#Cultura y Salud| La emocionante carta de agradecimiento un niño trans a las vecinas lesbianas del barrio

Las personas LGTB adultas no sabemos muchas veces la enorme responsabilidad que tenemos con nuestra visibilidad.

Cuando vamos por la calle de la mano con nuestra pareja, cuando damos un beso en un restaurante o en el metro, cuando contamos abiertamente que somos lesbianas, gaysbisexualestrans

No solo es una gran responsabilidad porque «educamos» y ayudamos a combatir prejuicios, también lo es porque muchas veces habrá ojos atentos y abiertos mirando, comprendiendo, agradeciendo.

Y una prueba de esto es una preciosa y emocionante carta que una pareja de lesbianas recibió de un niño, un vecino de su barrio.

Sal Stow salió a recoger el correo en el porche delantero de su casa. Ahí vio una nota metida debajo del tapete. «Hola», comienza la nota. «No me conoces, pero mi nombre es XXX». Sal decidió tachar el nombre para proteger la identidad del niño. 

«Nos mudamos hoy, pero quería agradecerte. Ver una bandera del orgullo ondeando tan orgullosamente fuera de tu casa todos los días me ha dado el valor de salir del armario con mi familia y sentirme más cómodo con quien soy». La carta termina con un dibujo  de un chico que tiene dos banderas, la de la transexulidad y la pansexualidad.

Realmente una carta preciosa y emocionante, de esas que te hacen pensar lo mucho que merece la pena la Visibilidad lésbica.

Mientras que los comisionados locales del condado se negaron a izar la bandera del orgullo en sus edificios, Sal Stow y su esposa, Meghan Stabler, que también son activistas por los derechos LGTB, tienen su bandera en casa, ondeando orgullosamente, lo que no pasa desapercibido para todos los niños que cogen el autobús escolar justo fuera de su casa. 

«Vivimos en un condado muy conservador en un estado conservador», dijo Stabler a LGBTQ Nation . “A mi derecha están los partidarios de Trump. Al otro lado de la calle hay cristianos conservadores «.

«Por eso la visibilidad es TAN importante», compartió Sal en Facebook. “Nunca se sabe quién necesita el apoyo y saber que está bien. Espero que esta persona esté bien, que su familia le brinde apoyo y que encuentren una comunidad con la que conectarse y  que pueda ayudarles a superar este valiente proceso».

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Cultura y Salud| La emocionante carta de una madre árabe arrepentida de rechazar a su hijo gay

No es fácil aceptar el rechazo de una madre o un padre, el rechazo de un ser querido por algo tan simple como la orientación sexual.

Hay muchos padres que no entienden que sus hijos, cuando salen del armario, siguen siendo los mismos hijos que siempre han amado, que la única diferencia es que se enamoran de alguien de su mismo sexo.

Patrick Abboud es un periodista australiano y le dijo a news.com.au que le costó mucho crecer con una madre libanesa y un padre palestino.

Patrick contó en la entrevista que salir del armario en la cultura árabe fue para él una cosa de vida o muerte. «En mi cultura, la familia lo es todo y sin mi familia me hubiera sentido muerto por dentro».

Cuando sus padres descubrieron que era gay lo pasó muy mal. Ellos comenzaron a hacer como que no existía, lo aislaron e ignoraron. “Si entraba a una habitación, mi papá se levantaba y salía.

Su madre, Marie Abboud, también lo tomó así de mal, llorando durante semanas.

Era tanta la presión familiar que incluso estuvo probando las terapias de conversión durante años.

“Se sentía como si me estuviera muriendo por dentro. Tenía que alejarme por su bien y el mío, así que me fui al extranjero por varios años. Fue un viaje agonizante para todos nosotros ”.

Durante años Patrick estuvo viviendo en Australia, su madre intentaba mantener el contacto, mantener a la familia unida a pesar de todo.

Para Patrick su madre es su heroína, porque a pesar del rechazo y el dolor, su amor de madre fue trascendiendo su propia homofobia, llegando a vencerla y ayudando al resto de la familia a dejarla de lado.

Esta fue la preciosa y emotiva carta que Patrick recibió de su madre:

«Mi querido bebé Pat,

Bueno, ya no eres un bebé, eres un hombre adulto hermoso (pero como el más joven de nuestra familia siempre serás mi bebé).

Cuando saliste del armario y me dijiste que eras gay, me puse histérica porque en ese momento no lo entendía, y pensé que era tu elección ser así, no me educaron, la gente dijo que era una pena en nuestra comunidad árabe y la sociedad no lo aceptó.

Luché por mucho tiempo adentro, pero comencé a buscar, aprender y hablar con gente profesional sobre eso hasta que entendí lo que necesitaba, que las personas homosexuales no tienen la opción de ser como son, son hermosas creaciones de Dios. y no debería haber ninguna discriminación contra ellos.

De hecho, después de conocer a tu hermosa pareja y algunos de tus amigos gays y lesbianas, descubrí que son más amorosos y se preocupan por los demás que la mayoría. Te amo a ti, a tu pareja, a tus amigos y a la forma en que siempre te cuidas. Eres como una familia y eso es todo para nosotros en nuestra cultura.

El Gobierno debe parar con su discriminación. Todos somos iguales y todos merecemos ser tratados por igual, pase lo que pase. Continuaré luchando por esto, para que tú  y tu encantadora pareja y vuestros maravillosos amigos sean tratados con el respeto y la dignidad que todos merecen.

Estoy muy orgullosa de ti. Estoy muy orgullosa de ver cómo has creado tu camino, tu autoestima y tu compasión por los demás. Cuidas a tantos otros y eres tan generoso. Todo lo que haces es con tanta compasión por los demás y realmente haces todo lo posible para que los demás vivan mejor. Eso me enorgullece. También estoy muy orgulloso de todo lo que continúas logrando. ¡Brillas con éxito en todo lo que haces y te ves muy guapo en la televisión!

Hijo, siempre tendré mi mente y mi corazón abiertos a todos los derechos que mereces como ser humano. Espero que sigamos trabajando juntos para mantener la paz y la justicia en el mundo.

Siempre te apoyaré en cualquier momento que necesites mi apoyo y siempre apoyaré a la comunidad LGBT.

El amor es el mayor poder de todos y, pase lo que pase, lo que digan, los quiero mucho. El amor es nuestro líder.

Mantente fuerte, sigue sonriendo y mantén la cabeza en alto.

Amor mamá»

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso