#Argentina| Aseguran que el colectivo trans atraviesa “una situación crítica” en la pandemia

La presidenta de Otrans Argentina, Claudia Vásquez Haro, aseguró que la situación del colectivo trans en este contexto de pandemia es “crítica”, debido a que muchas de ellas están sin trabajo y no tienen acceso a subsidios ni ayuda alimentaria, por lo que se ven obligadas a organizar “jornadas solidarias” para sostener a las más necesitadas.

“Las travestis y trans no han podido ser beneficiadas por la ayuda que se dispuso ante esta pandemia, ni al IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) ni al Potenciar Trabajo; hay cerca de mil compañeras que no pudieron acceder, no sabemos por qué”, explicó a Télam Vasquez Haro.

Puntualizó que en la provincia de Buenos Aires “sólo un 15 por ciento de las compañeras trans recibe la ayuda de un bolsón de alimentos cada 20 días o un mes; todas padecen falta de acceso a un trabajo, a una vivienda, a la salud, a todos los derechos”.

“El 90 por ciento vive y sobrevive de la prostitución y eso causa estragos, las pone en la marginalidad y al ser su único ingreso, porque no consiguen trabajo, cuando empezó la cuarentena ya no pudieron salir y no tienen dinero para comer, no pueden pagar la pieza en la que viven, las echan y vemos del Estado muy poca respuesta, lo que es lamentanble y preocupante”, dijo.

Se organizó una colecta de ropa, muebles, alimentos y materiales para brindar una ayuda.Se organizó una colecta de ropa, muebles, alimentos y materiales para brindar una ayuda.
Las travestis y trans no han podido ser beneficiadas por la ayuda que se dispuso ante esta pandemia.Las travestis y trans no han podido ser beneficiadas por la ayuda que se dispuso ante esta pandemia.

Vázquez Haro organiza jornadas solidarias para sostener a las personas trans que pasan por esta situación.

En este sentido, mencionó el caso de Ghisela Tapia, una joven trans que vive en una casilla de chapas, montada sobre la tierra, en la localidad de Los Hornos, en la periferia de La Plata.

“El caso de Ghisela es muy representativo. Tiene 26 años, hace 2 años que dejó la prostitución porque lo consideraba violento y empezó a cartonear con un carrito. Pero cuando empezó la pandemia, ya no pudo salir a cartonear”, explicó Claudia.

La llegada del frío agravó aún más la situación de Ghisela, quien dormía sobre un colchón tendido sobre la tierra y donde las heladas atravesaban las chapas y mojaban sus pocas prendas de vestir.

La llegada del frío agravó aún más la situación de muchas personas trans que vivien en situaciones precarias.La llegada del frío agravó aún más la situación de muchas personas trans que vivien en situaciones precarias.
El colectivo se ha solidarizado para ofrecer una ayuda a las que menos tienen.El colectivo se ha solidarizado para ofrecer una ayuda a las que menos tienen.

Desde Otrans se organizó una colecta de ropa, muebles, alimentos y materiales que permitieran aislar la casilla de las bajas temperaturas que se registran en la capital bonaerense.

Una empresa de Capital Federal donó varios paneles acústicos y antiincendios, otro una cama con mesas de luz, frazadas, ropa y alimentos .

“Hoy es la primera jornada de lucha por Ghisela, confiamos en armar otras jornadas para mejorar su calidad de vida”, apuntó Vasquez Haro.

Vázquez Haro reclamó la ayuda del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad y del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires e insistió en que la cuarentena “hizo recrudecer la situación de vulnerabilidad que padece el colectivo trans y travesti desde hace años”.

Fuente: Telam, Diario El Diverso

#Argentina| Sí, acepto: 10 años desde la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario en Argentina

A 10 años de la sanción de la ley de matrimonio igualitario en la Argentina, más de 20.244 parejas del mismo sexo pudieron casarse en el país.

El 15 de julio de 2010 Argentina se transformó en el primer país de América Latina en aprobar y legalizar el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo. Al final de la sesión de 14 horas, los 63 legisladores protagonizaron una encarnizada votación que concluyó en la sanción de la ley que tuvo 33 votos a favor y 27 en contra, más tres abstenciones. Las calles de la Plaza de los Dos Congresos estallaron en una euforia alegre entre los cientos de miles de manifestantes. Uno de los momentos más felices de la historia argentina.

La ley contempla la posibilidad de la adopción de menores por parte de las parejas homosexuales, uno de los temas más polémicos para las voces que defenestraron el proyecto con discursos absurdos basados en el odio y su concepción de lo moralmente aceptado. A su vez, la sanción conlleva la modificación del Código Civil argentino, que en su artículo 2 establece que el casamiento debe concretarse entre individuos de distinto género. Asimismo, recepta el matrimonio igualitario en el art. 402 establece: “Ninguna norma puede ser interpretada ni aplicada en el sentido de limitar, restringir, excluir o suprimir la igualdad de derechos y obligaciones de los integrantes del matrimonio, y los efectos que éste produce, sea constituido por dos personas de distinto o igual sexo”. De esta manera, deja claro que todos los derechos y obligaciones que deriven de la unión marital aplican para todas las uniones, sin importar su orientación sexual o composiciónhttps://secureframe.doubleclick.net/container.html?ecs=20200715

DYN35, BUENOS AIRES, 28/06/2017, LA BANDERA DEL ARCOÍRIS IZADA EN EL OBELISCO PARA CONMEMORAR EL DÍA DE INTERNACIONAL DEL ORGULLO LGBTI. FOTO:DYN/ALBERTO RAGGIO. ciudad de buenos aires celebracion dia internacional del orgullo gay bandera gay en el obelisco

Fueron muchas las ponencias dolorosas y sujetas a las creencias de la vida privada. Una de las posiciones más discutidas fue el derecho de las parejas homoparentales a adoptar niños, escudándose en “el orden moral” que les imponía su credo. A continuación, se presenta un video emitido por el tan conocido programa de ese momento CQC, donde se pueden ver diferentes posturas ante la tan presente controversia:

EMOTIVA HISTORIA DE NORMA Y RAMONA

A sus 67 años, Norma Castillo (77) y Ramona «Cachita» Arévalo pasaron por el registro civil después de esperar 30 años, 5 meses y 12 días para ese momento. Su aporte fundamental para visibilizar el afecto de lesbianas adultas mayores.

