#Colombia| “Dejemos de decir que no queremos hijos LGBT”

El 8 de abril de 2018 Emilio Patiño, en ese entonces de 15 años, alistó una comida especial para Iván y Lina, sus papás. Les arregló una mesa en la terraza del apartamento, les puso una botella de vino, dos copas y les dejó su computador con un video listo para reproducir. Al lado, puso una carta que le tomó horas escribir. Les dijo: “buen provecho” y se fue para su cuarto.

Sus papás vieron el vídeo titulado “carta de un chico trans a sus padres”. Después leyeron la carta. Allí, Emilio les decía que los amaba y que se sentía privilegiado de su hogar, pero que necesitaba contarles algo: “soy un hombre trans”. Finalmente, había puesto en palabras algo que tenía muy claro: su identidad de género.

Lina lloró profundamente, pero los dos tuvieron tiempo de admirar la madurez y la valentía de su hijo. Así que se pararon de la mesa, fueron a buscarlo y lo abrazaron mientras le decían cuánto lo querían.

 “¿Entonces no me van a echar de la casa?” , les preguntó Emilio llorando.
 ¡Cómo vamos a echarte si tú eres el hijo que amamos! Fue su respuesta.

“A LAS PERSONAS LGBTI LES RECOMIENDO QUE SE INFORMEN CON ARGUMENTOS DE CALIDAD PARA HABLAR CON SUS FAMILIAS Y DEBATIR CUANDO SEA NECESARIO”, EMILIO PATIÑO.

Lina e Iván le pidieron a Emilio que les diera tiempo para entender lo que estaba pasando. “Pero vamos para adelante”, concluyeron. Lina no sabe muy bien qué le pasó porque su reacción fue muy distinta a cuando Emilio, años atrás, les dijo que era bisexual.

Una noche entró a nuestro cuarto diciéndonos que tenía algo que contarnos. Lo primero que pensé fue que nos iba a decir que era lesbiana. Sentí que me moría”, recuerda Lina. Pero Emilio no les dijo que era lesbiana sino bisexual, “para suavizar el golpe”, dice. La respuesta de Lina fue la típica: “tienes 13 años, seguramente estás confundida, es una etapa que vas a superar. Tú eres heterosexual”.

“YO SIEMPRE FUI VISTO COMO ‘LA MASCULINA DEL CURSO’ O ‘EL MUCHACHITO’ DE UN COLEGIO FEMENINO”, EMILIO PATIÑO.

Emilio empezó a identificarse como una mujer lesbiana masculina cuando no sabía que existían las identidades de género trans. “Pero aun así no estaba conforme. No encajaba. Por ejemplo, para las fiestas de 15 años no me sentía a gusto con los vestidos ni con las pintas que se supone las mujeres deben llevar. Yo no quería maquillarme ni mucho menos usar tacones. Me estresaba mucho, era horrible”.

Así que empezó a indagar y a investigar. Fue así como encontró que además de la orientación sexual, también existe la identidad de género y que una posibilidad es ser un hombre trans. “Inmediatamente reconocí lo que sentía”, recuerda Emilio.

“Una verdadera espiritualidad implica respeto, humildad y aceptación del otro”, Lina Monsalve.

Desde que Emilio tenía cinco o seis años, Lina sospechaba que podía ser lesbiana. “Me acuerdo de un día, cuando vivíamos en una casa campestre, en el que lo vi jugando con un vecino a las espadas, volando patadas para acá y para allá. Ese día me pregunté: ¿será que es lesbiana? ¡Qué horror! Pensé”.

En ese momento, Lina no sabía que las identidades trans existían. “Yo pensaba que lo único que había era personas travestis que para mí eran hombres gais, peluqueros en su mayoría. Si a mí alguien me hubiera enseñado que las personas trans existen, me habría planteado esa posibilidad, pero la educación nos quedó debiendo mucho”.

Lina no tiene la menor duda de que en esa deuda educativa radica el hecho de que la mayoría de papás y mamás no quieran que sus hijos sean LGBT. “Toda la vida nos han enseñado que lo correcto es ser heterosexual y no ser trans. Nos han repetido por todos los medios que las personas LGBT son ‘distintas’, son lo ‘otro’, entendiendo estas palabras como algo malo. Las personas heterosexuales cisgénero son una parte de la realidad pero no la única. Mientras no entendamos esto, vamos a seguir jodidos”.

“NI SIQUIERA TENDRÍA POR QUÉ EXISTIR EL CONCEPTO LGBT: SOMOS SERES HUMANOS Y PUNTO”, LINA MONSALVE.

De hecho, aunque Lina e Iván, su esposo, tienen muy buena comunicación y son de las parejas que se cuentan todo, ella prefirió no expresarle la sospecha que tenía sobre la orientación sexual de Emilio. “Era una manera de negar que yo la estaba viendo masculina, algo que me aterraba. Entonces, me acostumbré a decir que yo tenía unas mellizas: Juanita, la reina del glamour y Sara, una hippie que solo usa jeans, camisetas y tenis”.

Pero en la vida real Lina tenía confrontaciones muy profundas porque ella, al igual que su mamá, es muy vanidosa. “Yo me preguntaba por qué Sara no se arreglaba, por qué no se pintaba las uñas y se resistía a ponerse las pintas que yo le armaba. Me acuerdo que se moría de la ira de que yo quisiera que se pusiera falda y yo no entendía por qué. Pero mi corazón de mamá me decía que había algo que yo no sabía”.

Si no se dejaba maquillar, Emilio no podía ir a la fiesta. “Y yo hasta me lo aguantaba con tal de no perderme la rumba. Cuando íbamos a comprar ropa mi mamá me decía que tenía que abrir mi mente y no solamente comprar jeans y camisetas. Eso era muy difícil para mí”, recuerda Emilio.

"Dejemos de decir que no queremos hijos LGBT"
Desde que empezó el tránsito y a ser percibido como hombre, el trato social hacia Emilio cambió. “Una vez, antes de empezarlo, me metí con unos niños a jugar fútbol. Ninguno me pasaba el balón. Ahora cuando juego soy uno más. También siento que uno como hombre puede ser más suelto”.

Después de la noche en la que Emilio les dijo a sus papás que era bisexual aunque se reconocía como lesbiana Lina tomó la decisión de llevarlo a una psicóloga para que le quitara “esas ideas locas” de la cabeza. Como era de esperarse, fracasó en su intento. “Con el tiempo supe que lo que Emilio necesitaba era una persona que lo fortaleciera para entender su identidad de género y que le diera las herramientas para hablar con nosotros”.

Esa etapa fue para Lina de negación total. Después pasó a la fase de prohibición: “no vas a jugar más fútbol porque estás aprendiendo a ser una marimachaPero lo único que logré con ese intento de que Emilio no fuera quien es, fueron más días de sufrimiento para él y más riesgos de que se hiciera daño”.

“LAS AMENAZAS SOLO SIRVEN PARA AMARGARLES LA VIDA A LOS HIJOS Y RETRASAR PROCESOS QUE TARDE O TEMPRANO SE VAN A DAR”, LINA MONSALVE.

Se convirtió en la mamá tirana que le impedía a su entonces hija que se viera con su novia. “Yo veía a esa niña y me quería morir hasta que un día, en noviembre de 2017, ella me mandó un mensaje hablándome bellezas de Sara, contándome que se había enamorado de su solidaridad y de su nobleza. Así que pensé: tocará aceptar –muy a regañadientes– esa relación para que esto no se me convierta en un problema familiar”.

Dijo: “esa niña puede venir a la casa”. “Pero si la novia venía y yo tenía que salir, le decía a la empleada del servicio doméstico que no les quitara el ojo de encima y les advertía que la visita solo podía ser en la sala. Me moría de pensar que se iban a dar besos y ¡lógico que se los iban a dar!”.

“LO ÚNICO QUE UNO LOGRA CON LA ESTRATEGIA DE ‘YO NO TE PAGO LA UNIVERSIDAD SI SIGUES SALIENDO CON TAL PERSONA’ ES PERDER A LOS HIJOS”, LINA MONSALVE.

Lina es una mujer católica y practicante. Así que al día siguiente de que Emilio les dijera que era un hombre trans se fue para la Iglesia. “Me tiré al piso y lloraba profundamente mientras le decía a Jesús: si esto viene de ti, muéstrame el camino. Pero si no, ponme todas las trabas para entender el mensaje”.

De repente, apareció en su vida la organización FAUDS (Familiares y amigos unidos por la diversidad sexual y de género). “Yo llamé a Elvira Arango, de FAUDS, por recomendación de otra persona, me presenté y su respuesta fue: estaba esperando tu llamada. Con paciencia y amor me escuchó llorar tres horas. FAUDS me dio la tranquilidad de saber que yo no era la única en el mundo que estaba pasando por esta situación”.

“YO A FAUDS LE DEBO MUCHO. POR ESTO SOY MAMÁ VOLUNTARIA, PARTICIPO EN LOS GRUPOS DE APOYO Y VOY A DAR MI TESTIMONIO EN DONDE SEA NECESARIO”, LINA MONSALVE.

También conoció a la sexóloga Carolina Londoño, a Mario Angulo, médico endocrinólogo de la Clínica de Género de Cali y a la psiquiatra Diana Botero, quienes la orientaron por el camino correcto: acompañar a su hijo en su tránsito de género. “Entonces dije: Jesús ya veo que esto viene de ti, así que para adelante”.

"Dejemos de decir que no queremos hijos LGBT"
Lina Monsalve e Iván Patiño llevan 20 años de casados. Los dos son católicos practicantes y no tienen la menor duda de que la diversidad sexual y de género es parte de la realidad. Foto Guillermo Ossa, El Tiempo.

Lina siente que en ese proceso de aceptación fue fundamental sentir cerca a su abuela Teresita, quien falleció diez días antes de que Emilio les dijera que es un hombre trans. “Yo creo que por ese amor y esa conexión que nos unía, ella me expresóes tú hijo y debes acompañarloPara mí fue algo sobrenatural pasar de la negación en la que yo vivía a manejar la identidad de género de mi hijo como lo hice”.

Cuando ella entendió que el proceso de Emilio venía de Jesús, el mensaje fue aún más contundente: “Ustedes fueron elegidos por mí para recibir a un niño trans y con su experiencia de vida apoyar a otras familias”.

Así ha sido. Por ejemplo, un médico leyó una entrevista que les hicieron para el periódico El Tiempo. Al sábado siguiente él y su esposa fueron al grupo de apoyo de FAUDS. Al final, él se paró y dijo: “quiero decirle a Emilio y a su familia que son mis superhéroes. Yo soy papá de una niña trans de 18 años y nos ha costado mucho aceptar esto, pero gracias a ustedes vamos a dar ese paso”. “Y nos abrazaba mientras lloraba”, recuerda Lina.

“UN DÍA UNA MAMÁ NOS DIJO QUE SU HIJO HABÍA INTENTADO SUICIDARSE, PERO QUE GRACIAS A NUESTRO TESTIMONIO HABÍA DECIDIDO ASUMIR SU PROCESO”, LINA MONSALVE.

Con su historia también han tocado el corazón de personas muy religiosas como la mamá de Lina. “Un día nos reunimos con ella y con Elvira y Claudia, de FAUDS, quienes le explicaron al derecho y al revés qué es una identidad de género trans. Su respuesta fue: ‘ustedes me pueden poner acá al mismísimo papa Francisco, pero yo voy a seguir rezando para que Sarita siga siendo una niña. Yo no voy a aceptar esto nunca‘”.

Claudia y Elvira le dijeron a Lina que no la presionara. “En algún momento lo entenderá. El amor y el conocimiento todo lo pueden”. Estando un fin de semana en Cartagena, la mamá de Lina empezó a llorar.

– ¿Qué te pasa? – le preguntó Lina.
– Que todo esto me da muy duro – le respondió su mamá.
– Mamá, tienes dos opciones: o te sigues ahogando en una pena o te unes al combo de la aceptación – le dijo ella.

Le explicó que su actitud no le ayudaba a ella ni a Emilio, quienes la necesitaban más cerca que nunca. Le preguntó qué dudas tenía y se las aclaró una a una. A partir de ese momento todo cambió: reconoció a Emilio como el nieto que siempre ha querido.

“YO TENGO UN HIJO CON VAGINA Y NO PASA NADA. ES UN HIJO FELIZ”, LINA MONSALVE.

Una vez Emilio se practicó los exámenes médicos necesarios, recibió el visto bueno de los especialistas para empezar su tránsito físico de femenino a masculino. El paso a seguir: solicitar por la Entidad Promotora de Salud (EPS) el medicamento que inhibe la producción de estrógenos. Sabía que era posible que su EPS rechazara la solicitud y que sería necesario interponer una tutela. Tal cual.

El nombre Emilio lo escogió porque Lina, su mamá, toda la vida dijo que si tenía otro hijo lo llamaría Emilio.

La abogada de la Personería de Medellín los asesoró y les dijo que se iba a jugar una carta nueva en Colombia: una tutela integral para que de ahora en adelante no fuera necesario interponer tutela para cada medicamento o procedimiento que el tránsito de Emilio requiriera, sino que la EPS de una vez lo cubriera todo.

A la semana siguiente, el juez llamó a Lina. “Lo primero que me dijo es que debía disculparse por llamar a mi hijo Sara porque sabía que él había elegido llamarse Emilio, pero que por motivos legales debía referirse a él como Sara. Nos citó para dictar la sentencia”. Falló a favor de la tutela integral, algo que no solamente benefició a Emilio sino a muchas otras personas trans. Estableció un precedente.

“LAS FAMILIAS SON DIVERSAS TAL CUAL COMO LOS DEDOS DE LA MANO SON DIFERENTES”, LINA MONSALVE.

Por su parte, desde que la rectora del colegio de Emilio se enteró de su identidad de género, le expresó su apoyo y demostró su interés en que esta experiencia les sirviera de aprendizaje, no solamente a un colegio femenino como el Marymout de Medellín, sino a todas las instituciones educativas posibles.

Lo primero que hizo fue reunir a las estudiantes de la promoción de Emilio, explicarles la situación y aclarar sus dudas. También construyeron un baño para hombres, al lado del de niñas y diseñaron un uniforme para él con pantalón, camisa y sudadera con corte masculino. (Ver: Él / Ella / Nosotros).

FAUDS capacitó a los profesores en diversidad sexual y de género y, como es una institución confesional, el sacerdote del colegio les explicó a las estudiantes que Dios es amor y que Emilio no estaba haciendo nada malo, más allá de vivir su identidad de género.

Emilio es muy consciente de que antes de hacer el tránsito vivió acoso callejero y le duele pensar que, ahora, por el hecho de ser hombre, algunas mujeres puedan verlo como un “potencial agresor”.

Entender y aceptar la identidad de género de su hermano mellizo fue un proceso más largo para Juanita. Le preocupaba mucho el qué dirán. En una de las discusiones que Lina tuvo con ella, le dijo: “los índices de suicidio en quienes no pueden vivir su identidad de género son alrededor del 39%. Qué prefieres: ¿darle la bienvenida a Emilio o enterrar el cuerpo de Sara? Yo ya elegí la primera opción y te invito a que tú también lo hagas”.

En agosto de 2018 Juanita aceptó ir a un grupo de apoyo de FAUDS. El tema era cómo la crisálida se convierte en mariposa. Llegaron tarde a la sesión, justo cuando estaban anunciando una rifa. Juanita se la ganó. Era una crisálida. La psicóloga le preguntó qué significaba ese regalo para ella y Juanita empezó a llorar, mientras decía que había perdido a su hermana.

Ahí Juanita empezó su catarsis. Ese día la mariposa salió de la crisálida y se quedó en una rama. Al mes, cuando la mariposa se fue, Juanita dijo: “estoy lista”. Y crearon con Emilio la cuenta de Instagram PatinoX2 donde comparten su historia y su cotidianidad como hermanos.

CUANDO A ISABELLA, DE 10 AÑOS, SOBRINA DE IVÁN, LE EXPLICARON EL TRÁNSITO DE EMILIO, LO ÚNICO QUE DIJO FUE: ¡CUÁNTO HABRÁ SUFRIDO MI PRIMO TODOS ESTOS AÑOS!

Lina sabe que en situaciones como el tránsito de Emilio, es cuando más deben salir a relucir esas frases que papás y mamás repiten con frecuencia: “yo por mis hijos doy la vida” o “lo que yo más quiero es que mis hijos sean felices”. “Es el momento de demostrar que esas frases son ciertas y no palabras al aire. ¿De qué sirve decir que quiero un hijo feliz si no puede vivir su identidad de género u orientación sexual?

A la marcha LGBT de 2019 de Medellín, la primera a la que Lina asistió, llevó un cartel que decía “abrazos de mamá gratis”. “Valió la pena solamente por el abrazo que me dio una niña que lloraba mientras me decía que llevaba 10 años sin recibir un abrazo de su mamá”.

Según Lina, papás y mamás deben aprender a poner por encima de su ego, la felicidad de sus hijos. “Es recordar a ese hijo que cuando nació nos hizo tan felices, devolvernos a ese primer llanto, a esa primera conexión, a esa primera sonrisa. Yo les pido que se vayan a ese momento tan especial, de tanto amor, y que piensen qué habría pasado si ese ser les hubiera dicho “soy gay” o “soy trans”. ¿Lo habrían tratado como hoy lo hacen?”.

Lina ya no dice que “enterró a Sara para darle paso a Emilio” porque ha entendido que su esencia sigue siendo la misma. No cambió. “Solamente tiene un ‘empaque’ diferente, pero es la misma persona. Sus valores no han cambiado. Hoy Sara está en mi corazón. Me hice un tatuaje en su nombre porque guardo el recuerdo de una persona que me dio felicidad durante 16 años, pero hoy vivo mí día a día con un hijo que es mi maestro de maestros. Me ha mostrado que la vida va más allá de lo que a mí me habían enseñado”.

“NO ES COHERENTE DECIRLES A LOS HIJOS ‘TE ACEPTO PERO SOLO EN ESTA CASA’ PORQUE EL MUNDO VA MÁS ALLÁ DE ESAS CUATRO PAREDES”, LINA MONSALVE.

El tránsito de Emilio también ha confrontado a Lina con la doble moral social. Por ejemplo, sus cuatro grandes amigas de la universidad, todas muy religiosas, se alejaron cuando ella les contó. Por una de ellas –quien dice recibir mensajes de la Virgen– Lina se volvió muy mariana. “Me dijeron que yo era una mamá alcahueta que estaba permitiendo que el demonio se apoderara de mí“.

Desde entonces, aunque siguen en familia asistiendo a misa los domingos, se han distanciado de la manera como mucha gente practica la religión. “Veo mucha incoherencia”, dice Lina.

Juanita quiere estudiar medicina y Emilio comunicación publicitaria.
 

El mejor puente entre religiones y diversidad sexual y de género, señala Lina, es la educación. “Es mostrarles a quienes se oponen a la diversidad sexual que esta no es una elección ni un trastorno sino una realidad científica, si quieren llamarla así. Mi invitación a estas personas es a seguir el ejemplo de Jesús, el ser más incluyente que ha existido. Si las personas religiosas pregonan que le siguen sus pasos, pues que lo hagan como debe ser”.

“CON EL CIERRE DE LAS IGLESIAS POR EL CORONAVIRUS ES AÚN MÁS CLARO QUE JESÚS NO ESTÁ EN UN LUGAR SINO EN EL CORAZÓN DE CADA QUIEN”LINA MONSALVE.

Emilio también es católico practicante. Hace poco se confirmó. “Pero no puedo negar que en esos años de dudas, miedo y ansiedad porque no sabía qué me pasaba, le echaba la culpa a Dios, le pregunta por qué me hacía eso. Hasta que entendí que lo que debía buscar era el para qué y no el por qué. Y yo estoy acá para ayudar a que más personas puedan entenderse”.

Hoy la familia Patiño Monsalve tiene más claro que nunca que parte de su misión en esta vida es aportar conocimiento sobre diversidad sexual y de género en donde les sea posible. “Vinimos a este mundo a ser felices”.

Fuente: Sentiido, Diario El Diverso

#Colombia| Para las personas LGBT, ¿cuándo termina el aislamiento y el distanciamiento social?

Una vez comenzaron las cuarentenas y los aislamientos en casi todos los países del mundo, he leído y escuchado a personas cercanas añorar aquellos días en los que podían estar con sus familias y sus amigos. Desean que todo esto acabe pronto para volver a abrazar, a besar y a tocar a otros.

Yo también pienso constantemente en esto porque la llegada del COVID-19 ha afectado uno de nuestros ámbitos más sensibles: la necesidad de contacto con los demás. Vivir en el encierro nos descompensa, nos hace perder buena parte de la tranquilidad y nos quita el sueño.

Pensar en no tener cerca a quien uno quiere -que por más meses que esta situación tome, será temporal- me hace recordar otras situaciones. Siento que la mayoría de personas LGBT hemos pasado buena parte de nuestras vidas en una especie de aislamiento obligatorio que nos ha impedido estar cerca de quienes queremos o deseamos.

Se me viene a la cabeza la secundaria, cuando la efervescencia adolescente me hacía ver guapos a muchos chicos, pero casi de inmediato, sabía que no podía acercarme a ellos, que no podía permitir que nadie se enterara de que veía a algunos con deseo, mucho menos insinuarles algo.

Siempre supe que no podía coquetearles, ni siquiera sonreírles tímidamente, porque el castigo homofóbico podía caerme implacable, mientras veía cómo chicos y chicas heterosexuales iban de la mano, se besaban y se mostraban cariñosamente frente a las demás personas.

LAS RELACIONES HETEROSEXUALES SIEMPRE HAN SIDO CELEBRADAS PÚBLICAMENTE”.

Recuerdo la necesidad de camuflar con nombres, señas, movimientos y palabras encriptadas mis sentimientos y deseos. Y lo hice porque nos han hecho saber por diferentes medios que “a muchas personas heterosexuales les incomodan las LGBT”, al menos aquellas que no ocultamos nuestra orientación sexual o identidad de género o a las que se “nos nota” que lo somos.

Muchas veces he tenido que aislarme de los demás, de lo “normal”, para besar a alguien, tomarlo de la mano o acariciarlo. Recuerdo, también, las miradas de extrañeza y molestia de otras personas cuando perciben en mí y en mis amigos “la pluma” que tanto incomoda.

Son las mismas miradas, aunque con menos odio, que ahora una persona puede sentir por toser en algún lugar público o mostrar señales de gripa o molestias respiratorias.

También pienso en el futuro. Así aparezca una vacuna, todo vuelva a la “normalidad” y el virus sea solamente un mal recuerdo, para muchas personas LGBT el aislamiento seguirá: continuaremos sentándonos a cierta distancia de nuestras parejas en restaurantes o cafés, caminando por la calle sin tomarnos de la mano y manteniendo a ese “amigo” o “amiga” a la “distancia social necesaria” para que nadie sepa que es nuestro novio o novia.

“SEGUIREMOS A UN METRO O MÁS DE DISTANCIA DE LAS PERSONAS QUE QUEREMOS PORQUE LA HOMOFOBIA, A DIFERENCIA DEL CORONAVIRUS, SEGUIRÁ”.

Después de que “todo esto pase” seguiremos esperando las noches del fin de semana para “violar el aislamiento social”, lejos de las miradas y las posibles agresiones físicas.

Mientras que para muchas personas el fin de la cuarentena significará volver a abrazar, a besar y a expresar su cariño públicamente, para muchas personas LGBT será regresar a ese otro aislamiento en el que hemos estado y en el que antes de pensar en  abrazos y besos, habrá que pensar en un lugar seguro para hacerlo.

De hecho, puede que el soñado reencuentro con nuestras parejas sea solo a través de una sonrisa y una mirada, mientras alrededor habrá quienes se entreguen a sus manifestaciones de cariño con la seguridad y la legitimidad que les da ser heterosexuales.

Vivir esta experiencia también puede recordarnos que existimos, que no estamos solas ni solos y que lo único que buscamos es ser como somos. En otras palabras, puede que todo esto nos permita de una vez hacerle frente a la pandemia de la homofobia, porque, después de todo, mi sueño, y el de muchas personas más es amar libremente.

Fuente: Sentiido, Diario El Diverso

#Cultura y Salud| YO SOY LA MADRE NO GESTANTE

– ¿Lo sientes como hijo?

– Soy su mamá, ES mi hijo

– Me refiero a la parte genética, como la mamá biológica es Blanca y el semen es de un desconocido…

Esa conversación fue muy violenta para mi. Sobre todo porque la tuve con una prima a la que quiero mucho y considero una hermana. Se produjo dos días después de que nació mi hijo Daniel y yo aún estaba eufórica por la maternidad. Fue como un balde de agua fría, descubrir que la sociedad da un valor brutal a aspectos que realmente no lo tienen.

Blanca es mi esposa y a nuestro pequeño, Daniel, lo concebimos de la siguiente manera: fuimos a una clínica de fertilidad y nos informamos sobre nuestras opciones. Decidimos una fecundación in vitro. ¿Quién se embarazaba? A las dos nos apetecía vivirlo, es verdad, pero a ella más. ¿De quién serían los óvulos? A mi me da daba igual y en cierta manera me encantaba la idea de que fueran sus óvulos, estoy enamorada, creo que es preciosa y me hacía ilusión pequeñas versiones de ella. Usamos sus óvulos y se embarazó ella.

Los óvulos se fecundaron con semen de donante, del banco danés Cryos. Fecundamos 8 óvulos de buena calidad. Transfirieron dos a su útero. Solo uno prosperó: Dani.

mamá no gestante

Desde que el test de embarazo marcó positivo, hasta que escuchamos su corazón por primera vez en una ecografía, desde que lo vi salir del cuerpo de Blanca hasta que le di su primera papilla de frutas, desde el momento en que metí en la bañera con él por primera vez hasta anoche que lo bañé junto a sus patos de plástico, en cada momento trascendental como cotidiano he sentido que Dani es absoluta y completamente mi hijo, tanto como lo es de Blanca. No salió de mi cuerpo, pero sí de mi corazón.

¿Quién es el donante para nosotras? De ninguna manera un padre. Es un hombre del que nos sentimos muy agradecidas y del que seguramente Dani ha heredado sus grandes ojos azules. ¿Qué es el óvulo de Blanca para nosotras? Es el punto de partida de nuestro bebé, de donde ha salido la forma ovalada de su cara, la pequeña nariz y el pelo castaño rizado.

Durante sus primeros 18 meses de vida Dani tuvo mayor apego con Blanca. Por supuesto que tenía que ser así, Dani y Blanca estaban muy conectados con la lactancia. Una vez escuchamos un comentario desubicado de una conocida, que decía que ese apego de Dani con Blanca era porque sentía que ella era su mamá. Toda la gente que estaba presente la fulminó con la mirada. Alguien le recordó que su hija tenía la misma relación con su padre que Dani conmigo cuando era bebé. Ahí recién lo comprendió.

Dani tiene 30 meses. Tiene dos mamás y es un niño feliz, cariñoso. Es ordenado y meticuloso como yo y le gusta cantar y bailar como a Blanca. Tiene cosas, frases de las dos, y cosas propias, de él, de su personalidad maravillosa.

Hay cosas que prefiere hacer conmigo, mamá, y cosas que prefiere hacer con mami. Y aunque es la misma manera en la que se comporta un niño que tiene mamá y papá, siento que las familias homoparentales estamos más expuestas a la crítica fácil.

Nuestra familia no está determinada por la genética, como otras. Está determinada por el amor. En 2020 vamos a por otro bebé. Esta vez intentaré embarazarme yo con otro de nuestros embriones congelados. Y si no resulta volverá a ser Blanca la que porte a nuestro bebé. ¿Qué más da?

Fuente: Mirales, Diario El Diverso

#Ecuador| Luego de años de ataques que hiciera Buendía y Troya contra Rodríguez, ella les contesta

La activista feminista y de los derechos diversos, Diane Rodríguez, tachó este viernes 22 de mayo de 2020 de antifeministas y en contra de los derechos diversos a la twitera Silvia Buendía de la Ruptura de los 25 y de Pamela Troya, aliada de CREO y SUMA.

“MALDÍA y TROYA no son #feministas ni #LGBT. Son derechistas, clasistas y viven atacándome. La Federación fue la única que se opuso al #7vecesSi, que violó la CRE y por ello hoy estamos muriéndonos. ¡CÓMPLICES DE MORENO! Son igual que él y Romo, se disfrazan de algo que no son.”, afirmó la académica y estudiante de una Maestría de Género y Desarrollo.

Buendía es una de las que aplaudió a Romo cuando dijo: ” que llamar puta y fea a una mujer es parte del debate político”. Esto la Ministra y esposa del Ministro Granda lo dijo, en el marco de la defensa de Abdalá Bucaram, quién había llamado así a Marcela Aguiñaga y Gabriela Rivadeneira. Buendía usa el discurso feminista cuando le conviene igual que María Paula Romo y eso no es novedad en redes sociales.

Por otra parte Pamela Troya, es una “activista”, si se le puede llamar así, que fracasó con su única propuesta: El matrimonio civil igualitario. Fue una de las que atacó fuertemente a Rodríguez en reiteradas ocasiones, a pesar que una vez en Ecuavisa, Troya, rindió homenaje a Rodríguez en vivo. El matrimonio civil igualitario fue logrado gracias a una sentencia por una demanda presentada por Carlos Verdesoto, en la Corte Nacional. A pesar de eso, Troya hizo su show mediático, para divorciarse después de 15 días. Esto fue rechazado fuertemente por la comunidad LGBT en redes sociales. Troya acuso a Rodríguez de figuretera y showcera, cuando esto y más resultó ser Troya.

Troya también durante las elecciones del 2017, intento un acercamiento con el banquero Lasso, pero fue humillada con un desplante y con el recordado: “En mi gobierno no perseguiré a los LGBT”.

Tanto Troya como Buendía circulan en un vídeo de la ultraderecha ecuatoriana, que junto al texto de Rodríguez difundió en un su Twitter, desnuda su complicidad con Moreno. Ese vídeo a base de sus intereses personales, lograron darle todos los poderes al extinto elitista Trujillo, quién estaba al servicio del Presidente Moreno.

Hoy gracias a todo esto Ecuador se encuentra en la peor crisis son precedentes, gracias a estos y otros personajes de la ultraderecha ecuatoriana.

#Mundo| Hombre gay dice que prefiere tener sexo con hombres heterosexuales porque no quieren romance

Un hombre gay ha dicho que prefiere tener relaciones sexuales con hombres heterosexuales porque no hay riesgo de romance o compromiso.

Un hombre anónimo habló sobre su vida sexual para la columna semanal «Mi vida en el sexo» de The Guardian; la describió como no convencional.

Él escribió: «Siempre ha habido hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, pero no se consideren homosexuales o incluso bisexuales».

«Créeme que yo sé; he estado teniendo sexo con hombres así desde universidad»

«Prefiero el sexo con hombres heterosexuales porque no quieren romance; con los hombres homosexuales siempre existe la posibilidad de que se encariñen y quieran algo más».

Explicó que estaba en un matrimonio abierto con otro hombre y que «no estaba interesado en enamorarse», pero agregó que al usar aplicaciones de citas e Internet, los «encuentros discretos y anónimos» fueron «increíblemente fáciles». Él dijo: «Hay poco o nada en el camino de la culpa».

El hombre homónimo anónimo continuó: «Incluso me he encontrado con hombres heterosexuales que tienen «citas de juego de hombre a hombre «con la bendición de sus esposas. O al menos eso dicen».

“Al principio era escéptico, pero este acuerdo parece funcionar para todos: la esposa sabe que no tiene competencia con otra mujer; el esposo sabe que no quiere una vida con otro hombre. Es la definición de sin condiciones

Dijo que había conocido a hombres heterosexuales que querían tener tríos con él y su esposo, y agregó que aunque prefería las relaciones personales, ver a su esposo «pasar un par de horas con otro hombre puede ser muy divertido». Agregó que aunque el acuerdo funciona para él y su esposo, ha habido experiencias difíciles, donde los hombres heterosexuales resultaron no ser tan heterosexuales.

Él continuó: “Un oficial de policía muy alto se dejó llevar un poco, juró amor eterno y quiso abandonar su matrimonio con su esposa».

“Aprendí de la manera difícil no dejar que las cosas se salgan de control. Ahora dejo en claro que solo estoy interesado en un par de horas de diversión, antes de enviarlos de regreso a sus esposas y/o novias «.

Fuente: El ClosetLGBT, Diario El Diverso

#Mundo| Lo que hemos aprendido gracias al método ropa

Si eres una madre o futura madre como yo, seguro que a estas alturas ya tienes casi un máster en reproducción asistida para lesbianas.

Te habrá pasado como a mi chica y a mí que dedicamos muchas horas a leer y a informarnos sobre cada tratamiento de reproducción asistida. Pedimos citas en varias clínicas y también consejos a otras madres de nuestro entorno.

Después de un par de meses en plan ratoncitas de biblioteca informándonos, decidimos traer a nuestros hijos al mundo a través del método ropa (mi chica embarazándose de mi óvulo) en Ginemed.

El trato, la calidez y las altas tasas de resultados positivos nos animaron en la elección. Como ya hemos vivido el proceso me gustaría contarte sobre las cosas que hemos aprendido con respecto al método ropa:

CUIDADOS. Existen factores que puede hacer que nuestra fertilidad pueda verse reducida considerablemente. Llevar una vida sana, cuidar nuestra alimentación, realizar ejercicio físico, controlar nuestro peso y evitar hábitos de vida poco saludables, como el alcohol y el tabaco, será muy beneficioso durante todo nuestro tratamiento. Porque un embarazo saludable comienza mucho antes de quedarnos embarazadas, incluso antes de iniciar el tratamiento.

MAMÁ DONANTE. La edad afecta directamente a la capacidad reproductiva de las mujeres, que puede reducirse hasta un 50% entre los 25 y los 35 años. Por eso, mi recomendación es que, en primer lugar, ambas os realicéis un estudio de fertilidad donde valoren vuestra reserva ovárica, un aspecto que serán muy importante a la hora de realizar la estimulación ovárica pues, cuanto mayor sea, más posibilidades habrá de conseguir embriones de calidad. Además de esto, es importante asegurarse de que la mamá donante no porta ninguna enfermedad genética y que, por tanto, no la transmitirá a al bebé.

EL DONANTE. La donación de semen (y de óvulos) en España es anónima. Por eso, los datos que podemos saber, de acuerdo a la legislación española, son muy limitados. Sin embargo, aunque esto puede generar dudas e inseguridad, a nosotras nos tranquilizó saber que todos los donantes habían pasado una serie de exámenes muy exhaustivos acerca de sus características físicas, inmunológicas, genéticas, hereditarias, enfermedades infecciosas y transmisibles; y que la elección del donante siempre se adapta lo mejor posible a las características de cada caso concreto.

RESULTADOS. Hay que tener en cuenta que los resultados dependen de multitud de factores, entre los que destacan la edad de la mamá que dona los óvulos, ya que la fertilidad decrece a medida que pasan los años; y del número de embriones transferidos. En el caso de Ginemed, más del 50% de las pacientes se quedan embarazadas en la primera trasferencia. Sin duda, este fue uno de los factores determinantes para nosotras.

Sin embargo, me falta el punto más importante de “lo que hemos aprendido gracias al método ropa”. Y es que es LO MEJOR que hemos hecho en la vida. Cuando pasaron dos semanas de la transferencia fuimos a Ginemed a hacernos la beta para saber si estábamos embarazadas. A lo largo de la mañana nos llamaron por teléfono para confirmarnos que era positiva. ¡Nuestro bebé estaba en camino! Fueron 39 semanas increíbles: ver crecer a nuestro hijo en la tripa de mi querida esposa, acompañarla en el proceso, la ilusión de que un niño parecido a mi estuviera dentro de ella…

Nuestro Teo tiene algo de las dos. De mi porque nació a partir de mi óvulo, y de mi chica que fue quien lo gestó. Aún nos quedan dos embriones más para darle un hermanito a Teo. Ya os iremos contando.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#EE.UU| Una niña de 12 años asegura que ella será la primera presidenta lesbiana de Estados Unidos

Estos sí que son ovarios. No sé si recuerdas lo que es tener 12 años, estar entrando de cabeza a la adolescencia y hacer todo lo posible por no parecer diferente a los demás o tener miedo a lo que piensen de ti.

Pues no es el caso de Ella Briggs. El año pasado, con solo once años, fue elegida la primera «Gobernadora Kid» de Connecticut y se postuló en una plataforma pro LGBTQ en las elecciones para estudiantes de quinto. Así se hizo famosa en su Estado.

Pero el cargo de Gobernadora Kid le ha quedado pequeño a esta niña con una gran visión de futuro. Actualmente afirma que será la primera presidenta lesbiana de Estados Unidos. No solo deja claras sus aspiraciones políticas, también reivindica su orientación sexual. ¡Y nos encanta!

Lo que más impresiona es el discurso de la niña, su discurso de inclusión y diversidad. Ella asiste a la Escuela Primaria Magnet Ana Grace Academy of the Arts en Avon, una de las 87 escuelas que participan, involucrando en estas experiencias a 6.400 estudiantes. El momento en que juró su cargo fue muy especial, pero no asistieron todos sus compañeros ya que varios padres se opusieron.

Las palabras de Ella Briggs también estuvieron dedicadas a ellos:

“Comenzaré conversaciones importantes con estudiantes y adultos en todo este gran Estado. Hablaremos sobre lo que significa ser aceptado y respetuoso con todos, incluidos aquellos de nosotros que somos parte de la comunidad LGBTQ«.

«Estoy tan feliz de que vinieran la mayoría de los niños de mi clase», dijo. “Hubo algunos niños que se retiraron pero no se puede hacer nada al respecto. Los que odian odiarán. Es increíble estar en una habitación llena de gente que me acepta. Se siente realmente bien».

Enhorabuena Ella Briggs. Esperamos ansiosas que llegues a ocupar la Casa Blanca, que desde que está Trump ha eliminado al colectivo LGTB de su web, y que a día de hoy, por difícil que sea creerlo, aún no ha tenido a una mujer en el poder.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Mundo| Avon muestra a hombres modelando maquillaje en nuevo catálogo

Avon, el gigante de cosméticos y productos de belleza y bienestar, celebra el orgullo LGBT+ en su más reciente catálogo con la campaña “MARK, #ExprésaloEnTuCara”, para la cual decidió utilizar a dos hombres como modelos de maquillaje.

En varias páginas del catálogo están presentes los colores de la bandera LGBT+ junto a frases de empoderamiento y orgullo como “Soy Libre de Vivir como Quiero” y “Qué Orgullo Ser Quien Soy”.

Aunque este es un paso arriesgado, no es la primera vez que #AVON se dirige al público LGBTTTIQ; en 2017 Avon Brasil hizo una campaña con mujeres trans y drag queens como protagonistas (la cual incluyó a la famosa   cantante drag Pabllo Vittar) y en 2018 la influencer trans mexicana Victoria Volkóva lanzó junto a la marca el perfume AURA.https://4494ff191c0974d887855b9f15263415.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

A finales de 2018 AVON se inscribió a los estándares de conducta de las Naciones Unidas para combatir la discriminación hacia la comunidad LGBT+ y el año pasado la empresa fue comprada por Natura, compañía que ha mostrado una gran diversidad en la selección de modelos para sus catálogos.

El catálogo ya está circulando entre los representantes y consultores de la marca.

Fuente: El ClosetLGBT, Diario El Diverso

#Canadá| tendrá un monumento dedicado a las personas LGBT

El Canadá acaba de aprobar un sitio para un monumento de 8 millones de dólares canadienses (4,7 millones de libras esterlinas) en memoria de los miles de personas LGBT+ que se vieron obligadas a abandonar el gobierno y los empleos militares por una “purga” institucional de cinco décadas.

El monumento se construirá en Ottawa, con vistas a la Corte Suprema de Canadá y a la Colina del Parlamento, según la Nación LGBTQ.

Durante cinco décadas, desde los años 40 hasta mediados de los 90, los canadienses LGBT+ fueron dados de baja del ejército o despedidos del servicio civil. Hasta finales de los años 60 se llevó a cabo un programa patrocinado por el Estado para erradicar a los gays y lesbianas, porque se pensaba que representaban una amenaza para la seguridad nacional. Las autoridades en Canadá usaron una creación llamada la Máquina de Frutas para supuestamente identificar a los homosexuales.

Los canadienses maricas se sometieron a horribles pruebas y a un tratamiento de “cura”. El desacreditado dispositivo, desarrollado por una universidad de Ottawa, mostraba a los funcionarios públicos y al personal militar imágenes sexualmente explícitas y mientras medía su transpiración, la dilatación de las pupilas y el ritmo cardíaco para buscar signos de excitación.

Los que se creía que eran gays, o admitieron serlo, fueron despedidos o forzados a someterse a un tratamiento psiquiátrico para “curarlos”. Las personas LGBT+ que fueron descubiertas fueron objeto de discriminación por parte de sus familias y amigos, y muchos consideraron el suicidio. Las víctimas de la purga presentaron una demanda colectiva contra el gobierno, y en 2018 se creó un fondo nacional de compensación de 145 millones de dólares.

El monumento a Ottawa fue pagado en parte por el fondo. Aunque se convocó un concurso nacional para decidir el diseño del monumento, se ha retrasado por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, se espera que se complete a tiempo en 2024. Justin Trudeau se disculpó con las víctimas de la homofobia patrocinada por el Estado. El primer ministro canadiense Justin Trudeau se disculpó formalmente por la purga de empleados LGBT+ y las históricas condenas por sexo gay en 2017.

En una dirección transmitida en directo por Internet, Trudeau se puso a llorar al describir la “devastadora historia” de las víctimas de la discriminación patrocinada por el Estado y de los condenados por ser homosexuales.

“Esta es la devastadora historia de personas que fueron tildadas de criminales por el gobierno, personas que perdieron sus medios de vida y, en algunos casos, sus vidas”, dijo. “Estas no son prácticas lejanas de gobiernos largamente olvidados. Esto ocurrió sistemáticamente, en Canadá, con una línea de tiempo más reciente de lo que cualquiera de nosotros quisiera admitir.”

Fuente: Cromosoma, Diario El Diverso

#EE.UU| Una pareja gay adopta online a un adolescente que perdió a su madre

Michael Beanblossom tiene 17 años, muchos de los cuales han sido difíciles. Hace cinco años perdió a su querida madre.

Después del fallecimiento de su madre comenzó a deambular por hogares de acogida y fue rápidamente catalogado como «problemático», puesto que huyó de un par de ellos. No podemos ni imaginar el dolor que sentía este chico después de su pérdida y el no conseguir tener un hogar estable, ya que en esos 5 años estuvo en 9 hogares diferentes.

Chad y Paul Beanblossom son una pareja gay y viven en Tennessee, tienen 3 hijos biológicos e incluso son abuelos. En algunas ocasiones habían abierto las puertas de su casa para ser padres de acogida, de niños que necesitaban un hogar antes de la adopción o antes de regresar con sus propios padres.

El año pasado Michael llegó a sus vidas. Tenía 16 años y ya les habían comentado que era un chico difícil. Pero los Beanblossom no vieron nada de eso. «Estaba etiquetado como de alto riesgo, pero nosotros no vimos a ese chico, él simplemente entró y se apoderó de nuestros corazones. Nos ha enseñado tanto más que nosotros a él. Todo nuestro mundo gira en torno a Michael».

Después de casi un año de acogimiento padres e hijos querían lo mismo, ser una familia legal. Michael deseaba ser adoptado y los Beanblossom querían que fuera su hijo para siempre.

No querían que el confinamiento por la pandemia fuera un impedimento para hacer realidad sus sueños de formar una familia, así que la adopción ha sido a través de una videollamada de Zoom.

En la llamada han estado presentes el juez, Michael y sus padres, y muchos amigos y familiares de los Beanblossom, en total 80 personas. El juez mencionó que era la adopción online más multitudinaria que había tenido hasta este momento.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso