#México| La Federación Mexicana de Empresarios LGBT busca congruencia en inclusión en las compañías

La discriminación le cuesta a la economía de México 80 mil millones de dólares, por lo que la Federación Mexicana de Empresarios LGBT (FME-LGBT) busca que el país aproveche la oportunidad que representa la diversidad.

Cada vez son más marcas las que celebran el Orgullo, que se conmemora este 28 de junio, pero el presidente de la FME-LGBTCésar Casas, busca que las compañías mexicanas sean congruentes con la inclusión y la diversidad todo el año.

«Todo esto se cae cuando solamente son esfuerzos de marketing y la comunidad se da cuenta de que solo es por vender y que no es un verdadero compromiso tanto interno como externo”, expresa César en entrevista. La FME-LGBT explica que por cada derecho que adquieren homosexuales, lesbianas y bisexuales el PIB per cápita crece en 400 dólares, y por cada derecho de las personas trans se incrementa en mil 200.

El presidente de la FME-LGBT cita estudios que estiman que 12% de la población pertenece a la diversidad sexual una razón por la que México debe promover que todas estas personas se sumen por completo a la economía para desarrollar por completo su potencial.

César proviene de una familia de empresarios, por lo que entiende la importancia de la inclusión económica para las poblaciones vulnerables, razón por la que hace seis años fundó la FME-LGBT. Con esta federación se crean alianzas con empresas para que adopten políticas inclusivas hacia dentro y hacia el público, además de capacitar a emprendedores de la diversidad sexual.

Ari Vera Morales es la directora de Relaciones Institucionales de la FME-LGBT, donde se encarga también de promover la inclusión de las personas trans, que afronta una discriminación proporcionada de la sociedad mexicana. La defensora de derechos humanos argumenta que las empresas se benefician de la diversidad que aportan la comunidad LGBT y otros grupos de la población.

“La historia de una persona trans fortalece a la misma organización porque la mayoría somos personas altamente resilientes y esa resiliencia se maximiza a través de nuestras historias y lo que vivimos día a día: la discriminación, la exclusión, el rechazo”, comenta en entrevista. Aunque hay críticas a las marcas que solo hacen cambios superficiales, ambas personas ven un avance en México gracias a la movilización de la comunidad LGBT y a los consumidores cada vez más exigentes.

Sorprendentemente, si bien falta mucho por hacer, lo tenemos que reconocer, hay avance. Hoy por hoy existe un grupo de empresas que se llama Pride Connection, que arropa a mexicanas y algunas multinacionales”, dice Ari Vera. Al final, enfatizan, lo que la comunidad pide no es un favor, sino un derecho. “Todas las personas tenemos que tener alguna actividad económica, ya sea un trabajo o un emprendimiento, o una empresa”, manifiesta César.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#Chile| Daniel Arcos se convierte en el primer basquetbolista chileno en salir del clóset como gay

Daniel Arcos se convierte en el primer basquetbolista chileno en salir del clóset como gay

El jugador de baloncesto chileno Daniel Arcos sorprendió a Instagram esta semana cuando salió del clóset como gay en una declaración en el mes de orgullo LGBTQ.

El jugador chileno de 26 años publicó una carta de tres páginas en su cuenta, describiendo su propia lucha con su sexualidad y la necesidad de que existan los derechos queer en su país.

“Recuerdo esa tarde caminando luego de haber tenido una experiencia con otro hombre, tenía sentimientos de culpa, me sentía mal, solitario, como si hubiera hecho algo realmente malo, sentía temor de compartirlo con alguien y ser juzgado, como ya lo estaba haciendo conmigo mismo”, expresó al inicio del texto.

“Mentí y me silencié cuando encontraba que algo no era justo, buscando así poder encajar, sentirme parte, ser uno más de mis compañeros, ya que en muchos momentos se manifestaba la homosexualidad como burla e insulto, haciéndola ver como sinónimo de ‘debilidad y poca hombría’”, agregó.

Asimismo, señaló que en ocasiones pensó en dejar el deporte que tanto ama y tomar el “camino lindo y fácil”, como él lo describe. Sin embargo, levantó la frente y se dio cuenta que todos los objetivos y metas que tenía, eran mucho mayor a las barreras que él se ponía.


Arcos siguió la carta publicando una foto de sí mismo sosteniendo una pelota de baloncesto con un emoji de arcoíris. “Agradezco cada uno de los mensajes de apoyo, signos de afecto y respeto. La tranquilidad que tengo conmigo mismo es increíble. ️‍ #pride ”, decía el subtítulo.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) valoró el mensaje de Arcos, indicando que “él está haciendo un aporte significativo para otros jugadores que pueden encontrarse en una situación de desconsuelo o dolor por no poder revelar quienes son”.

Aunque la homosexualidad es legal en Chile, los chilenos queer aún enfrentan prejuicios sociales, y carecen de protecciones legales en torno a sus sexualidades e identidades de género. Un proyecto de ley que abriría la puerta a la igualdad matrimonial permanece en debate en la legislatura.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#Mundo| Queridas marcas: no somos un logo de colores durante junio. EXISTIMOS TODO EL AÑO

Queridas marcas: no somos un logo de colores durante junio. EXISTIMOS TODO EL AÑO.

Al llegar el mes de junio, especialmente al acercarse la fecha en que internacionalmente se conmemora el Orgullo LGBT+ (por lo general el sábado más cercano al día 28), varias marcas cambian los logotipos en sus perfiles de redes sociales por una versión multicolor, que emula el arcoíris que con el que tradicionalmente se ha identificado a la diversidad sexual. Hasta ahí todo bien, pues se interpreta como un “guiño” de que esa marca apoya la diversidad sexual y eso siempre es saludable. Sin embargo, detrás de esto puede haber una manipulación bastante turbia —por no decir perversa— de los temas de la agenda “de moda” en pro del incremento de las ventas e ingresos. Sobre todo cuando no existe una congruencia al respecto de lo que se pregona y la solidez de actos en el mundo de lo real.PUBLICIDAD

Comenzaré citando un ejemplo que recientemente me hizo muchísimo ruido porque me parece que ejemplifica a la perfección esta doble moral que tienen algunas empresas. Hace unos días el escritor y director de teatro José Manuel López Velarde participó en una convocatoria de cuento patrocinada por Mastercard. El cuento que escribió se llamaba “Alba” e incluía de manera circunstancial el que una niña tenía dos papás. Y digo “circunstancial”, porque al leer el cuento, queda más que claro que la historia no va sobre eso: narra cómo una niña afronta los tiempos del COVID-19 y se siente aislada del mundo. Ella, como mera circunstancia, tiene dos papás, como podía haber tenido dos mamás, papá y mamá o una madre soltera. Eso no influía en la historia.https://15098b2bc18330703144ff5e33dc07f7.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

En fin. Queda más que claro que no era un panfleto pro LGBT ni mostraba siquiera demostraciones de afecto “inapropiadas” por parte de los padres. Simplemente era la realidad del escritor, que al ser papá dentro una familia homoparental, le pareció lo más natural plasmar una familia similar a la suya en un cuento que escribió. ¿Qué hizo Mastercard? Después de un primer visto bueno y de que incluso ya se habían desarrollado las animaciones que acompañarían a la historia, le pidieron a José Manuel que por favor cambiara su cuento y que omitiera la pareja de dos papás “porque querían que la historia fuera apta para todas las edades”. Más aún: le dijeron que para contenidos así “ya tenían programas LGBT, pero que ese no era el espacio porque —una vez más— ese cuento lo verían niños”.Wow. Cabe señalar que a nivel global, Mastercard es una marca reconocida por el Corporate Equality Index, una asociación que “certifica” que la empresa es amable con la diversidad y la pluralidad. Más aún: en nuestro país, Mastercard es una empresa reconocida por el Pride Connection México, que certifica que tiene una visión y programas incluyentes para la comunidad LGBT+. ¿Cómo es posible que una marca así estuviera pidiéndole a un escritor que mutilara su obra, borrando a una pareja de padres gay, bajo el argumento de que eso “no era apto para niños”?

Al final la marca se retractó y ofreció disculpas, pero la evidencia quedó ahí: las famosas certificaciones a veces no pueden ser otra cosa que una herramienta para una campaña de imagen corporativa. Un sello más, como esos que aseguran que unas galletas son gluten free o las papitas son bajas en calorías.

Aquí es cuando hablamos del famoso “pinkwashing”, un término que significa, grosso modo, que ciertas compañías usan a grupos históricamente vulnerados (como las mujeres o la población LGBT+) como una mera estrategia de marketing, para mostrar que son “buena onda” e “inclusivos”, pero sin establecer medidas de fondo o suficientes que se sustenten en la realidad.

Ejemplos sobran. ¿Cuántas empresas no cambiaron su logo en su foto de perfil por uno con los colores del arcoíris este mes de junio sin hacer siquiera una referencia o un manifiesto escrito claro hacia la comunidad LGBT+? Más aún: ¿cuántas empresas realmente son transincluyentes, tienen protocolos específicos para frenar el acoso laboral a sus trabajadores LGBT o saben qué hacer cuando una persona trans consume sus productos y necesita de asesoría o apoyo (en el caso de las que tienen servicio a clientes)? ¿Cuántas de estas marcas hacen donaciones importantes a asociaciones que protegen a la población LGBT+?

Sí, apreciamos que cambien su logo por uno de los colores arcoíris durante un mes, pero les tenemos noticias: nosotros no solo existimos durante un mes, existimos durante todo el año. Durante todo el año necesitamos empleo. Durante todo el año recibimos burlas en nuestros centros de trabajo. Durante todo el año somos sometidos a pruebas (ilegales, por cierto) que incluyen test de VIH. Y no, no es que “ningún chile nos embone”. Es que estamos cansados de que se lucre en nuestro nombre durante 30 días para que en julio todo vuelva a la triste normalidad. Sí, vamos a crear alianzas. Pero que sean alianzas duraderas y permanentes, que vayan más allá de empaques coloridos en sus productos. Necesitamos de la fuerza de su apoyo, así como nosotros como consumidores y trabajadores somos esenciales para que ustedes como marcas subsistan. Hasta que este compromiso no sea real, entonces no hagan dinero a costa nuestra y no depreden nuestros espacios como la Marcha del Orgullo con el estruendo de sus carros alegóricos. Porque no somos marketing. Somos historia. Somos lucha. Somos orgullo que persiste y resiste y que no descansará hasta que todos nuestros derechos sean respetados. Porque como diría Mastercard: hay algo que el dinero no puede comprar. Y eso se llama dignidad.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#México| De las razzias a las marchas de Orgullo LGBT

De las razzias a las marchas, por Sergio Téllez Pon

Las razzias o redadas fueron el pan nuestro de cada día para los homosexuales que vivieron antes de lo que hoy conocemos como Orgullo LGBT.

Poco antes de los juicios de 1895 contra Oscar Wilde, en Londres hubo una redada que pronto se conoció como “el caso de la Calle Cleveland”. Una noche de 1889 la policía real irrumpió en un burdel gay ubicado en el número 19 de la calle Cleveland donde se encontró entre los concurrentes a Lord Arthur Somerset, quien era comandante de la Real Guardia Montada y secretario privado del príncipe de Gales. Aunque no se tiene la certeza sobre la homosexualidad de los hermanos Arthur y Henry Somerset (la homosexualidad entre hermanos gemelos está más que probada científicamente —salvo en casos excepcionales que confirman la regla), lo cierto es que puede deducirse que lo eran por sus “raros” casos que salieron a la luz a partir de ese suceso. Diez años antes de que encontraran a Arthur en ese lugar, su hermano Lord Henry Somerset había huido de Inglaterra hacia Florencia luego de que fuera sorprendido por su esposa in fraganti —en su cama, al parecer— en compañía de un joven llamado Henry Smith.https://4810ed0e2a671a3838d04fa40359f712.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

En los juicios contra Wilde justamente uno de los hechos que se esgrimió para acusarlo fue que visitaba con bastante frecuencia burdeles masculinos de los bajos fondos, como ese de la calle Cleveland. Esa vida secreta que salió a la luz durante el juicio fue lo que escandalizó a toda la sociedad inglesa de la época y lo que, hasta cierto punto, hizo que lo persiguieran y encarcelaran; hasta ese momento, Wilde había sido el exitoso dramaturgo que en sus obras presentaba las comedias de la aristocracia británica aunque esa sociedad que lo ovacionaba no sabía que, con bastante astucia, Wilde se burlaba de su hipocresía y doble moral en su propia cara: ésta sólo atinaba a carcajearse sin darse cuenta que el objeto de ese burla era ella misma. Un filósofo inglés, Jeremy Bentham (1748-1832), escribió un ensayo, que en México fue publicado como Contra la homofobia (Tumbona, 2008), en el que desde principios del siglo XIX abogaba por la homosexualidad como una práctica que no dañaba a nadie, que era inocua para la sociedad si se hacía de mutuo acuerdo, es más, les procuraba placer a quienes la practicaban. Lástima que eso no le sirvió a Wilde como un alegato a su favor.

