#Honduras| Preocupa la situación de personas LGBT+

Lo que viven las personas LGBT+ en Honduras se ha vuelto cada vez más alarmante, y la ola de violencia no ha parado de crecer.

Desde 2009 hasta este año, se ha reportado que al menos 325 personas LGBT+ han sido asesinadas en Honduras. Pero aunque incluso ya la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Honduras (OACNUDH) ha condenado la violencia hacia personas LGBT+, los crímenes de odio siguen en aumento.

Además de la OACNUDH, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó su preocupación al respecto. Lsugirió lo siguiente al respecto:

«Urge a las autoridades investigar, juzgar y sancionar a los responsables de estos actos de violencia. y tomar en cuenta la posibilidad de que hayan sido motivados por prejuicios basados en la orientación sexual, expresión/identidad de género o características sexuales».

En 2018, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) también expresó su preocupación sobre la situación de las personas LGBT+ en Honduras y todo el Triángulo del Norte de Centroamérica. Se le conoce así a la región integrada por El Salvador, Honduras y Guatemala. Los tres países son considerados de alto riesgo para las personas LGBT+.

Crímenes de odio en 2019

En lo que va del año, se han reportado por lo menos 21 asesinatos de personas LGBT+ en Honduras. La mayoría de estos crímenes son realizados en las calles, pero otros lo han sido en la vivienda de las víctimas e incluso en los lugares de trabajo. Las muestras de violencia características de estos crímenes son estrangulamiento, encostalamiento, degollamiento, apuñalamiento y hasta calcinación.

Los tipos de violencia más frecuentes en Honduras

Pero los asesinatos no son el único ejemplo de violencia que vive la comunidad LGBT+ en Honduras. Entre las violaciones más frecuentes a los derechos humanos, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (CONADEH) reporta:

  • violación del derecho a la vida.
  • discriminación en el seno familiar, el campo laboral, el sector salud, la educación, los servicios públicos, la política, la educación y otras esferas sociales
  • violaciones sexuales
  • detenciones ilegales
  • hostigamiento
  • robo
  • amenazas de muerte.

Ante esta situación, el sistema de las Naciones Unidas ha externado su apoyo a Honduras para crear medidas de protección a la comunidad LGBT+. Sin embargo, la postura de dicho gobierno sigue siendo violenta y represora con esta población. Prueba de ello es que el matrimonio igualitario ha estado prohibido en el país desde 2005.

Esperamos que pronto la administración en Honduras haga caso a las sugerencias de todos los organismos internacionales y garanticen los derechos humanos.

¿Tú qué opinas al respecto?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

Anuncios

#Honduras| Arrebatan vida a joven LGBT de 21 años a pedradas

El fin de semana arrebataron la vida a un joven a pedradas en su propia comunidad. Un hecho de odio más que se registra en el Mes del Orgullo LGBT+.

La violencia contra miembros de la comunidad LGBT+ sigue imparable. El pasado sábado 8 de junio, Jhony Alexander Gutiérrez Sabillón, de 21 años, salió de su casa (ubicada en Choloma, Honduras) con algunos amigos, sin mencionar el lugar a donde se dirigían. Sin embargo, no regresó a su hogar, por lo que sus familiares empezaron a buscarlo.

Desafortunadamente, vecinos notificaron a la familia que habían encontrado el cuerpo de Jhony en una zanja. Aparentemente, sujetos habrían apedreado al joven gay, pues presentaba heridas en el cuerpo. Autoridades policiales llegaron al lugar de los hechos y cercaron la zona. Medicina Forense de Honduras llegó para hacer el levantamiento del cuerpo y trasladarlo al servicio forense.

Según las primeras investigaciones, luego de de que arrebataron la vida al joven, los sujetos arrastraron el cuerpo aproximadamente diez metros y lo arrojaron a una cuneta (zanja localizada a los costados de la carretera), y finalmente huyeron. De acuerdo con los familiares, Jhony pertenecía a la banda de guerra de su escuela y era abiertamente gay. Por lo que todo podría apuntar a un crimen de odio.

El hecho se suma a una larga lista de agresiones que se han registrado en los primeros once días de junio, el Mes del Orgullo LGBT+. Estas van desde agresiones físicas, secuestros hasta vidas terminadas.

¿Hasta cuándo seguirá la persecución contra personas LGBT+!

