#Mundo| Así viven la pandemia global del COVID las mujeres que ejercen el trabajo sexual

Desde el día 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud declaró la enfermedad conocida como coronavirus (COVID-19) como una pandemia global. Esto llevó a que los diferentes países tomaran medidas respecto a esta pandemia que van desde detener algunas actividades y promover el aislamiento social a hacer una cuarentena y el paro total de actividades.

Esto por supuesto nos afecta a todxs. Sin embargo, una vez más, la desigualdad estructural juega un papel fundamental en definir cómo afecta la crisis a las diferentes personas y, evidentemente, los grupos de por sí marginalizados terminan siendo nuevamente los más vulnerables.AMETS@deTSparaTS

Como trabajadoras pertenecemos al sector informal, sin embargo ante la crisis de #Covid_19 entre nosotras hay un sector en especial vulnerable: las trabajadoras sexuales de la 3era edad que viven y laboran en la calle. Por lo anterior con esta campaña apelamos a su buena voluntad

Tal es el caso de mujeres (trans y cis) trabajadoras sexuales, en todos los países donde sigue existiendo una discriminación y violencia estructural en torno a esta práctica, y sobre todo en los que aún es criminalizada y perseguida. Por ello, organizaciones locales de todo el mundo se movilizan para recaudar fondos y víveres para apoyarlas en esta etapa de crisis económica y sanitaria.

Un ejemplo claro es el de Guatemala, donde el presidente Alejandro Giammattei instauró un toque de queda como medida para prevenir el contagio. Esto es un problema pues la mayoría de los clientes de las trabajadoras sexuales llegan de noche, por lo que están viendo su ingreso reducido hasta en un 50%. En está nota puedes conocer el testimonio de Valeska García y Susy Palacios Zucuy: OTRANS Guatemala@InfoOTRANS

Nos sumamos al esfuerzo de nuestras hermanas REDMMUTRANS Guatemala y repartiremos kits de prevención ante el COVID-19.#EntreTodasNosAyudamos#UnidasContraElCoronavirus

O el caso de Colombia donde, «a pesar de ser un trabajo legal el prejuicio que hay por parte de los prestadores de salud, de la Policía y de la sociedad en general, las pone en un riesgo y en una vulnerabilidad absurda. Al Ministerio de Trabajo le ha quedado grande entrar a regular el trabajo sexual en Colombia, no ha podido», declaró Juli Salamanca, integrante de la Red Comunitaria Trans para PARES. Red Comunitaria Trans@redcomunitariat · 

Seguimos recibiendo aportes para nuestro fondo de emergencia para cubrir las necesidades básicas de las trabajadoras sexuales y evitar que se expongan al coronavirus.

* Ahorros Davivienda: 0004 0007 3094.
* Nequi: 350 8631507.
* Paypal: https://www.paypal.me/terapialiberarte …

Red Comunitaria Trans@redcomunitariat

30 · Bogotá, D.C., ColombiaInformación y privacidad de Twitter AdsVer los otros Tweets de Red Comunitaria Trans

«Para nosotras dejar de trabajar y hacer la cuarentena no es una opción», explica Georgina Orellano, titular de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR) un sindicato de trabajadoras sexuales. Quienes también compartieron medidas para disminuir el riesgo de contagio como «elegir la posición de “perrito”, no dar besos y usar siempre preservativo. Mantener distancia en la negociación del servicio y no compartir vasos ni cigarrillos. No atender a clientes con síntomas gripales, tos o fiebre, o que hayan viajado al exterior. Llevar siempre alcohol en gel, lavarse las manos e insistirle también al cliente: si es necesario, mandarlo a bañar».Putas Feministas@ammarsindicat

Las compañeras trans que viven en el Hotel Gondolin necesitan de un freezer para poder abastecerse de alimentos y poder cumplir la cuarentena. Si alguien desea colaborar nos pueden escribir por mensaje privado. Gracias por difundir.52Información y privacidad de Twitter Ads44 personas están hablando de esto

En el caso de México, a propósito de la epidemia, la organización Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer Elisa Martínez A.C. recogió testimonios de mujeres que ejercen el trabajo sexual en el barrio de La Merced, uno de ellos, firmado anónimamente, habla por sí mismo:

«¿Y cómo le vamos a hacer para pagar la renta? A mí ya me pidieron el cuarto porque desde que empezó el año y ahora más con esto del contagio, no hay clientes para trabajar. Donde rento es una señora bien especial que no espera y quiere que me salga, porque no le he podido pagar». Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer Elisa Mtz AC@brigadaelisa

Fundamento d la petición d apoyo pa trabajadoras sexuales ante amenaza d Covid-19 http://brigadaac.mayfirst.org/Fundamento-de-peticion-de-apoyo-por-emergencia-sanitaria-de-Covid-19 …

