¡S.O.S! Mi novia es amiga de todas sus ex

el

Vale. Ya se que las lesbianas tenemos nuestra propia realidad. No solemos practicar el estilo de «lo dejo con mi novia y no la vuelvo a ver jamás», tan clásico en heterolandia. Sobretodo porque seguramente me la voy a encontrar en el bar de siempre el fin de semana que viene.

Sin embargo, esto que me está pasando es único. Mi novia, con la que llevo un año es amiga de todas sus ex. ¡Todas son cuatro!

Cuando no la llama una la llama otra. Cuando no se va de fin de semana con una a ver a unas amigas en común, se va al teatro con los padres de la anterior (porque además de llevarse estupendamente con sus ex se lleva muy bien con las familias respectivas).

¿Tiene esto sentido?

Algunas de mis amigas me dicen que no. Otras, que tampoco.

Y aquí me encuentro yo, enamorada, en una relación que parece funcionar, pero muerta de celos…O de simple desconcierto.

Me dan ganas de exigirle que borre todas sus fotos del facebook previas a mi. Me dan ganas de pedirle que rompa todo contacto con cualquier pasado sentimental. Sería lo justo, ¿no?

Me doy cuenta de que lo más difícil de asumir es que la persona a la que amas tenga intimidad con otra que no seas tú. ¿Está el ser humano preparado para compartir intimidad? Porque tiene otros amigos, pero ninguno la conoce íntimamente, ya me entiendes, ni ha vivido con ella ni ha conocido sus costumbres, sus tics, sus manías, sus momentos más tiernos, como lo hacen sus ex…

En fin, así empecé la historia y hoy llevamos un año y, aquella particularidad de Belén, mi novia, que parecía acabaría con la relación, me esta permitiendo sin embargo entender el poco sentido que tiene llegar de repente a la vida de otra persona y exigirle el cese de toda intimidad con el resto. Exigirle que borre su vida hasta hoy, y a quienes conforman su familia emocional.

Estoy aprendiendo de cómo cuida a sus amigos, eso me gusta de ella, y cómo éstos no han perdido el lugar tan especial que tenían en el corazón de Belén por haber aparecido una pareja, o sea yo. Estoy aprendiendo, a la vez, a disfrutar de los momentos de intimidad con mis amigos más allá de mi pareja, e incluso a conocer y disfrutar de las exparejas de Belén como personas estupendas que son. Cierto es que si Belén no siguiera queriéndome como el primer día no podría sobrellevarlo. Pero ella lo siente, y lo demuestra, donde y con quién estemos. Está siempre pendiente y tiene miles de detalles. Nunca ha sido ambigua con ninguna de sus ex, ni ha sacrificado nuestro tiempo por ellas.

Y hoy, a un año de amor que parece ir viento en popa, mi teoría es que las mujeres lesbianas nos vinculados de una forma muy profunda, y que somos posiblemente más capaces que los heterosexuales de transformar las cenizas del amor en otra cosa. Una antigua pareja puede dar lugar a una amistad que casi se convierte en familia.

Fuente: Mirales, Diario El Diverso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s