#Argentina| VIVÍA CON MI NOVIO Y ME ENAMORÉ DE MI JEFA. Y ESTA ES AHORA NUESTRA FAMILIA

Ana Lupinacci y Yanina Hidalgo la vida había intentado juntarlas muchas veces. Habían ido al mismo colegio, con tres años de diferencia, habían tenido los mismos profesores, tenían amigos y conocidos en común, salían por los mismos lugares, pero nunca se habían visto realmente.

Hasta el día que coincidieron en una oficina, en el mismo trabajo. Yanina era la encargada y su seriedad y profesionalidad le parecieron a Ana bordería, no le cayó bien. En ese momento Ana llevaba 4 años viviendo con su novio. A Yanina le gustó Ana pero cuando supo lo del novio descartó la posibilidad. 

En la oficina se rumoreaba que Yanina era lesbiana pero ella misma se encargaba de desmentirlo, siempre le habían gustado las mujeres pero nunca había besado a una, no se sentía aún capaz de salir del armario.

Se inscribieron juntas en un curso que les quedaba a dos horas de su ciudad, lo que hacía que dos veces a la semana compartieran esas horas de viaje, ida y vuelta.

Parecía que eran grandes amigas. “Pero en un momento me di cuenta de que tenía más ganas de quedarme en el trabajo que de volver a casa. Quería estar todo el tiempo con ella y pensé ‘¿qué onda esto?’”, cuenta Ana a Infobae. Montaba escenas de celos si Yanina tenía mucho trabajo y no le prestaba atención, “yo misma me miraba y decía ‘¿pero qué me pasa?, ¿tanto me voy a enojar?’. 

Ana decidió contarle a Yanina lo que sentía pero dejándole claro que no haría nada con ello, no quería poner patas arriba su vida ni lastimar a su novio. Así que le pidió distancia. Pero el amor es el amor, y la distancia les duró una hora.

Cuatro meses después se fueron a vivir juntas. Y ya han pasado 12 años. Aunque el entorno de Ana se sorprendió de que dejara a su novio y se enamorara de una mujer, no hubo rechazo ni problemas.

Para ambas era la primera vez con una mujer y lo vivieron con mucha intensidad. En 2012 se casaron. Con los años entraron las ganas de formar una familia. La idea era que Yanina pariera al primero de sus hijos, pero todas las inseminaciones resultaban en betas negativas.

En la dulce espera

Estaban agotadas emocionalmente. Decidieron probar con Ana. Se embarazó en la primera inseminación artificial con semen de donante. Alegría absoluta, a la que se sumó la cara de sorpresa al ver en la primera ecografía que eran dos y no uno.

Julieta y Juan tienen 2 años y 9 meses, ¡y son unos bombones!

Julieta y Juan con sus dos mamás

Ana y Yanina pertenecen a la asociación de Familias Argentinas Diversas, por lo que sus peques tienen muchos ejemplos de diversidad familiar.  También han hecho un cuento para contarle a sus hijos cómo se enamoraron y cómo deseaban tanto tenerlos, un cuento que está sin terminar, porque va creciendo con sus hijos y con las preguntas de los niños.

Fuente: Madres Lesbianas, Diario El Diverso.

#Argentina| UNA PAREJA DE LESBIANAS ADOPTA A 4 HERMANOS PARA QUE NO LOS SEPARARAN

Cecilia y Marisela se conocieron hace quince años, y hace trece se hicieron novias, ambas viven en Argentina.

Cuando empezaron su relación tenían 23 y 25 años, y tal como dicen en ese momento no pensaban si quiera en tener hijos, estaban tranquilas y relajadas disfrutando su relación.

En 2010 Argentina aprobó el matrimonio igualitario y la filiación de hijos. Cecilia y Marisela se casaron y comenzaron las ganas de formar una familia.

«Fueron siete intentos (tratamientos de fertilidad) desde 2016 hasta comienzos de 2018 cuando dije basta. De todos modos, siempre habíamos hablado de la posibilidad de adoptar, el problema era que para nosotras era algo completamente desconocido y todos nos decían que era muy difícil», cuenta Cecilia en una entrevista a Somos Familia.

«En agosto de 2018 llenamos la planilla en el Registro de Adoptantes de la provincia de Buenos Aires, hicimos todos los trámites y al poco tiempo nos llamaron del juzgado de la Matanza para hacer los primeros informes. Fueron varias entrevistas y también vino una asistente social a casa», explica la pareja.

Cuando piensas en adoptar seguramente piensas en un bebé o un niño pequeño, que es lo que la mayoría busca en los trámites de adopción. Y piensa en uno, a lo sumo dos. ¿Pero cuatro? ¿Y niños mayores? Sin duda estamos hablando de unas súper mamás.

«En enero de 2019 teníamos el apto y en marzo vi una convocatoria pública de aspirantes sobre tres hermanitos en estado de adoptabilidad en Misiones. Mandé un mail al registro de la provincia y me contacté con la directora del Registro de Aspirantes a la Adopción de la provincia de Misiones (RUAAM)».

Los 3 hermanitos de los que les hablaron tenían 10, 11 y 14 años. Había un cuarto que tenía 17, pero ese no quería ser adoptados. Para conocerlos condujeron 12 horas, hasta Misiones, el pueblo donde se encontraban.

El primer día se encontraron con los dos más pequeños. «Eli no dijo nada y Joaquín que en ese momento tenía doce años, nos sorprendió con la primera frase: ‘Hace siete años que espero por este momento’. Fue muy fuerte porque de todas las cosas que habíamos pensado, nunca habían imaginado que íbamos a escuchar esa respuesta», confiesan.

Por la tarde se encontraron con el niño de 14 años, Gastón. «Él tiene una discapacidad y no nos habló, solo nos miró. Si bien fue más complicado al principio, con él todo fue conocernos y la vinculación, una cuestión de abrazos«.

Ya más tarde se encontraron con Álex, de 17.  «Estaba muy serio. (La encargada) Nos dijo que podíamos intentarlo, pero que él no estaba dentro del proceso de vinculación. Además, nos contó que se había autoexcluído de la convocatoria para que sus hermanos tuvieran más posibilidades de ser adoptados».

Cecilia y Marisa alquilaron un piso para poder quedarse dos semanas en Misiones y conocerlos mejor. Ellos quisieron irse al piso con ellas. «Fueron quince días viviendo los seis bajo el mismo techo y nos enamoramos».

Alex, que en un principio había renunciado a ser adoptado, cuenta él mismo la historia de cómo de esa negativa llegó a formar parte de la familia: «Cuando llegaron, yo no estaba en los planes, pero quise vincularme para poder seguir en contacto con mis hermanos. En el medio nos encariñamos y gracias a Dios decidimos irnos todos juntos a casa. Estoy muy feliz, muy contento. Solo me piden que haga mis deberes».

Los 4 hermanitos disfrutando de su nueva vida

Cecilia cuenta que después de conocerse: «Nos volvimos los cinco en el auto y Marisela regresó en avión. Yo manejando y Alexis cebándome mate durante las doce horas del viaje. Lo único que queríamos era llegar. Ya en Buenos Aires conocieron al resto de la familia. Ellos aman a sus abuelos y a sus primos. Son puro amor. Cuatro personas excepcionales, estamos muy orgullosa de ellos», afirman.

Cecilia reflexiona sobre la manera en la que formaron su familia y aclara: «Por ahí una se pregunta ‘por qué no puedo quedar embarazada y la vida tiene otros planes para vos y son los mejores». 

Fuente: Madres Lesbianas, Diario El Diverso.

#Argentina|“De parado”: la editorial argentina que apostó al deseo queer

En la larga historia de la edición literaria argentina, los últimos veinte años han visto resurgir con buena salud la práctica editorial. Emprendimientos como Iván Rosado, Belleza y Felicidad, Eloísa Cartonera o Blatt y Ríos (por sólo nombrar un puñado), pusieron en el centro de la literatura argentina a la figura del editor independiente. Espacios autogestionados como la FLIA, o la feria La Sensación fueron tejiendo conexiones y lazos de amistad y compañerismo entre editorxs, autorxs y público.

Sin embargo, el arte de publicar libros propiamente por fuera de la heteronorma patriarcal como criterio editorial es una tradición reciente. De Parado asoma como una propuesta editorial novedosa en un sentido estético y político.

Originalmente pensada hace ocho años como una editorial erótica gay, hoy en día amplía su espectro y profundiza su búsqueda en una paleta ampliada.

Desde obras como Gualicho de Gael Policano Rossi (nouvelle esotérica de porno hardcore) o Positivo, de Pablo Pérez (libro de crónicas biográficas en torno al HIV); pasando por Diosas de estampita de Alejandro López (un libro que mezcla la pornografía con la ciencia ficción) hasta Las tres carabelas de Blas Matamoro (un clásico rescatado del contexto sociopolítico de la última dictadura). ¿Qué mejor manera de estimular el inicio de una tradición nueva que buscar sus orígenes en las huellas del pasado? O de operar en la profundización (y/o deconstrucción) del deseo, de la subjetividad a través del goce, del placer literario que de por sí implica Eros, como señalaba Roland Barthes.  

Charlamos con sus editores Mariano Blatt y Francisco Visconti sobre el surgimiento de su trabajo en conjunto, el catálogo y el nuevo espectro de posibilidades abiertas para su catálogo en el contexto de la pandemia.

Pablo Pérez sobre vivir con VIH: “decir soy positivo me salvó”

Pablo Pérez es escritor y desde los ’90 vive con VIH+. En su obra la escritura y el virus se unen para narrar y visibilizar. Editorial De Parado decidió recopilar varios de los textos que Pérez publicó cada viernes en el Suplemento SOY de Página/12 en el libro POSITIVO, crónicas con VIH. Estos textos nacidos entre 2010 y 2013 ahora se unen en este recorrido viral, porno-sensible, escrito con fluidos y tinta.

Leer más


– ¿Cómo nació De Parado?

– De Parado nació en 2012 como una editorial de eBooks de literatura erótica gay. Después, en 2015 decidimos darle un renacimiento a la editorial, incorporando a Fram como coeditor, publicando en papel y abriendo un poco el catálogo hacia textos que no necesariamente tienen que ser eróticos, pero sí gays!

La primera apuesta de la editorial fue tener un catálogo en digital hasta la aparición de “Gualicho” de Gael.

-¿Qué significó la búsqueda del formato papel?

Veíamos que la gente no se enganchaba mucho leyendo libros digitales, que preferían el papel y se estaban perdiendo gran parte de nuestro catálogo. Cuando nos llegó Gualicho, todavía no nos habíamos pasado al papel. Era una novela muy trabajada, una buena historia, de un género que no estaba en librerías: no había editoriales que publicaran exclusivamente contenido queer. Era entrar en un terreno nuevo, mandarse de cabeza. La imagen de tapa era un pibe desnudo en cuatro, ¿cómo iban a reaccionar los libreros?  Por suerte las librerías respondieron muy bien y agotamos la primera tirada.

De amor y deseo: ocho libros disidentes para festejar el Orgullo LGBT+

Nuevos y clásicos, emergentes y consagrados: una lista caprichosa de literatura queer para leer con calor.

Leer más

En el catálogo conviven propuestas muy distintas. ¿Sienten que hay un hilo conductor en el tratamiento de la subjetividad sexual del puto, que se mantiene por fuera del género literario, por fuera de los autores?


– 
En un principio queríamos apostar al genero porno gay: buscabamos textos donde haya sexo explícito entre personas del mismo género. Pero a medida que la editorial iba creciendo nos pareció mejor ir ampliando el espectro. Entonces, ¿cuál es el nuevo criterio? ¿Un mínimo de escenas sexuales? ¿O que los personajes principales sean gays? ¿Dónde entra lo queer, en la historia o en los personajes? ¿Qué es ser queer? ¿Para ser un autor en De Parado tenés que ser gay? Eran algunas de las preguntas que nos hacíamos, y nos seguimos haciendo. Después nos relajamos más, ampliamos un poco la mirada. Los textos tienen que tener un guiño a nuestra comunidad. Somos dos editores gays compartiendo una editorial. Lo que salga de eso es lo interesante, sin tanta etiqueta. 

¿Cómo es la dinámica de la editorial para publicar? ¿Con qué criterio arman el catálogo o surge la posibilidad de publicar nuevo material / autorxs?

-Bueno, esa pregunta es fácil. Nos tiene que gustar a los dos, tiene que ser un texto que nos gustaría encontrar en una librería, mientras hurgamos en los estantes. Pensarnos adolescentes, confundidos, ¿qué libro entre todos los libros nos hubiese guiñado un ojo? Bueno,ese.  

“Nos encanta cuando nuestros lectores se salen del circuito LGBTIQ”

¿Creen que la circulación del catálogo (especialmente de autorxs nuevxs) trasciende el circuito-público LGBTIQ? ¿Es posible como intervención social y política, “queerificar” el gusto del público masivo, generándo costumbres lectoras distintas, menos heteronormadas?

