Ruda: ni hembra ni macho, una planta hermafrodita rodeada de mitos y tradiciones

Mencionada por Shakespeare en Hamlet como la “yerba santa de domingo”, muchas historias se han tejido en torno a la ruda, una planta que se nombra hasta en la Biblia. Pero además siempre convoca a la duda: ¿es hembra o macho?

Primero hay que decir que “ruda” es el nombre común con que nos referimos a plantas del género Ruta–que incluye alrededor de 60 especies originarias del Mediterráneo, Macaronesia y sudoeste de Asia–, que también da nombre a la familia a la que pertenecen: las Rutáceas. Las plantas de esta familia se caracterizan porque sus tallos, hojas y frutos segregan esencias muy aromáticas. El más conocido y agradable entre sus olores puede ser el del limón; el más intenso y fuerte, quizá desagradable para muchos, el de la propia ruda.

En el ámbito popular, se la discrimina como “macho” y “hembra”, en la creencia de que una posee los órganos masculinos y otra los femeninos. Pero la ruda es una planta hermafrodita, es decir, tiene los órganos masculinos y femeninos en la misma planta. ¿Por qué, entonces, la gente considera a las plantas como macho y hembra? La respuesta está en que son diferentes especies

Usos y mitos

En Italia elaboran grapa casera y le agregan flores a la botella, así como también una exquisita salsa de tomate que contiene ruda, además de aceitunas, alcaparras, mejorana y albahaca. En Etiopía se utilizan los frutos de Ruta chalepensis como aromatizante de una bebida llamada “kuti”, una infusión de hojas de café; también son un componente de la salsa picante “berbere”.

Sus poderes mágicos son ancestrales y forman parte de la tradición popular de muchas culturas. En la antigüedad, los romanos eran cultores de esta hierba. Era común que los jueces llevaran consigo algunas hojitas cuando debían estar en contacto con algún prisionero, pues existía la creencia de que la ruda los preservaba de las infecciones, los piojos y del mal de ojo. Plinio también contaba que, en la antigua Roma, la ruda fue utilizada por pintores y grabadores para agudizar y preservar su vista.

Fuente: La Nación : El Diverso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s