#Mexico| Activista gay y que vive con VIH busca candidatura para ser diputado local en Congreso de Morelos

el

Activista gay y que vive con VIH busca candidatura para ser diputado local en Congreso de Morelos

Carlos Casillas Batalla, tiene 27 años, es una activista abiertamente gay por los derechos humanos, vive con VIH y recientemente se registró como precandidato a diputado local por el Distrito i de Cuernavaca por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Carlos asegura que de ganar las elecciones, impulsará leyes para proteger la vida y la dignidad de la población LGBTI, de las personas con VIH o sida, así como de otros grupos en situación de vulnerabilidad.

El aspirante colabora en la Red de Jóvenes Positivos Capítulo Morelos y el año pasado ganó el Premio Estatal de la Juventud en la categoría de Participación Ciudadana, en conjunto con la Red Mundial de Jóvenes Políticos. En 2019, fue nominado al Premio Estatal de Derechos Humanos que otorga la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos.

«Al hablar que soy una persona abiertamente LGBTI quiero demostrar que somos iguales a las demás personas y podemos desempeñarnos en los mismos puestos, porque no somos diferentes: somos humanos, personas que trabajan día a día de una forma normal. Al igual que tener VIH, que no te limita a tener un trabajo, y se trata de mitigar esa discriminación que existe hacia las personas con VIH y LGBT”, declaró Carlos en una entrevista para el periódico El Sol de Cuautla.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

Un comentario Agrega el tuyo

  1. feminiateo dice:

    Es estupendo que podamos hacer política sin tener que meternos en el armario. Es una forma de cambiar las cosas. Como también lo sería que nos juntásemos en torno a algo más, además de las ya clásicas asociaciones pro-derechos. Así podríamos luchar contra las agresiones y crímenes por LGTBfobia que siempre nos amenazan. Las personas que no respondemos a lo que el heteropatriarcado esperaría de nosotras tenemos que estar más organizadas, al menos tanto como la gente conservadora, que se reúne un rato todos los fines de semana en sus templos. En torno a una nueva religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista, ecologista y aliada de los movimientos LGTBIQ, lo conseguiríamos, y seguramente se formarían muchas comunidades. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s