#Colombia|Califican de anticristo y enviado del diablo a pastor abiertamente gay

el

Falso profeta, enviado del diablo, anticristo y otros calificativos es lo que ha tenido que soportar un pastor cristiano quien se declaró abiertamente gay.

Jhon Botia, de 32 años, es el primer pastor abiertamente homosexual en la Iglesia Cristiana Metodista en Colombia, país donde nació. El religioso lamenta que su orientación sexual le haya costado duras críticas de la comunidad a la que ayuda con servicio social y misas, en Bogotá.

«Me han dicho que soy un falso profeta, un falso pastor, el anticristo, un enviado del Diablo, que soy una abominación y de ahí para allá muchas groserías», dice el pastor en entrevista con el portal ‘hoy Día’.

Debido a esta situación, Fabio Meneses, su pareja, le ha aconsejado que haga oídos sordos a las críticas y continúe con su trabajo solidario, especialmente con los enfermos, «porque si no fuera por ser gay, lo podrían criticar por otra cosa», comenta.

Para Botia, su orientación sexual no tiene nada que ver con su fe. «No me pongo la etiqueta de gay para predicar la palabra de Dios, sencillamente soy Jhon, un hijo de Dios que hace parte de su iglesia y que trata de hacer lo mejor que puede con lo que tiene», asegura.

Aunque nunca se imaginó que sería pastor, su fiel creencia en Dios y buscando encajar en un lugar espiritual, llegó a dicha iglesia, que fue fundada en Reino Unido hace más de tres siglos y tiene casi 100 millones de fieles en el mundo, en donde se preparó y que en 2018 empezó a liderar.

Desde entonces, el predicador se ha dedicado a ayudar a su comunidad y a hablar de un Dios inclusivo y amoroso. «Nos ha enseñado que todos somos iguales, que todos tenemos una oportunidad», afirma Diana Valdez, asistente de la iglesia metodista en donde predica Botia.

Fuentes: El Extra , Diario El Diverso.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. feminiateo dice:

    Eso que le hacen a este chico es horrible. Tenemos que construir algo que supla las funciones del cristianismo pero sin Jesucristo ni Dios. Las personas que no respondemos a lo que el heteropatriarcado esperaría de nosotras tenemos que estar más organizadas, al menos tanto como la gente conservadora, que se reúne un rato todos los fines de semana en sus templos. En torno a una nueva religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista, ecologista y aliada de los movimientos LGTBIQ, lo conseguiríamos, y seguramente se formarían muchas comunidades. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s