#Mundo| 7 CUENTOS INFANTILES CON FAMILIAS DE MADRES LESBIANAS

Si eres una madre lesbiana, como yo, seguramente habrás recorrido librerías y webs buscado libros infantiles para leer a tus hijos que reflejen la diversidad familiar. Libros donde haya dos progenitores del mismo sexo o solo uno, cuentos que vayan más allá del mamá-papá.

Aquí te dejo 7 títulos protagonizados por niños que tienen dos mamás:

  • Pronto por la mañana:
    cuento dos mamásPronto por la mañanaEscrito por Lawrence Schimel. A mi hijo, de dos años, le encanta. Es sobre un niño que cada mañana se levanta antes que sus madres y su hermanita para desayunar junto a su gato. Comprar aquí.
  • Paula tiene dos mamás
    paula tiene dos mamaspaula tiene dos mamasLesléa Newman fue pionera en escribir cuentos LGTB para niños. Es la historia de Paula, una niña feliz, amada, sociable, que lo único diferente que tiene a los niños de su entorno es que su familia está compuesta por dos madres. Compra aquí.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso.

#Mexico| Impacta en Francia el documental mexicano “Cosas que no hacemos” sobre ser gay en comunidad rural

Tras realizarse múltiples pruebas de covid y superar numerosos obstáculos administrativos, el joven director mexicano Bruno Santamaría logró los permisos necesarios para tomar un vuelo desde México y llegar al Festival de Biarritz (Francia) para presentar por primera vez en una sala de cine y por primera vez en persona, su documental “Cosas que no hacemos”, una cinta sobre las dificultades de ser aceptado como gay en una pequeña comunidad rural mexicana que causó un hondo impacto en el festival. “Es un milagro que haya llegado a Biarritz”, comentaron los programadores del Festival exclusivo de cine latinoamericano del puerto vascofrancés, suroeste, al presentar esta mañana lluviosa el estreno de la cinta en Europa. “Me decían que no, que estaba muy difícil y fue obsesionarme y mandar todas las cartas, todos los correos que pude, y hacerme ochenta mil pruebas de covid y pedir el apoyo del Ifal, el Instituto de cine de Francia en México y al final, lo logré”, comentó a Milenio Bruno Santamaría. El cineasta, egresado del CCC, afirmó que luchó por venir a Francia porque moría de ganas por ver la reacción del público a su película en una sala de cine. “Es la primera vez que yo la veo en una sala de cine y por eso fue la necedad de poder llegar aquí, para ver cómo respira la gente, y fue rebonito”, comentó. “La invitación de Biarritz me pareció además muy amorosa. Sentí una conexión muy fuerte con sus palabras”, añadió Santamaría sobre sus motivaciones para cruzar el charco en tiempos de pandemia. Mira también… Maestra del Tec de Monterrey gana Ariel a ‘Mejor cortometraje animado’; así puedes verlo’Los lobos’, película mexicana triunfa en el Festival de Cine de Guanajuato LA HOMOFOBIA El documental sobre la historia de un joven de la comunidad remota de el Roblito, ubicada en el Estado de Nayarit, y de 200 habitantes, que quiere vestirse de mujer y le pide permiso a sus padres, impactó en su primer pase en el Casino de Biarritz, donde fue muy ovacionada y generó debate. “Vestirse de mujer y nacer con órganos sexuales masculinos llama mucho la atención para la comunidad e implica burlas, amenazas…” comentó Santamaría sobre su película, que fue seleccionada en competencia por el premio al Mejor Documental en la 29 edición del festival del puerto vascofrancés, suroeste. “No es sencillo salir del closet, aunque haya una fiesta o se gane un concurso de belleza. Vienen una serie de cosas terribles por lo difícil que es que alguien decida vestirse de mujer” agregó el director sobre “el sueño” del joven Arturo en transformarse en Dayanara, protagonista de su película. “Hay un montón de homofobia y de transfobia en el mundo y en México” subrayó el realizador, quien pasó miedo en algunos momentos del rodaje de tres años en el poblado, que incluye una balacera, pero decidió no abandonarlo. La película tenía que haberse estrenado en marzo, pero la pandemia truncó su recorrido. Desde entonces ha circulado “online” por numerosos festivales internacionales de Canadá, Uruguay, Reino Unido, Perú y también en el Festival de Guanajuato, entre muchos otros, e incluso ganó el premio al Mejor Documental en el Festival de Lima, Perú.

Fuente: Milenio, Diario El Diario.

#Mundo| SALIÓ DEL ARMARIO CON SUS PADRES Y DESCUBRIÓ QUE ELLOS TAMBIÉN ERAN HOMOSEXUALES

Majo Staffolani es una directora de cine de 30 años con una historia sorprendente a sus espaldas. Cuando salió del armario con sus padres como lesbiana, su padre tomó ejemplo y se atrevió a hacer lo propio. Fue un shock para la familia que poco a poco fue normalizándose. Los padres estaban separados y la madre ya venía de dos matrimonios.

Hace un par de años su madre le confesó que estaba en una relación con una mujer. “Mi madre es muy joven, me lleva 21 años nada más. Y a punto de cumplir los 50 años me citó en su casa después que me estuvo esquivando durante un mes -raro porque somos muy familieras, de encontrarnos a tomar mate seguido-. Pensé que era algo malo que no me quería decir por teléfono. Cuando llegué a casa estaba nerviosa, y nomas me dijo que estaba enamorada de una mujer.

De ahí, -inevitable aprovechar el tirón de vivirlo en primera persona- escribió su segunda película, Román, que se estrena el 8 de octubre en Argentina (Solo en la plataforma Cine.Ar, debido a la pandemia) y ya ha ganado el premio del público en el London LGTBQ+ Filmin Festival. -Su primer film, Colmena, es una interesante película lésbica. (Foto inferior: Majo con sus padres). 

padres homosexuales

Román narra la historia de un hombre de negocios, casado y con una hija que se siente atraído por los hombres. Protagonizada por Carlo Argento y Gastón Cocchiarale y Vanessa Ragone como productora (El secreto de sus ojos). El guión se basa en la salida del armario de su madre, aunque cuente la historia de un hombre. El hecho de que sus dos progenitores sean homosexuales no aparece retratado en la película. ¿Quizá porque era algo demasiado increíble?

“Mi papá tiene parejas hombres. Mis padres se separaron en el 2000, cuando yo tenía 10 años. Se fue a vivir a Vancouver, Canadá, un lugar maravilloso. Sin embargo yo fui la primera en atreverme a contarlo en la familia, y ahí es cuando mi padre me sorprendió y me dijo: ¿no será genético? Así que soy parte de un clan queer. Y te digo una cosa: desde que mi mamá empezó a salir con esta mujer y mi papá lo confesó, todos nos llevamos bien. Este clima de respeto, amor, alegría y festividad no existía. La liberación de sus mentes y sus cuerpos no se si constituye una familia más disfuncional, pero también mucho más amorosa”. 

Román

Fuente: Mírales. Diario El Diverso.