En México fue famosa la redada de “Los 41”: la madrugada del 17 de noviembre de 1901, la policía notó que en la casa marcada con el número 4 de la calle de La paz (hoy Ezequiel Montes, en la colonia Tabacalera) se llevaba a cabo una fiesta, hasta ese momento como cualquier otra. La fiesta era tan llamativa que la policía entró al lugar y se encontró con que los asistentes eran puros hombres, algunos vestidos de mujer. La policía atrapó a 42 personas que fueron remitidas a la estación de policía. A los pocos días salieron de allí barriendo la calle hacia la estación de trenes de Buenavista pues habían sido condenados a realizar trabajos forzados en Yucatán, pero ya sólo salieron 41. (Me baso en las notas periodísticas de la época recogidas en The Famous 41, sexuality and social control in Mexico, 1901, Palgrave, Nueva York, 2003.) Ahora se sabe que la persona faltante, responsable de que sólo quedaran 41, era Nacho de la Torre, yerno del entonces presidente Porfirio Díaz, hacendado en el estado de Morelos, protector de Emiliano Zapata (véase, Carlos Tello Díaz, El exilio: un relato de familia, Cal y Arena, 1993), y quien se salvó de barrer la calle e ir a Yucatán gracias a su cercanía con el poder.

Antes de los antros y la vida gay como la conocemos hoy en día, en México eran frecuentes las fiestas privadas como las de Los 41 en las que los homosexuales del porfiriato podían convivir. “Había alcahuetes… que procuraban muchachos para la diversión de los aristócratas”, escribe Salvador Novo en sus memorias póstumas La estatua de sal (Conaculta, 1998); y más adelante cuenta el caso de Antonio Adalid, hijo de un importante hacendado porfiriano, y tío del pintor Agustín Lazo Adalid: “Sea en el famoso baile de los 41, sea en otro, estalló el escándalo. Don José Adalid desheredó y desconoció a este hijo degenerado, mancha de la familia que huyó desconcertado, aturdido, inválido, llegó a San Francisco, California, con unos cuántos dólares en el bolsillo y sin saber qué hacer”. De entre todos los lugares, Toño Adalid fue a parar, ni más ni menos, que a San Francisco… Cabe agregar que el “degenerado de la familia” había tenido como padrinos de bautismo al mismísimo Maximiliano de Habsburgo y su esposa, Carlota. La ignominia, pues comenzaba en la familia: eran unos degenerados, la deshonrra y por tanto desheredados y proscritos; luego la sociedad se encargaba de hacer su parte.

Sin embargo, trescientos años antes, en tiempos del Virreinato, también hubo una redada por parte de la Inquicisión en contra de un grupo de “sométicos”. “Hubo siempre locas en México”, dice lacónico Novo al comenzar su crónica “Las locas y la Inquisición” que abre su libro El sexo, las locas y los burdeles (1972; en Viajes y ensayos I, FCE, 1996, pp. 495-498). En ella cuenta el caso de una red de alcahuetes y chichifos que en la Nueva España ya tenían azoladas las ciudades de México y Puebla “donde tenían casas con todo aliño [es decir, bien montadas] donde recibían [a los clientes] y se llamaban por los nombres que usan en esta ciudad las mujeres públicas”Cuenta Novo: “el santo tribunal disponía de hasta dos hermosos quemaderos: uno al costado poniente de la entonces pequeña Alameda, y otro en San Lázaro”. Frente a la iglesia del Convento de San Diego, antes Pinacoteca Virreinal y hoy Laboratorio de Arte Alameda, había un quemadero de la Inquisición y así lo testimonia una pequeña placa colocada en una columna de la entrada.

La redada fue en noviembre de 1658, como resultado de una pesquisa inquisitorial que descubrió una red de más de 120 homosexuales diseminados por todo el reino, el Santo Oficio mandó a la hoguera a 14 sométicos, cuyo delito fue cometer “pecado nefando” (nefando: aquello de lo que no se puede hablar). Eran regenteados por don Correa, un enfermero español de 80 años, a quien llamaban “Señora la Grande”, y su amante, un mulato llamado Juan Galindo de la Vega, apodado “Cotita de la Encarnación”. Además de ellos en el grupo sentenciado a la hoguera estaban “un tal Zangarriana, otro apodado Estampa, la Conchita, la Luma, las Rosas, el indio Martín (conocido como Martina de la Luna) y un negro al que todos conocían como La Moros”. Era esa “Señora la Grande” quien “avisando un día a unos y otro a otros para que se apercibiesen de recibir la visita, y era el que los concertaba, y después de la merienda los ponía en los puestos unos con los otros para ejecutar este pecado con toda liviandad”.