Ellas protagonizaron en 2010 el primer el primer casamiento de mujeres de Latinoamérica y el Caribe por vía judicial, tres meses antes de que se aprobara la ley. Como dicha legislación aún no había sido aprobada, ellas pudieron hacerlo por un fallo judicial que las autorizó. Tras hacer historia, «Cachita», que era la más tímida de las dos, dijo: «Queremos que salga la ley para que nadie más tenga que ir a la Justicia para casarse»

La pareja había nacido el mismo año de 1943 y a Norma le gusta decir: «nos conocimos dos veces«. La primera vez fue en 1971 cuando Cachita y su marido que era primo del marido de Norma, pasaron por su casa de La Plata a despedirse porque habían dejado Montevideo y se iban a vivir a Colombia.

«Yo creía firmemente que era heterosexual, hasta era homofóbica y tenía mi cabeza tan cerrada, que si en ese momento alguien me hubiera dicho que yo me iba a enamorar de esa mujer y hasta casarme con ella, me habría desmayado. Estaba completamente en mi papel, cumpliendo lo que se esperaba de mí, no tenía grietas el disfraz», contó Norma.

Las dos mujeres volvieron a encontrarse 6 años después, cuando Norma y su esposo Julio llegaron a la localidad colombiana de Pivijay, escapando de la dictadura argentina que ya la había tenido a ella un par de meses detenida en La Plata.

Tres años después, el marido de Norma murió y «cuando fuimos libres, nos fuimos a vivir a Barranquilla donde Cachita tenía una cerrajería y yo era directora de la Casa de la Cultura«, además de montar juntas «una discoteca gay».

Volvieron a Argentina en 1998 y 10 años después aceptaron el ofrecimiento de la Federación Argentina LGBT de patrocinarlas legalmente para intentar casarse por la vía judicial. Finalmente y coronando casi 31 años de amor, Norma y Ramona se casaron el 9 de abril de 2010.

Hoy, a sus 67 años, Norma aún recuerda a su tan apreciada «Cachita» quien murió dos años atrás por una enfermedad cardíaca: «Agradezco a la vida el amor tan hermoso que en mí sigue, que nunca tuvo un quiebre, a pesar de su ausencia. Nunca nos dejamos de querer, aunque no esté en plano terrenal yo sigo amándola y seguirá ocupando una parte de mi corazón.»

ARGENTINA SE ILUMINA

Como forma de recordatorio, se iluminarán los monumentos más icónicos de Argentina con los colores de la bandera LGBTQ+

La iluminación comenzará a las 23:59 h. del martes 14 de julio, hasta el amanecer del miércoles. Luego, volverán a iluminarse con la puesta de sol de ese mismo día, hasta las 23:59 hs. La bandera completa LGBTIQ+ se lucirá en la Usina del Arte, Palacio Lezama, Planetario, y Torre Monumental. Por su parte, en la Plaza Congreso, Monumento a los Españoles, Floralis Genérica, y Puente de la Mujer se irán alternando los colores.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#Argentina| Un hombre soltero gay adopta a una bebé que vivía sola en un hospital. Y esta es su maravillosa historia

Pablo Fracchia dedicó 20 años de su vida a intervenir en desastres y crisis humanitarias: desde inundaciones en Argentina hasta la crisis de refugiados sirios en el Líbano. Pero decidió dejar su mayor pasión para adoptar a una bebé que vivía sola en el hospital de La Plata, en Argentina.

La historia de Pablo, argentino, nos recuerda a la Luca, un hombre gay soltero italiano que adoptó a una bebé con síndrome de down rechazada por 20 familias heterosexuales.

Pablo tiene 37 años y es Licenciado en Trabajo Social y desde los 16 trabajaba en la Cruz Roja. Los desastres y las emergencias eran su día a día, pero hace seis meses que los cambió por el parque y los juegos con su pequeña hija, Mía.

“Yo empezaba a darme cuenta de que me pasaban cosas que, entre comillas, no estaban bien. Era el final de la década del 90 y ser gay era motivo de burla, de gracia, algo indigno”, cuenta. “La peor parte es que yo siempre había soñado con ser padre, cuando pensaba en el futuro me lo imaginaba jugando con hijos en un parque. Pero no era frecuente que los gays fueran padres y uno de los obstáculos para salir del closet era asumir que iba a tener que ceder ese sueño”.

Pero eso no era todo, trabajar para la Cruz Roja era entregar su vida personal para asistir a otros, situación que interfería con su deseo de formar una familia. No cualquiera se abandona la cena de fin de año con quienes eran sus suegros por una inundación.

Después de más inundaciones, su viaje al Líbano y varias catástrofes en Argentina, sumada a la separación de su pareja, decidió dar el paso y anotarse en el Juzgado de Familia.

“Fueron dos años de mucha ansiedad, de esperar algo que no sabes si va a llegar, cuándo va a llegar. Pero también dos años para entender que la decisión de adoptar implica romper con la idealización del ‘hijo perfecto’”.

Pero la espera llegó a su fin. En octubre del 2019 lo llamaron: había una niña de un año y 10 meses que hacía un año estaba en el hospital. Había sobrevivido a una perforación intestinal, tenía una colostomía, había pasado por una segunda cirugía y nadie en su familia biológica estaba en condiciones de hacerse cargo de ella. Esa era la posibilidad de Pablo para adoptar a una bebé.

