#México| ¡Se logró! Cárcel a quien pretenda ofrecer «terapias de conversión» LGBTQ

¡Se logró! Cárcel a quien pretenda ofrecer «terapias de conversión» LGBTQ

Probablemente nos preguntemos qué son esas mal llamadas terapias de conversión y qué son las ECOSIG. 

Aquí te decimos qué son: Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual y/o la Identidad de Género.

¿Por qué la aclaración con el nombre? porque llamarles –terapias- sería validar el fraude de estos esfuerzos ya que según:

COPRED.- Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México.
CONAPRED.- Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.
APA.- Asociación Americana de Psiquiatría.
OMS.- Organización Mundial de la Salud.
UNDOC.- Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.
UNAM.- Universidad Nacional Autónoma de México. Facultad de Psicología.
Colegios de Psicologas y Psicologos de México.

Han señalado que no existe fundamento científico para asegurar la funcionalidad de estos procedimientos. Y, al contrario, existe información, antecedentes, casos y consecuencias que demuestra lo dañinos que son. Sobre todo en la dignidad humana y desarrollo de las personas. Estás prácticas incluso están consideradas como tortura por la ONU y ahora también en la CDMX.

Ok, entonces ¿qué son las ECOSIG?

Son todos aquellos Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género de las personas LGBTIQ+.

¿Por qué esto nos interesa?

Porque hay testimonios de personas que fueron forzadas a recibir: tratamiento, “terapia”, couching, pláticas, convenciones, violaciones “correctivas”, retiros forzados, privaciones ilegales de la libertad o simplemente servicios que ofrecían cambiar, reprimir o eliminar quienes son y el resultado fue que presentan sentimientos de culpa, vergüenza, depresión y falta de autoestima.

La evidencia muestra que aumentan considerablemente la tendencia a tener pensamientos suicidas en las personas víctimas de estas prácticas. Provocando que se interiorice un sentimiento de rechazo hacia la propia orientación sexual y/o identidad de género por lo que se vive con culpa y vergüenza. Muchas veces se traducen en miedo a pérdidas de la familia, los amigos, la carrera o la comunidad espiritual, además de sentirse vulnerables al acoso, la discriminación y la violencia.

Es evidente que solamente tú decides qué rumbo darle a tu vida sexual, amorosa, afectiva o bien quién eres, cómo te vistes, cómo te identificas PERO si detrás de esa libertad que tenemos existe presión social, familiar o incluso psicológica por tales situaciones –que ahora están penadas legalmente- podríamos tomar una camino inexacto.

No queremos que toda la gente sea LGBTQ+, queremos que quien lo sea, porque no es una elección, lo viva y fluya como cualquier otra persona.

Otro tema importante antes de abordar si la persona quiere o no someterse y que sería elección personal hacerlo es que las personas LGBTQ+ no estamos enfermas por lo que no existe nada que curar.

El mundo ideal sería que la familia y el entorno transite de manera natural a quienes somos pero sabemos el contexto que tenemos en México. Es decir, si mi familia creció escuchando que esta mal ser LGBTQ+ y luego llega un charlatán a veces con cédula profesional en psicología a veces ni si quiera con la carrera, a decir que puede cambiar a tu hijo o hija o que se intentará; como sabemos y hemos escuchado testimonios tristes sobre este aprovechamiento que nace desde la ignorancia y no dejar libre a cada persona en ser y hacer lo que quiera sin afectar a un tercero.

Existen muchos padres y madres de familia que siguen pensando que nuestra orientación y/o identidad se puede cambiar y hay muchos estafadores que se aprovechan de la ignorancia para deshumanizar a adolescentes LGBTQ. Es por eso que esta reforma que se da en la CDMX es fundamental para proteger a toda la infancia y adolesencia diversa.

Con esta aprobación de reforma el resultado será, que si insisten estos pillos como el psicólogo Everardo Martinez Macias, en ofrecer la –cura- (quien es apoyado por, adivinen, sí por el Frente NAZIonal por la Familia), podrá pasar de tres a doce años de prisión por el delito de tortura.

Everardo Martinez Macias Psicólogo que ofrece “terapias” de aborrecimiento a quienes somos.

Algo importante con este avance es que de nuevo solo se reforma el Código Penal de la CDMX, es decir cada estado tendríamos que modificar el nuestro y sabemos al menos en Nuevo León la clase de diputados y diputadas que tenemos. PEEERO también recordemos que el próximo años hay elecciones así que demos nuestro voto a quienes de verdad luchan por un mundo más justo, más humano y más incluyente.

Anexo la reforma que fue aprobada para que la repliquen en sus estados.

Entonces, ¿ya se podrá castigar penalmente en todo México? Sí y no.

Recordemos que cualquier persona que violente nuestra dignidad humana tiene castigo por los Derechos Humanos reconocidos de manera Constitucional desde el 2011. Por ejemplo en Nuevo León que no tenemos tal cual esa ley penal podríamos denunciar por violencia psicológica, fraude, responsabilidad profesional y demás delitos que ya existan y que al final del día los Tratados Internacionales, Constitución y Derechos Humanos van por encima de leyes locales. Pero sería grandioso que todos los estados lo tuviéramos.

De todas formas sí podría haber una reforma Federal, y no hay que dejar de presionar porque también existe un Código Penal Federal en donde las Senadoras MINERVA CITLALLI HERNÁNDEZ MORA, ALEJANDRA LAGUNES SOTO RUIZ, PATRICIA MERCADO CASTRO de distintos partidos, plantearon desde también el 2018 iniciativa muy similar pero ya no en un congreso local sino en el Senado de la República y lo interesante de esta reforma es que no nada más piden la tipificación de delito penal por tortura sino también plantea reformar la Ley General de salud.

Iniciativa del senado.

En resumen, es un gran avance, falta mucho por hacer porque ahora hay que enfrentarnos al sistema judicial, es decir, realizar la denuncia y llevarla hasta su sentencia, reparación del daño y castigo a quienes no les importó ir por encima de la vida de una persona por sus creencias morales, religiosas o simplemente ambiciosas.

Así que si te pasó o estas pasando por alguna situación desagradable no dudes en buscar organizaciones como la nuestra: El Closet LGBT, A.C., o cualquier otra, colectivos, diputadas(os) que están ahí para proteger nuestros Derechos Humanos.
No estas enfermo/a, no hay nada que curar.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s