Cuando la red se descubrió, todos fueron forzados a confesar, “los vieron los cirujanos y los hallaron sucios, lacrientos, asquerosos y hediondos”, los sentenciaron, después los sacaron de “la real cárcel de esta corte”, los llevaron por la calle del Reloj (hoy República de Argentina), caminaron por las calles “hasta la albarrada de San Lázaro”, la gente los insultaba y los escupía: “se despobló la ciudad, arrabales y pueblos de fuera de ella para ver esta justicia”. Cuando llegaron al quemadero de San Lázaro los metieron al bracero, fueron molidos a palos y, una vez desmayados de dolor, les prendieron fuego “que todo lo purifica”. “Duró el fuego toda la noche”, acota la crónica de la época que cita Novo. Sólo Lucas Mateo, “por ser muchacho”, es decir, menor de edad, no fue quemado: su condena fue de 200 azotes y luego fue vendido como esclavo por seis años.

En 1906, un escritor muy menor, Eduardo Castrejón, escribió un libelo llamado Los 41: novela crítico social (que la UNAM reeditó en 2010). La fecha de la redada estaba muy reciente así que no es erróneo pensar que Castrejón se aprovechó del acontecimiento con el fin de conseguir fama y reconocimiento, pues la calidad literaria de la novela es ínfima así que no se sostenía para ganarse el gusto de los lectores y la imagen de portada es grotesca. Por lo demás, lo que ese texto muestra es el sentir de la época: cuando era bien visto burlarse y mofarse de la condición de los homosexuales y se pensaba que el castigo se lo tenían bien merecido.

Hace unos años aparecieron unas fotografías del riquísimo archivo Casasola tomadas en 1935 en una estación de policía del Distrito Federal: en ellas se ve a un grupo de travestis que, al parecer, fueron detenidos por “faltas a la moral”, como se justificó este tipo de redadas durante tanto tiempo. Los travestis visten casi en harapos, están depilados, mal maquillados, mal peinados pero no por eso dejan de posar altivos frente a la cámara (después, con toda seguridad, fueron a parar a la cárcel de Belén o a Lecumberri). Durante mucho tiempo los travestis fueron los “degenerados” más visibles y por tanto sobre quienes la policía —el aparato político de represión más directa— se ensañaba: eran frecuentes las extorsiones, redadas y golpizas, pues la mayoría se dedicaba a la prostitución. Imposible pensar en aquel entonces en las políticas públicas de no discriminación (leyes e instituciones que hoy velan por la igualdad) que se han implementado en los últimos años.

La más famosa de esas razzias tal vez sea la de Stonewall, en Nueva York. El 28 de junio de 1969, el bar Stonewall Inn, en el número 51 de Christopher Street, en Greenwich Village, fue tomado por asalto por la policía que arrestó a 13 personas. Una semana antes, el 22 de junio, la actriz y cantante Judy Garland había muerto de una sobredosis de barbitúricos, por lo que muchas de las travestis que asistían esa noche al lugar estaban de luto: había muerto una de sus mayores divas y querían homenajearla a su estilo. Al día siguiente de la redada cientos de personas se apostaron a las afueras del lugar para protestar por la violenta toma del local y demandar que los bares gays de la zona fueran legalizados. Un mes más tarde, el 27 de julio se organizó la primera marcha gay en la Gran Manzana que partió de Washington Square al local de Stonewall. Ahora allí, en el parque de enfrente, se ha puesto una escultura de George Segal (1924-2000) que conmemora esos hechos y celebra la liberación gay. Con toda probabilidad la bandera del arcoiris, símbolo internacional de la homosexulidad, proviene de “Over the rainbow”, la famosa canción que Judy Garland interpretaba en El mago de Oz: “Somewhere, over the rainbow, way up high, there’s a land that I heard of once in a lullaby…”

En las redadas de Londres y México los capturados aceptaron la humillación, la ignominia, y pasaron a la posteridad con mofa; en Nueva York, ya reaccionaron con mayor furor al de la violencia policíaca, en aquellos días sus demandas eran simples pero directas como el cese a esas muestras de represión policíaca y respeto al derecho de reunirse y divertirse. Fue así como nació la Marcha del Orgullo Gay que se realiza en las ciudades más importantes del orbe el último sábado de junio. Todavía durante los años setenta y ochenta, en prácticamente todas las ciudades del mundo, había algún tipo de persecución o represión homofóbica, que eran justificadas como “limpieza de la sociedad” o “faltas a la moral”. La Marcha Gay jugó un papel muy importante para acabar con esos conceptos anacrónicos que no tenían razón de ser en ningún código penal del planeta.

En algunas ciudades la marcha también es conocida como “parade”, o “parada” en portugués, o “mardi gras”, como en New Orleans donde, en 2005, en medio de la tragedia por el huracán Katrina, un reducido grupo de gays salió a marchar en tacones y pelucas por las calles entre la devastación de la ciudad. Es común que muchos critiquen que la marcha, según ellos, haya devenido carnaval, pero al llamarla también “parade”, “parada” o “mardi gras”, se pone de manifiesto que la marcha no está peleada con el carnaval, con la fiesta y el encuere: los carnavales representaron unos días de ralajación en la constreñida sociedad a las órdenes de la Iglesia y sus jerarcas estrechos de miras, de manera que, como lo documentó Mijaíl Bajtín, nadie debería poner en duda el trasfondo radical y político del ánimo festivo.

En México todo inició durante la marcha con la que se conmemoraban los diez años de la matanza de Tlatelolco, en 1978: en ella hubo un puñado de gays y lesbianas que marcharon en un pequeño contingente (la prensa se la época dice que fueron 30 personas pero la verdad es que no fueron tantas, sino máximo unas 12). Al año siguiente salió la que oficialmente se considera la primera marcha gay en la Ciudad de México: salió de los leones de Chapultepec y terminó en la plaza Carlos Finlay, cerca de donde hoy está el monumento a la madre. Luego la Marcha del Orgullo Gay en la capital iniciaba en el Monumento a la Revolución y concluía en el Hemiciclo a Juárez, donde se realizaba un mitin; más tarde los contingentes volvieron a los leones de la puerta del Bosque de Chapultepec, recorrían todo Reforma hasta llegar al Hemiciclo. En 2001 por primera vez arribó al Zócalo, a donde continúa llegando tomando como punto de partida el Ángel de la Independencia.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#Ecuador| Reina de la Comunidad GLBTI de Ecuador regala mascarillas a Comunidad de Duran

“Actividad de la Reina de la Comunidad GLBTI de Ecuador

Como Reina de la Comunidad LGBTI el dia de hoy entre en diálogo con la Fundaciòn Plan Diversidad, cuya presidenta es Tanisha Feikers, de Durán. En ese sentido, me complace indicar a nuestras poblaciones diversas que estas acciones son algunas de las que estoy haciendo diariamente para poder involucrarme de una forma más de cerca a las organizaciónes de la sociedad civil y también con el LGBT de a pie.

Con respeto a mi comunidad,

Srta. Mia Dayanara
Reina de la Comunidad LGBTI Ecuador 2020″

La Reina cumple varias actividades en la Cuidad de Guayaquil aunque también a indicado que va a viajar a otros cantones.

Fuente: Orgullo Guayaquil, Diario El Diverso

#Ecuador| Reina de la Comunidad GLBTI de Ecuador realizó coronación

La Reina de la Comunidad GLBTI 2020 de Ecuador publicó un mensaje sobre sus actividades: “Hoy como parte de mis actividades por la Semana del Orgullo Glbti tuve la invitación por parte de la organización Mujeres trans Duran y su presidenta @maffermilenka para la coronación de la reina de la comunidad glbti de Durán.
Pasamos una veleda encantadora llena de belleza y brillo. Felicito a la srta Naima Catalina Mosquera quien se alzo con la corona, y espero que se una a todas las actividades de trabajo que como reinas tenemos la misión de cumplir”.

La actual Reina fue elegida por votos digitales en medio de la pandemia del Covid19.

Fuente: Orgullo Guayaquil, Diario El Diverso

#Ecuador| Tendrán de Invitado Especial a Jorge Ulloa de Enchufe.tv en el Orgullo Virtual Guayaquil 2020

Tendremos a Jorge Ulloa de Enchufe.tv

En #OrgulloGuayaquil2020🏳️‍🌈
Sab/27/Jun/20 18H00
Concursos, premios y más!
Por esta tu Fanpage Oficial.

Diseño, Jul Fajardo .

Fuente: Orgullo Guayaquil, Diario El Diverso

#Mundo| Danna Paola saca nuevo single dedicado a la comunidad LGBTQ

Te quiero y ya, la nueva canción de Danna Paola

Estamos en el mes del orgullo LGBTQ+ y aunque la pandemia de Covid -19 ha ocasionado que este año no se realicen las marchas y los diferentes eventos para conmemorar, exigir y festejar, algunos artistas siguen produciendo música destinada a la comunidad.

Tal es el caso de Danna Paola, que a un par de días del Día del orgullo LGBTQ+ lanzó una nueva canción dirigida a la comunidad LGBTQ+.

Anteriormente Danna le voló las pelucas a varies, con la poderosa canción con temática bisexual “Sodio” y su hermoso video. En esta ocasión lo vuelve a intentar con “TQ y Ya”.

La canción está llena de frases tanto hermosas como inspiradoras, en el video podemos ver a Danna con diferentes looks que hacen una clara referencia a la comunidad LGBTQ+ mientras vemos a dos chicas bailando y cómo se van pintado con los colores de la bandera arcoíris alternadamente.

Asimismo podemos ver cómo se usa la bandera de fondo en algunos momentos.

Una de las frases más sobresalientes dice lo siguiente:

“Este amor no es locura, y no hay doctor ni cura que tenga el antídoto, porque pa’ esto no hay cura”

Mediante un post en instagram la cantante anunció que la canción ya estaba disponible y dedicó algunas palabras a la comunidad LGBTQ+

“Con todo mi amor y respeto, a toda la comunidad LGBTQ + Gracias por ser un ejemplo al mundo, de que somos capaces de luchar todos por nuestros derechos y poder mostrarnos tal y como somos, sin miedo de AMAR Y SER AMADOS, sintiéndonos orgullosxs de ser únicxs y poder vivir la vida del color que quieras, brillando en plenitud, alzando bandera con el corazón bien puesto, y sin miedo a lo que digan los demás. Gracias por hacerme parte, por todo su amor y elegirme como hermana siendo parte de la comunidad como artista y ser humano, y así brillar juntos para el mundo! Todo mi equipo y yo hicimos esto con todo el corazón, esta canción es para ustedes… GRACIAS”

Aquí te dejamos el video para que lo disfrutes y recuerda

“Me da igual lo que pienses AMOR ES AMOR”

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#Nueva York| Mujer trans negra de talla grande es la nueva imagen de Calvin Klein

La activista Jari Jones se pronunció también partidaria del movimiento #BlackLivesMatter

Para la celebración por el Mes del Orgullo LGBT+, la marca de ropa estadounidense Calvin Klein seleccionó a la mujer transgénero de talla grande Jari Jones, que mostró su alegría destapando una botella de champán en una cartelera con su imagen en Nueva York.

Hace unos meses les hablamos de Jari Jones y su historia de amor conmovió a muches, al tener también una novia trans y juntas vivieron su transición. Pueden leer su historia aquí.

«El orgullo comenzó por mí cuando decidí rebelarme contra todo lo que me enseñaron erróneamente sobre mí», dijo Jones, quien a su ves identificó como orgullosa partidaria del movimiento #BlackLivesMAtter.

Jari Jones compartió una foto en la que posaba frente al anuncio. Compartió las imágenes en sus redes sociales junto al siguiente mensaje:

¡Hay momentos de los que escuché que te ayudan a olvidar cuando el mundo te dijo «Nunca»!
Hay estos momentos que escuché sobre que te ayudan a sanar cuando la sociedad ha intentado golpearte una y otra vez.
Hay momentos muy reales de los que escuché que te ayudan a sentirte afirmade incluso cuando no te ves a ti misme.
He estado buscando toda mi vida por esos momentos, me cansé de buscar esos momentos.
Entonces decidí crearlos. No para mí, sino para el próximo soñador o soñadora, paria, maricón, trans, discapacitado, gordo, hermoso negro, pedazo de luz de las estrellas esperando su momento para brillar.

Ha sido un gran honor y un placer ser mi imagen más auténtica y presente de un cuerpo que con demasiada frecuencia ha sido demonizado, acosado, hecho sentir feo e indigno e incluso asesinado.

Presento esta imagen, yo misma y todo lo que mi cuerpo representa para mi comunidad y mi familia elegida, con la esperanza de que se vean más claramente que nunca y se den cuenta de que son dignxs de celebración, de compasión, de amor y gratitud.

Jario dio gracias a su familia, a @ryanmcginleystudios y la marca @calvinklein por una colaboración que espera, sea un símbolo de esperanza y amor durante estos momentos.