En la lista había cuatro parejas heterosexuales y él: hombre soltero y gay. Sin embargo, luego de pasar por todo el proceso, sonó el teléfono y llegó la noticia más esperaba: lo habían elegido.

“Cuando la conocí no caminaba ni hablaba. Me enteré que casi se muere en una de las cirugías y que había atravesado todo el post operatorio sola. Ahí entendí lo que me dijo la jueza: ‘Te elegimos porque sentíamos que Mia necesitaba alguien que la abrazara durante un año entero’. Y eso es lo que hago desde ese día, abrazarla. Ahora camina, habla, baila, juega. Descubrió que puede descansar porque hay otro que la protege”, concluye Pablo, quien abandonó su mayor pasión para adoptar a una beba que vivía sola en un hospital.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Argentina| Denuncian abandono médico de una mujer trans migrante privada de su libertad

Katalina Martínez Yancha es una mujer trans ecuatoriana privada de su libertad en Argentina. A principio de este año se encontraba en la Unidad penitenciaria N°32 de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, cuando comenzó a sentir dolores en el cuerpo. Le siguieron otros síntomas como dificultad para respirar, fiebre y falta de apetito. A pesar de que todos estos padecimientos se condecían con el diagnóstico de tuberculosis (TBC) -.enfermedad muy frecuente en los penales bonaerenses- los médicos que la revisaron afirmaron que se trataba de problemas psicológicos, y la mandaron una y otra vez de regreso a su celda. Según el comunicado publicado por Aramis, abogadx y activista y Naomi Lozano, prima de Katalina, “al momento de atenderla no revisaron su capacidad respiratoria y quien la atendió le dijo que no podía recetarle ‘ni un ibuprofeno porque no era doctor’.”

“Un viernes vino un médico de otra unidad al área de sanidad”, contó a Presentes Marilyn, compañera de Katalina en el penal. “La llevé con mucha fiebre, el médico la revisó y automáticamente la derivó al hospital “Mi Pueblo” de Florencia Varela”. Cinco días después, los resultados de los estudios arrojaban TBC. Tras dos semanas de internación, Katalina iba a ser internada en la Unidad N°22, un penal hospital en la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, por falta de lugar, la volvieron a trasladar a la Unidad N°32, aislada para no contagiar a sus compañeras. Allí, su cuadro empeoró.

A raíz de esto, el Tribunal solicitó un informe que diera cuenta tanto de las condiciones de detención de Katalina como de su estado de salud. Sin embargo, el mismo desmereció la gravedad de su condición y cómo las condiciones de encierro había contribuido a su detrimento. Según el comunicado, “el 1° de abril la Defensoría volvió a presentar otro escrito exigiéndole al Tribunal que se expida sobre la situación de Katalina, lo que se conoce en los pasillos judiciales como un “pronto despacho”. Sin embargo, no fue hasta fines de abril que fue internada nuevamente en el Hospital “El Cruce” de Florencio Varela. A las dos semanas, fue nuevamente trasladada al penal, y luego de que su cuadro se agravara aún más, fue trasladada a la Unidad N°22.

“La comida es muy poca y pasa frío”

Katalina y Naomi viajaron durante dos años y medio antes de llegar a Buenos Aires. Desde su partida de Ecuador en 2010, pasaron por Piura, Máncora, Chiclayo y Lima en Perú, luego por Santiago de Chile y  Mendoza, hasta terminar instalándose en La Plata. “Salimos de Ecuador en busca de mejores vidas”, explicó Naomi a Presentes. “No teníamos dinero y éramos discriminadas por ser trans. Recibíamos burlas y risas, como si fuéramos payasos. Por eso decidimos emigrar a otro país. Acá fuimos aceptadas por la sociedad. Es un país diferente con una sociedad que nunca nos cerró las puertas y nunca se burló”. A pesar de no sentir esa discriminación, no tuvieron otra opción que ejercer la prostitución para sobrevivir.

Ambas salían a trabajar todas noches, pero hace tres años Katalina fue detenida: “Vinimos sin ayuda ni apoyo de nadie. En nuestra familia nos discriminaban”, cuenta Naomi. “Después de mucho tiempo, fuimos aceptadas. Ahora, mi tía me llama y no puedo hablar con ella porque no sé qué decirle sobre Katalina. Nadie me da información”.

La comunicación desde la Unidad N°22 es, efectivamente, muy escasa. “La última vez que me llamó fue el lunes de la semana pasada y no tenía ni luz en la celda”, contó Marilyn. “La comida es muy poca y pasa frío”.

Naomi, por su parte, ha intentado obtener novedades sobre el estado de salud de su prima por distintas vías. “Nunca me han dado nada porque es una persona que está detenida. No he sabido nada. Tengo tiempo yendo a la 22 y no me han dado información”, explicó a Presentes. “Fui muchas veces pero nunca me han dado un parte médico. Tantas veces fui al juzgado pero nunca escucharon”. Naomi cuenta que cuando Katalina estaba en la 32, previo a la pandemia, sí la visitaba frecuentemente. Las últimas veces había adelgazado tanto que, según Naomi, “no parecía la misma persona que antes.”

“Exigimos a la Sala 3° de la Cámara de La Plata la libertad de Katalina Martínez Yancha y responsabilizamos a las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense y los funcionarios judiciales del Tribunal Oral en lo Criminal N°4 de La Plata por la situación que está atravesando y las consecuencias posteriores que sufra en su calidad de vida”, reclama el comunicado.

La población trans en los penales bonaerenses

Según un informe realizado por la organización OTRANS Argentina en 2019, el 73% de las travestis y trans en cárceles bonaerenses padece algún tipo de enfermedad. El informe se inició a partir de las muertes de cuatro mujeres trans mientras estaban detenidas en La Plata en 2017. Pamela Macedo Panduro, Angie Velázquez Ramírez y Damaris Becerra Jurado, fallecieron privadas de su libertad en la Unidad N°32 de Florencio Varela. Brandi Bardales Sangama murió en el hospital platense San Martín tras un allanamiento policial en su vivienda.

Esto es resultado de una atención sanitaria deficiente. En el ámbito federal, el 25% de las mujeres trans afirma no haber recibido atención a pesar de haberla necesitado. A esto se suma una situación habitacional crítica, ya que en la Provincia de Buenos Aires los penales están sobrepoblados y el hacinamiento es un problema que lleva años. Además, el informe resalta “las falencias respecto de una alimentación adecuada y de la provisión de medicamentos”.

“El caso de Katalina se inscribe en una trama colectiva”, explicó Aramis a Presentes. Aramis destacó que, en muchas ocasiones, la falta de acceso a la salud en los penales probó ser letal. Además de las muertes mencionadas, trascendió el caso de Mónica Mego (36), una mujer trans peruana que quedó parapléjica tras pasar un año detenida en un penal sin condena. El comunicado resalta cómo estas prácticas institucionales “sistemáticamente ejercen violencias contra las mujeres trans y travestis detenidas en la provincia de Buenos Aires.” “Es posible reducir estos daños”, aseguró Aramis.

Fuente: Presentes, Diario El Diverso

#Argentina| Encontraron muerta a chica trans que estaba desaparecida desde el sábado

La familia de Tamara Denise Morales, asegura que llegó al Hospital Federico Abete (Trauma) donde se le hizo un estudio por COVID – 19, el cual dio negativo. Desde Subsecretaría de Seguridad de Malvinas Argentinas, informaron que su muerte se debió a un paro cardio respiratorio no traumático, aunque no se descartan otras hipotésis.

Tamara era una chica trans de 36 años, que fue encontrada sin vida en el día de hoy. Vivía en Villa De Mayo. La hallaron en Soler y Colectora Panamericana, en Barrio La Cabaña de Pablo Nogues, tirada dentro de una zanja, con el cuerpo semi descubierto.

Si bien, en principio se habló de un travesticidio, informaciones oficiales hablan de que la autopsia determinó que la causa del deceso fue un paro cardio-respiratorio no traumático, y que no presentaba signos de violencia física.

La familia de Tamara asegura que ella fue trasladada en ambulancia al Hospital Doctor Federico Abete, para hacerle un hisopado de acuerdo al protocolo que debe seguirse en casos sospechosos de COVID – 19, el cual, dicen, dio negativo.

Tamara presentaba algunos síntomas: Vómitos, mareo, perdida de conocimiento. Desde la SubSecretaría de Seguridad, infomaron que tenía un cuadro de neumonía. A su vez, informaron que Tamara no quiso quedarse internada y que se fue del Hospital. Sin embargo, la familia de la fallecida, acusan que no fueron informados y que no debieron dejarla ir en ese estado.

La causa es investigada por la Unidad Fiscal de Investigación N°23 de Malvinas Argentinas. A cargo se encuentra la Fiscal Silvia Bassani quien, en principio, caratuló el expediente como “Averiguación de causales de muerte”.

Fuente: Diario Efecto, Diario El Diverso

#Argentina| Recomienda el sexo virtual para evitar el riesgo del coronavirus

El Gobierno argentino recomendó este viernes 17 de abril de 2020, para evitar el riesgo de contraer coronavirus, no tener relaciones sexuales con personas con las que no se convive y usar las videollamadas, el sexo virtual y el sexteo, como se conoce al envío de mensajes eróticos o pornográficos a través del teléfono. “Hay que entender que, por el momento, lo mejor es evitar conocer personas nuevas en persona”, dijo el infectólogo José Barletta, subsecretario de Estrategias Sanitarias del Ejecutivo de Alberto Fernández. El experto recalcó que se sabe que el coronavirus se propaga a través de gotas que se producen cuando el infectado habla, tose u estornuda, o en actos cotidianos como los besos, pero incidió en la escasa información disponible sobre si la enfermedad también se propaga a través del semen y la secreciones de la vagina o el recto. “Todos sabemos que el distanciamiento social preventivo (en Argentina rige la cuarentena social desde el 20 de marzo) es la medida más efectiva para prevenir: evitar el contacto cara a cara , que incluye los encuentros sexuales con personas con las que no convivimos”, señaló Barletta. La importancia de las videollamadas​En la comparecencia que todas las mañanas hacen autoridades del Ministerio de Salud para dar cuenta de la evolución del coronavirus, el infectólogo destacó que “hay un montón de aplicaciones online para conocer personas”, que se pueden seguir usando “sin ningún problema”, pero recomendó que no sea vis a vis. “Hay poca información hasta la fecha de si es posible la transmisión (de covid-19) por vía sexual, pero también es bastante probable que pueda transmitirse a través de prácticas como el sexo anal u oral”, agregó. “En este escenario, herramientas que hoy tenemos disponibles como las videollamadas, el sexo virtual y el sexting (sexteo) pueden ser una buena alternativa”, enfatizó. Barletta también pidió evitar encuentros con alguien con quien se conviva pero tenga síntomas relacionados con el coronavirus. Lavarse las manos tras la masturbación​Lavarse las manos con regularidad, como se viene recalcando desde que se conocen los peligros de la pandemia, es una medida altamente efectiva para reducir la trasmisión del covid-19.​”Es más importante que nunca el lavado de manos después de las relaciones sexuales, la masturbación y después del sexo virtual”, incidió el subsecretario de Estrategias Sanitarias. En este sentido, consideró también importante que se laven o desinfecten los teclados, teléfonos, juguetes sexuales y “cualquier otro objeto” que se haya usado, “incluso aunque no hayan sido compartidos con otras personas”.

