#Argentina| Aborto legal en Argentina: Las comunidades LGBTIQ+ hemos estado ahí, disputando el sentido

Y un día, de tanto ir a la plaza. Me corrijo, a las plazas, a todas ellas, con nuestros pañuelos verdes anudando las injusticias a nuestros cuerpos; con nuestras banderas con los rostros y los nombres de lxs que lucharon antes y parafraseando a la poeta trava: “Para dar luz, se prendieron fuego…”; con nuestras consignas siempre reformuladas para que entremos todxs:

Logramos que fuera ley.

Décadas de luchas se filtran en nuestras lenguas, en nuestras palabras, también en estas sensaciones de cuerpos agotados, que festejamos ayer sabiendo que volveremos a luchar mañana.  Un pasado de revueltas escribe nuestras páginas, las felices y las otras, las que aún nos duelen, por las vidas que se nos fueron luchando y no hay victoria que nos las devuelvan.

Una historia que no empieza ni termina con el reconocimiento de un derecho transformado en ley. Una ley que, si revisamos esa historia, tiene sus antecedentes cercanos y se inscribe en toda una genealogía de luchas por nuestros derechos sexuales, reproductivos, no reproductivos, vinculares e identitarios, que excede por mucho el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Décadas de encuentros y desencuentros entre los movimientos feministas y los LGBTIQ+ dan cuenta de diálogos, no siempre cómodos, no siempre justos, no siempre encontrados, pero ahí, en las calles, en ese cuerpo a cuerpo colectivo hubo un pacto implícito: Los derechos sexuales, son derechos humanos y como tales se disputan y se defienden contra viento y (en) marea.

Muchas luchas detrás del aborto legal

Argentina tiene, innegablemente, una historia alrededor de estas luchas, que no se inauguran hoy con el aborto legal y sabemos, tampoco terminarán allí. Desde la vuelta de la democracia (Diciembre de 1983) a esta parte podemos trazar esos entramados: Divorcio Vincular, erogación de los edictos policiales, ley de Educación Sexual Integral, Ley de Matrimonio Igualitario, Ley de Salud Mental (primera en el mundo en prohibir la patologización por identidad u orientación sexual), Ley de Identidad de Género, Ley de fertilización médicamente asistida y ahora, aborto legal. Casi cuatro décadas de luchas, ponen de manifiesto que, entre muchas otras cuestiones, las comunidades LGBTIQ+ hemos estado ahí, disputando el sentido y la norma heterocisexual contra propixs y ajenxs, a veces con mayor o menor éxito, pero siempre ahí, haciendo el cuerpo colectivo.

Una de esas grandes batallas, que sigue vigente, tiene que ver específicamente con la desarticulación de la heterosexualidad como una norma y de la cisexualidad como un destino, incluso habiendo tejido las leyes antes enumeradas. Batalla que no sólo damos contra los sectores más reaccionarios y conservadores de las iglesias y los estados, aquí y en todo el mundo, sino también contra aquellos feminismos a los que más de una vez se le olvida cuestionar sus (im)propios privilegios.

A estos sectores aún les cuesta imaginar -y mucho más acompañar- una vida en la que siendo un varón trans -como quien escribe aquí-, te vincules sexual y afectivamente con varones cis o mujeres trans, a una década del reconocimiento del estado de nuestras prácticas sexo-afectivas -consagrado en el matrimonio igualitario- y casi una década del derecho a nuestra identidad construido en la Ley de Identidad de Género. Algo, incluso en nuestras trincheras, pareciera seguir queriéndonos imponer la cisheterosexualidad como única forma de (sobre)vida. Y digo “sobrevida” no azarosamente, porque sigue siendo fatalmente palpable el costo de nuestras desobediencias.

Las deudas del sistema de salud

Ejemplos abundan, incluso en estos lares: A casi ningún varón trans en Argentina, se le ofrece, por ejemplo, al momento de iniciar un tratamiento con testosterona, guarda (congelar) óvulos para en un futuro decidir sobre sus planes reproductivos, hecho que está garantizado en la Ley de Fertilización Médicamente Asistida y en la Ley de Identidad de Género al referir al derecho a la salud integral. Generalmente, los efectores de salud por donde accedemos a los tratamientos de reversión hormonal, no informan explícitamente que el empleo de testosterona sintética no tiene implicancia directa con la anticoncepción y que nuestra salud reproductiva y no reproductiva requiere un abordaje integral. Ni hablar de la escasa inversión e investigación alrededor de la interseccionalidad entre tratamientos hormonales y la salud sexual y (no) reproductiva. O de la aun escasa oferta en el sistema público y privado de salud para acceder a cirugías y/o tratamientos hormonales. O del eterno incumplimiento del obras sociales y prepagas alrededor de la Ley de Identidad de Género. Y podría seguir… Acceso al trabajo formal, a la educación, a la vivienda. Claro que la democracia aun nos debe todo y no solo ella, sino también muchos activismos que siguen olvidando/borrando nuestros aportes a esta historia.

Nada de lo que hicimos, lo hicimos en soledad

Una arenga que desde hace años nos acompaña en las calles pregona: “Y ahora que estamos juntxs. Y ahora que sí nos ven…” Cierro los ojos un rato, en esta madrugada que sabe a victoria y nos veo, nos veo claramente, luchando a la par. Veo a una interminable lista de varones trans, lesbianas, maricas, travestis, trans, personas no binarias, bisexuales, intersex, empujando los engranajes de una historia de luchas por nuestras autonomías. Autonomías que nuestra propia experiencia nos impide inscribirlas en las lógicas individualistas, meritocráticas, liberales del “hágalo usted mismx”. Porque nada de lo que fuimos y somos, lo hicimos en soledad. Y ese “ahora que sí nos ven”, sigue siendo un grito desesperado a amigxs y enemigxs, a aquellxs aun no imaginan nuestros vínculos afectivos, sexuales, nuestras prácticas eróticas, nuestras lenguas desviadas, siempre escurridizas, siempre complejas, eternas desertoras de cualquier normatividad y normalidad. Un grito de guerra que no pide permiso, sino que demanda nuestro lugar en esos relatos, que producen sentidos, por el derecho a la existencia y a la resistencia.

Hoy nos despertamos con un poco de margen en el pecho. Se oxigena mejor el cuerpo, que aun cansado, se reconoce parte de un entramado extenso y colectivo. Un pequeño intersticio se despliega en esa injusticia que hemos desterrado. El aborto es legal, seguro y gratuito para todxs. Nosotrxs, lxs eternxs fugitivxs de todo ropero hemos atravesado una puerta más. Ahora, que sigue siendo el tiempo de la revolución, como nos señaló Lohana en su imposible despedida, sabemos que la lucha continúa. Sabemos que tanto a la implementación de la ley, como a su monitoreo, le sigue un trabajo que las militancias y los activismos siempre hemos recogido. Seguir, siempre seguir, rompiendo con la cisheterosexualidad como único destino deseable. Nosotrxs, a lxs que hasta el cansancio nos intentaron convencer de que nuestra existencia era imposible, seguimos.  

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Ecuador| Asesinan a “La Tigra”, en el portón de su casita

Transcribimos Íntegramente Boletín:

BOLETIN DE PRENSA

ASESINAN DESPIADADAMENTE A MUJER TRANS EN EL UMBRAL DE LA PUERTA DE SU CASA EN ECUADOR

El Centro Psico Trans de Quito y la Asociación Silueta X, miembros de la Plataforma Nacional Revolución Trans y la Federación ecuatoriana de Organizaciones LGBT, ponen en conocimiento público lo siguiente.

Este veintiocho de diciembre de 2020, H.J. Ramírez más conocida como la Tigra, fue encontrada sin vida en el portón de su casa, ubicada en Lomas de la Florida II, Guayaquil. La Tigra como cariñosamente le decían, de 46 años de edad, se dedicaba al oficio de costura en el sector y era conocida por su amabilidad, cordialidad y buen corazón por los lugareños.

La madrugada de este lunes, H.J. Ramírez, recibió en su domicilio la visita de un individuo aproximadamente a las 01:00am. El sujeto estuvo cerca de una hora, y posterior sale corriendo del domicilio de La Tigra, desesperadamente. Así lo demuestran las cámaras de seguridad de un vecino de la localidad. En horas de la mañana, un cliente que iba a retirar sus arreglos de costura, con lo que se ganaba la vida La Tigra, la encontró en el umbral de la puerta, recostada y sin vida. Su cuerpo estaba en estado de rigidez y amoratado. Según datos de criminalística a partir de la autopsia practicada, H.J. Ramírez murió a modo de asfixia realizada presumiblemente por el individuo que la visitó y que salió precipitadamente de su domicilio. La Policía Nacional sigue en pesquisas. Hasta la elaboración del presente boletín, sus familiares -una parte de ellos que la rechazaba por su identidad de género[1]-, dudaba en poner la respectiva denuncia.

Hacemos un llamado a las autoridades sobre todo a la Fiscalía General del Estado y la Policía Nacional para que investiguen el presente caso, a pesar que se presente o no la denuncia por parte de los familiares. Si bien es cierto, se conoce que, ante muertes violentas, no esclarecidas o sospechosas de criminalidad, la denuncia es de oficio por parte de la Fiscalía, miembros de la Policía, mencionaron que sin denuncia no habría pesquisas. Esto nos informaron vecinos del sector. Así mismo invitamos al nuevo Ministerio de Gobierno, a brindarnos respuestas sobre este y otros asesinatos, muertes violentas, no esclarecidas o sospechosas de criminalidad. Así mismo, solicitamos a la Defensoría del Pueblo hacer el seguimiento al debido proceso que inicie la Fiscalía.

Con la presente, según él informa Runa Sipiy (Asesinatos LGBT) que lleva la Asociación Silueta X desde el año 2013, serían 14 asesinatos en contra de nuestras poblaciones sólo en lo que va del 2020.

Quito, miércoles 30 de diciembre de 2020

Psic. Diane Rodríguez

Federación Ecuatoriana de Org. LGBTIQ+

Telf: 0982001871 – 0223316199 – 042562964

Germán Castillo

Mesa LGBTIQ+ de Quito

Geovanny Jaramillo

Asoc. Bolivarianos Diversos

Miguel Mite

Asociación Silueta X

[1] Vecino del Sector de Lomas de la Florida II, D.K.R. Declaración tomada el 29 de diciembre de 2020. Archivo de la Asociación Silueta X.

Fuente: Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI, Diario El Diverso.

#Mundo| Secretaría General de Riesgos resolvió declarar el nivel de alerta naranja en Ecuador

La Secretaría General de Riesgos resolvió declarar el nivel de alerta naranja en Ecuador, “ante el riesgo asociado al manejo de la COVID 19, el cual se mantiene alto”, indicaron. Por su parte, el Gobierno Nacional no validó este documento. 

Además, se señaló que la declaratoria corresponde también a que “debido a que la nueva variante del virus SARS-CoV-2, podría generar un potencial incremento en la velocidad de la transmisión de forma considerable, con el objetivo de promover el monitoreo exhaustivo, así como incrementar las capacidades del Ministerio de Salud Pública, frente a la evaluación de la COVID-19.

PRONUNCIAMIENTO DEL GOBIERNO

La Secretaría General de Comunicación de la Presidencia anunció este lunes 28 de diciembre que el documento denominado Resolución Nro. SNGRE-084-2020 del Servicio Nacional de Riesgos y Emergencia que declara una supuesta alerta naranja no fue expedido oficialmente y carece de validez.

De igual manera, la institución indicó que solo las disposiciones expedidas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional están vigentes hasta la fecha.

DOCUMENTO NRO. SNGRE-084-2020

“El riesgo ante la nueva variante del virus SARS-CoV-2 podría generar un potencial incremento en la velocidad de transmisión, lo que ocasionaría también un incremento en la demanda de los servicios de salud e incremento de muertes en el territorio ecuatoriano.

Dada la alta probabilidad del ingreso de la nueva variante, que por sus características, incrementa la velocidad de transmisión en un 70%; sumado al aumento de las aglomeraciones reportadas por el SIS ECU 911, aumentaría la velocidad de expansión de la pandemia. La información científica, al momento, presenta altos niveles de incertidumbre sobre el comportamiento final de esta variante del virus, por lo que se hace imprescindible avocar el principio de precaución que indica que “todo riesgo debe ser tomado como más elevado, hasta que la información científica indique lo contrario.

La resolución indica que serán notificados el Presidente del COE Nacional, así como a los gobernadores de las provincias del país; y, a los alcaldes de todos los cantones del territorio nacional.

El contenido de esta Resolución será publicado en el Registro Oficial y en el portal web del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, la misma que entrará en vigencia a partir de la fecha de expedición (24 de diciembre), sin perjuicio de su publicación en el Registro Oficial.

Fuente: Metro Ecuador, Diario El Diverso.

#Mundo| Genial campaña en que los Reyes Magos invitan a los niños a jugar con muñecas

Aún recuerdo la ilusión que le hizo a mi primo, en nuestra infancia, que le pintara las uñas de color rosa. Estaba feliz. Mi primo, en la actualidad, tiene 40 años, está casado con una mujer y tiene dos hijos.

Con esto quiero dejar claro que no tienes que ser un niño gay para que te apetezca jugar con las que se consideran «cosas de niñas», no, tan solo tienes que ser un niño o niña, jugar es simplemente jugar, aunque muchos padres, abuelos y tíos no lo entienden.

Con deciros que mi primo y yo fuimos duramente regañados por el episodio uñas, os digo todo.