-Sí, nos encanta cuando nuestros lectores se salen del circuito LGBTIQ. Es un pequeño triunfo. Por supuesto que nos encantaría en un futuro que no exista más la literatura gay, que esté todo tan integrado que no haya ningún closet. Pero todavía se sigue discriminando, segregando y matando por la orientación sexual en la Argentina. Falta mucho. 

AstroMostra, el astrólogo y escritor que interpreta el cielo en clave queer

Por Lucas Gutiérrez Foto: Lau Castro  Gael Policano Rossi es escritor, dramaturgo, actor, astrólogo y siempre más. Oriundo del sur…

Leer más

-¿Qué significó para la editorial publicar un clásico perdido como Las tres carabelas de Blas Matamoro? ¿Cómo surgió la posibilidad de editarlo?

– Un sueño. Blas Matamoro publicó Las tres carabelas en los ochenta, cuando se fue del país. Cuando la leímos dijimos, eso es para De Parado. Es una novela de aprendizaje (subgénero que nos encanta) que toca temas muy contemporáneos, eso es lo que más nos llamaba la atención. Lo gay era natural para el personaje, estaba enamorado de su mejor amigo. Encima el transfondo histórico del siglo XX en Argentina, con el ascenso del peronismo, la dictadura militar, etc. Era una obra maestra, ¿por qué se conocía tan poco? La idea de reediciones de libros perdidos siempre estaba latente en el futuro catálogo de la editorial. Le escribimos un mail a Blas y nos contestó muy enérgicamente, apenas recordaba la novelita pero nos dijo que si nos parecía que iba a funcionar, que le demos para adelante. Justo venía de visita por un homenaje y apuramos para tener el libro listo. Nos juntamos a cenar, estaba contento con la reedición. Nos contó cosas del FLH, hablamos de Proust y sellamos una bella amistad con futuros libros juntos por venir.

El editor y el poeta


En el caso de Mariano Blatt, no sólo conviven dos roles distintos (el del autor- una de las figuras más visibles de la poesía contemporánea argentina- y el editor) sino también el doble trabajo de editor. Además de ser uno de los responsables de De Parado, codirige de Blatt y Ríos, una editorial que también se ha encargado tanto de redescubrir a autores u obras olvidados (citemos la excelente edición de los cuentos de Bernardo Kordon, Un poderoso camión de guerra), así como de publicar autorxs consagradxs actuales (César Aira, Pablo Katchadjian o Marina Yuszczuk, entre otrxs). Esos roles, comenta “conviven igual que conviven en mí todas las personas que soy, todo lo que hago. Ni más ni menos. Y en lo editorial, es como tener dos trabajos. Salgo de uno y entro al otro. Y a veces cuando estoy en uno hago cosas del otro y cuando estoy en el otro hago cosas de uno. Y a veces estoy en los dos al mismo tiempo.”

Emma Barrandéguy: una novela tabú sobre amores lesbianos

Abrir un libro como se abre una puerta hacia el deseo. Es la invitación que nos hace Emma Barrandéguy en Habitaciones, ficción lesbiana en clave epistolar reeditada por La Parte Maldita.

Leer más


– ¿Cómo ven el desarrollo de la sexualidad y el erotismo en el marco de la pandemia y la cuarentena? ¿Cómo sienten que modifica la forma de vincularse?

-El encierro fue un empujón para empezar a cuestionar nuestras formas de vincularnos sexualmente, con nuestro cuerpo y con el de los otros. Otra no queda, por suerte, más que la experimentación. A esperar.

Y respecto al mercado del libro y, puntualmente, a los proyectos de la editorial, ¿cómo impactó el contexto de la pandemia? ¿Tienen planes de edición en lo inmediato? ¿Es posible visibilizar un horizonte para la producción del libro en este panorama de incertidumbre?

-Nos quedamos sin la Feria del libro y teníamos planeados un par de títulos para esas fechas, ahora vamos a tener que estirar. Por suerte la industria del libro nunca paró, las librerías abrieron con delivery. Entre tanto tiempo libre, nos encontraron nuevos lectores gracias a los libreros que se adaptaron a la redes sociales. Todos los planes editoriales de este año sufrieron cambios. Toda la vida sufrió cambios.

¿Qué clásico universal sienten que podría integrar el catálogo de De Parado? ¿Les gustaría sumar al catálogo autorxs extranjerxs?

– Si, tenemos muchos libros soñados para reeditar. Pero un editor nunca cuenta lo que quiere editar hasta que lo edita.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Argentina|Cómo funcionan las garantías de alquiler para trabajadorxs travestis y trans bonaerenses

La provincia de Buenos Aires  anunció en julio el lanzamiento de seguros de caución para personas trans que trabajan en el Estado provincial. Esto es: las personas trans que trabajan en la provincia pueden acceder a una garantía para alquilar una vivienda cerca de sus lugares de trabajo.

El convenio –realizado entre Provincia Seguros (una sociedad anónima del Estado), la Fundación Banco Provincia y el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual a cargo de Estela Díaz – prevé en principio que diez personas accederán de manera gratuita a esta garantía con el objetivo de promover tanto un mejor acceso a la vivienda como una mayor inclusión financiera. Para esta prueba piloto, la Fundación Banco Provincia tomó la decisión de asumir el respaldo económico de estos primeros seguros de caución. Y ya se firmó el primer contrato que posibilitó a una trabajadora trans bonaerense acceder al alquiler a través de este mecanismo.

Esta medida se inscribe en este continuo de derechos conquistados en el Estado gracias a la militancia de las organizaciones. En diciembre del año pasado y tras más de 4 años de espera, la provincia reglamentó la Ley de Cupo Laboral Diana Sacayán. Y hace unas semanas el Estado nacional implementó por decreto un cupo laboral trans para el sector público nacional. 

La primera bonaerense en firmar contrato

Iby Valero tiene 29 años, es referente de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR) La Plata y trabaja desde julio de este año en el Ministerio de las Mujeres de la provincia. Iby fue de las primeras en anotarse para acceder a esta medida. Venía compartiendo el departamento con una amiga. Aprovechando que ese contrato estaba por vencer, quería mudarse a otro lugar cerca de su trabajo, esta vez sola.  Hace pocos días se convirtió en la primera trabajadora bonaerense en firmar el contrato de alquiler apelando a este seguro de caución.

Iby Valero

Oriunda de Puerto Madryn y residente en La Plata desde 2018, Iby cuenta que el trámite tiene una serie de requisitos y pasos que fue resolviendo en diálogo con el Ministerio y el Banco. Lo más importante, dice, es poder contactarse con una inmobiliaria que tenga un departamento en alquiler y acepte estos seguros de caución, y pedirles un modelo de contrato para que ella le pueda mandar a Provincia Seguros y dar curso al trámite. Junto a eso, se necesitan documentaciones personales, constancias del sueldo y de que son trabajadoras del Estado. Iby dice que “hay compañeras trans que también trabajan en el Estado y todavía no están al tanto de esta medida”. Y ella cree que es en gran parte por la brecha digital que dificulta el acceso a los trámites online.

Acceso vivienda de travestis y trans

Para Yohana Lencina, de 53 años, la situación es distinta. Ella entró a trabajar al Ministerio de Acción Social de San Isidro gracias a la ley de cupo trans aprobada en el municipio en 2018. Y, por las características de este seguro de caución, que requiere que las postulantes desarrollen sus tareas en el Estado provincial, no puede iniciar el trámite en esta oportunidad. Pero, en diálogo con Presentes, se entusiasma con la idea de poder promover una iniciativa similar en el municipio. San Isidro es uno de los distritos más desiguales del conurbano, en el que conviven zonas opulentas como el bajo de Acassuso con urbanizaciones socioeconómicamente más pobres como Boulogne o La Cava. Yohana vive justo enfrente de allí, en un edificio construido por el Fondo Nacional de la Vivienda (FONAVI). Vive con sus tíos, que tienen tres hijos. Y sueña con la posibilidad de acceder a un alquiler propio.

Yohana Lencina.

“Las inmobiliarias deben pensar que hacemos buena plata en la calle, no sé qué pensarán. Te piden 50, 60 lucas en la mano para entrar a un alquiler. ¿De dónde saco esa plata yo, si tengo un sueldo muy por debajo?”, se pregunta. “Te piden eso porque no tenemos seguro de caución ni nada. Me ha pasado de ir a buscar alquiler con mi recibo de sueldo y nada. Una puede pensar que un recibo de la municipalidad puede servir para alquilarte algo pero  igual dicen que no. Otras veces me ha pasado de llamar a departamentos que estaban en alquiler y que me dijeran que no, que ya estaban alquilados, cuando yo sabía que estaban vacantes”, agrega.

Mujeres trans acceden a su primera vivienda digna por iniciativa de una monja

Neuquén, al sur de Argentina, se transformó en la primera ciudad del mundo en tener un “barrio” trans.

Leer más

Luly Arias es una enfermera trans de 33 años que milita en La Cámpora. Desde hace unos meses trabaja en el área de diversidad del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. Vive junto a su marido en San Miguel, al oeste del conurbano. Y aunque en este momento no necesite apelar a seguros de caución para acceder a un alquiler, conoce bien las dificultades que deben afrontar las personas trans cada vez que deben acceder a una vivienda.

Luly Arias


Nacida en San José, un pueblito de apenas diez mil habitantes en la provincia de Catamarca, Luly Arias cursó los estudios terciarios de Pedagogía y Educación social en su provincia natal y decidió probar suerte en Buenos Aires, la capital argentina. Corría el año 2009, estaba en sus primeros 20 y llegó con la expectativa de encontrar un trabajo en la gran ciudad. “Dejá tu CV que cualquier cosa nosotros te llamamos”, fue la respuesta que más escuchó cada vez que se presentó para ocupar puestos de vendedora, camarera o encargada de locales de comercio. Al cabo de unos meses, cuenta que se vio empujada a ejercer la prostitución. “No vislumbraba otra posibilidad”.

La vivienda fue el otro gran tema que debió enfrentar Luly ni bien llegó a Buenos Aires. Durante los primeros meses se alojó en el mítico Hotel Gondolín de Villa Crespo, un lugar que recibe a personas trans que llegan desde distintos puntos del país. En el momento en que quiso alquilar su primer departamento, se encontró con una serie de nuevas dificultades. Desde propietarios que al verla le querían cobrar el triple del valor del alquiler hasta problemas para encontrar una garantía. 

“Cuando yo llegué a Buenos Aires, había algunas compañeras travestis y trans que podían alquilar departamentos porque conocían a un abogado amigue y copado con nosotras. Él nos cobraba el depósito, el mes de adelanto y algo por la venta de la garantía. En ese momento era la única posibilidad que teníamos de acceder a un alquiler”, relata Arias. Luly además fue docente en el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis.

Mocha Celis, el primer Bachillerato Popular travesti-trans de América Latina

Cómo funciona puertas adentro este espacio que apuesta a la inclusión educativa.

Leer más

“Un trabajo no es suficiente para poblaciones tan discriminadas”

“La obtención de garantías y de seguros de caución tienen un alto impacto económico en los contratos de locación”, explica a Presentes Julia Strada, directora del Grupo Banco Provincia y una de las impulsoras de esta medida de inclusión en Provincia Seguros. “Las dificultades son aún mayores para un sector de la sociedad que se encuentra en un estado de vulnerabilidad estructural como producto de una discriminación social histórica”.

“El primer cumplimiento de la Ley de Cupo Laboral, que implicó empezar a trabajar para incorporar a personas trans al Estado provincial, nos hizo dar cuenta de que la obtención de un trabajo no es suficiente para poblaciones tan discriminadas. Tras esta primera inclusión nacen nuevas necesidades y de las necesidades nacen derechos. Y es importante que los distintos niveles del Estado hagan un abordaje integral”, plantea Strada.

La situación de una trabajadora trans impulsó la medida

El convenio entre las distintas partes surgió a partir de un pedido de Cristian Girard, titular de ARBA (Agencia de Recaudación de Buenos Aires). En rigor, de una trabajadora de la agencia que necesitaba mudarse cerca de su lugar de trabajo. Cuando en ARBA supieron de las inmensas dificultades que ella y otras personas travrestis y trans debían afrontar, empezaron a pensar en diseñar un mecanismo más inclusivo y extensivo. 

Ella es la primera que empezó a tramitarlo y la segunda fue Iby Valero.

Hoy no hay compañías de seguro que estén ofreciendo estas cauciones al colectivo trans y es el Estado provincial, a través de una de sus sociedades anónimas, el que viene a patear el tablero. Si la iniciativa es imitada por el Estado nacional, otros estados provinciales, municipios o incluso compañías de seguros del sector privado, la inclusión financiera del colectivo trans habrá dado un paso más en su historia de conquistas. Tener acceso a un techo sigue siendo una deuda pendiente entre tantos de los derechos vulnerados para las personas travestis y trans. 

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Argentina| Casación niega el travesticidio de la activista Diana Sacayán

Para la Justicia patriarcal, el crimen de Diana Sacayán, la defensora de derechos humanos y activista travesti de cuyo asesinato se cumplirán 5 años en unos días, no fue travesticidio. Así lo decidió la Sala 1 de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal en respuesta al recurso de casación interpuesto por la defensa de Gabriel David Marino.