Fuente: El Comercio, Diario El Diverso

#Argentina| Quién es Diana Zurco, la primera trans al frente de un noticiero de TV Pública

Siempre jugó con las voces y creó personajes. Pero el camino hasta llegar a su vocación de locutora fue largo. Diana Zurco tiene 39 años y hace cuatro se convirtió en la primera mujer trans egresada del ISER con esa identidad de género. Desde 2015 fue una de las voces de Radio Ciudad y ahora conducirá la edición central del noticiero de la TV Pública junto al periodista deportivo Ariel Senosian y se transformará de este modo en la primera conductora trans de la Argentina en un espacio de tanta visibilidad.

Diana creció en Hurlingham, provincia de Buenos Aires, y fue desde el jardín a un colegio de curas, el Cardenal Stepinac. Fue ahí, cuando estaba en cuarto año, que uno de los religiosos le dijo que tenía que hablar con sus padres y decirles lo que le estaba pasando. “Claro que se notaba. Era obvio”, dice ahora. Entonces, tenía 16 o 17 años, el pelo corto, uniforme y nombre de varón. Pero ya sabía que se iba a llamar Diana, como la protagonista de la serie V Invasión Extraterrestre de la que era fanática y a la que jugaba ser desde que era chica. Sus compañeros, salvo su único amigo que era el (otro) chico gay de la clase, le hacían bullying. Ella sobrevivía. “Desde que tengo uso de razón supe que yo no era un varón más. Pero por una cuestión de inmadurez, de una mente en construcción, de lo inculcado, lo vivís con temor y con culpa. Y lo reprimís. Con dolor, porque estás reprimiendo lo que sos. El miedo al rechazo y al maltrato que sufrimos las identidades trans, incluso de los propios padres, es un cóctel devastador para cualquiera”.

-¿Cómo fue el proceso con tu familia?

-Mi familia me respetó y me contuvo. Mis padres, mi mamá y mi padrastro a quien considero mi papá, son los dos del campo y sin estudios. Y aun así lo aceptaron. No me echaron de mi casa y eso para nuestro colectivo ya es un montón. Yo mentí primero y les dije que no sabía si me gustaban los chicos o las chicas, que no sabía lo que me pasaba. Yo sabía, pero no quería ir tan de golpe. Mi viejo, que era mucho mayor que mi mamá, me dijo que ellos me iban a acompañar y que podíamos ver un psicólogo… La típica de los padres cuando les decís que estás confundida, pero pudieron entender. Después, con el tiempo empecé a dejarme el pelo largo y a vestirme como mujer y ahí les costó más. Sobre todo a mi papá, para él fue aceptar mi identidad femenina. Le costaba llamarme Diana. A los 18 años tuve como una gran crisis igual, porque aun cuando en tu familia esté todo bien, después tenés que salir a enfrentar el mundo. No te vas a quedar siempre encerrada.

-¿Fue más difícil enfrentar al mundo que a tu familia?

-Sí, perdí un año de la escuela en esa crisis sin saber qué hacer. Estuve deprimida, no quería salir ni hacer nada. Iba a terapia cada tanto, pero estuve mal. Igual, creo que esa depresión me sirvió para terminar de decir: “Yo no soy un varón gay. Yo soy Diana. Yo voy a vivir como Diana”. Pero no porque la identidad sea una elección. No. No se elige la identidad, pero se elige reprimirla o no reprimirla. Y una vez que yo elegí que no la iba a reprimir, vino toda esa crisis de ¿y de qué voy a trabajar? ¿qué voy a hacer? ¿me voy a tener que prostituir? Porque incluso cuando no te echan de tu casa, se te pasa por la cabeza que no tenés otra opción. Porque ¿cuáles son las posibilidades para una chica trans? Ahí empecé a ir a boliches gays a hacerme amigas trans para ver qué se ponían, porque también empieza todo el tema del cuerpo y las hormonas. En ese momento no existía la Ley de Identidad de Género. Todo te empuja hacia meterte en un mundo más marginal porque el otro es muy hostil para nosotras. Yo nunca me tuve que prostituir y pude hacer otra cosa. Pero no es lo más habitual en mi comunidad.

-¿Cómo fue el camino a la locución?

-Largo. Porque me faltaban muchos pasos que dar en el medio. Primero tuve que buscar de qué vivir, me anoté en un curso de peluquería y empecé a trabajar. Y me fue muy bien. Yo ya ahí me di cuenta de que la comunicación era lo mío, sea con las clientas, con el equipo. Ojo que también ahí había discriminación: una chica trans podía lavar el pelo pero no ir a la caja, ponele, ni ser administrativa. Me llegaron a decir: “Vos, puto, no soñés”. Y yo pasé a la recepción, después a la caja y llegué a ser la jefa de personal con 100 personas a mi cargo… ¿Sabés lo importante que es sentir que tenés un lugar de pertenencia o dónde podés crecer y proyectar? Fue un tiempo lindo pero que llegó a su fin porque trabajaba muchas horas y me pagaban poco, me explotaban y me cansé. Justo me separé y me pasó de todo. Me volví a deprimir y estuve muy mal. Otra vez la pregunta era qué podía hacer. Hice un curso de manicuría, empecé a atender en domicilios. Pero yo no quería eso. Y lo de la locución siempre había estado. Así que averigüé, me puse a terminar el secundario, conseguí los apuntes del ISER, me presenté y entré.

-Además de la vocación, ¿hay una carga simbólica en ser locutora?

-Absolutamente. Primero, yo creo que si no fuera por la voz natural que tengo, el ISER no me habría tomado. Yo tengo una vocación y algo concreto que es mi color de voz, femenino. Pero además la salud de la voz, porque tenés que hacer exámenes de todo tipo como audiometrías y cuerdas vocales. Eso en lo más técnico, pero también sin duda hay toda una carga simbólica en esto, porque habla de tener voz en esta sociedad. Por primera vez siento que tengo voz. Voy a decir algo interesante que dijo Franco Torchia cuando fui a su programa, justo antes de entrar a La Once Diez: él dijo algo así como ‘qué interesante sería darle trabajo a Diana. No porque sea trans pero sí porque es trans’. Y me pareció muy piola eso. Porque lamentablemente es así: hoy soy la primera locutora trans y ojalá algún día eso ya no sea noticia. Por eso, desde mi lugar, desde mi vida, desde mis actos, quiero ser una más en su lugar batallando en este proceso por la naturalización de nuestras identidades en la sociedad. Que dejemos de ser personas raras.

-¿Sentís que tenés que activar porque tu situación es excepcional para el colectivo trans?

-Soy consciente de que soy una “privilegiada” y lo llevo con responsabilidad. No tengo una militancia política partidaria, pero yo me siento comprometida con mi colectivo. Mi lucha cotidiana es contra el pensamiento antitrans. Siempre. Y más ahora como comunicadora. Es un trabajo de hormiga en el que estoy embarcada desde mi tarea: llevar un mensaje, fundamentado, claro y concreto. Porque hay mucha desinformación y prejuicios que hay que ir destrabando. Y este lugar que tengo ayuda. ¿Sabés la cantidad de gente que sigue creyendo que el género y lo genital son lo mismo? ¿Sabés que el manual de psiquiatría sigue considerando a la transexualidad una enfermedad o una aberración? ¿Sabés para cuánta gente el hecho de que la locutora sea trans les hace mirarnos distinto? Yo intento cambiar eso. Nosotrxs no podemos ni sentarnos en un colectivo o en un restaurante sin que nos miren, nos señalen o se nos rían. A mí en el tren cuando me voy a mi casa muchas veces me dicen cosas. Por eso, cada vez que me llaman para una nota hablo de que nos están matando. Y hablo de los derechos. Que hoy son muchos más que cuando yo tenía 18 años. Yo hoy gracias a la Ley de Identidad de Género tengo derechos que no tenía. Y eso es gracias al activismo y a muchxs que dieron la vida por esta lucha. Pero todavía en la Argentina, como en el mundo, depende de dónde nazcas es cómo va a ser tu vida: una chica trans acá no es lo mismo que en Tucumán o Salta, donde en 2017 están discutiendo si dar catequesis en escuelas públicas. Y esto es político: fijate cómo desde el Estado te pueden dar las herramientas para que tu vida sea mejor o mucho peor. Cómo lo que hace el Estado te atraviesa.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso

#Argentina| Nació «La Coty», primera cooperativa trans de Santa Fe

La primera cooperativa trans de Santa Fe es Textiles La Coty y está conformada por María Muñoz, Morena Vallejos, Verónica Velocci, Sol Narbonne, Mateo Banegas y Victoria Stéfano. Hacen serigrafía en tela y se encuentran en una etapa formativa con el objetivo de diversificar sus producciones. La iniciativa surgió en reuniones de la Mesa Trans Santa Fe el año pasado, donde comenzaron a gestionar los equipos que necesitaban para trabajar. Las disparadas del dólar generaron demoras y angustias, pero finalmente los equipos llegaron y está todo listo para arrancar.

En relación a la conformación del equipo, Victoria Stéfano, una de las integrantes de La Coty e integrante de Periódicas señaló: «La idea es primero formarnos nosotres y luego ampliar las bases productivas, para poder sumar más compañeros y compañeras».  Sobre el trabajo que llevan adelante, detalló: «Inicialmente la producción va a ser de todo lo que sea serigrafía en tela. La idea es comenzar con eso y después ir viendo formas de financiarnos no solo para ampliar la base productiva sino también para diversificarla. Producir más en el ámbito de lo textil, pero también ir más allá y pensar en otros espacios productivos.Creo que desde este piso inicial las posibilidades son infinitas. Aunque entendemos que es responsabilidad del Estado la creación de empleo ya que posee los recursos y las herramientas».

«De momento nos encontramos en una etapa formativa. Estamos aprendiendo la técnica. Pero en breve esperamos poder empezar a producir. La idea, más allá de los encargues que nos puedan hacer, es trabajar al mismo tiempo una línea de productos con una impronta propia, con consignas nuestras, y también estamos encarando ese proceso creativo. Aún no tenemos cuentas en las redes sociales, pero por lo pronto para conocer más del proyecto o por cuestiones comerciales pueden contactarse al (342) 154768989», agregó Victoria.

Sobre lo que significa este emprendimiento en Santa Fe, analizó: «Para nosotres ser la primer cooperativa trans en la ciudad no implica mucho más que mostrar las posibilidades a las que se nos restringe el acceso. El trabajo cooperativo, y la economía popular surgen como alternativas al fracaso de un sistema. Un sistema que expulsa, que niega y que margina. En nuestro caso, por ser personas trans, pero por ser personas trans empobrecidas y de barrios populares. Entendemos que está situación estructural es reversible, pero con las herramientas que tiene el Estado. Y que sí, va a llevar muchísimo tiempo, y seguramente no abrace a todos, todas y todes. Pero acá está la organización popular, una vez más, mostrándole a los Estados en qué sentido se debe avanzar para comenzar a reparar los horrores que por omisión o por acción directa ha perpetrado y continúa perpetrando hacia nuestra población».

La Coty, contra la violencia policial

Al ser consultada por qué eligieron darle ese nombre a la cooperativa, Victoria señaló: «El nombre es por Fernanda «Coty» Olmos, una mujer trans de barrio Alfonso asesinada en septiembre de 2015. La Coty es un poco la síntesis de todas nuestras banderas: una vecina de barrio, trans, con un fuerte compromiso territorial e inundada. Entre las travestis era famosa por enfrentarse a la policía durante la vigencia de los códigos contravencionales, y entre sus vecinos era muy querida por las redes solidarias que había tejido durante la inundación. En pocas palabras, una Trava corazón. Y elegimos su nombre por eso. Porque entendemos que reivindicar la memoria de nuestras compañeras, víctimas de travesticidios, como la Coty, es seguir exigiéndole al Estado justicia, por ella y por todas».

Consultada en torno al camino que emprendieron para la conformación de la cooperativa, Victoria recordó: «Como Poderosa -por su militancia en la agrupación villera que lleva ese nombre- ya hace un tiempo que nos habíamos puesto el objetivo de la incorporación de personas trans a nuestros espacios cooperativos ya constituidos. De hecho, se incorporó al estatuto orgánico de nuestras cooperativas que se priorice el ingreso de personas trans a los espacios productivos; fue un consenso orgánico sin discusión. Entendimos que frente a la desidia estatal poner a disposición esas herramientas es paliar la situación de emergencia en la cual se encuentra la población al mismo tiempo que exigimos a los gobiernos provinciales, municipales y al nacional cumplir con sus obligaciones en cuanto a la deuda histórica que tiene para con la comunidad trava-trans. Este espacio en particular surge como idea durante una reunión de la Mesa Trans de Santa Fe, en el medio de las discusiones por el proyecto de cupo laboral provincial que aún no había sido aprobado en ese momento. Comenté esta línea que nosotres a nivel nacional veníamos laburando, y algunes compas se re prendieron. Y así nació La Coty».

«Sostenemos que la ley provincial, así como la ordenanza municipal, sin reglamentación acorde y pensada con y para nosotres, no es más que letra muerta. Mientras en otras provincias y localidades diputades, senadores y senadoras, concejales y concejalas han incorporado a sus equipos de asesoría a personas trans, Santa Fe sigue manteniendo su récord de políticas cis pensadas para personas trans. Y ahí radica el problema fundamentalmente. En el Concejo de Rosario hay personas trans asesorando concejalas y concejales. ¿Y acá? ¿Quién será el primero o la primera que dé el paso? ¿Hasta cuándo nos vamos a seguir conformando con corregir los desastres que hacen como lo hicieron con el cupo trans municipal?», se preguntó Stéfano.

Y lamentó: «Actualmente, y afortunadamente, la reglamentación de esa ordenanza está en revisión. Mientras la gestión de Cambiemos salió a publicitarse con la aprobación del cupo trans en la ciudad, nos entregaba una ordenanza con un cupo de cinco practicancias, sin obra social, sin aportes jubilatorios, sin vacaciones, sin un solo derecho laboral. Una ordenanza de precarización de un colectivo históricamente marginado. Y todavía se atrevían a hacer publicidad con eso y sacarse fotos con las travas a pura sonrisa. Hoy la situación es otra, está sometida a revisión la forma en la que se aplicó la ordenanza que no fue nada transparente, para definir cómo laburarla de acá en más. Y no esperamos menos que contratos, acordes a los convenios colectivos de trabajo, que es en término lo que dice la letra de esa legislación municipal. La flexibilización y la precarización no son opciones».

«En tanto en la provincia aún no hay demasiada información de qué piensan hacer con la ley aprobada el 31 de octubre pasado. Siguen muy concentrados en la aprobación de su paquete de leyes de necesidad pública. Mientras tanto, nosotres seguimos acá, atravesadas por la necesidad pública, de vivienda, de acceso a la educación, de acceso a la salud, de acceso al trabajo; organizándonos para hacer, lo que ellos no están haciendo. ¿Será que otra vez tendremos que salir a marcarle los plazos a los gobiernos municipal y provincial, como se lo hicimos a la legislatura durante dos años consecutivos? A mí no me cabe duda de que sin respuestas urgentes y acordes, nos van a encontrar en la calle, tomando las medidas que sean necesarias, las veces que sean necesarias», concluyó.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso

#Argentina| Transfemicidio: Karly, trans y migrante de 33 años, asesinada en Ciudadela

Karly Sasha Chinina Palomino, una joven trans de 33 años, fue asesinada en la madrugada del 5 de marzo en Ciudadela, provincia de Buenos Aires. Era oriunda de Perú, vivía en la Ciudad de Buenos Aires y sobrevivía ofreciendo servicios sexuales, como muchas personas del colectivo travesti-trans afectadas por la violencia estructural. 

La Fiscalía número 5 de San Martín intervino en la escena del crimen a partir del llamado del 911. El cuerpo de Karly yacía en avenida Rivadavia y Granaderos, ahí donde la avenida corre paralela a las vías del tren y hay un paso a nivel.

Todavía no se conocieron los resultados de la autopsia pero se sabe que le dispararon. Se estima que Karly fue asesinada entre la 1 y las 2 am del jueves 5 de marzo, según informaron fuentes de la fiscalía a Presentes. Algunas personas dijeron que llegaron a ver a dos hombres alejándose a las corridas por la zona de las vías.

En el caso intervino personal policial de la comisaría Ciudadela Sur. Al momento del hecho, la víctima no tenía ningún documento con su nombre. Se ordenaron pericias con sus huellas dactilares, pero sus compañeras aseguran sin dudar que es ella, Chinina. 

La organización La Rosa Naranja dio a conocer la noticia a través de un comunicado que publicó ayer en Facebook: “La compañera conocida como Chinina se encontraba en la parada de Ciudadela con otras compañeras en situación de prostitución, donde fue interceptada por un grupo de delincuentes, mafiosos, cobradores de plaza que bajaron de un auto con arma de fuego y dieron 3 disparos directamente hacia nuestra compañera, dejándola tirada en el suelo y sin vida , luego se fugaron. La comunidad Trans-Travestis se encuentra con un enorme dolor, tristeza, furiosas porque nos siguen matando! Pedimos y exigimos a todas las autoridades que investiguen, que se haga Justicia por Chinina, y no quede impune su travesticidio”. 

