#Paraguay| 17 Marcha TLGBI en Paraguay: la más grande de la historia del país

La covid-19 no evitó que ayer la 17 marcha TLGBI de Paraguay tomara las calles del microcentro de Asunción en homenaje a los 61 años de la carta de un amoral. Este año,  se convirtió en una caravana de autos, colectivos, motos y bicicletas decorados con globos, banderas y serpentinas de colores. Los cuarenta grados bajo el sol y el humo volvían a los cuerpos pegajosos. Ojos con glitter asomaban sonrientes debajo de los barbijos. 


La Coalición TLGBI+, organizadora de las marchas desde hace 11 años, desplegó una serie de actividades culturales, académicas y de entretenimiento en formato virtual durante el mes de las 108 memorias, que cerraron con la caravana el miércoles 30 de septiembre. Arrancó a las 17:30 en el Cementerio de la Recoleta y terminó en la plaza de la Democracia. No faltaron las intervenciones artísticas en puntos emblemáticos del trayecto, como la cárcel de mujeres el “Buen Pastor”, La Escalinata Antequera y la Plaza Uruguaya.

Soy trans. Soy bisexual. Soy trabajadora sexual. Soy marica. Soy lesbiana. Soy 108. Soy revolución. Sucia por siempre. Soy pansexual. Soy torta. Soy puto. Soy otras cosas. Soy puta. Soy loca. Soy no binarie. Las consignas se proyectaban ayer sobre el edificio del Banco Nacional de Fomento. Hubo una mención especial a Sucia-Inmunda-de-la-basura, una artista trans muy querida por la colectividad que fue hallada muerta el 29 en Campo Grande, Brasil.

Desde la coalición TLGBI+, expresaron que a la marcha asistieron cerca de 1.500 personas. Algunas fueron con vehículo, otras en bicicleta. Las trans se convocaron en la escalinata y muches estuvieron siguiendo la transmisión en vivo. Según la organización, fue también la caravana más grande y calurosa que se realizó en la historia del país

La ley antidiscriminatoria sigue siendo una gran ausente en un año en que el encierro recrudeció la violencia intrafamiliar contra las personas LGBTmarinos en Alto Paraná torturaron a 35 personas –entre ellas a 3 mujeres trans– y hubo reiterados intentos de transfemicidio. Las personas de la diversidad sexual y de género no tienen reconocimiento legal de sus identidades en Paraguay. Tampoco garantías ni leyes que las amparen.

Sol Gómez es música y bisexual. “Hoy marcho porque quiero estar tranquila en la calle. Hace 15 años probablemente no hubiera habido esta cantidad de gente. Si hoy estoy acá es porque otras personas lo hicieron antes que yo”, dijo a Presentes. Para ella, es muy importante el legado histórico para quienes construyen memoria LGBT. 

Carta a un amoral

El 30 de septiembre se cumplieron 61 años de la “carta a un amoral” publicada en el diario paraguayo, El País, afín a la dictadura. Fue una respuesta a una edición anterior del mismo diario que tituló “108 Personas de Dudosa Conducta Moral Están Siendo Interrogadas. Intensa Acción Policial. Esperan Resultados”. 

Fue la primera vez que apareció el número 108 asociado a la homosexualidad, según demuestran los archivos, recortes de periódico y documentos que componen la investigación realizada por el abogado Erwing Augsten. La carta de un amoral fue un manifiesto político que abrió la discusión y lucha pública por la diversidad sexual. 

“Nosotros seguimos una vocación que es tan antigua como la propia humanidad, y en este siglo de consagración de todos los derechos humanos nadie puede negarnos el derecho de hacer de nosotros mismos, de nuestro continente físico, lo que queremos, sin incomodar a los otros que no quieran hacer lo mismo”, dice la carta que fue publicada de forma anónima.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

Un comentario sobre “#Paraguay| 17 Marcha TLGBI en Paraguay: la más grande de la historia del país

  1. Es estupendo que se nos vea, aunque sea en coches y autobuses y con mascarillas. Debemos construir movimientos más fuertes, donde la gente se relacione de una manera más estrecha y para ello tenemos que dejar atrás esa época de individualismo exacerbado de la que venimos. Son muy positivas también las alianzas con los feminismos. Las personas que no respondemos a lo que el heteropatriarcado esperaría de nosotras tenemos que estar más organizadas, al menos tanto como la gente conservadora, que se reúne un rato todos los fines de semana en sus templos. En torno a una nueva religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista, ecologista y aliada de los movimientos LGTBIQ, lo conseguiríamos, y seguramente se formarían muchas comunidades. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s