Una pareja gay se suicida en Armenia después de publicar su último beso en Instagram

el

Es profundamente doloroso que la gente siga muriendo solo por su orientación sexual. Que el miedo, la ignorancia, las creencias religiosas y los prejuicios sigan cargándose las vidas del colectivo LGTB alrededor del mundo.

Dos chicos armenios, que eran pareja, se suicidaron el 20 de octubre, lanzándose de un puente Davtashen. Según ha trascendido, llevaban tiempo sufriendo acoso y discriminación por ser homosexuales. Armenia no reconoce los derechos de las personas LGTB ni tiene ningún tipo de ley para protegerlos.

Pink Armenia, la asociación que lucha por los derechos del colectivo en el país, lanzó un comunicado asegurando que «Dieron un paso tan trágico por la intolerancia hacia ellos. Este trágico incidente demuestra una vez más que las personas LGBT en Armenia no están seguras ni protegidas por la sociedad o el estado».

Por increíble que parezca, a la dureza y el horror de ver cómo dos chicos tan jóvenes son empujados a acabar con su vida no siguió ni la empatía ni el respeto. Las redes sociales se llenaron de mensajes de odio hacia ellos e incluso invitaciones a que otros homosexuales armenios «siguieran su ejemplo».

«Consideramos inaceptable justificar la muerte de personas. Los jóvenes aún tenían muchos años de vida por delante, pero debido a la intolerancia hacia ellos, dieron un paso tan trágico. Las personas LGBT están muy familiarizadas con el sentimiento de aislamiento e incomprensión de la familia y la sociedad. Este trágico incidente demuestra una vez más que las personas LGBT en Armenia no están seguras ni protegidas por la sociedad o el estado.

Es sumamente importante mostrar compasión, dándose cuenta de la gravedad de lo sucedido. Ofrecemos nuestras condolencias a las familias y amigos de los jóvenes y, al mismo tiempo, solidarizados con su dolor, hacemos un llamado a la ciudadanía a abstenerse de insultos, expresiones humillantes, tergiversar los detalles del incidente en forma de mensajes de odio y comentarios y difundir el odio».

Antes de suicidarse los chicos subieron una foto a Instagram dándose un último beso. «Final feliz. Las decisiones sobre compartir fotos y nuestros próximos pasos las tomamos los dos juntos».

Fuente: Revista Oveja Rosa, Diario El Diverso.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s