Marcela Tobaldi, presidenta de La Rosa Naranja dice que el asesinato de Karly se vincula «a las mafias de la trata de personas que padece el colectivo trans y travesti. Son mafias que nos obligan al mercado de estupefacientes y nos obligan a pagar plazas cuando no debería ser así. En este caso, esta chica siempre se negó a pagar y terminó con un balazo en el pecho».

Con este transfemicidio -el segundo en lo que va del año- La Rosa Naranja da cuenta de  “11 compañeras trans – travestis fallecidas en lo que va del 2020 en Argentina”. Es decir, 9 transfemicidios/travesticidios sociales o muertes provocadas por la violencia estructural y la falta de acceso a derechos básicos: salud, educación, trabajo, vivienda. 

«Los travesticidios no serán televisados»

Florencia Guimaraes, activista travesti, también da cuenta de esa cifra de compañeras muertas.  “Los travesticidios no serán televisados. Los medios de comunicación no dicen nada. El Estado hace la vista a un costado. En la agenda de lucha del movimiento feminista tampoco se aborda el tema de los travesticidios», dijo a Presentes al conocerse el transfemicidio de Karly. «Hay que salir  a hacer una fuerte visibilización. No pueden seguir quedando silenciados. Viene el 8 M y parece que solamente se habla de los femicidios, que por supuesto son de extrema gravedad, pero también siguen ocurriendo crímenes de odio y travesticidios, y esto no está en agenda”. 

El 1 de febrero, Roberta, una mujer trans de 45 años, fue asesinada de cuatro puñaladas en 1 y 62, una esquina de La Plata, provincia de Buenos Aires. Roberta también había venido a la Argentina desde Perú y al momento de su travesticidio estaba en una zona donde paran otras compañeras en situación de prostitución. Roberta era una sobreviviente: había logrado traspasar el promedio de esperanza de vida de una trans-travesti en América Latina, que oscila en los 35 años. Karly ni siquiera llegó.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso

#Argentina| Travestis y trans podrán acceder a becas Progresar sin límite de edad

El 1 de marzo abrió la inscripción a Progresar – becas del Ministerio de Educación de la Nación que buscan garantizar la igualdad de oportunidades escolares en Argentina-. Una de las buenas noticias de este año es que se establecieron nuevos grupos prioritarios, entre ellos, las poblaciones travestis y trans.  “Se prioriza a personas trans y con discapacidad, sin límite de edad en todos los tipos de becas”, dice el texto de la convocatoria, que distingue “Grupos en condición de vulnerabilidad multidimensional”:

  • Las personas trans y travestis, quienes quedan exceptuados/as del requisito de la edad.
  • Las mujeres con hijos/as de hasta 18 años de edad que se encuentren a cargo de un hogar monoparental y tengan entre 18 a 30 años de edad.
  • Los/as integrantes de las comunidades indígenas y/o pertenecientes a pueblos originarios, quienes quedan exceptuados/as del requisito de la edad en la línea de “fomento de la educación superior” y tengan entre 18 a 30 años de edad.

El monto  de la beca varía según niveles y tipos de estudio, de 1250 a 7400 pesos mensuales, y se percibe durante 10 meses. 

Las becas Progresar apuntan a fortalecer la finalización de la educación obligatoria, al fomento de la educación superior y de cursos de formación profesional. Sus objetivos «fortalecer el ingreso, la permanencia y el egreso de los estudiantes, unificando todas las becas educativas del gobierno nacional», según la presentación institucional.

Ahora es la primera vez que esta política pública incluye como destinatarias de manera explícita y en condiciones especiales a personas travestis y trans, excluidas tantas veces del sistema educativo a causa de violencias estructurales, tal como reconocen distintos informes y hasta fallos judiciales.

Inscripción

Del 1° y el 31 de marzo de 2020. El tramite se inicia a través de la web:www.argentina.gob.ar/becasprogresar

Requisitos para acceder

  1. Edad: Quienes no están entre esos grupos vulnerables mencionados al principio, deben tener entre 18 y 24 años. 
  2. Ser argentino/a nativo o naturalizado con DNI y tener 5 años de residencia en el país;
  3. No ser titulares de un plan/programa social nacional, provincial o municipal; 
  4. Que los ingresos de quien solicita la beca y/o los de su grupo familiar (padre, madre o pareja conviviente) no superen los 3 salarios mínimos, vitales y móviles (el SMVM a la fecha asciende a $16.875);
  5.  Ser estudiante regular de una institución o presentar el certificado de inscripción a un curso de profesionalización. En caso de ser estudiante avanzadx de nivel superior, se extiende hasta 30 años (aplica a quienes soliciten la renovación del beneficio).

Documentación a presentar

-DNI.

-Partida de nacimiento.

-Formulario de inscripción firmado por la autoridad escolar del establecimiento donde se estudia.

-Si hay actualizar los datos del grupo familiar, presentar también:

  • DNI y partidas de nacimiento de hijxs.
  • Libreta de matrimonio (para casados/as) o certificado de convivencia (quienes viven en pareja).

A partir de 2020, además de la inclusión de nuevos grupos prioritarios, en el marco de Progresar “se implementará un sistema de tutorías, se fortalecerá la interacción con las instituciones educativas, se crearán redes de estudiantes y centros de estudiantes y se otorgarán nuevos beneficios para los becarios/as en programas de salud, cultura, turismo y desarrollo social, entre otros”, informó el texto de convocatoria del Ministerio de Educación de la Nación.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso