#Corea del Sur| Hallan sin vida a la primera mujer trans que ingresó al Ejército en Corea del Sur

Hallan sin vida a la primera mujer trans que ingresó al Ejército en Corea del Sur

Medios internacionales informaron que el miércoles pasado, los servicios de emergencia encontraron el cuerpo de Byun Hee-soo al interior de su domicilio en la ciudad de Cheongju, localizada a 150 kilómetros al sur de Seúl.

En 2020, Byun Hee-soo se convirtió en la primer persona trans en formar parte de las fuerzas armadas del país asiático, antes de ser expulsada debido a la legislación transfóbica vigente, sin embargo, durante todo ese tiempo luchó por los derechos de dicho sector de la población.

La militar tenía 23 años y luego de ser expulsada del Ejército, interpuso una demanda contra la milicia, por considerar que ello se debió a una acción discriminatoria debido a que el dictamen gubernamental la consideró como una «persona con una enfermedad mental por su identidad de género».

A pesar de haber obtenido una respuesta favorable por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos surcoreana, las fuerzas armadas se negaron a reintegrarla. La policía no ha dado a conocer la causa de muerte, pero el centro médico donde era atendida dio a conocer que hace tres meses había intentado suicidarse.

En febrero, Kim Borami, un abogado que representa a Byun Hee-soo, le dijo a The Korea Herald que el equipo legal había estado solicitando una cita en los tribunales, pero no hubo respuestas. Kim dijo: «Hace dos semanas, volví a pedirle a la corte una cita, y eso es todo lo que he estado haciendo durante los últimos meses, pero no obtuve respuesta.

«Realmente no sé por qué está tardando tanto.

«Ha sido un momento doloroso para Byun y para mí».

El año pasado, Byun Hee-soo describió su decisión de hacer la transición después de años de angustia y episodios de depresión a los reporteros en una conferencia de prensa en Seúl luego de que el ejército anunció su decisión. Ella dijo: “Fue una decisión extremadamente difícil dejar que mi base supiera mi identidad, pero una vez que lo hice me sentí mucho mejor.

“Pensé que terminaría de servir en el ejército y luego pasaría por la cirugía de transición y luego volvería a ingresar al ejército como mujer soldado.

«Pero mi depresión se volvió demasiado severa».

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso