Encontrar el amor a los 65 años. La mejor historia lésbica que leerás hoy

el

La historia de Pat y Paulette Martin es tan especial y bonita que merece dedicarle unos minutos. Viven en el East Harlem, Nueva York. Pat es la directora ejecutiva de HarlemYES, Inc., una organización comunitaria sin fines de lucro, y Paulette la vicepresidenta a cargo del alcance y desarrollo del programa.

Juntas han creado y producido varios programas y eventos intergeneracionales al servicio de la comunidad LGTB y sus aliados.

Entrevistadas por la revista Advocate en su especial de San Valentín, cuentan: «Después de conocernos en 2015, recordamos los años que hemos pasado juntas y recordamos lo bendecidas que somos por habernos encontrado. Especialmente porque muchos en la comunidad LGBTQ+ enfrentan tanto aislamiento social debido a numerosos factores, desafíos y profundas disparidades. Según SAGE , los adultos mayores LGBTQ+ como nosotros tienen el doble de probabilidades de ser solteros, vivir solos y tener redes mucho más pequeñas que las personas no LGBTQ+».

Pat supo que era lesbiana a los 5 años, y siendo muy joven lo manifestó a su familia. Tuvo que enfrentar los prejuicios y la lesbofobia de su madre que la llevó al psiquiatra para que «la cambiaran». El día que se graduó del instituto recogió su diploma con vestido, pero fue directa al baño y se puso un traje. Cuando su madre le preguntó qué diablos hacía ella solo contestó: Esta soy yo. Y desde ese momento fue ella misma.

Paulette, en cambio, salió del armario a los 40, cuando su hijo menor era ya adolescente. Intentó durante años tener una «vida heterosexual normal». «Sin embargo, pretender que era algo que no fui durante todos esos años para evitar el castigo de la vergüenza social y familiar no me hizo sentir normal en absoluto. En realidad, me sentí sofocada y atrapada.

Después de divorciarme de mi esposo, me di cuenta de que quería comenzar a vivir como yo mismo. Si bien el cambio sísmico causó algunas fricciones en mis relaciones familiares, la carga de vivir una mentira desapareció. Pero aún enfrenté numerosos desafíos en el camino, incluida la discriminación y el racismo simplemente por ser yo misma».

Conocerse y enamorarse

Tenían 65 años cuando se conocieron. Pat llevaba una divertida vida de soltera, como dice, pero ya sentía que era hora de sentar cabeza. Para Paulette fue amor a primera vista.

«La segunda vez que nos vimos fue en un evento de la iglesia. Tuve que bajar los ojos cuando entró en la habitación porque no quería que viera mi emoción. Me sentí muy atraída por Pat, de una manera que nunca antes me había sentido.

Después de que salimos de la iglesia, Pat me dio una tarjeta de presentación con su número de teléfono y me dijo: “llámame”. Mi corazón se saltó un latido. Tuvimos nuestra primera cita y me enamoré perdidamente de Pat. La chispa romántica era real y fuerte.

Lloré cuando Pat se arrodilló y me pidió que me casara con ella. Nos casamos el 10 de abril de 2018, a los 67 años. Fue el día más feliz de mi vida.

Me recordó que no importa a qué edad encuentras el amor. Mientras sigas a tu corazón, encontrarás la verdadera felicidad con la persona con la que debes estar».

A pesar de que el East Harlem fue hace unos años famoso por su hostilidad a la comunidad LGTB, ellas pasean de la mano y muestran su amor en público.

Fuente: Revista Oveja Rosa, Diario El Diverso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s