#Panamá| Detienen a dos chicas lesbianas por besarse. Hilo de twitter que explica todo se hace viral

Multan a dos chicas lesbianas por besarse. Hilo de twitter que explica todo se hace viral

El 2 de septiembre se hizo viral un hilo en Twitter bajo en Hashtag #JusticiaParaDaniYMarian debido a la lesbofobia que sufrieron por parte de la policía panameña quien las detuvo tras darse un beso en su coche antes de almorzar.

Una de ellas, Marian, cuenta en el hilo de Twitter que las detuvieron pors más de una hora sin darles ningún tipo de explicación, incluso diciéndoles que no estaban detenidas, aunque no las dejaban irse. Esto hasta que les dijeron que las iban a procesar porque faltaron el respeto al guardia y las llevaron esposadas a ver un juez.

A lo largo del hilo, Marian va narrando una serie de hechos que demuestran la falta de profesionalismo del cuerpo policiaco, tales como: el policía no se identificó, acoso con la mirada a mujeres, no brindaron medidas preventivas ante el COVID19, descalificación de las protestas feministas que se llevaban a cabo ese día, etc.

Al final, las dejaron libres tras 5 horas de detención y una multa por haberse besado.

Esto atrajo la atención de activistas LGBT+ en Panamá. Ivan Chanis, abogado y presidente de la Fundación Iguales dijo en su cuenta de Twitter que va a acompañar el proceso como abogado y activista de Derechos Humanos:.

“… para corregir la injusticia, educar sobre nuestros derechos y garantías, para que no se repitan estas violaciones a la dignidad de personas LGBTIQ+, así como todas las personas. Es hora de que el sistema de justicia proteja a TODAS las personas. Toda jueza u operador de justicia aplique lo que ya la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha reiterado: la orientación sexual y la identidad de género son categorías protegidas por la Convención Americana y no se puede discriminar”.

Como contexto, Panamá despenalizó la homosexualidad en 2008 al derogarse un artículo vigente desde 1949 que penalizaba la homosexualidad bajo el cargo de sodomía y cuyas sanciones iban desde multas hasta prisión con penas desde 1 mes hasta 1 año de presidio efectivo.

De hecho, no existe reconocimiento jurídico hacia parejas del mismo sexo, tras rechazarse la propuesta de unión civil en 2004 por influencia de la Iglesia Ctaólica. Esto significa que no es posible brindar seguridad social a tu familia lo que vulnera el derecho a la salud, por dar un ejemplo de cómo se manifiesta.

“Lastimosamente, a doce años de la despenalización de la sodomía en Panamá, aún no contamos con una Ley de no discriminicación por orientación sexual, identidad y expresión de género, no contamos con una Ley de identidad de género que respete la dignidad de las personas trans…

…Tenemos 4 años de estos doce años que la Corte Suprmea de Justicia se pronuncie en cuanto al derecho que legitimamtne tenemos al matrimonio de parejas del mimso sexo. Temas pendientes como la salud, la educación, una vida libre de violencia que también son temas pendientes en otros grupos en condición de vulnerabilidad”, explica Iván Chanis en un video de su cuenta de Instagram.

Esta historia evidencia todo el trabajo que aún tenemos que hacer y el camino largo por recorrer en cuestión de Derechos Humanos para la población LGBTQIA+ en nuestra américa.

Fuente: El ClosetLGBT, Diario El Diverso.

#Panamá| Cuarentena por género acorrala a mujer trans en Panamá

Cuando Panamá anunció que implementaría un cronograma de cuarentena por género en respuesta al COVID-19, esto alarmó a los activistas transgénero. Y su preocupación no era injustificada: el 1 de abril, la policía detuvo a una mujer transgénero alegando que era hombre y que había salido “el día equivocado”.

Las medidas de cuarentena establecidas por el Ministerio de Salud permiten que las mujeres realicen compras de productos esenciales los lunes, miércoles y viernes, mientras que a los hombres solo se les permite salir los martes, jueves y sábados. Nadie puede salir los domingos. Las medidas también limitan el momento del día en que las personas pueden salir de su casa, en función del último dígito de su cédula de identidad o pasaporte. El Ministerio sostiene que este es el “el mecanismo más sencillo” para reducir el número de personas en las calles de Panamá.

Pero no es algo tan sencillo para Bárbara Delgado. Salió de su casa en la mañana del miércoles, un día en el que pueden hacerlo las mujeres, en un horario que no era el asignado al número de su cédula de identidad, para acudir a un centro médico próximo a su vivienda y donde trabaja de manera voluntaria como promotora de salud. Contó que el centro todavía no le había proporcionado un salvoconducto y que, si la interceptaban, tenía previsto explicar que era voluntaria y necesitaba acudir a trabajar. A poco de salir de su casa, dos policías interceptaron a Delgado junto a dos hombres y una mujer, todos ellos en transgresión de la cuarentena. La policía permitió que los demás se fueran tras darles una advertencia, pero detuvo a Delgado, presuntamente porque el marcador de género “masculino” en su cédula de identidad no coincidía con su aspecto. Contó que, en la estación de policía, un funcionario de la justicia de paz espetó que no era mujer e hizo hincapié en que habían hecho bien al llevársela. Delgado fue obligada a pagar una multa de USD 50 por violar las medidas de cuarentena y fue liberada luego de tres largas horas de humillación.

