#Mundo| ¿Hay un problema de racismo en la comunidad LGBT+?

¿Hay un problema de racismo en la comunidad LGBT+?

A pesar de que podríamos creer que la comunidad LGBT+ es un sitio donde reina la tolerancia y la inclusión, lo cierto es que existe un enorme problema de racismo y clasismo dentro de la comunidad LGBT+ tanto en América Latina como en Estados Unidos (EUA) y en el mundo.

El reciente estallido del movimiento #BlackLivesMatter en EUA llevó la discusión también a países como México, donde mucha gente asegura que el racismo no existe o no se vive con la misma intensidad que, por ejemplo, en Estados Unidos. Esto, sin embargo, lo han desmentido investigaciones de organizaciones como Oxfam o medios como El País que demuestran que, en efecto, México es un país profundamente racista.

Investigaciones en EUA dicen que si bien el 52% de las personas LGBT+ experimentan depresión, está cifra asciende a 62% en la población LGBT+ afro.

Asimismo, reportan que el 51% de las personas no-blancas (asiáticas, latinas, Negras, etc.) han sufrido racismo dentro de la comunidad.

Resulta casi irónico que el movimiento LGBTQIA+ en EUA haya sido iniciado por mujeres negras y morenas como Marsha P. Johnson, Sylvia Rivera, Miss Major, Stromé DeLaverie, etc. quienes iniciaron las protestas de Stonewall en 1969 dando pie al “Orgullo LGBT+”, pero pronto fueron excluidas de los espacios como marchas y protestas. Ya en 1973 Rivera le llamó al movimiento de liberación gay “Club de clase-medieros blancos”.

En México, la situación no es muy diferente. Para quien conoce la historia de la Marcha del Orgullo sabrá que la primera se celebró en 1978 y el incipiente movimiento LGBT+ siempre estuvo articulado con la lucha obrera, estudiantil, de mujeres, y demás movimientos de “abajo”… y poco a poco se fue convirtiendo en un espacio dominado por las marcas y donde generalmente va al centro el hombre cisgénero gay guapo y fornido.

Ambos ejemplos, si bien refieren al movimiento LGBT+ moderno y principalmente urbano, dan cuenta de uno de los problemas más importantes a los que nos enfrentamos como comunidad, desde una mirada autocrítica, es un hecho que el racismo y clasismo están muy arraigados. (Cabe decir que para quienes hayan estudiado el proceso de colonización de América es clara la raíz histórica del problema y sabrán también la gran diversidad de sexualidades no-hegemónicas sobre las cuales se impuso, racistamente, occidente).

El racismo dentro de la comunidad se ve en todos lados. Por ejemplo, ya se ha acusado en muchas ocasiones al fandom de RuPaul’s Drag Race de preferir a las reinas blancas sobre las no-blancas. Como prueba de esto podemos simplemente ver que de las 29 drags con más de 1 millón de seguidores en Instagram, 18 son blancas y solo Bob, Naomi, Shangela y Shea (4) son afroamericanas. Ni qué decir de los comentarios del fandom latino que no bajan de “changas” a algunas concursantes.

Todo el tiempo se ve también en perfiles de las aplicaciones para búsqueda de pareja o encuentros sexuales leyendas que dictan: “no negros”, “no asiáticos”, “no chaparros”, “no morenos”.

Unos creen que no son racistas o clasistas porque “les gustan chacales”, cuando la mera palabra “chacal” ya tiene una carga clasista y seguramente solamente sexualizan los cuerpos morenos para tener placer una noche, pero no saldrían formalmente nunca con un “chacal”. Otros dicen “no soy racista, solamente son mis gustos”, sin darse cuenta que sus gustos son racistas, aunque este racismo no sea consciente.

El racismo va de cosas que a la vista de algunos ojos no son tan problemáticas como la apropiación por hombres gay blancos de las palabras y lenguaje de las mujeres Negras; hasta situaciones anti-derechos como el homonacionalismo, una corriente en EUA de personas LGBT+ blancas de extrema derecha que son explícitamente racistas y clasistas.

Entonces, sí hay un problema de racismo y clasismo en la comunidad ¿Qué puedo hacer yo?

Educa sobre el racismo y clasismo a tus círculos cercanos

Escucha y amplifica las diferentes voces, sobre todo las racializadas y/o en contextos desfavorables

Confronta comentarios y actos racistas y clasistas aunque sea incómodo

Ve más allá de no ser racista o clasista, sé activamente anti-racista y anti-clasista

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

Un comentario sobre “#Mundo| ¿Hay un problema de racismo en la comunidad LGBT+?

  1. El racismo es algo que afecta a nuestras comunidades y hay que luchar contra ello. Lo haríamos mejor si nos reuniésemos en torno a una nueva religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista, ecologista y aliada de los movimientos LGBTIQ+. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s