SEXO LÉSBICO: 9 CONSEJOS PARA TENER Y PROVOCAR MEJORES ORGASMOS

el

Ser una buena amante, ser una amante que se recuerda, por la que se suspira, que alimenta las fantasías de quienes alguna vez pasaron por su cama, que sorprende a la chica que comparte una experiencia sexual puntual o una relación, es algo que a todas nos gustaría.

¿Quién quiere ser una buena amante? ¿Quieres provocar y obtener mejores orgasmos?

Aquí te daremos 9 consejos para conseguirlo:

  1. Comunicación:
    Es, sin duda, la puerta de entrada a una vida sexual placentera. Como no tenemos el poder de leer la mente, la comunicación con la chica que tenemos delante es lo fundamental. Y no, no a todas las lesbianas nos gusta la tijera, no te hace una gran amante ver todas las escenas sexuales de The L Word, no. Lo que nos hace una buena amante es HABLAR.
    ¿Qué te gusta? ¿Cómo te gusta? ¿Con qué intensidad? A mi me gusta aquí, a mi me gusta así, a mi me gusta esto primero o esto después. También probar cosas nuevas juntas y ser capaz de decir lo que deseamos, sin vergüenza. Una buena idea es apuntarse a los talleres de temática sexual de Amantis
     
  2. Masturbarse:
    Otra piedra angular de una vida sexual satisfactoria es tenerla con una misma. Darnos placer, darnos amor físico. Todas dormimos mejor o empezamos de mejor humor el día después de un buen orgasmo, ¿no es así?
    Con la mano, con un juguete, viendo una película, en la ducha, probar todas las posibilidades, ser las investigadoras de nuestro propio placer. Y no todo está en el clítoris. Nuestra piel es un órgano sexual a explorar.
     
  3. Juguetes sexuales:
    No, los juguetes no son nuestros competidores o enemigos. Son una herramienta para el placer. “Los juguetes son la sal de la comida”, nos dice Alba Povedano, sexóloga y psicóloga de Amantis, tienda especializada en el placer de mujeres lesbianas y bisexuales. “Hay gente que puede cocinar sabroso sin sal, pero sin duda marca la diferencia de los platos”.
    Los hay para todas las partes de nuestro cuerpo, en formas y texturas, los hay para usarlos solas o en pareja, y te aseguro que mejorarán tu vida sexual profundamente.
     
  4. Lubricantes:
    No son todos iguales. Eso es importante. En Amantis encontramos distintas texturas, con sabores y sin sabor. No se habla mucho sobre el efecto que los lubricantes tienen sobre la vulva y la lengua, suele asociarse a que sirven solo para facilitar la penetración, pero lo cierto es que son maravillosos para el sexo oral.
    Por ejemplo, el lubricante Desliz Eco de mandarina, no es ni muy líquido ni muy espeso, es hidratante, ecológico y de base de agua, no mancha. Hace que todo se sienta mejor en el cuerpo, las sensaciones parecen más intensas.
    A mí en lo personal me gustan los de efecto calor. El sexo oral es increíble. Incluso si aplicas un poco en las manos y acaricias los pechos, conseguirás un efecto que ni imaginas. 
     
  5. Estimulación de los pezones
    Muchas mujeres desconocen que sus pechos son bombas erógenas. Quizás porque nunca los han estimulado bien, con paciencia, arte y amor.
    El succionador de pezones Lollipop nos pueden inducir a fantásticos orgasmos de pezones. Es un símil a cuando nos chupan y succionan los pezones.
     
  6. Un huevo vibrador
    Da muchísimo juego, os lo juro. Incluso puede usarse fuera de la escena sexual. Una vida sexual saludable se desarrolla más allá de nuestra cama o nuestro sofá. Tenemos que alimentar la fantasía, y esto se hace con un correo electrónico o un whatsapp inesperado de alto contenido erótico. Una canción que llega y que incita a al deseo, un huevo vibrador que llevamos puesto en nuestra vagina mientras cocinamos, mientras teletrabajamos o hacemos la compra. Y un mando en las manos de nuestra chica. Juego, juego… ¡Qué viva el juego!
     
  7. Triple minou
    Es como un gatito, un guiño de Amantis, para las lesbianas gatunas. Estimula clítoris, vulva y zona perianal. Es pequeñito, vibra, es monísimo y muy placentero. Tiene un mando a distancia.  ¿Cómo lo uso? Sola, estimulando, si deseo, varias zonas a la vez, o en pareja. Puedo usarlo en el cuerpo de mi pareja usando el mando a distancia o tenerlo puesto yo mientras practico, por ejemplo, el sexo oral a mi chica. Aquí te mostramos cómo es.
     
  8. Un arnés y un tándem
    Os confieso que, en lo personal, una de las visiones que me parece más excitantes, es el de una mujer con un arnés, como el arnés vaquero de Amantis. Este arnés nos sirve tanto para la penetración en una sola dirección con un dildo de variadas formas y colores, o con un tándem, si la penetración gusta a las dos. Tiene dos motores, uno para la que lo lleva puesto y otro para la que es penetrada, es de silicona y tiene un mando a distancia
  9. Una cita en una tienda de Amantis
    Ya sea una primera cita con una chica que acabas de conocer en una aplicación, o un paseo que damos con nuestra novia de muchos años antes de llevarla a cenar. Las sexólogas de Amantis nos han contado que tener una cita en Amantis es genial, todo fluye, que es cosa de entrar a la tienda para que nos den ganas de hablar, de tocar, de probar, de hablar de lo que nos gusta o nos gustaría. Con este punto volvemos al número 1, el de la comunicación, y qué mejor forma de estimularla que en un sitio que está diseñado completamente para el placer. Tienes tiendas en Madrid, Barcelona, Valencia, Logroño, Cáceres, A Coruña.

Fuente: Revista Mirales, Diario El Diverso

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s