En un país donde, en contravención a lo establecido en las normas internacionales de derechos humanos, para modificar el género legal que figura en los documentos oficiales se requiere someterse a una cirugía de reasignación de sexo, es casi ineludible que las medidas de cuarentena por género favorezcan la discriminación de personas transgénero como Delgado. Diversas organizaciones panameñas de lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero (LGBT) han instado a que se incorpore una perspectiva de género y diversidad en las medidas que se adopten en respuesta a la pandemia. También la Policía Nacional debería adoptar un protocolo que reafirme que las medidas de cumplimiento de la cuarentena tomarán en consideración las realidades de las personas transgénero, de modo que otras personas trans panameñas no tengan que pasar por la experiencia de Delgado. En definitiva, lo que Panamá debe hacer es abordar el procedimiento draconiano de reconocimiento de género que, indirectamente, permitió que ocurriera este incidente. 

Fuente: HRW, Diario El Diverso

#Panamá| La cuarentena por COVID-19 en Panamá desata terror en la comunidad trans

La cuarentena decretada por el gobierno panameño para combatir el avance del COVID-19, en la que hombres y mujeres deberán salir a la calle en días distintos, ha originado un miedo de proporciones “incalculables” en los trans, que temen detenciones por su identidad de género.

Alí, un ilustrador panameño de 25 años que se dedica a hacer tatuajes, es un hombre trans. El género con el que se identifica no coincide con el de su cédula de identidad, en la que aparece como mujer.

Como otros, teme que el género con el que se identifica implique un problema para salir a la calle, ir al supermercado o a la farmacia, ya que desde este miércoles, tras un decreto gubernamental, hombres y mujeres deberán salir por separado.

“El miedo más grande obviamente es la policía, que no están educados ni sensibilizados en el tema y no sé que tipo de actitud van a tener conmigo”, dice Alí a la AFP.

“Estoy ciento por ciento seguro que estos días me van a parar en la calle y como no entro en el molde (…) quién sabe si van a ser agresivos conmigo. Ese es mi miedo”, agrega.

El gobierno de Panamá anunció el lunes nuevas medidas de cuarentena para tratar de contener el avance del COVID-19 en el país, donde se registran 30 muertos y 1.181 contagios por el nuevo coronavirus.

A partir del miércoles, las personas de género masculino podrán salir por dos horas los martes, jueves y sábado y las de género femenino los lunes, miércoles y viernes. El domingo no se permitirá salir a nadie.

– “Terror” –

El horario de las salidas está condicionado por la terminación numérica de la cédula o el pasaporte, en una medida decretada por 15 días.

“El terror que esta medida ha provocado es incalculable”, manifiesta la Asociación de Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá (AHMNP).

Su presidente, Ricardo Beteta, indicó a la AFP que “todavía encontramos unidades policiales que usan el argumento de que Dios solamente hizo a Adán y Eva, que solo existe el hombre y la mujer”.

“Entonces, ¿qué hace una persona trans en esa situación? Salen a la calle aterradas a ser detenidas por horas o días”, afirma Beteta.

Aunque el decreto se limita a decir que el incumplimiento de la cuarentena general implica “sanciones” que serán impuestas “por las autoridades competentes”, saltarse el toque de queda puede conllevar detención y multas.

Incluso el ministerio de Salud puede multar hasta con 100.000 dólares si una persona infectada o con una medida particular de aislamiento sale a la calle.

– Problemas en el supermercado –

En estos días son comunes los retenes y la presencia policial y de miembros de seguridad privada identificando personas a la entrada de supermercados.

“Necesitamos que las autoridades hablen y le den tranquilidad a aquellos panameños y panameñas que tienen una identidad trans, para que puedan ir a buscar sus alimentos y medicinas” sin ser arrestados o multados, sostiene Beteta.

La abogada especializada en derechos humanos, Joyce Araujo, comenta a la AFP que la nueva medida “excluye” e “invisibiliza” a “una población que históricamente ha sido violentada, ultrajada y discriminada por la sociedad”.

“Ahora aumenta la preocupación porque por el hecho de que la foto y sexo que aparece en su documento de identidad no necesariamente va a coincidir con su apariencia física, puede que se le niegue el derecho a comprar alimentos o sea detenida por desacato”, agrega.

“Comprendo que se tienen que tomar las medidas necesarias, pero es muy loco que haya tenido que pasar esto”, lamenta Alí.

Fuente: SWI, Diario El Diverso