FUE LA PRIMERA NOVIA DE MI HERMANO, HOY ES MI ESPOSA

el

Me crie en Valencia, aunque mis padres son de un pueblo gallego que era nuestro destino todos los veranos, durante los meses de julio y agosto.

Soy una enamorada de Galicia, los paisajes, el clima, y las maravillosas vivencias que cada verano teníamos en el pueblo.

Soy la menor de tres hermanos. Mi hermano mayor se llama Germán, siempre fue un chico guapo, valiente, aventurero, amable y cariñoso. El típico que se llevaba la admiración de todas las niñas que le conocían.

Y una de esas niñas era Marina, la niña más preciosa y más divertida que yo había visto en mi vida. Marina era como mi hermano en chica, guapa, valiente, la primera en tirarse al embalse y colgarse de los árboles, la chica maja que no dejaba a nadie atrás.

Marina cuando yo tenía 9 tenía 12, la misma edad de mi hermano. Eran tan populares los dos que se hicieron novios. Fue el primer beso para ambos, y yo soñaba ser mi hermano y besarla yo.

Al ser la novia de mi hermano Marina venía mucho a casa, mi familia la adoraba y mi hermano estaba loco de amor por ella. Marina siempre fue encantadora conmigo, me desenredaba el pelo y me hacía trenzas, me dejaba tomar helado de su misma cuchara, algo que a esa edad me parecía dulcemente sensual.

Marina y Germán fueron novios ese verano y retomaron al verano siguiente, pero ya el año que ambos tenían 14 años Marina cortó y le dijo que solo serían amigos. Mi hermano lo pasó fatal, y mi gran temor era verla menos.

Los años fueron pasando y la pandilla de amigos nos fuimos distanciando. Ya más mayor amigas del cole me invitaban a pasar algunas semanas con ellas y así empezamos a pasar menos tiempo en el pueblo.

Recuerdo un verano muy especial, yo estaba en la universidad así que tenía 20 y pocos. Hace tiempo no veía a Marina y cuando apareció en las fiestas del pueblo casi me caigo de espaldas. Era una chica espectacular. Seguía siendo tan maja, tan encantadora, tan todo. Yo en ese entonces ya estaba fuera del armario, y en unas cañas que coincidimos decidí coquetear abiertamente. Se veía que a ella le divertía esa situación.

Un par de veranos después volvimos a coincidir pero yo tenía novia y se la presenté. Seguía creyendo que era una chica preciosa pero era como algo platónico, quién no ha tenido un amor platónico de la infancia y juventud.

El verano en que yo tenía 31 años no pensaba ir a Galicia, pero se me cayó un viaje organizado en el extranjero y a última hora cogí el coche y me fui al pueblo. La primera persona que me encontré fue Marina. Esa chica desde los 9 años me paralizaba el corazón.

Tenía un niño de menos de un año en brazos. Había sido mamá soltera, había tenido un hijo sola por una inseminación. Ella siempre tan valiente.

Coincidimos mucho en la piscina, en las terrazas, nos buscábamos, las dos estábamos solteras, las dos teníamos mucho que contarnos.

Cuando me armé de valor le pregunté: «¿y no quisiste esperar a que apareciera el chico perfecto para tener un hijo?» Y ella respondió: «¿Y por qué piensas que yo esperaba un chico?».

Mi cerebro hizo cortocircuito y me subieron todos los colores a la cara. Nos pasamos coqueteando toda la semana, y días antes de irnos nos liamos por primera vez. ¡Fue tan maravilloso como siempre había imaginado!

Marina y yo llevamos 5 años de relación. Tengo que decir que a Germán y a mi familia les hizo mucha gracia que termináramos casadas. Germán bromaba en la boda diciendo que le había quitado a la novia.

El hijo que Marina criaba como madre soltera ha pasado a ser hijo de las dos, la experiencia de ser mamá me resultó tan maravillosa que hace 7 semanas nació nuestra segunda hija, esta vez gestada por mi.

Fuente: Madres Lesbianas, Diario El Diverso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s