Por eso me emociona esta campaña, por eso y por recordar como mi hijo, con dos años, amaba jugar con un nenuco, lo cuidaba, le daba biberón y lo abrazaba para dormir. La generación de mayores de mi familia estaba escandalizada.

Pero ahora, Melchor, uno de los Reyes Magos, me da la razón. La campaña «Carta als Reis Mags» del Ayuntamiento de Terrassa quiere concienciar a niños y sus familias sobre el sexismo en los juguetes, sobre los estereotipos absurdos que presionan a nuestros hijos y no los dejan libres en cosas tan básicas como el juego.

El mundo de si eres niña recibes muñeca, maquillaje, cocinas, casitas y si eres niño coches, balones, juguetes de construcción y ciencia ya debe acabar.

El mensaje de Melchor en el vídeo es contundente: «muchos de vosotros a veces no nos pedís los regalos que os gustaría que os regalásemos, porque algunas personas piensan que son de niñas y que los niños no deben jugar con esas cosas. Al final, os da vergüenza y miedo que no nos parezca bien. Nos da mucha pena, así que os queremos decir una cosa: nosotros, los tres Reyes Magos, nunca pensamos en eso. Los niños pueden disfrazarse de princesa o de hada».
https://www.youtube.com/embed/rwrbbA5842o

Esta campaña es muy necesaria, según un reciente estudio del Instituto de la Mujer “Publicidad y campañas navideñas de juguetes: ¿promoción o ruptura de estereotipos y roles de género?”, en un 68% las niñas se relacionan con estereotipos de belleza, un 35% como madre y esposa y solo un 7% como heroína. Los niños en un 33% como guerrero, 15% como aventurero y 9% como padre o esposo.

Necesitamos un cambio y lo necesitamos ya.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso.

#Argentina| Exigen justicia por Verónica Tessio, activista lesbiana asesinada en su casa de La Plata

El miércoles 23 por la noche (algunas hipótesis indican que podría haber sido el jueves de madrugafa) la abogada y activista lesbiana Verónica Tessio, de 49 años, fue apuñalada hasta su muerte. Tenía un corte profundo en el cuello y heridas de arma blanca en el cuerpo. Carolina encontró a quien ahora es su ex pareja pero también, su amiga, en medio de un charco de sangre.

Según declaró ante la fiscal Ana Medina, de la UFI nro.1 –que lleva adelante el caso– la puerta de entrada no estaba forzada y en la casa no faltaba ningún objeto. Ellas vivían en dos casas separadas en un mismo terreno sobre calle 5 bis, en las afueras de la ciudad, y compartían la tenencia de su hijo, de ocho años. Hoy sus compañerxs realizaron un acto para exigir justicia por lo que denuncian fue un crimen de odio.

Referenta judicial y de militancia

Activista lesbiana feminista, el nombre de Tessio era una referencia ineludible en el ámbito jurídico de La Plata. Y es que además de su compromiso militante, esta abogada trabajaba desde hace décadas en la sede del Poder judicial, allí donde funciona la Suprema Corte de Justicia bonaerense. Esas mismas escaleras por las que Verónica subía cada mañana, se transformaron en escenario para una amplia convocatoria que se realizó hoy a partir de las dos de la tarde para exigir el esclarecimiento del crimen. Llevada adelante por familiares, amigxs, compañerxs de trabajo y organizaciones sindicales, las consignas fueron #JusticiaporVeronica y #NiUnaMenos.

“Un papel no nos va a cambiar en lo cotidiano pero nos dará un lugar jurídico y nos garantizará derechos como a cualquier matrimonio”, le dijo Verónica Tessio a Clarín en mayo de 2010. Por entonces, ella y su pareja, Carolina López impulsaron un amparo ante el Tribunal Oral en lo Criminal II de La Plata para que el registro civil les permitiera tomar un turno para unirse en matrimonio. Esta situación, inédita hasta entonces, convirtió el casamiento de Verónica y Carolina en el primero de la comunidad LGTBI+ en la provincia de Buenos Aires, poco antes de la sanción del matrimonio igualitario en nuestro país.

Además de femicidio, crimen de odio

Este crimen muestra el reverso de la lucha por derechos. El asesinato pone en escena, una vez más, la deuda que tiene el poder judicial en cuanto a la necesaria incorporación de una perspectiva de género que atraviese tanto a los procesos como a quienes los llevan adelante. Y es que invisibilizar las asimetrías de poder inhibe la posibilidad de hacer justicia.

Desde la Secretaría de Género de la Asociación Judicial Bonaerense alertaron sobre la posibilidad de que se trate de un crimen de odio. “Los avances en la investigación descartan un robo. Entonces la primera pregunta que aparece es por qué la mataron. La violencia del crimen no solo da lugar a un posible femicidio sino además, a un crimen odiante. Por eso ahora más que nunca reinvidicamos su compromiso LGTBI+, su feminismo, su lucha para que la justicia no fuera un espacio cerrado y patriarcal”, dijo a Presentes Débora Bertone, al frente de esa Secretaría.

Valeria Ríos es amiga de Verónica. La conoció cuando empezó a trabajar en el poder judicial hace 13 años. Compartían oficina, tareas y cotidianidad. Actualmente, Verónica trabajaba en la Mesa de Entradas pero el cambio de sector no alteró el vínculo. “Ella era la voz autorizada cada vez que había que tratar un tema de derechos de mujeres o disidencias. Ella ponía el cuerpo en esa militancia, como se evidenció cuando se casó, adelantándose a la sanción del matrimonio igualitario”, dijo Valeria a Presentes. Y agregó: “Nosotrxs somos trabajadorxs judiciales. Por eso más que nunca necesitamos y exigimos una respuesta que llegue con celeridad para el esclarecimiento del asesinato, un proceso judicial que no revictimice a la víctima y sentencias ejemplares pensadas con perspectiva de género”.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Chile| Chile 2020: El año más violento para LGBT+, con abandono estatal en pandemiaChile 2020: El año más violento para LGBT+, con abandono estatal en pandemia

Para los colectivos LGBT+ de Chile, 2020 fue un año precario. El país acababa de vivir un estallido social sin precedentes y no terminaba de recuperarse cuando llegó la pandemia de la Covid-19. Las crisis sociales y económicas se profundizaron y afectaron, sobre todo, a migrantes y personas de las disidencias sexuales. A las altas tasas de desempleo, las organizaciones de la diversidad respondieron con ollas comunes y cajas de insumos alimentarios. No hubo marchas masivas en las fechas clásicas de celebración y conmemoración, pero se organizaron para hacer bulla en las redes sociales. Y cuando las cuarentenas obligatorias terminaron, algunes salieron a las calles para reclamar por el abandono estatal. 

A partir del segundo trimestre del año la violencia recrudeció y los crímenes de odio se dispararon. Ante eso, la respuesta del gobierno fue nula. Igual a la que dieron a los colectivos LGBT+ durante los meses más duros de la crisis sanitaria.

