#Irán|Terrible asesinato de joven gay por parte de su familia pone en primer plano la situación de la comunidad LGBTQ en Irán

el

Su nombre era Alireza Fazeli Monfared y solo tenía 20 años.

Fazeli Monfared era gay y debido a las dificultades que enfrentaba debido a su orientación sexual, estaba a punto de huir de su Irán natal hacia Turquía. Pero fue asesinado por miembros de su familia antes de que pudiera abandonar la provincia suroccidental de Juzestán después de que lo acusaron de deshonrar a la familia.

El asesinato de Fazeli Monfared ha puesto la difícil situación de la comunidad LGBT de Irán en el centro de atención en medio de preocupaciones de que este no será el último caso de los asesinatos por «deshonra» por parte de miembrxs de la comunidad LGBTQ en la república islámica.

«No hay garantía de que esto no vuelva a suceder hasta que nuestra sociedad sea educada e informada», dijo Arsham Parsi, un activista iraní por los derechos LGBTQ.

Monfared se había quejado de la presión familiar y la intolerancia en las semanas previas a su muerte

Los miembros de la comunidad LGBTQ de Irán se ven obligados a ocultar su orientación sexual, a menudo llevando una doble vida debido al miedo a la persecución por parte del estado, que criminaliza los actos homosexuales, mientras que la sociedad ve la homosexualidad como una enfermedad.

Muchas personas queer son rechazadas por sus familiar que las ven como una mancha en el honor de la familia. La homosexualidad se castiga con la muerte en Irán, pero demostrar que ha tenido lugar un acto sexual no es fácil y requiere el testimonio de cuatro hombres adultos.

Parsi dijo que la comunidad LGBTQ es «extremadamente vulnerable» mientras está expuesta a horribles castigos y acoso.

«Por un lado, existen leyes que incluyen la pena de muerte y lapidación para las personas LGBTQ, por otro lado sus familias no los aceptan, tampoco la sociedad», dijo. «Si les pasa algo en el trabajo o en la escuela, si son abusados o violados, no tienen a dónde acudir».

El asesinato de Fazeli Monfared ha enviado un mensaje escalofriante a la comunidad LGBTQ de Irán, recordándoles las terribles amenazas que enfrentan.

«Hoy, recibí el mensaje número 86 de [un hombre gay dentro de Irán] que dijo que podríamos haber sido nosotros», dijo Parsi, y agregó que «el miedo que experimentan las personas LGBTQ es real y debe tomarse en serio».

El activista de derechos humanos con sede en Berlín Kaveh Kermanshahi dijo que el asesinato ha conmocionado a muchos.

«Quien haya pasado por problemas similares puede relacionarlo y volver a pasar por el trauma ya que se le han recordado sus dificultades», dijo Kermanshahi, quien salió del closet tras salir de Irán hace varios años.

«Las razones para no salir del closet son muchas más que las que te harían salir«, dijo.

«Yo era políticamente activo, era activo en el ámbito de los derechos humanos, también fui periodista ante el riesgo de arresto, lo que sucedió. Por todos estos temas había decidido que [mi sexualidad] no debía ser revelada», añadió Kermanshahi.

Asesinatos por honor a menudo no denunciados

Tanto Kermanshahi como Parsi creen que un gran número de asesinatos en Irán debido a la orientación sexual de alguien no se denuncian.

«Los homosexuales que han estado en contacto con estas personas temen informar o investigar los casos porque pueden ser denunciados en la sociedad, por lo que estos casos a menudo ocurren en silencio», dijo Kermanshahi.

«Cuando se trata de uxoricidio, tenemos activistas por los derechos de las mujeres que destacan estos casos», dijo. «Pero en Irán no tenemos la posibilidad de que los activistas queer trabajen activamente, por lo que es posible que otros casos, como el asesinato [de Fazeli Monfared] y [los suicidios de gente LGBTQ], no estén siendo reportados».

En 2017, 6rang informó que una mujer trans de 23 años identificada como Siavash fue asesinada en Khorramabad, en el oeste de Irán, por su padre, quien, según el informe, se suicidó.

«Aparentemente, la identidad sexual de Siavash no era aceptable para la familia», dijo 6rang.

Parsi dijo en 2004 que un periódico local informó del asesinato de un miembro de la comunidad LGBTQ de Irán por su padre en una aldea del norte de Irán.

«Nunca quedó claro si el padre fue arrestado y castigado», dijo.

Según una encuesta de 2020 publicada por el grupo de defensa 6rang, el 62 por ciento de los miembros LGBT encuestados habían dicho que habían experimentado una o más formas de violencia por parte de su familia inmediata. Casi el 30 por ciento de ellos se quejó de violencia sexual, mientras que el 77 por ciento dijo haber sido objeto de violencia física.

La presión y la persecución obligan a muchos miembros de la comunidad LGBT de Irán a huir del país, mientras que muchos otros se someten a una cirugía de cambio de género.

Fuentes: El Closet LGBTI, Diario El Diverso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s