El Tribunal Oral en lo Criminal nro. 4 de la Ciudad de Buenos Aires (integrado por los jueces Adolfo Calvete, Julio Báez e Ivana Bloch) condenó a Marino a prisión perpetua como “coautor del delito de homicidio calificado por odio a la identidad de género y por haber mediado violencia de género” en junio de 2018. https://twitter.com/marielabozzetta/status/1313524018146877443?s=24

Pero ayer se supo que la Sala 1 de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional respondió al recurso de casación interpuesto por la defensa de Marino confirmando la condena a prisión perpetua pero descartando el agravante por crimen de odio. En su desarrollo argumental, lxs tres integrantes de la Cámara esgrimen que no existe evidencia para probar que se trata de un crimen de odio.

Sentencia histórica: Perpetua por crimen de odio al asesino de Diana Sacayán

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 4 de la Ciudad de Buenos Aires condenó por unanimidad a Gabriel David Marino a prisión perpetua por el crimen a la activista travesti de derechos humanos Amancay Diana Sacayán. En su veredicto, el tribunal consideró que se trató de un crimen de odio y que medió la violencia de género, (agravantes 4 y 11 del Código Penal)Es un fallo inédito e histórico. En este juicio fue la primera vez que la Justicia pronunció la palabra “travesticidio” en los expedientes.

Ese era uno de los rasgos cruciales que convertían a aquella sentencia por el travesticidio de Diana Sacayán en histórica.  Era la primera vez que la Justicia, después de haber escuchado los potentes testimonios de travestis y trans en calidad de víctimas de violencias y exclusiones de todo tipo, hablaba de odio hacia la identidad de género. Le ponía un nombre, lo nombraba y lo condenaba como travesticidio: el crimen de odio hacia una identidad de género y también a una defensora de derechos humanos, impulsora del cupo laboral travesti trans que hoy es decreto nacional del 1% en el sector público. “Si esto le hicieron a Diana, qué queda para nosotras?”, le preguntaban las testigas a la Justicia en aquellas audiencias nunca antes vistas en los Tribunales del llamado Palacio de Justicia. 

La sentencia reconocía también al colectivo travesti trans como uno de los más castigados por la violencia estructural, pero también como uno de los más criminalizados en América Latina. 

Fue un travesticidio: a dos años de la sentencia histórica por crimen de Diana Sacayán

Este cómic cuenta por qué es histórico el fallo del 18 de junio de 2018 que condenó a prisión perpetua al autor del travesticidio de Diana Sacayán.

La sentencia fue histórica por estos y otros motivos. Entre ellos también, por ser el resultado de un trabajo estratégico y de largo aliento de organizaciones de derechos humanos y de la diversidad sexual, nucleadas en la Comisión de Justicia por Diana Sacayán, que lograron abrirse espacios para incidir en el proceso de Justicia. Y lograron también una serie de compromisos históricos recogidos por la sentencia de 400 páginas. 

Miradas sobre el fallo del travesticidio de Diana Sacayán

Fotos: CELS Para reflexionar sobre los alcances del fallo histórico por el travesticidio Diana Sacayán, el Centro de Estudios Legales…

La audiencia de casación fue por videoconferencia el 29 de septiembre. Participaron de ella la abogada patrocinante de la querella de Say Sacayán –activista, hermano de Diana y coordinador de M.A.L.–, Luciana Sánchez –la misma abogada que hace pocos días logró la absolución de la joven trans Luz Aimé Díaz–, Juan Ricardo Kassargián ­ abogado del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), también querellante en el juicio porque Diana era trabajadora de ese organismo­,  lxs fiscalxs Ariel Yapur y Mariela Labozzetta de la UFEM –, en representación del Ministerio Público Fiscal y de la Unidad Fiscal de Especializada de Violencia contra Mujeres y LGBT* (otro espacio que junto con la querella familiar fue crucial para llegar a esa sentencia) , Marino y su defensa. 

La Sala que tomó esta decisión de quitar el agravante por crimen de odio está integrada por los jueces Jorge Luis Rimondi (presidencia), Patricia M. Llerena y Gustavo A. Bruzzone. El Ministerio Público Fiscal informó a Presentes que van a recurrir la sentencia ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación con un recurso extraordinario federal. 

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Argentina| Absolvieron a Luz Aimé Díaz, trans que pasó dos años presa por un crimen que no cometió

Luz Aimé Díaz, travesti migrante acusada y encarcelada en 2018 por un crimen que no cometió, fue absuelta hoy por el Tribunal N8 de la Ciudad de Buenos Aires. El juez ordenó que se le quitara el dispositivo de vigilancia electrónica que le había sido colocado como parte de la prisión domiciliaria.

La fiscal María Luz Castany, siguió la línea de la abogada defensora Luciana Sánchez y pidió la absolución, destacando la violencia estructural que sufre el colectivo travesti-trans.

En julio de 2018, Luz fue acusada de “robo agravado y privación de la libertad agravada”. Tras realizar un servicio sexual a dos hombres en Palermo, Luz fue acusada dos meses más tarde de haber maniatado y violentado a un hombre de 50 años del colectivo LGBT+ en la habitación de al lado. A pesar de no existir ninguna prueba de su vinculación al crimen más allá de su paso por la escena del crimen, cumplió una prisión preventiva de ocho meses en el penal de Ezeiza antes de serle otorgada la prisión domiciliaria.

Castañy afirmó que, aunque Luz hubiera aceptado ir a un departamento con dos personas desconocidas, esa decisión correspondía a las características de Luz y al grado de exposición al que se encuentraba por ejercer la prostitución. Concluyó que “es poco verosímil que haya sido coautora de los hechos por los que se la imputa” y que, por lo tanto, correspondía que el Tribunal dictara su absolución.

La fiscal no solo detalló la evidencia forense producida durante el juicio, sino que también hizo mención extensa al informe antropológico brindado durante la segunda audiencia que daba cuenta de las condiciones de vida de la población trans. Además, destacó informes internacionales sobre la importancia del derecho a la identidad y, con ella, a la identidad de género y al respeto por la misma.

Por su parte, la abogada defensora Luciana Sánchez agradeció la posibilidad de sostener el debate mediante la escucha atenta de las pruebas y la posibilidad, en primer lugar, de haberlas producido. Sánchez agregó que espera “que a partir de este caso también estos estándares puedan ser aplicados y extendidos como se viene haciendo en la jurisprudencia que viene incorporando la perspectiva de género”. Agradeció, también, “la posibilidad de poder contar con un precedente donde quede claro que estas vulnerabilidades impiden realmente la persecución penal de determinadas personas y que no debe ser asociada la identidad travesti de mujeres trans ni de las trabajadoras sexuales ni de quienes están en situación de prostitución a la comisión de delitos.”