Rodrigo Mallea, abogade de la Universidad de Chile y activista de las disidencias sexuales, dijo a Presentes que el balance de este año debe considerarse desde una perspectiva mixta: “Por un lado hay un balance positivo en torno a la capacidad de organización, articulación y posicionamiento de demandas de parte de organizaciones, activistas, redes de apoyo, comunidades, etc. Frente a la pandemia y a las violaciones de derechos humanos, esas redes autogestionadas y organizaciones fueron las que nos salvaron del completo abandono. Y ahí entra el balance negativo: hoy día el Estado y el gobierno nos tienen en un abandono absolutoPara la pandemia no hubo ningún tipo de medida específica, y tampoco no hubo justicia, memoria ni reparación para las personas LGBT que fueron atacadas selectivamente”. 

Subieron conflictos con familiares y vecines

Como no existen cifras oficiales, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) se encarga de tomarle el pulso a la realidad LGBT+ en cuanto a derechos y violencias, con resultados que publican en marzo de cada año. 

Pero en este inédito 2020 hicieron dos estudios, en abril y julio, para medir los niveles de discriminación y el impacto del Covid-19 en la comunidad. En la última encuesta, 47% de las personas consultadas reportaron un aumento de los conflictos familiares o de convivencia con vecinxs a raíz de su orientación sexual o identidad de géneroEl 32,6% dijo que conoce al menos a una persona que lo está pasando mal en su casa o barrio porque sus familiares o vecinxs no aceptan su orientación sexual o identidad de género. Y en el 51% de los casos hubo agresión verbal, seguida por violencia psicológica (41,5%) y física (7,4%). 

En Chile, la pandemia metió en el clóset a muchas personas LGBT+

Existe la realidad poco difundida de les jóvenes lesbianas, bisexuales, gays y trans que deben convivir o volver con su familias en pandemia.

Leer más

Sin políticas públicas para LGBT+

El gobierno chileno otorgó ayudas económicas a las personas que perdieron sus trabajos y pudieron demostrarlo. Pero a diferencia de lo ocurrido en otros países, ninguna de esas ayudas fue pensada específicamente para personas LGBT+. En esa encuesta del Movilh, el 61% de las personas estuvo de acuerdo con que el Estado debe implementar medidas que ayuden exclusivamente a la población trans. 

Durante los meses más críticos hubo denuncias por parte de organizaciones civiles sobre desabastecimiento y quiebre de stock de los tratamientos para personas viviendo con VIH, que son entregados a través del sistema público de salud. También, en un protocolo local de priorización de acceso a camas críticas, emitido por el Hospital Henríquez Aravena, en Temuco, se excluyó a la población VIH positiva. El Ministerio de Salud se excusó por ese protocolo y aseguró que la circular fue “desautorizada”, por lo que fue retirada posteriormente. 

El informe 2020 del Instituto de Derechos Humanos (INDH), publicado a inicios de diciembre, hace mención a estas problemáticas y en su apartado de recomendaciones señala que el Estado debe “incluir una perspectiva de igualdad de género y un enfoque interseccional en las políticas públicas y modificaciones legales, según corresponda, que se introduzcan para enfrentar la emergencia sanitaria, de manera que no se profundicen las brechas que históricamente han afectado a las personas que integran grupos de especial protección, tales como mujeres, niñas, niños y adolescentes, personas mayores, personas con discapacidad, personas indígenas, personas LGBTI y personas migrantes”.

Violencia y discriminación

En octubre, y ante los constantes reportes de violencia en las redes sociales, la Subsecretaría de Prevención del Delito en conjunto con el Movilh y la Fundación Iguales lanzaron la primera encuesta estatal sobre delitos de odio y otros abusos hacia LGBT+. El sondeo indaga sobre la situación educacional, laboral, familiar y económica de la diversidad sexual y de género y también aborda el LGBTIodio y sus distintas formas de expresión. Los resultados serán publicados en 2021. 

Ese mes Chile también realizó su histórico plebiscito constitucional y decidió que en 2021 el país empezará a sepultar la constitución escrita en la dictadura militar de Augusto Pinochet. Pero durante la campaña electoral, algunos sectores que se oponían a una nueva carta magna -vinculados a las iglesias evangélicas y partidos políticos de derecha- utilizaron un espacio televisivo para difundir mensajes de odio en contra de la diversidad sexual.

Grupos conservadores de Chile usan la televisión para difundir mensajes de odio anti-LGBT

Aprovechando el espacio televisivo que les da el Estado en el marco de la campaña por el plebiscito para una nueva Constitución, partidos políticos de derecha y grupos religiosos hacen propaganda anti-LGBT.

Leer más

Un mes después, esos mismos sectores amenazaron con sacar a las calles el mal denominado Bus de la Libertad, que en 2017 recorrió varias ciudades del país promoviendo discursos de odio y mensajes transfóbicos. Por eso, desde la sociedad civil lo bautizaron como el Bus del Odio.

Chile: El retorno del bus del odio

¨Los discursos de odio y el negacionismo de derechos humanos no forman parte de la libertad de expresión”. Por Constanza Valdés.

Leer más

Criminalizadas por pedir Justicia

A dos semanas de cerrar el año, a María Bahamondes, prima de Nicole Saavedra -joven lesbiana secuestrada y asesinada por un chofer de bus– le notificaron que debe ir a juicio oral el 14 de enero de 2021, luego de que en junio de 2019 protagonizó junto a cinco activistas la toma de la Fiscalía de Quillota. Por exigir justicia están siendo criminalizadas y arriesgan cuatro años de cárcel, imputadas por desórdenes públicos y daños calificados al inmueble. “¡Basta de perseguir a las mujeres y lesbianas que luchan por la justicia! ¡Basta de criminalizar a quienes han vivido la violencia!”, escribieron en una carta donde expusieron el caso. 

Más de 2200 personas cambiaron su nombre registral

A un año de la entrada en vigencia de la Ley de Identidad de Género, el Ministerio de Justicia y el Registro Civil reportaron que al 21 de diciembre, 2.201 personas pudieron cambiar su nombre y sexo registral en Chile. En detalle, 1.286 hicieron el cambio de femenino a masculino y 915 de masculino a femenino. Además, ocho adolescentes de entre 14 y 18 años hicieron la solicitud de cambio de nombre y sexo registral ante un Tribunal de Familia, con el respectivo acuerdo de ambos padres. 

Para Constanza Valdés, abogada trans, asesora legislativa y codirectora de la Asociación de Abogadas Feministas de Chile (Abofem), esas cifras representan parte de los derechos conquistados por la comunidad trans, pero no borran el complejo escenario en el que vivió la comunidad durante todo el año. 

2020: un año agridulce para la comunidad trans

2020 fue un año agridulcePara la comunidad trans fue importante por la entrada en vigencia de la ley y también por algunos fallos positivos, como el reconocimiento de la cobertura de una Isapre (seguro privado de salud) en el caso de una operación de confirmación de género. Pero no hay que olvidar que los derechos humanos de las personas trans no fueron tomados en consideración para el manejo de la pandemia, ni tampoco para beneficios sociales de ninguna naturaleza. También vimos muchos casos de violencia de género y dificultades para que las personas trans participaran del proceso constituyente. La violencia, la discriminación y la exclusión siguen estando muy presentes y a pesar de las pequeñas luces de esperanza, el panorama este año fue muy complejo”, dijo Valdés a Presentes. 

El informe del INDH también se refiere a esta situación. En uno de sus capítulos, subraya que pese a que el derecho a la identidad de género está protegido por ley, en mayo más de 50 personas denunciaron ante organizaciones de la diversidad que el Registro Civil no les había asignado horario de atención para realizar el procedimiento de cambio de nombre y sexo, junto a otras irregularidades como la demora excesiva en la entrega de las nuevas cédulas de identidad.

Por qué reformar la ley Zamudio

Desde este año, varias organizaciones de la sociedad civil están impulsando una red de trabajo para reformar la ley antidiscriminación, mejor conocida como ley Zamudio, en vigencia en el país desde hace ocho años. Buscan generar una ley más acorde a las necesidades de la comunidad LGBT, ante el aumento de la ola de violencias.

Entre otras cosas, el proyecto ingresado el 29 de octubre propone modificar el procedimiento de la acción de no discriminación, otorgando herramientas legales para hacer efectiva la responsabilidad por las infracciones a dicha ley, e incorporar mecanismos que faciliten el procedimiento para la víctima. Actualmente está en primer trámite constitucional, en análisis por la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara de Diputados. 

Pendientes legislativos para 2021

El 13 de noviembre ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto de ley “José Matías”, que propone modificaciones a la ley general de educación para incorporar la obligación de aplicar e informar a padres, estudiantes y la comunidad educativa en relación a derechos y disposiciones ya existentes sobre el respeto e inclusión de estudiantes de la diversidad sexual. Este proyecto lleva el nombre de un estudiante trans de 16 años que se suicidó en mayo de 2019, tras sufrir una serie de episodios de acoso en el Liceo Sagrado Corazón de Copiapó.

Pero también hubo obstáculos que hoy se transforman en deudas para el futuro: la Cámara de Diputados rechazó el proyecto de educación sexual integral tras no alcanzar el quórum necesario y así, la iniciativa que buscaba comenzar con el tratamiento de este tipo de materias desde la educación parvularia, de acuerdo al grado de madurez de lxs menores de edad, quedó archivada.

El 1 de julio, después de cuatro años se logró dar un paso importante por los derechos de hijas, hijes e hijos de familias lesbomarentales, transparentales y homoparentales, con la aprobación de la idea de tratar el proyecto de ley que busca regular la filiación de ellxs. “El proyecto nació desde la necesidad urgente de proteger el vínculo que existe entre hijas, hijes e hijos y sus madres LBTQI, con un trabajo cohesionado y fundado en los principios feministas y lesbotransfeministas de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, Visibles, Familia es Familia y Corporación Humanas”, contó a Presentes Claudia Amigo, cofundadora de Familia es Familia.

Por primera vez la Justicia chilena reconoció a dos madres lesbianas

La lucha de dos madres lesbianas detrás del histórico fallo en Chile: por primera vez se reconoció a una familia lesbomaternal.

Leer más

Está en su segundo trámite, pero en la última sesión se discutieron varias indicaciones que lamentablemente no tuvieron suficiente consenso para ser votadas, lo que deja en evidencia que la iniciativa no será de fácil tramitación.

Y a tres semanas de terminar el año, el activismo se tomó las redes para exigir que se retome la discusión de matrimonio igualitario, en trámite desde 2017 y con muy pocos avances desde entonces.

Qué pasó con los crímenes de odio en 2020

El año 2019 quedó registrado como el más violento en la historia del informe que prepara el Movilh: los casos y denuncias por homofobia y transfobia se incrementaron un 58%, con 1.103 atropellos, la cifra más alta conocida hasta la fecha, según el XVIII Informe Anual de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual y de Género. Pero el activismo teme que las cifras de 2020 vayan mucho más allá. 

Presentes se comunicó con Fiscalía para conocer cómo avanzan estos casos en la Justicia, cuántas denuncias recibieron durante el año -si es que las recibieron- y cómo trabajan para dar respuesta a la comunidad. Hasta el cierre de esta nota no hubo respuesta. 

“Es un silencio cómplice”, dice el abogade Rodrigo Mallea. A su juicio, se vincula mucho con el aumento de los crímenes de odio en Chile. Y dice que la realidad es que “no hay estadísticas de nada”.

“Lamentablemente los crímenes son pan de cada día para nosotres. Sin embargo, a diferencia de otros años en estos últimos meses la visibilidad ha sido mayor”, acota Mallea. Y añade otro descargo frente al abandono estatal: “El gobierno nos sacó de las encuestas, patologizaron a las comunidades LGBT, omitieron respuestas oportunas para la población seropositiva durante estos meses. Y además siguen llenándose la boca de un discurso arcoiris, cuando no han estado con las disidencias sexuales que sufren las mayores opresiones de las desigualdades de este sistema”. 

Sobre las violencias que cubrió Presentes durante el año, que fueron muchas más que en los anteriores, sólo en cuatro casos hubo detenidos. Las demás no avanzaron en la justicia o no se pudo corroborar ni actualizar la información sobre su curso. Acá un resumen: 

-El 15 de enero, mientras pintaban la reja de su casa, Tatiana Avendaño y María José Yañez fueron atacadas y amenazadas de muerte por un vecino. Denunciaron el caso ante la Fiscalía Local Centro de Justicia de Santiago, y la fiscal Patricia Varas otorgó una medida de protección para la pareja: 30 días para Tatiana y 90 días para María José, porque las amenazas de muerte fueron más incisivas hacia ella.

Lesboodio en Chile: un hombre atacó a sus vecinas y las amenazó de muerte

Un hombre agredió y amenazó de muerte a una pareja de lesbianas en la comuna de Renca, en Santiago.

Leer más

-El 5 de junio, Francisco Aranda, un joven bisexual de 29 años fue golpeado y torturado por un grupo de neonazis que vivían como okupas en una casa ubicada en la comuna de Estación Central, en el sector surponiente de Santiago. Dos meses después, la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales de la Policía de Investigaciones detuvo a Rodrigo González, Angelo Sánchez, Betsabet Soto y a su hijo, menor de 16 años. Por este caso les imputaron los delitos de secuestro y agresión con lesiones graves gravísimas. El 6° Juzgado de Garantía decretó la prisión preventiva para tres de ellos. El menor de edad recibió una medida cautelar de arresto domiciliario total. 

Neonazis torturaron a joven bisexual en Santiago y lo transmitieron en las redes

Un joven de 29 años fue golpeado y torturado por un grupo de neonazis tras conocer su orientación sexual. La golpiza se transmitió en vivo en redes.

Leer más

-El 9 de agosto, Cynthia Leslie Velásquez fue apuñalada después de intervenir en una discusión y defender a una chica de un hombre que intentaba atacarla sexualmente. Chico Leslie -como escogió nombrarse y como la conocían en su barrio- era lesbiana y murió a las pocas horas del ataque, en un hospital de Santiago. Hasta ahora no hay detenidos por el caso.

Defendía a una chica de un atacante y la asesinaron: denuncian lesbicidio

Cynthia Leslie Velásquez fue apuñalada después de intervenir en una discusión y defender a una chica de un hombre que intentaba atacarla sexualmente.

Leer más

-El 23 de agosto, Eduardo Hermosilla, de 40 años, denunció que su pareja, Joaquín Somella, fue atacado por un vecino afuera de su casa, en Valparaíso. El golpe con un vaso de vidrio le produjo una herida profunda en la cabeza, que lo llevó a un hospital, y después a una clínica. Formalizaron la denuncia ante Carabineros pero el agresor no fue detenido. 

HomoOdio en Valparaíso: vecino atacó a pareja gay

El domingo 23 de agosto Joaquín Somella fue atacado por un vecino. Al principio no quisieron tomarle la denuncia.

Leer más

-El 17 de septiembre fue incendiado el departamento donde vivían Marcelo Cea y Jorge Ruiz, dos activistas gay de 44 y 31 años. Tenían signos de haber recibido golpes y heridas causadas por un cuchillo. Un mes después, la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones imputó a Fabrizio Antonelli Lazo, de 21 años, por este crimen. Según información de la Fiscalía Metropolitana Sur, Antonelli confesó los hechos. El fiscal del caso, Miguel Palacios, informó a la prensa que una de las víctimas conoció al imputado por una aplicación de citas el mismo día de los hechos. En ese momento dijo que el móvil del crimen todavía es objeto de investigación. A la fecha, Presentes no pudo confirmar cómo siguió el caso. 

Doble homicidio de activistas LGBT en Chile: fiscalía investiga hipótesis del crimen de odio

El activismo denuncia que Marcelo Cea y Jorge Ruiz, activistas gay de 44 y 31 años, fueron víctimas de “un crimen homofóbico”.

Leer más

-El 25 de octubre, Miguel Arenas Rodríguez fue encontrado sin vida en su casa en Colina. Miguel era gay, trabajaba como peluquero, tenía 36 años y al momento del hallazgo policial, tenía signos de tortura. Francisco Norambuena Padilla, de 25 años, fue detenido e imputado por los delitos de robo con homicidio. Quedó en prisión preventiva mientras sigue la investigación.

Torturaron y asesinaron a un joven gay : denuncian ola de crímenes de odio en Chile

Miguel era gay, tenía 36 años y según la información que manejan varias organizaciones LGBT+, tenía signos de tortura.

Leer más

-El 31 de octubre, Vicente González Lorca, un joven trans de 25 años, fue encontrado asesinado en un terreno baldío en Valdivia, al sur de Chile. Victor Hugo Abarca Díaz fue detenido por este caso e imputado por el Ministerio Público como autor del delito de robo con homicidio. El Juzgado de Garantía de Valdivia decretó prisión preventiva para él y en la audiencia de formalización, realizada de manera online, el magistrado Fabián Duffau ordenó su ingreso al Centro Penitenciario Llancahue de Valdivia y dictó un plazo de 100 días para la investigación, bajo la causa rol 6.787-2020.

Asesinan a un joven trans en sur de Chile: Justicia para Vicente

Vicente González Lorca, un joven trans de 25 años, fue encontrado asesinado en Valdivia.

Leer más

-El 12 de noviembre, Fernando Carrasco, un joven trans de 20 años, fue atacado por dos personas en la calle. Lo golpearon en la cabeza y le dejaron una herida en el hombro y tórax. Hizo la denuncia en la 14ª Comisaría de San Bernardo pero hasta la fecha no hay detenidos.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso. 

#Ecuador| Organización LGBT brindó un agasajo a niños y niñas en estado de vulnerabilidad

Agasajo a la niñez en Navidad
Junto a ICW Latina, La Asociación Silueta X, como lo viene realizando año a año, brindó un pequeño agasajo navideño a niñez en estado de vulnerabilidad.
#FelizNavidad2020

#Argentina| La Navidad de las travas: una mujerona en la zona rojaLa Navidad de las travas: una mujerona en la zona roja

Cada año, para Navidad, las travestis deambulamos solas en la zona roja. Vamos buscando no sé qué, quizás algo que nos ayude a olvidar esos días de familia cuando celebrábamos en el norte argentino. En Navidad no tenemos nada que festejar y a nadie a quien abrazar.  Cada año para navidad el sida a una se va a llevar.
Cada año para navidad  a las travas nos toca pagar: hace una semana que enterramos a la Jenny y todavía me siento mal. A mí me encanta la navidad. Porque en el día de hoy como  todos los años, mi mamá me da un beso.  Este día mi mamá se olvida que me visto de mujer y, según ella, perdona todas mis locuras.

Desde que nací fui marcada a fuego de hierro con el símbolo de un espiral en la frente. Mi espiral asignado fue el de la miseria (yo no lo elegí). El más cruel de los destinos se ensañó conmigo y mi apellido.  Él me castigo maldiciéndome, arraigando mi cuerpo a una sociedad equivocada. Porque fui engañada.  Barajé mi suerte eligiendo un cuerpo de hombre, para saber y aprender qué se siente ser una mujer-hombre. Para saber en mi piel lo que se siente ser una mujerona (trava-caballo-asno).  Les que no me conocen piensan que tengo una vida fantástica, a lo que respondo: tengo una vida de fantasía. Porque en la fantasía descubrí que yo puedo escapar de mi realidad.

Algunas impaciencias y prejuicios  no permitieron en mis padres la tan ansiada aceptación. Tuve que matar al niño. Yo que siempre fui niña. Como si eso hubiera impedido que yo no acabara dando tumbos en la zona roja. Apostando al cliente o espantada por  buitres, hacinada en una pieza de hotel. Un hotel  que dependiendo de la economía del país y de cuánto le guste a los clientes, voy a poder pagar.

Hoy otra vez me volvieron a echar del hotel familiar donde vivo. Siempre la misma escena. Yo, callada, en silencio escuchando las noticias de la radio a oscuras en la habitación.  Sabiendo que en cualquier momento  me van a golpear la puerta y la palabra mágica será: “Se vencio la quincena. ¿Se queda o se va? 

Quizás algunas de las que me conocen piensen que hago de la pobreza una  bandera. Quizás las que me ponen like en las redes lo hacen para reírse de mí. Capaz piensan que mi vida es un desastre. Ellas lo único que  dicen de mi es que soy un loco o un ente. A lo que yo diré que sí, a veces también eso soy.
Muchas veces las que no me entienden abusaron de mí. Aunque si lo pienso mejor muchas veces el mundo me abusó.

Sufro y me castigo por no tener  un par de zapatos talle 43 para combinar todos los días. También por no haber conocido nunca el amor. Aunque sí albergo la esperanza de que algún día yo sí pueda ser amada. Conozco una a una cada esquina y calle de la ciudad (no sé para qué).  Siento las miradas  de asco de los que se van a trabajar en la mañana y me ven ahí parada. Podría llegar a cualquier punto de cualquier lugar en donde este. Siempre y cuando sea de noche. Todavía hoy no puedo entender cómo las personas pueden vivir de día. Y cómo yo no puedo aprender a hacerlo también.

Muchas veces me ofrecieron un triste amor eterno. A esos yo los denomino con el nombre de amor precoz. Es que cuando llega el día o se termina el turno del telo se acaba el encanto. Trago, chupo, escupo. Gozo y me entrego. Pero nada funciona. Incluso calzar cuatrocientos cuarenta y tres no alcanza.


Me la paso buscando algo por qué vivir o por qué morir.  Algo que me ayude a calmar el dolor. Si yo no soy feliz ¿para qué voy  a vivir? ¿cómo se puede vivir con hambre, apretada por las deudas? Como buscando una justificación corro y apuesto mi suerte cada vez que me subo a un auto. Muchas veces sin pensarlo demasiado no usé forro con desconocidos, solo me deje llevar. Un día mientras hacía un servicio un cliente me dijo que nosotras vivimos hasta los treinta y cinco años.

Desde ese día  solo pienso en eso, en llegar a cumplir los 35 y que se termine el dolor. ¿Cómo voy a saber cuándo cumpla treinta y cinco si no sé leer ni escribir? ¿Cómo voy a morir yo? ¿Y cómo será morirse travesti? Me alcanzara con travestir la muerte. 

Desde que tengo uso de razón, soy una mujerona (trava-caballo-asno)  sin corazón.  Que no pudo jugar con muñecas cuando  niña. Solo dos cosas siempre fueron claras para mí: la pobreza y la desesperación. Pero ya no duele eso, ya no duele porque sé que me voy a morir joven y sola. Y ese día no me va a pesar más nada. Porque ya no tendré un cuerpo que cargar.  Me volveré viento, me volveré noche, me volveré furia. Pero no esta Navidad.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.

#Mundo| La Mamá Noel Lesbiana de 77 años que lleva regalos a los jóvenes LGTB repudiados por sus familias

El que haya en el mundo tantos adolescentes sin hogar SOLO porque a sus padres no les ha parecido bien la orientación sexual o identidad de género que tienen es desolador y muy lamentable.

¿Y en el mundo se pone en tela de juicio que gays y lesbianas podamos tener hijos? ¿Cuándo muchos heterosexuales son los que les abandonan por razones como estas?

Pero sí, son muchos los que no tienen hogar porque han sido repudiados por sus padres. Muchos los que pasan Navidades en casas de amigos o en hogares abiertos a jóvenes LGTB que están en la calle.https://290751253657f40c051d11c926bc5c81.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Pero no todo es tan triste, porque hay personas como Linda Warren, una admirable mujer de 77 años que es todo una luz arcoíris cuando el mundo se vuelve algo gris.

Linda Warren sufrió en sus propias carnes el rechazo de su familia. Cuando se enteraron de que era lesbiana la repudiaron y se quedó sin hogar. Como os podéis imaginar fue tal el sufrimiento de Linda que no quiere que otras chicos y chicos tengan que experimentar ese vacío, desamor y soledad.

Por eso cada Navidad, lleva 22 años haciéndolo, se pone su traje de Navidad y reparte regalos. En Estados Unidos se le conoce como la Santa Queer (nombre que le pusieron los mismos chicos a los que repartió regalos), y tiene su centro de operaciones, su propio Polo Norte, en The Center on Colfax, el centro comunitario LGBTQ de Denverhttps://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1335366370523901952&lang=es&origin=http%3A%2F%2Fovejarosa.com%2Fqueer-santa-mama-noel-lesbiana-linda-warren%2F&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Linda Warren pasa todo el año preparándose para esta ocasión, pidiendo donaciones a todo el mundo. Luego, los niños pueden registrarse para recibir regalos, que los voluntarios compran y envuelven.

Queer Santa agregó que haría todo lo posible para ayudar a los niños que vienen al Centro, desde asegurarse de que reciban un regalo de Navidad hasta asegurarse de que reciban una educación.

¡Muchas gracias, Linda! Las personas como vosotras ya sois un gran regalo de Navidad para la humanidad.

Fuente: Oveja Rosa,Diario El Diverso.

#Guatemala| Guatemala 2020: Pandemia, subregistro de violencias y redes LGBT+Guatemala 2020: Pandemia, subregistro de violencias y redes LGBT+

Guatemala sigue siendo uno de los países del triángulo norte más afectados por los crímenes de odio, la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 y las tormentas Eta y Iota. 

Pocos datos y sin registros para personas trans

Como muchos países de la región, Guatemala parte de la base de un subregistro en términos de violencias, ya sean crímenes de odio o denuncias por hechos violentos y discriminatorios. 

  • En este 2020 se han registrado desde el Observatorio por Muertes Violentas de la Red Nacional de la Diversidad al menos 19 crímenes de odio. Las víctimas fueron seis mujeres trans, un hombre trans, 11 hombres gais y uno bisexual. Trece de estos crímenes se perpetraron durante la contingencia de la pandemia por Covid-19. Y se registró tambien al menos un intento de transfeminicidio.
  • Según los registros de la Policía Nacional Civil, el año pasado hubo cinco denuncias por hechos de violencia a personas LGBT+ que este año 2020 aumentaron. 
  • En 2020 se registraon diez denuncias por violencias contra hombres gais y cuatro contra lesbianas, y aunque hay un claro aumento de éstas, siguen siendo pocas y no existe registro de otras poblaciones como la de personas trans. El departamento de Izabal (a 239 kms de la ciudad capital) es el de mayor reincidencia: sólo allí se perpetraron 6 crímenes de odio. Mientras la Comisaría 61 que atiende ese sector tiene registradas solamente dos denuncias por agresiones físicas a hombres gais, según el sistema estadístico del Departamento de Atención a la Víctima de la Policía Nacional Civil (DAV).
  • En tanto la Defensoría de la Diversidad Sexual de la Oficina del Procurador de Derechos Humanos registró 30 denuncias este año por violación de derechos humanos de población LGBTIQ+, según informó a Presentes, muy cerca del doble que el año pasado, cuando registraron 17 denuncias. 