Fuente:  El Heraldo, El País, Tiempo, Soy Homosensual, Diario el Diverso

#Honduras | La boda viral de dos chicos gais hondureños en la caravana migrante: un reflejo de esperanza en un océano de pobreza, persecución y xenofobia

La esperanza de vivir una vida digna es más poderosa que las amenazas y el miedo. No se nos ocurre otra reflexión cuando vemos las imágenes de la boda entre Erick Dubón y Pedro Nehemías, dos jóvenes hondureños de 23 y 22 años, respectivamente, y que forman parte de la caravana migrante que ha atravesado México desde Honduras. Un subgrupo de la caravana, compuesto por varios cientos de personas, ha llegado ya a Tijuana, en la frontera con Estados Unidos. Con ellos se encuentran varias docenas de personas LGTB que huyen, no está de más recordar, de una de las regiones del mundo con una mayor LGTBfobia social y de Estado, pero a las que les espera un futuro no precisamente fácil.

El grupo de migrantes está formado por personas que huyen de países como El Salvador, Guatemala, Honduras o Nicaragua, con altísimas altas de pobreza y en algunos casos con importantes conflictos políticos. Pero también con graves problemas de LGTBfobia social y de Estado.

El caso de Honduras, país del que proceden Erick Dubón y Pedro Nehemías, es paradigmático. Se trata de los países del mundo que registra mayor violencia contra las personas LGTB, y muy destacadamente contra las personas trans. De hecho, sin hacer un seguimiento intensivo, son numerosos los casos de agresiones que en dosmanzanas hemos recogido en los últimos años. Muy especialmente tras el golpe de Estado del año 2009, cuando la situación se deterioró de forma acelerada y se produjeron varios asesinatos de activistas LGTB. La relativa «normalización» política de años posteriores no se ha acompañado de una mejora de la situación de la comunidad LGTB, cuyos miembros ha seguido siendo objeto de violencia, fuesen activistas o no (en la entrada que dedicamos el año pasado a Honduras tras el asesinato de la activista trans Sherlyn Montoya puedes encontrar más detalles).

No es de extrañar, por tanto, que numerosas personas LGTB procedentes de estos países haya decidido sumarse a la caravana en busca de la libertad para ser ellas mismas sin miedo a la persecución, la tortura o la muerte. The Washington Post recogía esta pasada semana los testimonios de varias de ellas, que forman parte de un grupo que decidía separarse de la caravana principal en Ciudad de México y desplazarse en autobús hasta Tijuana, en la frontera con Estados Unidos, donde de hecho ya han llegado varios centenares de migrantes que ahora esperan su oportunidad de cruzar al norte. Un grupo que ha tenido que soportar también, según recogía el diario estadounidense, la LGTBfobia de una parte de sus propios compañeros de caravana, y que les ha llevado a buscarse entre ellos, agruparse y protegerse.

La caravana de migrantes, LGTB o no, cuenta además con el recelo de una parte de la población mexicana, ya de por sí muy empobrecida. Pero de lo que no hay dudas es de su fuerza y de su esperanza. Buen ejemplo de ello son las imágenes de la boda entre Erick Dubón y Pedro Nehemías, que este domingo se hacían virales al publicarlas en Twitter la periodista Sarah Kinosian, que acompaña a la caravana migrante. Desconocemos los detalles de la ceremonia y si el matrimonio tendrá reconocimiento legal (Tijuana está en Baja California, uno de los estados mexicanos en los que se celebran matrimonios entre personas del mismo sexo), pero su valor simbólico es indudable. Y según tuiteaba Kinosian, otras seis parejas estaban ya dispuestas a seguir sus pasos.

No sabemos qué futuro espera a Erick y Pedro. Su intención es solicitar asilo en Estados Unidos, pero qué duda cabe que lo tienen francamente complicado, y más ahora que su presidente, Donald Trump, no ha dudado en convertir a la caravana en un nuevo chivo expiatorio y dirigir contra ella sus ataques de odio. Tampoco lo tienen fácil en México. El País recoge hoy, precisamente, como ya se están produciendo los primeros brotes de xenofobia contra las personas que han llegado a Tijuana.

Sea como sea, les deseamos lo mejor.

Os dejamos con el momento en el que se dieron el «sí»

Fuente: dosmanzanas.com, Diario El Diverso

pareja-gay-caravana-de-migrantes-baja-california-el-pais-hn-diario el diverso.jpg

#Honduras| Corte rechaza matrimonio gay

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) rechazó un recurso de inconstitucionalidad presentado por la asociación LGTB Arco Iris de Honduras, en el cual pedía legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El recurso 0552-2018 fue interpuesto por la vía acción por Tony Reyes y Alex Osorto, en su condición de coordinador general de la Asociación LGTB Arco Iris de Honduras y del Centro para el Desarrollo de la Cooperación LGTBI de Honduras, respectivamente.

La acción fue interpuesta contra los decretos legislativos 176-2004 y 35-2013 emitidos por el Congreso Nacional en fecha 28 de octubre del 2004 y 27 de febrero del 2013, que prohíben el matrimonio, unión de hecho, derechos sociales y patrimoniales a personas del mismo sexo.

La resolución que ha emitido la Sala Constitucional de la CSJ ha resuelto declarar “inadmisible el recurso de inconstitucionalidad de mérito, interpuesto por los ciudadanos mencionados por no haber acreditado su interés directo, personal y legítimo”, explica.

También por “no haber hecho una confrontación técnica, jurídica del decreto que pretende sea declarado inconstitucional con los artículos constitucionales que señalan son violados, lo que torna difusa e imprecisa su acción”.

Por lo tanto, la Sala Constitucional manda que una vez notificados de la acción, se archive ese caso en la CSJ.

Se informó que el fallo de la sala fue por unanimidad de sus cinco miembros, pero a los afectados les resta el recurso de reposición, al cual le quedan pocas posibilidades de prosperar, de acuerdo a los entendidos en la materia.

En ese sentido, los gais anunciaron que respetan la resolución judicial, pero no descartan la posibilidad de acudir a las instancias internacionales para defender sus derechos.

#Honduras| Uniformados, clientes, vecinos y familiares, agresores de comunidad transexual

La comunidad Transexual en Honduras, estimada entre mil quinientas y cinco mil mujeres, es una de las más afectadas por la inseguridad y violencia, siendo sus principales agresores los cuerpos del orden, los funcionarios públicos, los clientes, vecinos, familiares y hasta su propia comunidad, revela una encuesta efectuada por la organización Expediente Abierto (EA), una instancia con fines académicos que realizó una investigación sobre inseguridades en sectores vulnerables como la comunidad LGTBI.

La investigación que incluyó trabajo de campo, entrevistas, testimonios, talleres y una encuesta aleatoria, retrata la situación que viven los miembros de la comunidad LGTBI en el  país, siendo los transexuales los que reflejan mayores condiciones de vulnerabilidad, en especial cuando intentan asumir su identidad de género que no es el nombre de pila con el cual fueron asentados.

“Tengo 19 años, soy una chica transexual desde los 13 años y no terminé la secundaria por la discriminación de identidad de género, pero si hay una oportunidad quiero terminar mi carrera”, dijo en uno de los talleres de EA, Jennifer, quien así se identifica dentro de la comunidad, al plasmar en un escrito que aspira a vivir en un país sin discriminación. Jennifer tiene 19 años y es integrante del Colectivo Cozumel, una organización que trabaja con la comunidad transexual en la capital hondureña.

El  país sin discriminación que anhela pasa por el cese de hostilidades y ataques que son objeto por asumir su identidad de género donde los “insultos, agresiones, discriminaciones, tiroteos (y) abusos” son constantes porque sus agresores creen que no tienen derechos, aseguró esta chica transexual a EA en una entrevista como parte de los talleres y testimonios obtenidos para la investigación. Los riesgos que enfrentan, son numerosos, afirmó.

gay

Los hallazgos de Expediente Abierto

Sus compañeras de la comunidad Trans comparten sus inquietudes y una encuesta aleatoria de Expediente Abierto para establecer las principales agresiones que enfrentan la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual e Intersexual (LGTBI) en Honduras, señala, en el caso de las chicas trans, a la autoridad entre sus principales agresores.

La Policía Nacional, la Policía Militar de Orden Público (PMOP), los Militares y los Funcionarios Públicos destacan entre sus agresores con un 39 % en conjunto.

Siguen en el orden los clientes (9 %), vecinos (8 %), familiares (7 %) y sus compañeras trans (7 %).

A este entorno de inseguridad y atropellos se suman el ambiente laboral en que se desenvuelven (6 %), el entorno escolar (5 %), su pareja (5 %), sus amigos (5 %) y la misma comunidad LGTBI (3 %), entre otros.

La seguridad es un tema que preocupa a la comunidad transexual porque si bien muchas de ellas acuden a las instancias existentes para denunciar los vejámenes que son objeto, las respuestas que reciben son pocas, la autoridad no es tan receptiva.

gay 1

Inseguridad en las calles

La mayoría de las chicas transexuales consultadas señaló que al menos una vez acudieron ante la autoridad a poner una denuncia y si bien un porcentaje mínimo de las encuestadas dijo haber tenido una respuesta eficiente, el resto señaló que las respuestas fueron ineficientes o nulas.

Siempre con la seguridad, las integrantes de la comunidad transexual manifestaron que el sitio donde se sienten más seguras en su casa (54 %), pero es el vecindario y en las calles donde la percepción de inseguridad crece. En su barrio un 62 por ciento de las encuestadas dijo sentirse “poco seguras/inseguras), mientras en la calles 9 de cada 10 dijo sentirse completamente inseguras.

El levantamiento del sondeo se efectuó en los últimos tres meses de 2017 y se aplicó a 50 mujeres trans de San Pedro Sula, Tegucigalpa, La Ceiba, Choloma, Villanueva, La Lima y Yoro, en donde la comunidad transexual tiene mayor presencia.

En el mismo se indica que la ausencia de un marco jurídico en el país que reivindique sus derechos, la falta de educación y conocimiento sobre la materia entre los operadores de justicia y la autoridad misma, así como el estigma y rechazo que son objeto en la sociedad, son entre otros, los problemas y los desafíos que enfrenta la comunidad LGTBI y las chicas transexuales frente a un Estado que se resiste a reconocer la diversidad sexual y sus derechos.

Para Michelle, otra chica trans que pidió omitir su apellido por seguridad, del Colectivo Cozumel, en este momento, las chicas trans son las que se encuentran en mayor desventaja en relación al resto de la diversidad sexual. El tema de la identidad de género las confronta no solo con la autoridad que se resiste a aceptar su condición de género asumida,  sino que también con el entorno que las rodea y así lo dejaron plasmado en la encuesta de Expediente Abierto.

gay 2

Agredidas por su identidad

La mayoría de las chicas transexuales decide asumir su identidad de género entre los 10 y 18 años, señala el sondeo.

Al detallar el tipo de agresiones que reciben cuando optan por asumir su nueva condición de género, éstas respondieron que fueron objeto de atropellos físicos (20 %), burlas (19 %), discriminación (18 %), maltratos (17 %), agresión sexual (10 %), acoso (7 %), entre otras.

El rechazo es un fenómeno que enfrentan la mayoría de las integrantes de la comunidad trans, siendo el entorno que las rodea donde más se presenta este rechazo, según las encuestadas. Un 38 por ciento de las consultadas indicó que carecieron de apoyo cuando asumieron su nuevo género, en tanto un 26 por ciento dijo que sí fueron apoyadas por su familia al momento de anunciar su nueva identidad.

Rhiana Ferrera, es una connotada activista de la comunidad trans en el país. Ha vivido en carne propia lo efectos de la estigmatización y el rechazo, último que se acentuó cuando a los 17 años decidió asumir su identidad de género y fue expulsada del internado en donde estudiaba, mientras la iglesia evangélica a la que acudía la vio de menos y su pastor, uno de los líderes más mediáticos en su campo en el país, la empezó a cuestionar y censurar.

Ferrera decidió en las pasadas elecciones generales de noviembre de 2017, correr por una diputación, pero no tuvo éxito. En diálogo con Expediente Abierto comenta parte de su vida y sus sueños, pero es en el tema de la educación en el cual considera se debe trabajar fuertemente.

Ferrera dice que con sacrificio y venciendo obstáculos ha podido iniciar sus estudios superiores con dos carreras al mismo tiempo: Pedagogía en Ciencias de la Educación y Derecho. Quiere ser pedagoga y también abogada, quiere impartir conocimiento pero también hacer que la ley y la justicia funcionen.

“Tengo que demostrar a la sociedad que no importa la orientación sexual, que no importa la identidad de género de las personas, que lo importante es su capacidad de querer superarse”, acota, tras resaltar que en este proceso ha tenido el apoyo de gente de su entorno.

La falta de  educación y capacitación es un desafío dentro de la comunidad transexual. Cuatro de cada diez  apenas llegó a tener la secundaria completa/incompleta, mientras sólo un 16 por ciento logró alcanzar los estudios universitarios.