#Panamá| Cuarentena por género acorrala a mujer trans en Panamá

Cuando Panamá anunció que implementaría un cronograma de cuarentena por género en respuesta al COVID-19, esto alarmó a los activistas transgénero. Y su preocupación no era injustificada: el 1 de abril, la policía detuvo a una mujer transgénero alegando que era hombre y que había salido “el día equivocado”.

Las medidas de cuarentena establecidas por el Ministerio de Salud permiten que las mujeres realicen compras de productos esenciales los lunes, miércoles y viernes, mientras que a los hombres solo se les permite salir los martes, jueves y sábados. Nadie puede salir los domingos. Las medidas también limitan el momento del día en que las personas pueden salir de su casa, en función del último dígito de su cédula de identidad o pasaporte. El Ministerio sostiene que este es el “el mecanismo más sencillo” para reducir el número de personas en las calles de Panamá.

Pero no es algo tan sencillo para Bárbara Delgado. Salió de su casa en la mañana del miércoles, un día en el que pueden hacerlo las mujeres, en un horario que no era el asignado al número de su cédula de identidad, para acudir a un centro médico próximo a su vivienda y donde trabaja de manera voluntaria como promotora de salud. Contó que el centro todavía no le había proporcionado un salvoconducto y que, si la interceptaban, tenía previsto explicar que era voluntaria y necesitaba acudir a trabajar. A poco de salir de su casa, dos policías interceptaron a Delgado junto a dos hombres y una mujer, todos ellos en transgresión de la cuarentena. La policía permitió que los demás se fueran tras darles una advertencia, pero detuvo a Delgado, presuntamente porque el marcador de género “masculino” en su cédula de identidad no coincidía con su aspecto. Contó que, en la estación de policía, un funcionario de la justicia de paz espetó que no era mujer e hizo hincapié en que habían hecho bien al llevársela. Delgado fue obligada a pagar una multa de USD 50 por violar las medidas de cuarentena y fue liberada luego de tres largas horas de humillación.

En un país donde, en contravención a lo establecido en las normas internacionales de derechos humanos, para modificar el género legal que figura en los documentos oficiales se requiere someterse a una cirugía de reasignación de sexo, es casi ineludible que las medidas de cuarentena por género favorezcan la discriminación de personas transgénero como Delgado. Diversas organizaciones panameñas de lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero (LGBT) han instado a que se incorpore una perspectiva de género y diversidad en las medidas que se adopten en respuesta a la pandemia. También la Policía Nacional debería adoptar un protocolo que reafirme que las medidas de cumplimiento de la cuarentena tomarán en consideración las realidades de las personas transgénero, de modo que otras personas trans panameñas no tengan que pasar por la experiencia de Delgado. En definitiva, lo que Panamá debe hacer es abordar el procedimiento draconiano de reconocimiento de género que, indirectamente, permitió que ocurriera este incidente. 

Fuente: HRW, Diario El Diverso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s