Desde el estallido del 21 de noviembre hasta ahora, los movimientos sociales, feminismos y LGBT llevan sus reclamos a las calles.

Covid  y diversidad sexual

En Guatemala es difícil obtener datos estadísticos sobre violencia a población LGBTIQ+ durante la pandemia por Covid-19 porque el Estado no tiene registros segregados. Algunas organizaciones como la Red Nacional de la Diversidad a través de su observatorio y la Red Latinoamericana y del Caribe de Personas Trans han asumido esa responsabilidad, contabilizando los crímenes de odio ocurridos durante la contingencia y dando cuenta de los múltiples vejámenes a mujeres trans en Latinoamérica.

La situación de violencia hacia personas trans durante la pandemia se ha agravado pero también se ha visibilizado la exclusión social que viven las personas trans en Latinoamérica. Así lo narra el informe “Las vidas trans en tiempos de pandemia” de la Red Latinoamericana y del Caribe de Personas Trans. La cuarentena, los toques de queda, la emergencia sanitaria, la prohibición de circulación y la falta de políticas públicas con enfoque de derechos son las situaciones que agudizaron las violencias en su contexto de vida. 

A lo largo de 2020, no se registran medidas tomadas por el gobierno de Guatemala para la atención de las personas con VIH

Se evidencian agravios sobre las poblaciones vulneradas, como las mujeres trans trabajadoras sexuales, que ante la falta de oportunidades laborales no cuentan con recursos o medios para abastecerse e incluso se encuentran en situación de calle, dice el informe. 

La Defensoría de la Diversidad Sexual por medio de Henry España dio a conocer a este medio que al inicio de la pandemia la Policía Nacional Civil acosó y amenazó a trabajadoras sexuales de la ciudad de Guatemala, advirtiéndoles que no podían salir a ejercer trabajo sexual o las llevarían a prisión.

Las redes solidarias del activismo 

Aunque el 2020 golpeó fuerte a la comunidad LGBT+ en Guatemala, hubo fuerte incidencia y acciones de solidaridad de parte de organizaciones de sociedad civil. Es el caso, entre otros, de la Red Multicultural de Mujeres Trans (Redmmutrans) que el 5 de octubre abrió las puertas del Comedor Comunitario LGBTIQ+ Jackelin Sánchez para atender a la comunidad afectada por la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 y también para quienes estaban en situación de calle. 

Hubo varias recaudaciones de víveres y de ropa de parte de las organizaciones, a raíz de la pandemia pero también por las tormentas que azotaron al país.

El comedor gestionado por mujeres trans

Bárbara Herrarte es activista de Redmmuntrans y monitora de la entrega de los almuerzos en el comedor. Cuenta que la necesidad surgió de ver a compañeras “deambulando por la calles. El nombre del comedor es un homenaje póstumo a la activista Jackelin Sánchez quien lideraba un grupo de apoyo llamado “Lazos de amistad” que incluía a personas LGBT+ y VIH+.

Bárbara en el comedor Jackelin Sánchez.

El comedor servía a 105 personas a la semana y hasta su cierre, el 14 de diciembre, sirvió mil almuerzos. La organización Redmmutrans espera conseguir apoyo para que el comedor pueda seguir funcionando el próximo año.

Sin políticas públicas sanitarias para personas trans 

El año 2020 cierra sin que la “Estrategia de Salud Diferenciada para Personas Trans” que busca implementar políticas sanitarias acorde a las necesidades de las personas trans de manera integral en el sistema de salud público sea operativa. Aprobada en el 2015 por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) con el apoyo y asesoría de organizaciones de sociedad civil, ni el documento que instruye al personal sanitario ni el que norma las políticas públicas han sido aprobados por las autoridades de ese ministerio. 

Luego de una supervisión, Henry España, de la Defensoría de la Diversidad Sexual de la Oficina del Procurador de Derechos Humanos, recomendó al ministerio de salud que se agilizaran estos documentos a fin de dar atención integral a las personas trans en el sistema sanitario público.

Pendientes: Ley Trans y sanción de crímenes de odio

La organización Otrans Reinas de la Noche con el apoyo de otras organizaciones de sociedad civil tenía contemplado presentar nuevamente al pleno del Congreso por medio del diputado Aldo Dávila una propuesta de “Ley para la reivindicación y dignificación de las personas trans que reconozca la identidad de género de las personas trans dentro del marco jurídico y social en Guatemala. Pero la pandemia fue unos de los principales obstáculos para concretar la acción. Las organizaciones  buscarán el apoyo necesario para presentarla nuevamente al Congreso de la República en 2021. 

Otro gran pendiente es la prevención y sanción de crímenes de odio. En 2019 la ex diputada Sandra Morán, la primera en el país en expresar abierta y públicamente su orientación sexual como lesbiana, presentó la iniciativa 5674 para prevenir y sancionar crímenes por prejuicios. Esta fue la segunda vez que se propuso (la primera fue en 2018) y fue rechazada por la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del Congreso de la República. En 2020 no se pudo avanzar en el tema.

Con el apoyo del diputado Aldo Dávila y la Red Nacional de la Diversidad, Asociación Gente Positiva, Aids Healthcare Foundation (AHF) y la Coalición Internacional de Preparación para el Tratamiento (ITPC LATCA) presentó a un grupo de parlamentarios la iniciativa para el “levantamiento de patentes”, informó a este medio Carlos Romero desde la Red Nacional de la Diversidad. La propuesta busca quitar la patente a medicamentos antiretrovirales para personas que viven con VIH y a otros medicamentos para enfermedades crónicas (diabetes, cáncer, renales) con el propósito de que sean menos costosos para evitar el desabastecimiento que se ha generado en algún momento en el sistema de salud debido a los altos precios. Dicha iniciativa será presentada por el diputado Aldo Dávila en el Congreso en 2021.

Amenaza latente: “Protección de la vida y la familia” 

Sacrificar el derecho de decidir de las niñas, mujeres y censurar a la comunidad LGTBIQ+ es el propósito de esta iniciativa de ley que está esperando su tercera lectura y aprobación en el Congreso de la República. Fue promovida por la iglesia católica, la iglesia evangélica, diputados conservadores y grupos anti derechos desde el 2017. Busca prohibir la educación sexual, la información sobre la diversidad sexual e identidad de género, y el matrimonio para las parejas del mismo sexo. Establece penas de cárcel para mujeres que aborten, intencional o accidentalmente. Mientras no sea archivada por los parlamentarios, las organizaciones de derechos humanos y de la diversidad sexual la consideran un peligro para los derechos, y va en contra de los principales marcos y acuerdos globales firmados y ratificados por Guatemala.

Fuente: Agencia Presentes, Diario El Diverso.