«Odiaba mis rizos, sentía vergüenza». Le prohibían decir «gay» así que cambió la palabra por rizos y su discurso se hizo viral

el

El Estado de Florida nos tiene con los pelos de punta por la aprobación de una de las leyes más absurdas y sin sentido que se hayan aprobado últimamente.

La llamada «No digas gay«, que prohíbe hablar de orientación sexual y de identidad de género en colegios e institutos, como si nuestra orientación o identidad no fueran una parte esencial de quienes somos, como si no existiera una tasa alta de suicido en jóvenes LGTB… ¡increíble!

Zander Moricz es un estudiante que acaba de graduarse de su vida escolar. Vive en el estado de Florida y al ser el delegado de la clase era el encargado del discurso de despedida.

Pero el director del centro le prohibió usar la palabra gay, por lo que Zander ideó una fórmula brillante que hizo que su discurso se compartiera miles de veces y se hiciera viral:

«Me gustaría hablar de una parte pública de mi identidad. Como bien sabéis, tengo el pelo rizado«.
Me avergonzaba de mis rizos, tratando, de manera desesperada, de reconducir esta parte mía. Tener pelo rizado en Florida es difícil por culpa de la humedad, pero acabé decidiendo que me tenía que enorgullecer de lo que soy«. En su intervención, Zander Moricz lamentó que «miles de niños con pelo rizado no tendrán la posibilidad de tener una comunidad que les dé apoyo y se tendrán que buscar la vida para poder existir en el clima húmedo de Florida». Finalmente, cerró con el siguiente mensaje: «Hacía falta que el discurso apelara los millares de niños de pelo rizado que serán forzados a hablar de esta manera durante toda su etapa estudiantil«.

Gracias a su potente discurso, Zander Moricz fue entrevistado por varios medios de comunicación, lo que le permitió poner voz a la terrorífica situación de tantos niños y jóvenes LGTB.

Fuente: Revista Oveja Rosa, Diario El Diverso.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. feminiateo dice:

    Es increíble lo mucho que hemos retrocedido en lugares como Florida gracias a la derecha extrema. Deberíamos avanzar en cuanto a cohesión para enfrentarnos más eficazmente a ella.
    Quienes no vivimos del modo en el que el sistema patriarcal esperaría, tenemos que ser más fuertes, y para ello tenemos que dejar atrás el individualismo exacerbado que ha marcado los últimos años. Debemos organizarnos mejor, al menos de un modo tan eficaz como aquel de la gente que se encuentra todos los fines de semana en sus diferentes templos. En torno a una nueva religión no dogmática, atea/agnóstica (o por lo menos no teísta), feminista, antirracista, ecologista y aliada de LGBTIQ+ lo estaríamos, y podríamos conseguir que se estableciesen comunidades de mujeres, hombres y personas de géneros no binarios en muchos lugares, autogestionadas y con fuertes relaciones de cuidados entre sus integrantes.
    En el blog infinito5.home.blog escribo sobre ella

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s