#España -“Tengo dos mamás y un donante”. Guía para responder las preguntas de nuestros hijos.

Justamente hoy en la comida mi hijo de 3 años me dijo que en el cole habían pintado una familia cruzando cuando el semáforo estaba verde.

–          Te dibujé a ti y a mí, mami- me dijo.

–          Qué bonito mi amor.

–          Yo no tengo papá, mami.

–          Lo sé amor. ¿Tú querías un papá?

–          No, a mi me gusta nuestra familia con mi mamá y mi hermanito y nuestros perritos.

Mi hijo sabe que no tiene padre porque desde que era muy pequeño leemos cuentos de diversidad familiar y le muestro distintos modelos de familia. El mío es de madre lesbiana soltera. Él conoce familias con dos mamás, dos papás, monoparentales y con mamá y papá.

Aún no hemos hablado del donante porque solo tiene 3 años, pero a medida que vaya creciendo esa figura entrará en la historia sobre su origen. La figura de un señor que donó una semilla en un hospital para ayudar a mami a tenerlo a él y a su hermano.

¿Cómo podemos hablar del donante con nuestros hijos?

Cryos International, es el banco de esperma más grande del mundo. Desde Dinamarca envía muestras de semen a todos los países. En su web ofrece interesantes consejos para todas las familias que se forman gracias a la donación de esperma, consejos que nos permitirán abordar el tema de una forma sana con nuestros niños:

–          Una historia clara:
Aunque adaptemos la historia de sus orígenes  según su edad, porque no es lo mismo explicarla cuando tienen 5 años que cuando tienen 13, la historia debe ser clara y siempre la misma. Sencilla y fácil.

–          No tener secretos:
No ocultar a nuestros hijos nada del proceso, responder a todas sus preguntas de forma transparente.

–          La honestidad mejorará nuestra relación:
Según los estudios de la investigadora familiar Susan Golombok, los niños que han escuchado desde pequeños, antes de la edad escolar, la historia sobre sus orígenes, tienen una relación más estrecha con sus madres, en nuestro caso, y sentimientos positivos sobre ser concebidos gracias a la donación de esperma.

–          Sentir Orgullo de tu familia:
No solo es lo que decimos a nuestros hijos, también es la forma en qué les contamos las cosas. Cuando lo hacemos con miedo o vergüenza transmitimos esto, cuando lo hacemos con alegría y orgullo por cómo conseguimos formar una familia, también logramos que esa sea la impresión que se lleva nuestro hijo.

–          Respetar la historia de nuestros hijos:
Cuando son pequeños somos nosotras, sus madres, quienes les ayudamos a construir el relato con el que explican que no tienen padre o cómo es su familia. Por ejemplo en su clase de infantil del cole, a través de cuentos sobre cómo conseguimos tenerle. Pero a medida que crece tendrá que ser nuestro hijo o hija quien tome la decisión de a quién contarlo y cómo hacerlo.

¿Y si de mayor nuestro hijo quiere conocer al donante?

Esta opción no es posible si recibes tratamiento en España.

En España los donantes de óvulo y esperma deben ser anónimos, aunque hay debates sobre cambiar esa ley.

Ya que en España no se pueden realizar tratamientos con donantes de identidad revelada, algunas mujeres o parejas de mujeres viajan a realizarse tratamientos al extranjero, como por ejemplo a Portugal, para poder así tener la opción de que sus hijos al cumplir 18 años puedan conocer la identidad del donante en caso de que deseen hacerlo.

Fuente: Revista Oveja Rosa, Diario El Diverso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s