resultados es presentando una identificación oficial con su nombre y género anterior, así como la sentencia judicial que autorizó su cambio de nombre y sexo. Sin embargo, considera que esta solicitud es transfóbica y absurda:

«Si las personas no dan a conocer el nombre y sexo legal asignado al nacer, el hospital indica que no puede enviar al laboratorio los exámenes que practica. Esta conducta es abiertamente transfóbica, así como absurda, pues estamos hablando de personas que ya cambiaron su nombre y sexo legal y jurídicamente ya tienen para todo efecto otra identidad».

Diego Ríos, encargado del área de salud de Movilh, asegura que la actitud del hospital y del laboratorio Clínico de la Universidad Católica —responsable de los análisis clínicos— es ilegal y discriminatoria. Así lo confirmó para el medio The Times:

«Esta situación es inhumana, no respeta la dignidad de las personas y es ilegal a la luz de la Ley Zamudio y de las propias sentencias que autorizaron el cambio de nombre y sexo de legal, además de ser contraria a la ley de Identidad de Género».

No es el primer caso de su tipo

Este tipo de actos discriminatorios son bastante comunes en el sector salud de Chile. La Secretaría Regional Ministerial de Salud (Seremi) ha reconocido la existencia de estas prácticas transfóbicas. Sin embargo, es la primera vez que un caso de este tipo sale a la luz gracias a la denuncia de la mujer trans.

«La Seremi Metropolitana de Salud ya nos reconoció que esta práctica existe, y responsabilizó de ello al laboratorio Clínico de la Universidad Católica donde se envían los exámenes. Indican que ellos son los que exigen que las personas trans den a conocer una identidad antigua».

Tanto el Movilh como la mujer trans afectada ya presentaron la queja correspondiente. Además, exhortaron al gobierno chileno para que prevenga este tipo de actos discriminatorios que se han vuelto muy común en el país sudamericano.

«Presentaremos un recurso de protección a favor de una de las personas afectadas. En paralelo, exigimos al Ministerio de Salud que erradique y prevenga estas prácticas y que exija a los laboratorios con los cuales trabaja que se ajusten a la legalidad».

¿Qué opinas de la actitud transfóbica de este hospital que niega sus servicios a las personas trans?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Chile| Joven trans deja carta antes de quitarse la vida

En un lamentable hecho, un joven trans dejó una emotiva carta antes de quitarse la vida. Esto derivado del acoso y discriminación de las que era víctima.

Un joven trans de tan solo 16 años decidió quitarse la vida luego de ser víctima de acoso y transfobia en su escuela. José Matías de la Fuente Guevara era un chico trans que asistía al Liceo Sagrado Corazón. Ahí, sus compañeros y el personal de la institución no le trataron con respeto y decencia.

A raíz de estas vejaciones fue que José Matías terminó con su vida, pero antes de eso dejó una carta donde explicó el porqué de su decisión. Algunos fragmentos de la carta han sido revelados por la familia de José Matías.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Fue a través de su carta suicida donde el joven chileno dio a conocer el acoso que sufría por parte de los estudiantes y profesores del colegio al que asistía. Finalmente, luego de sufrir bullying transfóbico, José se lanzó del piso 11 del edificio donde vivía en Copiapo, al norte de Chile.

Dentro de los párrafos de la carta que han sido revelados, José Matías culpa a sus compañeros y a todas las personas que ahí concurrían de discriminarlo. En la carta, el joven trans mencionó:

«Liceo de mierda, todo su entorno, las niñas y la gente en general ahí me colapsó. Yo soy solo un maricón ‘culiao’, como diría… (nombre de compañera)».

La madre de José Matías, Marcela Guevara, confirmó el acoso del que su hijo era víctima al Diario de Atacama. La mujer comentó que desde los 13 años su hijo comenzó su transición. Y añadió que desde que el joven le comentó su identidad de género ella lo apoyó. Asimismo, la doliente añadió que la escuela tiene responsabilidad en la muerte de José Matías.
«como mamá puedo decir que no quiero entrar nunca más a ese colegio, quiero que queden manchados con la sangre de mi hijo».
La mujer también comentó que los padres de los agresores de su hijo se ocultaron después del suicidio. Marcela dijo que ella creó un grupo de WhatsApp con los apoderados del curso y que, luego de enterarse de la muerte de José abandonaron dicha conversación, dejándola sola.

Finalmente, Marcela concluyó diciendo que los compañeros, una profesora y la inspectora del colegio trataron mal a José. La madre del joven agregó:
«Mi hijo siempre se sintió marginado, se notaba que con suerte tenía dos amigas en la clase. Pasaba muchas horas en el colegio, Muchas horas de exponerse a miradas, comentarios, burlas. Eso se lo comió».

Si ves que algún compañero o compañera está sufriendo bullying por su orientación sexual o identidad de género, ¡no te calles! Alza la voz y ayuda a prevenir los suicidios de personas de la comunidad LGBT+.

Fuente:  Movilh, 24 Horas, Soy Homosensual, Diario el Diverso