#Mundo| Una joven bisexual denuncia a sus padres por llevarla a una clínica de conversión

Aminat Lorsanova, de 22 años, estuvo detenida durante cuatro meses en el dispensario psico-neurológico republicano, mientras que un conocido no identificado de su padre intentó «expulsar a los espíritus malignos» golpeándola.

VER: Así es por dentro una clínica para «curar» lesbianas

Como tantos y tantas jóvenes, Aminat fue confinada en varios centros y ahora, no solo pide responsabilidades contra el centro que la retuvo cuatro meses sino que también está pidiendo que se presenten cargos contra una segunda clínica psiquiátrica que la retuvo durante 25 días en agosto de 2018.

VER: Alemania prohibirá las terapias de conversión

Ambas clínicas se encuentran en la ciudad de Grozny, en la República Chechena, una región de Rusia que lanzó una supuesta ‘purga gay’ contra la población LGTBI. Múltiples organizaciones de derechos humanos han expresado serias preocupaciones después de que los refugiados del colectivo hablaran de abuso y tortura en campos de concentración LGTBI. El líder homófobo checheno, Ramzan Kadyrov, que se refiere a las personas homosexuales como ‘demonios’, ha negado en repetidas ocasiones que las purgas estén teniendo lugar.

Como con muchos refugiados, la bisexualidad de Lorsanova fue rechazada por su conservadora familia musulmana. Ella dijo que cuando se negó a cumplir lo que se esperaba de ella con lo que su padre le inyectó un medicamento antipsicótico contra su voluntad en al menos seis ocasiones en 2018.

VER: Una chica lesbiana se suicida después de 7 años en terapias de conversión

“Me puso las esposas y me ató las piernas con cinta adhesiva. Mi boca también fue tapada. Me dijo que me iba a tratar como un animal, como una ovejaDespués de la inyección de aminazina, se suponía que debía dormir y aún así no soltó mis piernas y manos «.

VER: Bisexuales en las series

Manifestantes en Londres ponen rosas en una bandera del arco iris mientras protestan por la purga de hombres homosexuales en Chechenia

Luego se vio obligada a soportar golpes brutales mientras sus padres observaban.

“[El hombre] me estaba golpeando con un palo en el plexo solar, presionando esta área y debajo con sus dedos. Bajó mi falda hasta las caderas y estaba presionando allí también ”.

“Estaba gritando de dolor, y él estaba rezando. Mi madre y mi padre observaron el proceso, pero no hicieron nada a pesar de que pedí ayuda y les pedí que lo detuvieran ”.

VER: El Tribunal de Derechos Europeo condena a Rusia por homofobia

La joven pudo escapar gracias a la Red LGBT rusa, un grupo de defensa que ha sido instrumental en la evacuación de personas LGTBI  de la región. Consiguió escapar gracias a un voluntario y después de que ella huyó, fue atacado en su apartamento e interrogado sobre el paradero de Aminat.

Ahora segura fuera de Rusia, Lorsanova ha presentado una queja ante el Comité Federal de Investigación de Rusia, exigiendo que las autoridades inicien procedimientos penales contra sus torturadores. Aún no tenemos datos acerca de la respuesta del Comité y, según están las cosas en Rusia, dudamos que se resuelva temprano. Aunque esperamos que la instancia y denuncia del Tribunal de Derechos Humanos europeo consiga hacer que dejen de sucederse estos casos con esta impunidad.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

La magnífica campaña contra la violencia hacia las mujeres lesbianas, trans, bisexuales o con discapacidad

Con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Cicloide y Artsmedia, han realizado esta magnífica campaña contra la violencia hacia las mujeres lesbianas, bisexuales, con discapacidad y personas trans.

El spot, creado por Arcigayrepresenta el lanzamiento del proyecto de la organización «plural femenino irregular», financiado por la Presidencia del Consejo de Ministros – Departamento de Igualdad de Oportunidades italiano.

El objetivo de la campaña es crear conciencia sobre el tema de la violencia que afecta a las mujeres lesbianas, bisexuales, trans o que sufren alguna discapacidad.

El anuncio tiene cuatro historias que parecen esconder el miedo, la violencia y la discriminación. La joven que huye de casa debido a una salida no aceptada por su padre. La mujer trans que se siente acosada y amenazada. La chica bisexual molestada. La mujer con discapacidad que todos piensan que nunca encontrará a nadie. Pero la pasión, afortunadamente, la complicidad, la amistad y el amor conducirán a las cuatro historias a tomar otro camino. Porque precisamente, «la violencia no es una historia ya escrita. Juntos hacemos la diferencia».

Hay dos mensajes principales: en primer lugar, hay una violencia específica que afecta a las mujeres lesbianas, bisexuales, trans y que sufren alguna discapacidad. Una violencia con nombre propio: lesbofobia, bifobia, transfobia y discafobia, y que adquiere diferentes apariencias: el rechazo tras la salida; agresión física o violación de la percepción de un espacio seguro; acoso sexual o la expectativa de una relación sexual no solicitada o no deseada. El prejuicio que nos hace creer que las personas con discapacidad no tienen derecho a una sexualidad plena o una relación estable.

En segundo lugar, la aceptación de la responsabilidad colectiva detrás del fenómeno de la violencia: nos cuestiona a todos en nuestra vida diaria. Pero elegir no ser violento es posible. Así como la decisión de abandonar el miedo y vivir como personas libres también está en nuestras manos.

«Hay un posible cambio -comentó Natascia Maesi, directora de políticas de género en la secretaría nacional de Arcigay- una revolución que pasa por pequeños gestos diarios de amor, complicidad, amistad y respeto por los demás y que todos debemos tener el coraje de llevarlo a cabo

La urgencia de reflexionar sobre este tema nació de la conciencia de que las mujeres que no se ajustan a las expectativas sociales y culturales vinculadas a un modelo de sexualidad hetero-normativo, sexista y de género, parecen estar más expuestas a procesos de estereotipos, prejuicios y estigmatización. y discriminación que a menudo resulta en diferentes formas de violencia (victimización verbal, física, directa, indirecta, primaria y secundaria).

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

·#Mundo| Día Internacional de la Bisexualidad: la importancia de la visibilidad

Como cada 23 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Bisexualidad, una conmemoración que poco a poco está siendo más reconocida dentro de la Comunidad LGTB.

El activismo que lucha por los derechos de las personas bisexuales ha tenido históricamente poca visibilidad y, con motivo de la celebración de este día, la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales) aprovecha para denunciar que la negación de la identidad y la invisibilidad, son las discriminaciones que más sufren las personas bisexuales. En este sentido, la coordinadora del grupo de Políticas Bisexuales de FELGTB, Noelia Mellado, hace hincapié en dicha invisibilidad de estas personas, “nos han despojado de referentes y hace que la sociedad siga desconociendo y/o deslegitimando nuestra orientación sexual”.

LEER Bisexuales en las series de televisión

La bisexualidad es la orientación sexual de quienes sienten atracción por más de un género, ya sea el suyo propio y/o diferente, no necesariamente al mismo tiempo, ni de la misma manera ni con la misma intensidad.

Según la coordinadora del grupo de Políticas Bisexuales de FELGTB, “el monosexismo, imposición social que presupone que solo pueden existir personas a las que les atraiga un solo género, es el causante de la bifobia que sufrimos, que se manifiesta no solo en forma de estereotipos que provocan que las personas bisexuales sean constantemente invalidadas e invisibilizadas, sino a través del “borrado bisexual”, tendencia que consiste en ignorar, falsificar, reexplicar los escasos rastros que tenemos de referentes históricos de personas bisexuales”.

LEER Disney presenta a su primer personaje bisexual en una serie de dibujos animados

 “Nuestra opresión no se reduce a que nos agredan por estar con alguien de nuestro mismo género, aunque también se incluya. No estamos confundidos, ni somos una mezcla de heterosexuales y homosexuales. A veces, que nieguen tu identidad puede doler más que un golpe”, asegura Mario, bisexual.

Y es que las personas bisexuales son continuamente cuestionadas y se ven obligadas a reivindicar constantemente su orientación sexual ya que se enfrentan a prejuicios sociales como que la bisexualidad es una fase de negación de la propia homosexualidad, que directamente no existe o que son personas viciosas, entre otros.

LEER La Tabla de Klein

Además, esto desencadena otra serie de discriminaciones como, por ejemplo, que la salud sexual de las personas bisexuales solo se atienda en función de la identidad de género de su pareja actual, que aún haya profesionales de la salud mental que nieguen la bisexualidad como orientación sexual o que las personas bisexuales solicitantes de asilo tengan problemas a la hora de que se reconozca su condición de persona refugiada LGTBI porque se presuponga que “pueden elegir” estar con alguien de un género distinto al suyo y “parecer” heterosexuales.

LEER Las youtubers Calle y Poché visibilizan la bisexualidad en su libro “Sí, si es contigo”

Igualmente, Mellado denuncia que la mujer bisexual está expuesta a grandes niveles de violencia sexual al ser altamente cosificada por el pensamiento machista que las presenta como un mero objeto para satisfacer los deseos sexuales de los hombres heterosexuales. En este sentido, recuerda la importancia de la figura del hombre bisexual como agente social, altamente invisibilizado, que puede contribuir a crear distintas formas de entender la masculinidad y a construir una sociedad más igualitaria.

Por ello, la FELGTB recuerda la importancia de la formación en diversidad afectivo-sexual, familiar y de género y de la aprobación de la Ley Estatal de Igualdad LGTBI que garantizará su obligatoriedad en todo el territorio estatal.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso