COSAS QUE PASAN CUANDO TU NOVIA SE ENAMORA DE OTRA CHICA

Cuando esta historia comenzó yo no tenía novia ni ganas de tenerla. Hace unos seis meses había terminado una relación y quería estar sola, pero era difícil decirle que no a Eva. 

Eva era una chica que conocí una noche de fiesta. Nos dimos unos besos, sin importancia, y ya está. Me pidió el teléfono, se lo di, me escribió unos días, me propuso quedar, pero aunque me había parecido muy mona estaba yo tan a gusto sola que no le hice mucho caso. 

Pero Eva es una ligona. Y se empeñó, se empeño… hasta que tuvimos otra cita. Me caía bien, me gustaba, nos liábamos, pero yo no quería nada más serio. Pero ya os he dicho que cuando a Eva se le mete algo en la cabeza… acabamos siendo novias. 

Desde sus inicios fue una relación divertida y muy bien avenida, conocimos a los respectivos amigos y familiares, y todos estaban encantados. Un año después nos fuimos a vivir juntas. A esa altura yo ya estaba muy enamorada de Eva y no concebía mi vida sin ella. 

Eva conoció a Almudena poco después de cumplir cuatro años de relación. Almudena se incorporó a su equipo de trabajo. Nada más llegar a casa recuerdo que me contó: qué bien, la chica nueva es lesbiana también, es muy maja. 

Recuerdo que sentí una punzada de celos. «¿Es guapa?», pregunté. Ella respondió: es mona, no está mal. 

Cuatro meses después mientras Eva conducía y yo miraba el gps en su móvil, saltó un mensaje que me destrozó. Era de Almudena. «Por fin mañana es lunes y vamos a vernos preciosa», decía. Directamente me puse a llorar. 

Fueron días raros y angustiantes. Muy difíciles. Eva me confesó que aunque me quería más que a nada le gustaba su compañera. Que no se habían liado pero que tenían ahí un juego erótico, de miradas, de mensajes, etcétera. No se habían liado, no, pero para mi este juego ya era infidelidad. 

Comenzaron las discusiones y desconfianzas. Pero sobre todo mi dolor terrible. Ya os he dicho, yo no imaginaba mi vida sin ella, pero al parecer tendría que empezar a vivirla. 

¿Qué pasa cuando tu novia, a la que tanto quieres y tanto quieres se enamora de otra chica?

– El mundo se derrumba:

Tu vida, tu rutina, todo se viene abajo. El círculo de amigas en común, ese grupo tan cálido con el que compartías fines de semana, noches de copas y cena se disuelve, al menos por un tiempo. Tu rutina con tu chica, vuestras conversaciones, vuestro vínculo, todo se viene abajo. Ya no es la primera persona a la que cuentas todo, no, el vacío se siente fatal. 

– Parece que la pena va a durar siempre

Empiezas a dormir sola, no te acostumbras. Todo te recuerda a ella, crees que jamás volverás a sentir algo por ella, te imaginas que tú estás ahí hundida y ella está feliz disfrutando de la novedad de la nueva pareja. Es realmente triste. 

– El amor propio recibe una puñalada

Uf, esta parte es difícil, te empiezas a sentir fea, poco atractiva, te comparas con la otra, la buscas en las redes, la analizas. ¿Es más guapa?, le pregunta a tus amigas… Algunas de tus amigas, que también son amigas de tus ex, empiezan a conocerla. Parece que es maja. Y te sientes lo peor del mundo. 

– Al final, se sale

Y un día, después de mucho camino, simplemente empiezas a sentirte mejor. Sigues echando de menos, sigues teniendo momentos difíciles, pero también empiezas a disfrutar, a centrarte en otras cosas, a tener buenos y felices momentos. 

Ya han pasado siete meses desde que Eva y yo lo dejamos. Eva me pidió perdón muchas veces, lo dejamos, volvimos, lo dejamos, en medio también estaba con Almudena, realmente una pesadilla que yo no me merecía, por eso me retiré. Yo no voy a luchar con otra chica por el amor de una tercera, porque esa no es la historia que yo creo que merezco. 

Es duro que tu novia se enamore de otra chica, sobre todo cuando crees que tu relación está fuerte. Pero pasó, también podría haberme pasado a mi, tener una compañera atractiva con la que crear un vínculo día a día…

La vida no es como la esperamos. Eva y yo pensábamos que nos casaríamos y tendríamos hijos, y aquí estoy, empezando otra vez desde cero. De momento sin ganas de conocer a nadie, disfrutando de mi y de mi entorno, pero sabiendo que lo mejor está aún por llegar. Ánimo a las que estéis pasando por esto, de aquí se sale, y se sale más fuerte.

Fuente: Mirales, Diario El Diverso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s