#España| Del 1 al 5 de julio y online. Así será el Orgullo 2020

¿Cómo será el Orgullo 2020?

Hace poco os contamos que ya que todos los países han tenido que suspender la celebración del Orgullo LGTB, a causa de la pandemia del coronavirus y la imposibilidad que tenemos de realizar eventos con las grandes afluencias que se congregan para celebrarlo, se hará una celebración mundial con activistas destacados y actuaciones musicales.

Hoy os traemos información sobre la celebración del Orgullo 2020 que se celebra en España. Con bastante tristeza os informamos que las banderas arcoíris llenando las calles, las carrozas, las pancartas, las risas, los disfraces, conciertos, etcétera, nada podrá disfrutarse en las calles.

Pero que a pesar de eso no nos quedaremos sin celebración. La FELGTB acaba de informar que este año el Orgullo se celebrará entre el 1 y 5 de julio. Pero que también se desarrollarán actividades el 28 de junio, día en el que mundialmente se conmemora la lucha del colectivo por sus derechos fundamentales. Ambas celebraciones serán online.Orgullo 2020 online

Orgullo 2020 online. Celebrando en nuestras casas

Según consideran los organizadores, “el Orgullo puede aportar una dosis de energía y un mensaje de superación y resiliencia, cualidades inherentes al colectivo LGTBI, que ya ha tenido que lidiar con otra pandemia, la del VIH y con siglos de discriminación”.

“No podemos olvidar que el Orgullo es ante todo visibilidad y reivindicación y no queremos que este momento de crisis suponga un retroceso en los derechos y reclamos de las personas LGTBI. Es precisamente ahora cuando muchas de las discriminaciones que sufrimos a diario se están agravando y quienes hasta ahora eran vulnerables, lo son aún más. Este Orgullo es más necesario que nunca y seguiremos celebrando y reivindicando como llevamos haciendo los últimos 40 años. El Orgullo 2020 servirá para dar voz a las distintas realidades que las personas LGTBI están afrontando durante la crisis”.

FELGTB, COGAM y AEGAL se encuentran actualmente diseñando la programación y aseguran que están trabajando para que el Orgullo de Madrid, el Orgullo Estatal, siga siendo una referencia para el colectivo LGTBI tanto en España como a nivel internacional. “Aportará color, energía y un mensaje de esperanza a una ciudadanía que este mes y medio ha demostrado que no se deja abatir por estas duras circunstancias”.

Especial vulnerabilidad de las personas LGTBI ante la crisis del Covid-19

Tal y como denuncian las entidades que componen el Comité Organizador del Orgullo, la situación de confinamiento está agravando problemáticas ya existentes en la vida diaria de las personas LGTBI, como la soledad de las personas mayores LGTBI que, según un estudio de FELGTB, en un 52% de los casos viven solas (frente al 24% del total de la sociedad española) y tienen nulas o escasas redes de apoyo.

Además, la necesidad de permanecer en el domicilio está incrementando situaciones conflictivas dentro del propio hogar como las que viven las víctimas de violencia intragénero. Estas personas sufren agresiones físicas y psicológicas que, por lo general, no se denuncian por miedo a la falta de formación sobre este tipo de violencia entre los cuerpos y fuerza de seguridad. Sin embargo, la imposibilidad de cambiar de residencia libremente durante el estado de alarma ha generado un aumento en el número de denuncias durante el último mes y medio.

También se agrava la situación de las personas LGTBI que conviven con familias que no respetan su orientación sexual y/o su identidad de género. Se trata de personas jóvenes, por lo general.

Ya os iremos informando del programa del Orgullo LGTB y todas las actividades que se realicen.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#EE.UU| En medio de la crisis del Coronavirus Trump permitiría a médicos negarse a atender a pacientes trans

El título de esta noticia es tan escalofriante que parece irreal, pero es que uno de los presidentes más LGTBbofós que han dirigido Estados Unidos este último tiempo, de los más racistas e ignorantes (recordemos que ha sugerido inyectar desinfectante a los pacientes con coronavirus), Donald Trump, ha vuelto a hacer noticia por sus políticas de odio.

Y el momento es especialmente preocupante puesto que Estados Unidos se ha convertido en el principal foco mundial de coronavirus. Con un millón de casos diagnosticados y casi 60 mil personas fallecidas.

En medio de este escenario la administración de Trump distribuyó una nueva regla del Departamento de Salud y Servicios Humanos que eliminaría las protecciones a las personas transgénero aprobadas en la era Obama, este es el paso anterior a hacer pública la ley. La Casa Blanca también actualizó un sitio web para decir que la regla de Obama está bajo revisión.

La ley conocida como «Obamacare» prohibía la discriminación por «motivos de sexo» en la atención médica, puesto que las estadísticas son alarmantes. El Centro para el Progreso Americano (CAP) descubrió que el 29% de los adultos transgénero dijeron que un profesional de la salud se negó a verlos debido a su identidad de género.

La nueva ley de Trump haría esta discriminación legal. Si un profesional de la salud no quiere atender a una persona trans porque su odio es mayor que su ética, estaría amparado por ley.

Los estudios apuntas a que el colectivo LGTB tienen siete veces más probabilidades de decir que han evitado ir al médico por miedo a la discriminación, un fenómeno que los defensores advierten que podría ser mortal en medio de esta pandemia.

«Si la regla final se parece a la regla propuesta, estos cambios  serían dañinos en el mejor de los casos, pero son especialmente crueles en medio de una pandemia global que afecta desproporcionadamente a las comunidades vulnerables y exacerba las disparidades». dijo la profesora Katie Keith, activista LGTB.

Fuente: Oveja Rosa, Diario El Diverso

#Mundo| Instructivo para masturbarte con un jengibre y retorcerte de placer

Te llevamos de la mano a esta práctica que data de la era victoriana para que experimentes nuevos niveles de placer con esta raíz que puedes encontrar en cualquier mercado.

“¿Alguna vez te has masturbado con un jengibre?”, preguntó un amigo durante una plática casual. Lo preguntó muy al aire, sin ahondar en el tema. Pues parece que además de ser muy rico en comidas y bebidas, el jengibre es un poderosísimo estimulante. Me platicó acerca del uso de esta milenaria raíz en la práctica del sadomasoquismo. “Lo encontré en un libro”, dijo.

Él nunca lo ha hecho con su novia. Dice que a ella no se le antoja la idea. Tal vez fue una provocación; sabe lo caliente que soy. Le pregunté cómo estaba el asunto y simplemente respondió: “Lávalo bien y úsalo con medida”. Por supuesto me pidió un resumen de mi experiencia en caso de que me animara.PUBLICIDAD

Me ganó la curiosidad. También las ganas. Resulta que se le llama “figging” al juego (posible tortura) anal con jengibre. Y tal parece que la práctica data de la época victoriana.

Se debe introducir un trozo de jengibre en el ano de la pareja hasta que ésta suplique o llore, cualquier cosa que suceda primero. Por eso está dentro de la práctica masoquista. La sola idea me hizo alucinar.

Fui al súper. Visualmente, el jengibre no es muy atractivo. Tiene color y formas peculiares: mano, elefante, pene, nube… ¡Pongan atención y lo descubrirán!

Cuando lo estaba escogiendo, comencé a prenderme un poco. Pensar que eso estaría en mi vagina dentro de un par de horas me excitó.

Las compras las hice durante mi hora de comida, por lo que debí esperar hasta la noche para llevar a cabo mi plan.

Lo primero que les recomiendo es que estén lo más cómodas posible, esto incluye evitar el celular. Olvidé apagar el mío y estuvo sonando bastante durante el primer experimento.

¿Qué necesitan?

· Jengibre

· Cuchillo

· Lubricante (opcional)

· Vibrador o dildo (opcional)

· Un vaso de agua

Decidí hacerlo dos veces.

Durante el primer experimento, el jengibre estaba a temperatura ambiente. Lo lavé muy bien y corté un pequeño trozo en forma de rodaja. Me tumbé en la cama y me relajé. Usé un pequeño vibrador para estimularme. Una vez húmeda, froté suavemente el trozo de jengibre en mis labios vaginales y en el clítoris. Esperé unos segundos. Lo primero que sentí fue un leve ardor. Sedienta de más, y sin saber cuánto tiempo tardaba el efecto, tomé la raíz y presioné con mis uñas hasta sacar un poco de jugo. Lo unté con mis dedos mientras me acariciaba. Se activó un calor muy intenso y extenso. Empezó a picarme, parecido a cuando te enchilas. Cambié la velocidad del vibrador y usé la más potente. Comencé a masturbarme con muchas ganas. Más fuerte y rápido. Estaba muy caliente. Se me calentaron las piernas y mi clítoris estaba más sensible. Me masturbé hasta que no pude más. Me vine. Me retorcí de placer. Literal. Arqueé la espalda al intentar controlarme. Mi sangre estaba hirviendo. Cuando terminé moría de ganas por un oral. Estaba tan prendida que me habría encantado tener un pene a la mano.

Para la segunda ocasión, dejé el jengibre en el refrigerador durante un día completo. Lo lavé muy bien, lo pelé y le di forma de dedo. Hay que quitar muy bien toda la cáscara y las protuberancias para evitar incomodidades.

Esta vez usé un vibrador distinto, que además de estimular el clítoris, puedes introducirlo a la vagina al mismo tiempo. También compré un lubricante a base de agua.

De nuevo me desnudé y me recosté. Como tenía tiempo de sobra, vi un poco de porno lésbico.

Me acaricié suavemente con la mano, tomé un poco de lubricante y lo embarré en toda la zona. Despacio. Encendí el vibrador y jugué un rato. Ya que estaba muy mojada, me metí el jengibre a la vagina. Lo dejé ahí un ratito, cerca de un minuto. Después machaqué la punta y la froté contra mi clítoris y los labios. ¡Qué ardor! Pero un ardor rico. Me penetré con el vibrador. Estuve así un rato hasta que terminé jadeando boca abajo. Me masturbé durante casi una hora, repitiendo la operación. Paré cuando se me entumieron los pies. Esta vez sudé un poco.

¿Cuál fue el resultado?

· Placer absoluto.

Recomendaciones:

· Usen poco jengibre la primera vez. Si temen, no pongan el jengibre directo. Háganlo poco a poco hasta que se sientan cómodas con el ardor. Estimúlense o ayúdense con lubricante.

· No teman a la sensación. Parece que quema, pero sólo dura algunos segundos, y conforme transcurre el tiempo, el estímulo y el placer se vuelven mucho más intensos.

· Si lo hacen con una pareja, pídanle que sea él o ella quien les meta el jengibre. Eso sí, cuando estén pelando la raíz, denle forma de pene para que no se les pierda entre las entrañas. Pídanle también sexo oral. Durante el proceso chupé mis dedos y mis juguetes y el sabor es muy agradable.

· El jengibre frío es más rico.

· Si se vuelven adictas, como yo, expriman el jengibre y úsenlo en gotas.

· No se toquen los ojos mientas hacen todo lo anterior. O háganlo, pero no digan que no se los advertí.

Nota: El jengibre trabaja mejor solo, sin lubricante. Yo lo usé así porque pensaba meterme un juguete. Lo ideal es mantenerlo en un vaso con agua, mientras lo usan, para que no se deshidrate.

¡Disfruten!

Fuente: Vice, Diario El Diverso

# México| Cancelan la XLII Marcha del Orgullo LGBT+ de la Ciudad de México.

Debido a la emergencia sanitaria.

Fuente: Homosensual, Diario El Diverso

#Colombia| Prejuicios y estereotipos, los problemas detrás del “pico y género”

El 8 de abril Claudia López, alcaldesa de Bogotá, emitió el Decreto 106 de 2020 cuyo objetivo es reducir las cifras de contagio por COVID-19. Este decreto establece el “pico y género” o la medida que señala que para comprar alimentos y hacer vueltas bancarias y de notaría, los días impares podrán salir exclusivamente las personas de “sexo masculino” y los días pares, las de “sexo femenino”. (Ver: Claudia López: sus promesas en género e igualdad).

El decreto señala que las personas trans podrán circular los días que se ajusten a su identidad de género. Las de género fluido, no binarias o que no se identifican ni como hombre ni como mujer, podrán escoger un único día, par o impar, para hacer estas vueltas. El decreto estipula que las autoridades no podrán poner en duda la identidad de género de cada quien. (Ver: No soy un hombre ni una mujer, ¿entonces qué soy?).

EL HECHO DE QUE EL DECRETO MENCIONE A LAS PERSONAS TRANS ES UN AVANCE. MUCHAS VECES ESTA POBLACIÓN ES IGNORADA POR AUTORIDADES Y FUNCIONARIOS.

Una vez el decreto se hizo público, las primeras personas que encendieron las alarmas fueron de sectores conservadores religiosos por el hecho de incluir a las personas trans: les incomoda que la Alcaldía reconozca estas identidades de género. (Ver: Los pasos de gigante de la avanzada conservadora).

Poco después organizaciones de personas trans expresaron su desacuerdo con el decreto argumentando que su seguridad estaría en mayor riesgo del que viven a diario, debido a la historia de abusos que han sufrido por parte de la Policía Nacional, hechos que suelen quedar en la impunidad.

El decreto también puso sobre la mesa una de las premisas del movimiento LGBTI en debates como el del matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas del mismo sexo: los derechos de la mayoría no pueden pasar por encima de los derechos de las minorías. En este caso, para contener el contagio de una mayoría, no se puede pasar por encima de los derechos de las personas trans, no binarias o que no se identifican como hombre ni como mujer.

La circular que pide respeto

Por este motivo, el 11 de abril de 2020 varias secretarías del distrito publicaron una circular solicitándole a la Policía Nacional que durante los procedimientos de control del “pico y género”, respeten las identidades de género de las personas trans, de género fluido o que no se identifican como hombre ni como mujer. (Ver: Existencia y resistencia no binaria: consejos para aliados).

LAS AUTORIDADES NO PUEDEN EXIGIR DOCUMENTOS PARA CORROBORAR LA IDENTIDAD DE LAS PERSONAS SINO PARTIR DE LA BUENA FE DE CADA QUIEN.

Sin embargo, las organizaciones trans no quedaron conformes con la circular e insistieron en que los abusos por parte de la Policía y de personal de seguridad de establecimientos comerciales es un tema de fondo que difícilmente cambiará con una circular.

Por el contrario, afirman, el decreto les otorga a la Policía y al personal de seguridad el poder de vigilar y de determinar a su juicio, si la identidad y la expresión de género de las personas trans y no binarias, coincide con lo que socialmente se espera que sea la apariencia de un hombre y de una mujer, descartando de paso a quienes no se identifican ni como lo uno ni como lo otro. (Ver: A mí sí se me nota).

La carta de las personas trans

Por esto, el 12 de abril organizaciones de personas trans le hicieron llegar una carta a la alcaldesa Claudia López en la que le explican que a pesar de entender que una pandemia exige la adopción de medidas para controlar la propagación del virus, la de “pico y género” expone a las personas transy que no se identifican como hombre ni como mujer a discriminaciones y abusos policiales.

En el documento señalan que el decreto es inconstitucional por usar un criterio sospechoso de discriminación al establecer una forma de segregación basada en el sexo. Sin embargo, quienes están a favor del “pico y género” han señalado que la medida no discrimina porque hombres y mujeres pueden salir por igual.

Siguiendo esta lógica, también se podría aplicar la medida de ‘pico y raza’ porque tanto personas negras como blancas podrían salir a abastecerse, solo que en días de la semana distintos. Pero esto sería violatorio de derechos humanos”, señala la carta de las organizaciones trans.

“USAR EL SEXO, AL IGUAL QUE LA RAZA O LA RELIGIÓN PARA SEGREGAR, TERMINA GENERANDO GRAVES VIOLACIONES DE DERECHOS”, ORGANIZACIONES TRANS.

La discriminación consiste, explican, en adoptar una medida partiendo de la base de que el género se reduce a “hombre – sexo masculino” y “mujer – sexo femenino”. Esta distinción supone un trato desigual para las personas que no se identifican ni como hombre ni como mujer y para las personas trans cuya apariencia no coincide con los estereotipos de género presentes en la sociedad. (Ver: El género existe y no es una ideología).

Para indagar sobre un potencial incumplimiento del “pico y género”, los agentes de policía y el personal de seguridad pueden parar y cuestionar a aquellas personas cuya apariencia física no corresponde con lo que ellos/as esperan de “las personas de sexo masculino” en días impares y de “las de sexo femenino” en días pares.

EL “PICO Y GÉNERO” DEJA EN MANOS DE LA MIRADA DE LA AUTORIDAD -ATRAVESADA POR SESGOS INCONSCIENTES- DECIDIR QUÉ PERSONAS SE AJUSTAN A LO QUE ELLOS/AS CONSIDERAN ES SER MUJER Y SER HOMBRE.

En la carta enviada a la alcaldesa, las organizaciones trans explican que desde antes de que se expidiera la medida, a las personas trans, no binarias o que no se identifican como hombre ni como mujer, ya las discriminaban en supermercados, bancos y notarías. El problema es que el Decreto 106 legítima estas acciones porque ahora policías y personal de seguridad pueden –con autorización de la Alcaldía– intentar “verificar” si quien ingresa al establecimiento es o no “hombre” o “mujer”.

¿Y “pico y cédula”?

Por tanto, las organizaciones trans solicitan remplazar la medida “pico y género” por “pico y cédula” acogida en ciudades como Medellín, Cali, Bucaramanga, Floridablanca, Cúcuta, Envigado, Bello, Manizales, Barrancabermeja, Barranquilla y Palmira, que permite limitar el número de personas en las calles sin crear riesgos adicionales para las personas trans y no binarias. Así, explican, la Alcaldía de Bogotá podría disponer que personas con números de identificación terminados en número par circulen en días pares y personas con números impares, en días impares.

Un argumento a favor del “pico y género” es que el control del cumplimiento de la medida puede hacerse con mayor distancia física porque, en teoría, no es necesario acercarse a la persona para verificar que su número de identificación sí le permite salir ese día.

Pero para las organizaciones trans lo que está en el centro del debate no es si dicha medida es efectiva o no sino si es estrictamente necesaria. De hecho, señalan, a la fecha 15 personas entre trans y no binarias han reportado violencia por parte de empleados y personal de seguridad de supermercados porque, a su parecer, están violando el “pico y género”.

Además, estas interacciones para tener que probar su identidad de género aumentan el riesgo de contagio. Así, el “pico y género” en el caso de las personas trans y no binarias, en vez de disminuir el contacto personal, lo aumenta, debido a que constantemente deben explicar su identidad de género para justificar que pueden circular ese día.

Quienes están a favor del “pico y género” y se oponen al “pico y cédula” aseguran que esta última medida expone a las personas trans y no binarias a que las autoridades puedan revisar sus documentos de identidad para verificar que su apariencia corresponda con el sexo que aparece en sus documentos, cambio que muchas personas trans no han hecho. También, afirman, este contacto directo para el control de cédulas una a una, aumentaría las posibilidades de contagio de COVID 19. (Ver: El detrás de cámaras del decreto del cambio de sexo en Colombia).

Sin embargo, según las organizaciones trans, en el “pico y cédula” no es necesario que la persona que verifica el cumplimiento de la restricción toque el documento de identidad de la persona, ni tenga un contacto cercano con ella, basta con que el documento de identificación se enseñe a cierta distancia. De hecho, explican, el tiempo que les toma explicarles a los policías o al personal de su seguridad su identidad o expresión de género supera el que toma controlar el número de identificación.

En Perú no funcionó

Estas organizaciones también señalan la importancia de tener en cuenta la experiencia de países como Perú que implementaron la medida “pico y género” sin éxito, a pesar que desde el principio su presidente Martín Vizcarra señaló que las autoridades debían respetar todas las identidades.

Días después de implementarse la medida en Perú, circuló en redes un vídeo donde se ve a unos policías violentando a mujeres trans, obligándolas a hacer sentadillas mientras repiten: “quiero ser un hombre”.

Por su parte, la periodista Gabriela Wiener explicó en El diario.es que el principal problema de la medida fue que cuando les tocaba a los hombres salir, los supermercados estaban tranquilos. En cambio, en los días que les correspondió a las mujeres, se vieron aglomeraciones y colas en las que ni siquiera se respetaba la distancia física recomendada.  

Es así, explica Wiener en su columna, porque las mujeres son las que se encargan mayoritariamente de conseguir los víveres para sus familias. “El 25% de las mujeres son las responsables únicas de los hogares peruanos”, señaló. Y el virus se contagia en aglomeraciones así sean de un solo género.

La abogada y activista Mónica Roa explicaba a France 24 que a pesar de que los gobiernos de todo el mundo están imponiendo medidas para frenar la propagación del COVID-19, la restricción de salidas por género solo se ha implementado en América Latina. “En países europeos ya se superó la idea de que el mundo se puede dividir en hombres y mujeres”, dijo Roa.

Para completar, una vez la medida “pico y género” se hizo pública empezaron los mensajes discriminatorios en redes sociales: “¡Es la verdad! Los trans son hombres disfrazados” o “Las mujeres tienen derecho a exigir que unos tipos con peluca y voz fingida no empiecen a invadir sus espacios”. (Ver: ¿Cómo responder a los insultos en redes contra las personas LGBTI?).

Personas trans y aliadas durante la marcha LGBTI de Bogotá de 2019.

Por las denuncias de discriminación que se han visto hacia personas trans y no binarias, la medida ha puesto sobre la mesa la baja formación en diversidad sexual y de género de empleados y personal de seguridad de supermercados: ha revelado la urgencia de que dueños y gerentes de estos establecimientos impartan formaciones al respecto. (Ver: Decálogo de las empresas incluyentes).

LA SEPARACIÓN POR GÉNERO TAMBIÉN DISMINUYE LA SEGURIDAD DE LAS MUJERES, ALGUNAS PERSONAS APROVECHAN LOS DÍAS EN QUE ELLAS PUEDEN SALIR PARA ROBARLAS O ATACARLAS.

La activista y líder trans Cristina Di Laurentti denunció este acoso callejero el 16 de abril en Bogotá.

Aunque las organizaciones trans coinciden en que el decreto no tiene la intención de discriminar, condenan que a pesar de que la alcaldesa y sus funcionarios conozcan el impacto de la medida y las 4.000 firmas que han pedido que se derogue, la Alcaldía no lo haga.

Por último, vale la pena tener en cuenta la resolución del 10 de abril “Pandemia y Derechos Humanos en las Américas” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la que les recomienda a los Estados adoptar campañas de prevención contra la homofobia, la transfobia y la discriminación dirigidas al personal a cargo de establecer medidas de atención y contención de la pandemia. (Ver: 8 puntos clave de la opinión consultiva de la Corte Interamericana sobre derechos LGBT).

Fuente: Sentiido, Diario El Diverso