#Inglaterra| Chica lesbiana sufre ataque lesbofóbico ¡Por quinta vez!

Charlie Graham, de 20 años, fue saltada por dos individuos en Sunderland, Inglaterra

Una chica lesbiana de 20 años fue atacada la semana pasada en un brutal ataque que la dejó cubierta de sangre y hematomas.

Charlie Graham se quedó conmocionada después de que dos hombres la golpearon en la cabeza por detrás y la arrojaron al suelo en un incidente que ha afectado a la comunidad de Sunderland, Inglaterra, a la que llama hogar.

La violencia contra las personas LGBTQ se ha disparado en los últimos cinco años en Inglaterra y Gales, pero Graham explicó que este incidente fue la quinta vez que fue atacada por su sexualidad, informó el Daily Mirror.

La policía está tratando el incidente como un crimen de odio.

Mientras se dirigía a encontrarse con un amigo el sábado por la mañana, Graham fue golpeada por dos hombres alrededor de Town End Farm.

«Me golpearon por la espalda con un puño en la parte posterior de mi cabeza, luego golpeé el suelo, lastimándome las piernas y la cara», dijo Graham. “Traté de volver a levantarme, pero me empujaron al suelo y los dos muchachos salieron corriendo. Me dejaron sangrando y asustada».

Graham estaba plagada de dolores de cabeza y ataques de pánico desde el ataque.  Es la quinta vez consecutiva que ha sido atacada por su sexualidad.

En un asalto anterior, su ojo estaba abierto, requiriendo puntos de sutura. En otro, se quedó con un ojo morado.

Este espectro de violencia la ha dejado aterrorizada y atrapada dentro de su hogar, creyendo que será atacada nuevamente.

«Ya no voy a ninguna parte sola. Solo me siento cómoda en la casa de mi madre», dijo la chica.

“Tengo ataques de pánico y ansiedad simplemente pensando en volver a casa en caso de que descubran dónde vivo y decidan pasar por la puerta, o me ataquen en mi propia casa. He tenido personas amenazando con pasar por mi puerta y romper las ventanas».

«Creo que deberías poder estar orgullosa de quién eres», dijo Graham, describiendo cómo, después de repetidos asaltos, ha aceptado la homofobia como un hecho de su vida.

«Me hace sentir que tengo que quedarme en la casa y esconder quién soy y todo, pero en este día y  a esta edad no debería tener que hacer eso». Debería ser aceptada.

«He tratado de no dejar que me golpee y siga con mi vida, pero me preocupa si vuelve a suceder que es peor de lo que era antes».

“Me veo como un niño y actúo como un niño y no hay feminidad en mí en absoluto. Pero no soy agresiva ni ruidosa y no ando buscando peleas. Nunca le he abierto la boca a nadie».

Más crímenes de odio hacia la comunidad LGBTQ

Sus nombres eran Melania Geymonat y Christine Hannigan.

Hace unos meses se hizo viral un ataque en un autobús en Londres donde dos mujeres fueron atacadas por varios hombres por ser lesbianas.

La pareja del mismo sexo que fue golpeada en un autobús de Londres por negarse a besarse y realizar actos sexuales.

Chris, quien se quedó con la mandíbula rota y la nariz maltratada. Geymonat recibió un puñetazo tan fuerte que le rompió la nariz.

Fuente: El Closet LGBTI, Diario El Diverso

#Inglaterra| Tula, la mujer transexual que triunfó en los 70

Tula (Caroline Cossey) nació en 1954, hace 66 años, en una época donde una mujer transexual tenía pocas opciones laborales para su vida. La visibilidad era nula o llena de prejuicios.

Pero Tula llegó a ser una modelo conocida en su país, Inglaterra, y llegó incluso a posar para Playboy (convirtiéndose en la primera mujer transexual en hacerlo), apareció como modelo en los periódicos más importantes e incluso actuó en una de las primeras películas de James Bond.

Un día la situación se le fue de control. Tula no quería revelar su transexualidad para poder tener las mismas opciones que el resto de mujeres en el mundo de la moda y el cine pero el diario británico News of the world reveló esa información sin su permiso y con el irrespetuoso títuto de «Una de las chicas Bond no era una chica».

Lee también The trans list, el documental que profundiza en la identidad trans a través de activistas y personalidad transexuales.  

Ahí empezó su lucha. Cossey no dio un paso atrás y se dispuso a exigir legalmente ser reconocida como mujer. Llevó su caso al Tribunal Europeo y ganó, creando un hito que abriría el camino a todas las personas transexuales que vinieron después. Estaba a su favor que en su genotipo si cromosoma 21 era diferente al resto, también al de la mayoría de personas transexuales e intersexuales: XXXY. Una variación atípica que la ayudó a exigir el derecho a elegir un género y un nombre. Pero Tula no quería ser una rara avis, y creó Gender Recognitions Act para ayudar a todas las mujeres que habían nacido hombres y viceversa, una asociación dirigida a apoyar los casos de las personas que como ella exigían que en su DNI figurara su género y nombre real. 

El inicio de Tula no fue fácil. A los 17 comenzó a hormonarse y empezó a trabajar como stripper en diferentes locales para poderse pagar el tratamiento. Se recorrió Europa y cuando volvió a casa, se encontró con algo maravilloso e inesperado en la época: Sus padres y su hermana la iban a apoyar en su transición. Así que a los 20, Tula se realizó una cirugía genital en Londres, la antesala de sus inicios como modelo y actriz. Años después Tula escribiría el libro «I´m a woman», como respuesta simbólica al diario News of the World, donde confesa que le habían llevado a plantearse el suicidio, pero que acabaron por hacerla más fuerte.

Tula es una leyenda y un hito en la historia.

Lee también Vogue apuesta por visibilizar la transexualidad con Valentina Sampaio

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Brighton| Un hombre transgénero ha dado a luz al bebé de su pareja no binaria con el esperma donado por una mujer trans

Reuben Sharpe, de 39 años, y su pareja Jay, de 28 años, quien no se identifica ni como hombre ni como mujer, han dado la bienvenida al pequeño Jamie en Brighton, Sussex.

Reuben hizo la transición hace 12 años, pero dejó de tomar hormonas después de decidir que se quería embarazar. Reuben y Jay decidieron ir a una clínica y elegir un esperma donado por una mujer trans que sería después insertado en su útero.

«Han tardado seis años en llegar tan lejos, pero ahora tenemos a nuestro bebé en brazos y ese era el objetivo final. Finalmente, me siento completo».

VER: La boda más esperada del fútbol femenino

El hombre transgénero Reuben Sharpe ha dado a luz al bebé de su pareja no binaria usando esperma donado por una mujer transgénero. Imagen: GoFundMe

“No era que estuviera desesperado por tener la experiencia del parto o la experiencia del embarazo, sino que quería un hijo y tenía la facilidad para hacerlo. Ambas familias aman a los niños. Estaba tan contento de que mi familia estuviera tan entusiasmada con nuestro bebé como sus otros nietos…»

VER: «Lola vers la mer»: un padre, su hija trans y un camino a la aceptación

Reuben y Jay se conocieron en un pub en Brighton y, a medida que se conocían, abordó el tema de los niños. Reuben le dijo: “Si no quisieras hijos tendríamos que romper. Logré mencionar el tema, pero afortunadamente Jay estaba de acuerdo con la idea».

Jay agregó: «Simplemente parecía correcto, queríamos criar niños de manera similar».

La pareja confía en que su situación se vea con normalidad cuando el bebé crezca rodeado de personas con ideas afines, con diferentes tipos de configuraciones familiares. Además, aunque Reuben gestó esta vez al bebé, Jay asegura que estaría abierto a hacerlo en el futuro. Planean casarse el año que viene y no quieren que les encasillen en los papeles de mamá y papá.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Inglaterra| Alisha Cacace: de sacerdote a mujer transgénero

Antes de ser una mujer transgénero, Alisha Cacace fue un sacerdote. Ella contó por qué decidió salir del clóset e iniciar su transición.

Alisha Cacace había nacido biológicamente como hombre, y siempre se consideró como una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre. Crecer en el seno de una familia conservadora y sumamente religiosa le impedía hablar abiertamente de su identidad de género. A consecuencia de la depresión y de la ansiedad, acudió con un sacerdote para confesarse.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

«Yo sabía que era una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre desde mi infancia. Solo estaba dejando de lado la situación».

En entrevista para el medio británico Barcroft TV, Alisha aseguró que la sensación de paz que la religión le había dado hizo que dedicara su vida totalmente a la iglesia. Con esta decisión esperaba que su ‘confusión’ desapareciera; sin embargo, ejerció su sacerdocio durante seis años en los que reprimió su verdadero ‘yo’.

«Dios te llama, y te gusta y lo amas. Luego lo experimentas, lo miras más y más profundo. Cuanto más profundo lo mires, más oraciones haces y te sientes mejor. Toda mi vida fue dedicada a la iglesia».

Decidió cambiar su vida

A pesar de la ‘paz’ que la religión le había brindado, Alisha no se sentía feliz. La decisión de salir del clóset la tomó una noche que acudió con un amigo a un bar LGBT+ de la localidad. En ese lugar se dio cuenta de la felicidad que los otros visitantes experimentaban siendo ellos mismos.

«Ver a otros felices fue genial, y eso realmente provocó una chispa en mi mente».

Luego de presenciar eso, tomó la decisión de aceptarse tal y como es, abandonar el sacerdocio, salir del clóset e iniciar su tratamiento hormonal. No obstante, sabía que todo el proceso sería difícil, especialmente por la incertidumbre de saber cómo reaccionarían sus conocidos. Sin embargo, reconoce que ha sido la mejor decisión de su vida.

«Una vez que te enfrentas a ese miedo y lo haces, te sientes mucho mejor contigo mismo […] Lo mejor que he hecho fue cambiar».

No estaba sola en el proceso

A lo largo del tratamiento, Alisha recibió el apoyo de la comunidad trans de Basingstoke, ciudad inglesa en la que vive; ellos la apoyaron en todo lo que necesitaba para el proceso. Actualmente continúa recibiendo tratamiento hormonal y asegura sentirse «más feliz que nunca». Además, afirmó que no ha abandonado la religión católica, pues la practica cotidianamente.

«Estoy en un punto de mi vida donde siento que es mi vida. Así es como quiero seguir. Salí y soy feliz».

Ojalá que todos pudiéramos vivir como Alisha Cacace, una mujer transgénero orgullosa de serlo.

Fuente: Soy Homosensual, Diario el Diverso

#Inglaterra| Las personas trans podrían ir a la cárcel por violación si tienen relaciones sexuales sin informar que son trans

¿Por qué incluso un beso puede ver a las personas trans calificadas como criminales sexuales?

Las personas trans se enfrentan a la cárcel por violación si tienen relaciones sexuales sin compartir su historia de género en Londres. El Tribunal de Apelación de Londres ya ha escuchado casos similares.

Las personas trans británicas se enfrentan a la cárcel a menos que le cuenten a sus amantes su historia de género antes del sexo. Incluso los besos pueden considerarse agresión sexual y el sexo con penetración, con una pareja dispuesta, puede considerarse una violación si afirman que no sabían sobre el sexo de una persona trans.

Esa es la impactante revelación después de que los mejores abogados y académicos se reunieron para discutir las leyes de sexo del Reino Unido.

La última revisión importante de delitos sexuales terminó hace casi 15 años, en un momento en que las personas trans en el Reino Unido eran mucho menos visibles y organizadas políticamente. Parece que simplemente fueron ignorados cuando se redactaron las leyes.

Grietje Baars, un catedrático de derecho en la Universidad de la Ciudad, dice que la actual Ley de Delitos Sexuales de 2003 tenía la intención de aclarar la confusa serie de leyes sobre conducta sexual, pero «en la práctica fracasó».

La ley dice que cuando te engañan acerca de la naturaleza del acto sexual que estás a punto de realizar, eres incapaz de un consentimiento informado.

Cualquier actividad que se realice a continuación, desde los besos simples hasta el contacto íntimo o la penetración, se tratará como una agresión sexual o una violación.

El problema principal es cómo los tribunales interpretan lo que necesita saber antes de poder dar su consentimiento.

«Los jueces han torcido la ley para ajustarse a los prejuicios personales. Hay mucha contradicción en sus fallos «, dijo Baars.

Michelle Brewer, una abogada de derecho público con Garden Court Chambers, detalló un caso del Tribunal de Apelación cuando los jueces consideraron la no divulgación de la historia de género como mentira.

El Servicio de Procesamiento de la Corona en Inglaterra y Gales ha dicho que no procesará automáticamente a una persona trans en la que se alegue sexo por engaño. Tratarán los casos según sus «méritos», dejando abierta la opción de procesar.

Los abogados concluyeron que la ley no está clara y podría usarse contra personas trans, y que deberían conocer el riesgo.

El evento Transjustice fue organizado por Garden Court Chambers en asociación con Birkbeck University y City University London. También discutió la creación de una red para asesorar a las personas trans atrapadas por la ley.

Fuente: ElClosetLGBT, Diario el Diverso

#Inglaterra| Drag queens con síndrome de down están rompiendo estereotipos

Cuando piensas en drag queens, «RuPaul’s Drag Race» puede ser lo primero que venga a tu mente. Sin embargo, no hay nada como un espectáculo drag en vivo: los atuendos, los brillos, las canciones, la pasión y el arte.

Dentro de la historia del drag, vemos cómo ha ido evolucionando y cambiado a lo largo de los tiempos. El drag es un concepto más complejo de lo que pensamos ya que un hombre o mujer, sin importar sean cis género o trans, pueden hacer drag, incluso con elementos masculinos o femeninos; se trata de burlarse del género y reconstruirlo a lo que el artista le dé significado.

Para este grupo nuevo llamado Drag Syndrome, ha sido algo similar. Este grupo está conformado por artistas con síndrome de down y provienen de Inglaterra.

Drag Syndrome es el primer grupo de artistas con síndrome de Down. El grupo con sede en el Reino Unido comenzó en marzo de 2018 porque el coreógrafo Daniel Vais quería darles a las personas con discapacidades intelectuales una plataforma para actuar. La compañía, compuesta por reinas Lady Francesca (Francis), Horrora Shebang (Otto) y Gaia Callas (Danny) y el rey Justin Bond (Ruby), trabaja con otras reinas para dar vida a sus espectáculos.

Los miembros del grupo, junto con Vais, sienten pasión por el trabajo que realizan. Vais le dijo aThe Mighty que quería crear un lugar para reunir a esos talentos en un formato como arrastre que ya desafíe las expectativas y los estereotipos.

«Cuando las personas nos ven actuar, reconocen el inmenso talento que tienen delante y el entretenimiento de alta calidad de los artistas». Dijo que el hecho de que los artistas tienen síndrome de Down es solo una ventaja adicional. Vais añadió.

El Síndrome de Drag se trata de talento, creatividad y libertad de expresión. Es arte, es teatro, es entretenido. Las personas con síndrome de Down tienen el cromosoma adicional para sobresalir en las artes, la cultura y en cualquier otro lugar.

Su trabajo no viene sin críticas. En un video reciente para la BBC, el grupo dijo que la atención que el síndrome de Drag ha recibido viene con una buena cantidad de críticas y correos de odio. La gente ha dicho que es explotador que personas con síndrome de Down participen en la escena del drag. Los artistas del Síndrome de Drag lo ven de otra manera.

«Gaia no es un personaje, pero es parte de mí», dijo Gaia Callas.

Justin Bond agregó: «Si tienes un problema con eso amigo, no deberías estar aquí».

Para este grupo nuevo llamado Drag Syndrome, ha sido algo similar. Este grupo está conformado por artistas con síndrome de down y provienen de Inglaterra.

Vais dijo que la respuesta a los shows de Drag Syndrome también habla por sí misma. «Sabemos cómo sacudir a las multitudes, en cada espectáculo la respuesta es electrizante», dijo Vais. Después de un show en Londres, Vais dijo que el encargado de la seguridad en el escenario vino a felicitar a la compañía por su gran actuación, y dijo que era una de las cosas más alentadoras que había experimentado.

«Fue un momento muy especial», dijo Vais. «Al final del día, es la cultura la que nos conecta a todos».

Vais dijo que a través de sus actuaciones, Drag Syndrome espera mostrar a los demás que las personas con síndrome de Down son creativas, dedicadas, profesionales y que pueden cumplir con altos estándares y grandes multitudes.


Vais dijo que, para cualquier persona que quiera involucrarse en el arrastre en su área, el primer paso es ser creativo y jugar con ideas para disfraces, música, maquillaje y darle una oportunidad. Él sugiere ver programas de arrastre y ponerse en contacto con una reina local para pedir consejo.

Además de romper con los estereotipos, el Síndrome de Drag espera inspirar a otros jóvenes con síndrome de Down a encontrar lo que aman y no tener miedo de hacerlo.

«Encuentra tu pasión, ve y obténla», dijo Horrora Shebang. «Vive tu sueño, puedes hacer lo que quieras, puedes ser cualquiera, solo sal ahí».

Fuente: ElClosetLGBT, Diario el Diverso


#Inglaterra| Antonio Valencia se une a campaña contra la homofobia

Antonio Valencia, jugador del Manchester United, se sumó a una campaña contra la homofobia que busca, entre otras cosas, que los capitanes de los equipos de la Premier League porten un brazalete con los colores que identifican a la comunidad Glbti. Antes del juego contra el Brighton & Hove Albion, disputado este 25 de noviembre de 2017, los ‘Red Devils’ compartieron en sus redes la foto del ecuatoriano con la cinta especial que luciría en el partido.

“Dedicamos el juego de hoy contra el Brighton a la campaña de cordones de arcoiris de @StonewallUK. Recordamos a los fanáticos que nuestro compromiso es garantizar en Old Trafford un acceso inclusivo y pedimos la colaboración de todos”, agregó el United en Twitter. La campaña liderada por la organización Stonewall también acordó que los futbolistas puedan lucir cordones arcoiris , que la bandera de la comunidad se luzca en los cuatro banderines de las canchas y en los logos de los equipos en Internet. Escuadras como el Chelsea, Liverpool y Arsenal acogieron la medida y tendría una vigencia de 10 días.

En Inglaterra, la lucha contra la homofobia en el deporte tomó fuerza después de que el árbitro británico Ryan Atkin declaró su homosexualidad en agosto pasado. Desde entonces, Atkin es una figura clave para llevar el mensaje de inclusión a la Premier League.

Fuente: El Comercio, Diario el Diverso

#Inglaterra| Equipo de futbol cambia su uniforme por playeras de arcoíris

El mes del futbol contra la homofobia trajo consigo un hecho insólito: profesionales del balompié se “pintaron” de arcoíris contra la homofobia.

Los clásicos uniformes rojos del Altrincham FC de Inglaterra fueron cambiados por uniformes con los clásicos colores del arcoíris. Fue durante el partido contra Bradford Park Avenue donde los jugadores de dicho club inglés portaron este uniforme multicolor.

Se trata de un hecho insólito que ocurrió este fin de semana, el sábado 16 de febrero. En la celebración del mes del futbol contra la homofobia, los profesionales del balompié de Altrincham FC portaron dicho uniforme con el objetivo de hacer un llamado fuerte y claro para erradicar la homofobia dentro del deporte.

Este club de la séptima división de Inglaterra reemplazó el logotipo de su patrocinador principal por la leyenda “Futbol contra la homofobia”. El objetivo de esto es que dicha indumentaria sea subastada, todo con el fin de recaudar fondos para The Proud Trust, una organización defensora de los derechos LGBT+ de Inglaterra. 

Fuente: Soy Homosensual, Diario el Diverso

#Inglaterra| Hombre transgénero dice que operarse fue “el mayor error de su vida”

En Inglaterra, una adolescente de nombre Debbie Karemer fue abusada sexualmentepor su padre. Él la había abandonado cuando era una bebé, pero se encontró con ella después, cuando Debbie tenía 14 años y la violó. Ella realizó el tratamiento para ser un hombre transgénero a los 45 años y ahora quiere someterse a cirugías y tratamientos para revertir su condición.

“Soy mujer, todavía soy Debbie”, aseguró el transgénero Lee Harries, de 60 años, vecino de Hemel Hempstead. “Me arrepiento de la decisión”, dijo a un medio de Inglaterra.

A lo largo de su vida, la mujer desarrolló, según propias palabras “atracción sexual hacia objetos”. Entre ellos estuvo una guitarra eléctrica. Sin embargo, terminó casándose con su único y mejor amigo, Alan en un municipio de Reino Unido.

A pesar de eso, ella no se aceptaba a sí misma. Llegó a lastimarse las mamas con unas tijeras de cocina. Hasta que vio a través de la televisión un programa en Inglaterra en el que se mostraba a personas transgénero. Ella vió que se mostraban seguros y confiados.

“Pasé años sintiendo que no podía vivir en mi cuerpo y odiando cada momento”, dijo Debbie Karemer, según recogió Mirror. “Cuando me duchaba, solía vomitar al ver mi cuerpo”. Comenzó a investigar y descubrió un grupo de apoyo en Londres, Inglaterra. Además, se contactó con un especialista para hacer el cambio de cuerpo en Reino Unido.

Debbie Karemer se sometió a los 45 años a una mastectomía bilateral, que le costó más de 3 mil euros, en un centro de salud inglés. En el 2004 le extirparon los ovarios, el útero y las trompas de falopio. Sumado a ello, le crearon un pene artificial y una prótesis de testículos. Con esto, se convirtió en una personatransgénero.

“En ese momento sentí que era lo correcto y me alegré mucho de que sucediera”, dijo Debbie. Como hombre transgénero, pasó a llamarse Lee Harries. “Mirando hacia atrás ahora me doy cuenta de que era simplemente la sensación de que si no tuviera vagina, no podría ser violada”, dijo. Concluyó que su falta de aceptación era debido al abuso que sufrió a manos de su padre.

Mencionó que había sufrido infecciones producto de las prótesis. Ahora tiene problemas en la vejiga y valora la importancia de un profesional que oriente a las personas que van a someterse a tratamientos hormonales y operaciones. Ella está en lista de espera para recibir el tratamiento de reconstrucción.