#Mundo|«QUERIDA FAMILIA, SIENTO DECEPCIONAROS PERO SOY LESBIANA Y SOY FELIZ»

el

Me siento un poco bruta cuando lo digo pero el día que me di cuenta que era muy lesbiana fue cuando una chica me plantó un beso en los morros.

Eso fue hace 5 meses solamente. Pero creo que en estos 5 meses he vivido más intensamente que en mis últimos años.

A los 26 años me convertí en mamá por accidente con un noviete con el que llevaba ya unos años. ¿Y ahora qué? ¿Nos casamos?, fue lo que empezamos a preguntarnos pero yo no lo tenía claro. No era necesario así que seguimos así, pero nos fuimos a vivir juntos, por el niño.

El niño nació y el «amor de pareja» nos duró un año, nos separamos pero seguimos teniendo una buena relación y el niño está con él dos días a la semana.

Tengo 29 años y hace unos meses me hice una amiga lesbiana en el trabajo, sus historias eran tan entretenidas que le dije que un día que me llevara a alguna de sus fiestas con amigas, y así fui conociendo chicas, sentía algunas atracciones fugaces hasta que una llamada Lorena me besó, y a ese beso magnífico le siguieron otras cosas igualmente buenas, ya os podéis imaginar.

De pronto mi vi ahí, a punto de cumplir 30 años, separada, con un niño que va a cumplir 4 y un mundo nuevo por descubrir.

Como empecé a salir más, mis padres o mis hermanas cuidaban a veces a mi hijo, todos se alegraban porque se imaginaron que ya estaba sentando cabeza y encontrado a algún príncipe azul. «A ver si algún día nos presentas a ese hombre misterioso», «parece que todo va bien y el niño podrá tener hermanos», etcétera…. pero todas las especulaciones eran sobre hombres.

Una mañana me desperté, había dormido con una preciosa mujer a mi lado y me sentí muy llena de vida. Mientras ella se duchaba miré el móvil y cómo la noche anterior no había contestado el grupo de whatsapp vi que había más especulaciones sobre algún novio.

Así que me armé de valor y escribí: «Querida familia, siento decepcionaros pero soy lesbiana y soy feliz. Lamentablemente no me di cuenta antes porque la historia sería muy diferente ahora. Mamá y papá no habéis hecho nada mal ni tengo traumas. Yo estaba reprimida y cegada y ahora veo con claridad. Así que no hay hombre misterioso, ni novio secreto, si todo sale bien habrá novia, pero sin secretos». 

Le di a enviar y escondí el móvil nerviosa. No sabía que me iba a encontrar en el grupo donde están mis padres, mis dos hermanas, un cuñado y una sobrina adolescente.

Mi sobrina fue la primera reacción, una bandera gay y un corazón. Mis hermanas me llamaron por teléfono muy sorprendidas, mi padre reaccionó con humor diciendo que al menos una de sus hijas había salido como él y le gustaban las mujeres, y a mi madre le costó un poco más. Se quedó impresionada, pasó por fases de miedo, vergüenza de contarlo, pero creo que eso mismo ayudó, el contarlo, sus amigas le decían que ahora todo el mundo era lesbiana y ya no era raro.

Creo que haberme «descubierto» a mí misma no solo me ha hecho más feliz, también más libre y mejor mamá.

Fuentes: Oveja Rosa , Diario El Diverso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s