¡Las vidas negras y trans importan!.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

#Ecuador| Los crímenes de odio laceran a la sociedad

La conmemoración del Orgullo GLBTI tendrá el lema de “Sin verdad no hay orgullo”. La comunidad alega falencias de la justicia frente a estos casos. En lo que va de 2020, una de las muertes violentas que más rechazo social causó es la ocurrida en Arenillas, de El Oro. Juan Viteri fue asesinado con 89 puñaladas. Según un comunicado de la Defensoría del Pueblo, el fiscal a cargo habría formulado su acusación por el presunto delito de robo con resultado de muerte. El juez, por su parte, ordenó la investigación por el delito de asesinato. Por estas decisiones, la Defensoría instó a las autoridades a que las investigaciones consideren los hechos como un delito de odio. En 2019, la Asociación Silueta X pone en evidencia el delito de odio contra la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, transexuales, travestis e intersex). Solo en ese año hubo 23 registros de asesinatos, muertes violentas o no esclarecidas, sospechosas de criminalidad, intentos de asesinatos, secuestros y torturas. Para Diane Rodríguez, presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI, estas cifras no son una novedad. “Año a año esta es una secuencia (de violencia) establecida en Ecuador”, explicó. El 28 de junio se conmemora el Día del Orgullo LGBT. En Ecuador, las actividades estarán acompañadas del lema: “Sin justicia no hay orgullo”, como protesta contra la falta de preparación de las autoridades judiciales en torno a los delitos de odio contra la comunidad LGBTI. El abogado Christian Paula explicó que la discriminación y los prejuicios en la sociedad ecuatoriana están tan arraigados que los “fiscales y jueces no están capacitados para usar las herramientas jurídicas de los delitos que se sustentan en la discriminación estructural”. Por eso es extraño que una sentencia se dicte usando los artículos 176 y 177 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). Para Rodríguez, una forma de solucionar estas falencias en la aplicación de la justicia es procurar la formación de los operadores de justicia en derechos humanos. Así sugiere que “cada vez que ingresa una persona (a la función Judicial), debe pasar por un proceso de capacitación y sensibilización de los derechos humanos. La diversidad sexual no es la única que se queja por la falta de preparación de los prestadores de justicia”, explicó. En plena emergencia sanitaria, la discriminación y precarización sobre la comunidad LGBTI se agudizó. Paula denunció casos de violencia intrafamiliar. Por su parte, Silueta X coordinó acciones para favorecer con canastas de alimentos a miembros de las diversidades que se encuentran en situación de vulnerabilidad. De las cifras sobre violencia y muertes violentas, 15 fueron contra transféminas, uno contra transmasculinos, uno de género no conforme, cinco contra gays y uno contra bisexuales. La provincia con más casos fue Guayas, con nueve; seguido de Pichincha, con cinco. (I)  Serán dos eventos en conmemoración del Día del Orgullo LGBT, en Guayaquil y Quito. El desfile del Orgullo LGBTI será vía digital →Las organizaciones LGBTI conmemorarán el Día del Orgullo desde las redes sociales. Para el sábado 27 de junio a las 18:00, Orgullo Guayaquil programó, desde un estudio de la ciudad, una transmisión en vivo por Facebook Live. Para el domingo 28 de junio, a las 17:00, Orgullo Ecuador también transmitirá la conmemoración desde redes sociales. Para ello el lugar de encuentro serán las oficinas de la Cámara de Comercio LGBT del Ecuador con apoyo de la Mesa LGBTI de Quito y el Centro Psico Trans del Ecuador. La organización de este último abarcará a la capital y las ciudades que realicen el Orgullo, como Santo Domingo, Machala, Manta, Durán, etc. Los festejos del orgullo oficiales de Ecuador cuentan con el aval internacional de “Interpride”, la organización internacional que representa, y está compuesta por organizaciones que desarrollan los eventos del orgullo para la comunidad LGBT a nivel mundial. También los orgullos en Ecuador forman parte de “Ola” Orgullo Latinoamérica, desde este 2020, que es una red en América del Sur compuesta por organizaciones LGBTI que impulsan los orgullos. Durante esta semana, las organizaciones ecuatorianas anunciarán más detalles sobre las acciones. En conmemoración del Día, la organización Silueta X prepara varios eventos como Challenge Mi Casa con Orgullo que consiste en enviar fotografías de las viviendas mejor decoradas en conmemoración del día.

Fuente: El Telégrafo, Diario el Diverso