“Procesada por travesti y por migrante”

Luz nació en Salta. A sus 13 años comenzó a prostituirse y eso la acercó a situaciones de extrema violencia. Sufrió tres ataques transfóbicos que la llevaron a perder la visión de un ojo en su totalidad. Solo ve parcialmente a través del ojo derecho y sufre de constantes cataratas. Esos ataques quedaron impunes. 

En 2017 y con solo 20 años, Luz se despidió de su Salta natal y llegó a Buenos Aires. En esta ciudad comenzó a estudiar en el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis con la intención de conseguir nuevos trabajos. “También acá comenzó a tramitar su certificado de discapacidad en el Instituto Oftalmológico Pedro Lagleyze”, explica Alcalde. “Imaginate que ella en un departamento, de noche, a oscuras y con un problema de visión severo, nunca pudo ver lo que ocurría en el interior de otros ambientes del departamento”. 

En 2019 se organizó la campaña “Absolución para Luz” de la que participaron defensorxs de derechos humanos

Por este motivo, y tal como le corresponde por el inciso C del artículo 32 de la ley ejecución de la pena privativa de la libertad (ley 24.660) que ordena otorgar el beneficio en caso de que la permanencia en la cárcel de la persona discapacitada sea inadecuada por su condición y/o reciba un trato indigno, inhumano o cruel, a Luz se le otorgó el arresto domiciliario. 

“Ella está juzgada y siendo procesada por ser travesti, por tener una discapacidad visual y por ser una migrante interna. Lo que le pasa a Luz nos pasó a todas”, explica Bertolini. La violencia estructural del Poder Judicial no solo es violencia institucional, sino también violencia de género. En la etapa de instrucción, el fiscal tomó lo necesario para poder centrar a Luz como la principal culpable, pero a las personas que actuaron y que llevaron a Luz allí no se las tomó en consideración. Eso solo es posible porque las travestis y transgénero somos seres delincuenciales”. 

La falta de equidad, el grado de vulnerabilidad de la población trans, la estigmatización y la marca de la prostitución son algunas de las características que nombra Bertolini que permiten que el sistema jurídico condene a las personas trans como seres delincuenciales. “Existe algo llamado delito del ser existencial, que es un delito por tu existencia. En este caso, el existir como travestis y trans es pensado como un delito. Ante la falta de conocimiento de las identidades de género, al no tener el Estado un registro de las múltiples identidades que emergen reclamando equidad en los derechos, se pierde la garantía constitucional del derecho al principio de inocencia. Para Luz, este principio no existe porque el ser travesti la catapulta a ser condenada jurídicamente y socialmente”. 

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Argentina| Ataque en Buenos Aires a una pareja gay: “Nos pegaron por besarnos en la calle”

“Nos acaban de pegar por besarnos en la calle”, denunció Yaco Jacobsen primero en su historia de Instagram y más tarde en una comisaría. Unos minutos antes, tres personas lo habían atacaron a él y a su pareja, Pablo  Cavaignac, en la esquina de Aráoz al 1900, en el barrio porteño de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, el miércoles 30 de septiembre. Lxs vecinxs los ayudaron para llamar al 911 y limpiar la sangre de las heridas que Yaco tenía en la rodilla, el codo y la mano. 

La denuncia en la Justicia

Tras dos horas en la comisaría 14 de la Ciudad, Pablo logró hacer la denuncia. En ese tiempo, Yaco dice que empezó a sentir mucho dolor y se tuvo que ir. Ayer volvió para ampliar la denuncia. La causa quedó en manos de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 8, a cargo de Maximiliano Vence.

“Al parecer, la persona que los ayudó dijo “no haber visto la agresión” y por eso están buscando en algún domo o cámara de seguridad”, explicaron desde el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad a Presentes

Después de un beso, el homoOdio

“El miércoles yo estaba caminando con mi novio por la calle en el barrio de Palermo. Salíamos de tomar una cerveza, volviendo para nuestra casa. Paramos en una esquina, Aráoz al 1900. Comenzamos a besarnos, sólo y simplemente a besarnos, algo que a nadie le debería molestar en el planeta, que no pasa cuando son un hombre y una mujer, por ejemplo”, contó Yaco a Presentes un día después del ataque. 

De repente –dijo– escucharon unos gritos, pasos contundentes. Se separaron y vieron que se acercaban tres hombres, “primero como queriendo atacarnos sin hacerlo. Yo lo alejé a mi novio como para recibir el impacto que pudiera venir. Lo siguiente que sucede es que me revolean una trompada, me tiran al piso con más golpes. El golpe me dio en la cabeza y en el brazo. Además, una de las tres personas tenía un palo”, advirtió Yaco. 

Los gritos de lxs vecinxs lograron que los atacantes se alejaran. Matías, uno de ellos, les gritó a Pablo y a Yaco para que se refugiaran en su casa. Desde ahí llamaron al 911. Ahí Yaco se pudo desinfectar las rodillas, la mano y las heridas que tenía en el codo. 

“Por el fiscal nos enteramos que ahora la policía dice que no hubo testigos, cuando salió toda la cuadra prácticamente a ayudarnos, a socorrernos, y a evitar que pase a mayores. Ellos [los policías] negándolo, además de llegar tarde y haberlos visto escaparse. Demorándonos dos horas en tomar la denuncia, sin asistencia médica. Institucionalmente falló”, dijo Pablo a Presentes.

“Fue un acto de odio contra una pareja de hombres”

La coordinadora de la Defensoría LGBT, Flavia Massenzio, se comunicó con Yaco y con Pablo para enterarse de lo ocurrido y tomar intervención. “Lo que nos preocupa, y por lo que vamos a participar con nuestra opinión en la causa, es que lo hayan caratulado como lesiones leves, cuando claramente fue un hecho agravado por el odio hacia la orientación sexual de las víctimas”, explicó a Presentes María Rachid, titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo CABA.

“Es importante que la justicia sepa identificar estos hechos ya que además de lesionar derechos individuales muy importantes, como la integridad física, también vulneran derechos colectivos, generando temor a toda una comunidad”, agregó Rachid.


“Esto no fue ni un acto delictivo ni de intento de robo ni agresión al azar” –concluyó Yaco–. “Fue un acto de odio dirigido a una pareja de hombres”.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Argentina| Entre Ríos aprobó cupo laboral travesti trans del 1%

La Legislatura de la provincia de Entre Ríos sancionó ayer con fuerza de ley un cupo de al menos 1% en el sector público para promover y garantizar derechos en el ámbito laboral para las personas travestis, transexuales y transgénero.

Así lo afirma el artículo 4 de la normativa: “El Estado provincial, sus organismos descentralizados y las empresas del Estado están obligados a ocupar personas travestis, transexuales y transgénero, que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo, en una proporción no menor al uno por ciento (1 %) de la totalidad de su personal, y a establecer reservas de puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por ellas, de acuerdo con las modalidades que fije la reglamentación”.

A quiénes alcanza el cupo laboral travesti trans 

En la provincia de Entre Ríos, el cupo estará destinado a personas que tengan o hayan iniciado el cambio registral. “En caso de haber iniciado la solicitud de rectificación registral del sexo al momento del acceso al derecho, la persona podrá presentar constancia de inicio de trámite”. 

Se abrirá un registro de aspirantes por parte de la autoridad de aplicación, que deberá ser establecida por el Poder Ejecutivo. Esta autoridad estará a cargo de articular junto a las distintas dependencias del Estado (Trabajo, Desarrollo Social y Educación) capacitaciones orientadas a distintos ámbitos laborales públicos y privados. También de crear, mantener y difundir un registro de empresas privadas que ofrezcan trabajo a las personas trans. Y de promocionar a través de campañas en los medios masivos de comunicación de la necesidad de la creación de empleo destinado al colectivo trans, que garantice la inclusión social, así como de publicar un reporte anual que informe acerca del cumplimiento de la ley. 

Incentivo fiscal a empresas que contraten a travestis y trans

La normativa aprobada prevé un incentivo fiscal para empleadorxs del sector privado que contraten a personas travestis, transexuales y transgénero. “Por cada empleado en dichas condiciones se otorgará un bono fiscal equivalente al 3,5% (alícuota general) sobre el valor de las contribuciones patronales efectivamente abonadas por el empleador correspondientes al empleado travesti, transexual y transgénero, con excepción de las realizadas con destino al Régimen Nacional de Obras Sociales. Este bono fiscal otorgado podrá ser aplicado al pago de impuestos provinciales. 

El Ejecutivo deberá reglamentar esta ley de cupo laboral travesti trans en 90 días. 

Antecedentes

En mayo del año pasado el proyecto provincial para promover la inclusión travesti trans –presentado en 2018 por la diputada Emilce Pross (por el Frente para la Victoria, con mandato cumplido)– obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados. Pero recién la semana pasada consiguió la media sanción en Senadores. Otras localidades entrerrianas también tenían sus ordenanzas de cupo travesti trans como Victoria, Rosario del Tala y Paraná.

Aprobaron cupo laboral e inserción integral de personas trans en Victoria

Victoria (Entre Ríos) aprobó cupo laboral travesti-trans y ordenanza de inclusión a vivienda, salud, educación, cultura y deporte.

Leer más

En junio de 2019 la capital provincial, Paraná, ya había aprobado una ley de cupo travesti trans a través de una ordenanza en el Concejo Deliberante de la capital provincial. 

Este año el Poder ejecutivo nacional, en una decisión histórica, decretó el cupo laboral travesti trans del por ciento en el sector público del país. 

Argentina decreta cupo laboral travesti trans del 1% para el sector público

En una decisión histórica el Gobierno de Argentina decretó destinar un cupo del 1% en los cargos del personal Sector Público Nacional “para personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan las condiciones de idoneidad para el cargo”.

Leer más

Poco después, Santa Fe lo reglamentó a nivel provincial: en la provincia vecina el cupo es del 5% y no requiere el cambio registral.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Argentina| Activismo bisexual: (casi) todo lo que hay que saber

El activismo bisexual es una lucha muchas veces marginada dentro del colectivo LGBTIQ+. Esto se debe a varios estigmas y prejuicios que sufren les bisexuales -ser considerades falses, “en una fase”, confundides, traidores, y otros- que trae como producto la invisibilización de sus luchas y reclamos. Entre sus necesidades más urgentes se encuentran el reconocimiento de su orientación sexual y su representación en diferentes ámbitos, la creación de lazos fuertes y  de un activismo federal, la aparición dentro del contenido de la ESI y la historización del colectivo.

El movimiento bisexual surgió en los inicios de los años 70s en Estados Unidos, aunque existe evidencia de grupos conformados por bisexuales, como Bloosmery, anteriores a esta fecha. En 1972 apareció la “Declaración de Itaca sobre bisexualidad”, escrita por el Comité Cuáquero de Amigos de la Bisexualidad, en la revista The Advocate, dirigiéndose por primera vez a una audiencia gay buscando una conciencia sobre la bisexualidad. A su vez, en esta década surgieron los primeros grupos de bisexuales en diferentes ciudades de Estados Unidos, luego en Europa y en Australia. En la década del 80’ aparecieron las primeras organizaciones bisexuales lideradas por y para mujeres, vinculadas fuertemente con el feminismo. Y hacia fines de los 80s y principios de los 90s la necesidad de una unidad bisexual culminó con la Primera Conferencia Internacional de Bisexualidad en Ámsterdam en 1991.

Recuperar la memoria

La organización Bisagra Bisexual dialogó con Presentes sobre la necesidad de historización del movimiento, uno de los temas tratados durante el último Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Bisexuales, Trans, Travestis, No Binaries e Intersex (EPMLBTTNBI): “Nos es de suma importancia recuperar la historicidad de nuestros activismos, recuperar las experiencia de otres activistas que nos allanaron el camino. Por ejemplo, no todes saben que Marsha P. Johnson, figura clave de la revuelta de Stonewall, era bisexual o que Alejandra Sardá fue una de las primeras activistas de la disidencia sexual local en nombrarse bisexual”.

Desde el año 2012 existe el taller sobre bisexualidades (originalmente “Mujer y bisexualidades”) en la grilla oficial del EPMLBTTNBI. Un año antes, un grupo de bisexuales se autoconvocaron en el patio de una escuela para hacer el taller de forma extraoficial ante la necesidad de un espacio donde abordar las vivencias que atraviesan les bisexuales que eran silenciadas o no tenían su espacio en los talleres de lesbianas y lograron que en las conclusiones aparezca la necesidad de la apertura del taller. La organización Bisexuales Feministas se creó en 2012 en el Encuentro de Posadas. “Ese año el taller fue bastante masivo, se desdobló y además marchamos juntas. A partir de este momento empezamos a tener un poco más de visibilidad en el espacio público a través de dos patas que teníamos: por un lado, los espacios de encuentro bisexual y por otro, el acompañamiento de luchas que tenían que ver con la agenda feminista y con la agenda LGBT”, dijeron desde Bisexuales Feministas.

En los Encuentros feministas

Les compañeres de Bisagra Bisexual dicen tener registro de que desde el 2013 en cada Encuentro se pide en las conclusiones del taller la apertura de uno específicamente sobre activismo bisexual. Sin embargo, este año el taller sobre bisexualidades fue eliminado de la grilla y modificado a “Bisexualidades, Pansexualidades y Polisexualidades”. “Lo que sucedió fue un atropello a nuestra identidad y a nuestra militancia política -dicen desde Bisagra Bisexual- Este gesto fue un claro borramiento de la historicidad de nuestro movimiento, de las luchas que venimos activando desde hace tiempo. Además, se impuso un temario sumamente biodiante donde nombraban a la bisexualidad como un concepto con contradicciones y complejidades”.

Ante esta situación, les bisexuales decidieron armar el taller por fuera del oficial, colmando cinco comisiones, y gestionaron por primera vez el taller “Activismo bisexual”, el cual tuvo entre sus conclusiones: “la implementación de la ESI y la reformulación de sus contenidos para que se visibilicen las existencias bisexuales; alentar las alianzas y el fortalecimiento de las redes locales y regionales para potenciar la visibilidad bisexual; la recuperación del activismo bisexual dentro de la historia del movimiento LGBTIQ+; y la postulación del carácter interseccional de los activismos bisexuales, que son decoloniales, antirracistas y antineoliberales; entre otras”.

Para Feministas Bisexuales “ser bisexual es sentir deseo, atracción o afectividades hacia el propio género y hacia otro. No especificamos cuál es por eso hablamos de bisexualidades y no de bisexualidad. Este deseo puede ir fluctuando y/o puede ser una potencialidad”. A su vez, “para nosotras la bisexualidad es una identidad política, es la forma en la que nombramos nuestra experiencia. Esto es fundamental para lograr visibilidad y así poder inscribirse en un colectivo político y afectivo pero sobre todo para legitimar nuestra existencia en el plano de la palabra y de los derechos. Es fundamental nombrar el deseo en los diferentes territorios que habitamos y que transitamos”.

Mayoría invisible

La población bisexual tiende a ser más grande que la homosexual. El estudio “Mayoría invisible: las disparidades enfrentadas por personas bisexuales y cómo remediarlas” de 2016 por parte de Movement Advancement Project y varias organizaciones bisexuales de Estados Unidos indicó: “Las personas bisexuales representan aproximadamente la mitad (52%) de las personas LGB en los Estados Unidos”. Sin embargo, sus reclamos, vivencias y representaciones se encuentran frecuentemente invisibilizadas o tomadas como chiste. “La bisexualidad se convierte en el fantasma que recorre los espacios LGBTQ+, como si fuera un rumor y nos genera un espacio negado”, dicen desde Bisagra Bisexual.

La necesidad de un activismo bisexual es imperante. “Entendemos que lo que no se nombra no existe, que mantenernos silenciadxs es seguir aportando a la negación social ante las categorías que no son fijas, que no pueden ser estáticas, que sólo se entienden desde la fluidez”, dicen desde Bisagra. Por su parte, Julia Giannattasio, mujer bisexual y activista feminista pertenenciente a las agrupaciones Kinkfem y Movimiento Mayo Merlo comenta que la importancia del activismo radica en que “fuimos históricamente (y seguimos siendo) invisibilizades y estigmatizades con prejuicios y desinformación. Planteamos la recuperación de derechos y la visibilización desde un transfeminismo”.

Muchos de los prejuicios hacia les bisexuales provienen tanto de cis-heterosexuales como del colectivo LGBTTIQ+. Micaela es bisexual y activista feminista de Capilla del Monte, Córdoba. Al preguntarle sobre cómo era su vivencia bisexual respondió: “Cada vez que me interpelaron fue desde una posición de prejuicio sobre mi sexualidad. Al estar con hombres hetero cis muchas veces asumían que aceptaría un trío y todas sus fantasías al mejor estilo porno heteronormado. O, al contrario, el fantasma eterno de ‘Me vas a dejar por una mina’, donde se sienten amenazados o vulnerados en su masculinidad. Al salir con algunas lesbianas (no siempre, no todas), la acusación tácita de estar ‘incompleta’, ser ‘tibia’, estar siempre ‘a la mitad del closet’ fue recurrente. O directamente el rechazo por que ‘les bisexuales no saben lo que quieren’”.

“Les indecises”

Otros de los estigmas asociados a les bisexuales tienen que ver con ser categorizades como indecises, “en una fase”, traidores, fiesteres, promiscues, personas con ITS, inmadures, infieles o “no ser lo suficientemente gay o queer para pertenecer a la comunidad”, comentan. Desde Bisagra Bisexual explicaron: “Solemos hacer hincapié en lo que nos pasa dentro de los espacios LGBTQ+ no porque no nos atraviesen las violencias del régimen heterocisexual. Sino porque la disidencia sexual se supone que debería ser nuestro espacio y no un lugar de constante disputa por lo que nos corresponde”.

La psicóloga, feminista y activista de derechos sexuales Alejandra Sardá-Chandiramani en su trabajo “Bisexualidad ¿un disfraz de la homofobia internalizada?” (1998) expresó: “En esta sexualidad normativizada, con indicadores de desempeño y metas a alcanzar, donde el deseo aparece controlado, nombrado, acotado, y el margen para lo imprevisto y para el cambio es mínimo, la bisexualidad irrumpe como elemento disruptivo.” En esta línea, Grace, también psicóloga con formación en perspectiva de género y bisexual dijo desde Formosa: “Creo que lo que interpela es el arrasamiento de categorías fijas que plantea nuestra existencia bisexual. Propone cuestionar todos los supuestos en relación a roles estereotipados en los vínculos amorosos”. Y desde Bisagra sentenciaron: “La bisexualidad incomoda porque no es fija, no existe una bisexualidad y tampoco la entendemos como estática. En un mundo donde la norma y la exigencia es que seamos determinables y predecibles, las categorías que están en constante movimiento, aterran”.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Argentina| Mocha Celis, el primer Bachillerato Popular travesti-trans de América Latina

El bachillerato popular Mocha Celis es el primero de América Latina orientado de manera inclusiva a travestis y trans. Funciona en la Ciudad de Buenos Aires desde 2011 y sus aulas están abiertas a todes. Conocé cómo funciona puertas adentro este espacio que apuesta a la inclusión educativa.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.