Y eso no sólo sucede en países de América Latina. De hecho, esta semana hubo en Londres una protesta para pedir la despenalización del trabajo sexual pues esto agrava la crisis del coronavirus para esta población que, generalmente, vive al día y donde su fuente de ingreso representa una práctica de riesgo en sí misma. El Colectivo de Prostitutas Inglesas (ECP, por sus siglas en inglés) presentó al gobierno 4 demandas muy puntales entorno a las medidas que se deberían tomar para proteger a está población. What The Trans!?@WhatTheTrans

Lamentablemente son muchos los grupos vulnerables entorno a está enfermedad, pero cabe preguntarnos como comunidad qué podemos hacer para apoyar a nuestra hermanas trans (y cis) que ejercen el trabajo sexual y se verán gravemente afectadas por está pandemia.

Fuente: El ClosetLGBT, Diario El Diverso

#Panamá| La cuarentena por COVID-19 en Panamá desata terror en la comunidad trans

La cuarentena decretada por el gobierno panameño para combatir el avance del COVID-19, en la que hombres y mujeres deberán salir a la calle en días distintos, ha originado un miedo de proporciones “incalculables” en los trans, que temen detenciones por su identidad de género.

Alí, un ilustrador panameño de 25 años que se dedica a hacer tatuajes, es un hombre trans. El género con el que se identifica no coincide con el de su cédula de identidad, en la que aparece como mujer.

Como otros, teme que el género con el que se identifica implique un problema para salir a la calle, ir al supermercado o a la farmacia, ya que desde este miércoles, tras un decreto gubernamental, hombres y mujeres deberán salir por separado.

“El miedo más grande obviamente es la policía, que no están educados ni sensibilizados en el tema y no sé que tipo de actitud van a tener conmigo”, dice Alí a la AFP.

“Estoy ciento por ciento seguro que estos días me van a parar en la calle y como no entro en el molde (…) quién sabe si van a ser agresivos conmigo. Ese es mi miedo”, agrega.

El gobierno de Panamá anunció el lunes nuevas medidas de cuarentena para tratar de contener el avance del COVID-19 en el país, donde se registran 30 muertos y 1.181 contagios por el nuevo coronavirus.

A partir del miércoles, las personas de género masculino podrán salir por dos horas los martes, jueves y sábado y las de género femenino los lunes, miércoles y viernes. El domingo no se permitirá salir a nadie.

– “Terror” –

El horario de las salidas está condicionado por la terminación numérica de la cédula o el pasaporte, en una medida decretada por 15 días.

“El terror que esta medida ha provocado es incalculable”, manifiesta la Asociación de Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá (AHMNP).

Su presidente, Ricardo Beteta, indicó a la AFP que “todavía encontramos unidades policiales que usan el argumento de que Dios solamente hizo a Adán y Eva, que solo existe el hombre y la mujer”.

“Entonces, ¿qué hace una persona trans en esa situación? Salen a la calle aterradas a ser detenidas por horas o días”, afirma Beteta.

Aunque el decreto se limita a decir que el incumplimiento de la cuarentena general implica “sanciones” que serán impuestas “por las autoridades competentes”, saltarse el toque de queda puede conllevar detención y multas.

Incluso el ministerio de Salud puede multar hasta con 100.000 dólares si una persona infectada o con una medida particular de aislamiento sale a la calle.

– Problemas en el supermercado –

En estos días son comunes los retenes y la presencia policial y de miembros de seguridad privada identificando personas a la entrada de supermercados.

“Necesitamos que las autoridades hablen y le den tranquilidad a aquellos panameños y panameñas que tienen una identidad trans, para que puedan ir a buscar sus alimentos y medicinas” sin ser arrestados o multados, sostiene Beteta.

La abogada especializada en derechos humanos, Joyce Araujo, comenta a la AFP que la nueva medida “excluye” e “invisibiliza” a “una población que históricamente ha sido violentada, ultrajada y discriminada por la sociedad”.

“Ahora aumenta la preocupación porque por el hecho de que la foto y sexo que aparece en su documento de identidad no necesariamente va a coincidir con su apariencia física, puede que se le niegue el derecho a comprar alimentos o sea detenida por desacato”, agrega.

“Comprendo que se tienen que tomar las medidas necesarias, pero es muy loco que haya tenido que pasar esto”, lamenta Alí.

Fuente: SWI, Diario El Diverso

#Costa Rica| «Ser mujer trans es difícil, tenemos las expectativas de vida más bajas en el mundo», activista trans Victoria Rovira

“La diversidad no significa inclusión”: entrevista con Victoria, mujer trans de Costa Rica.

Primero que nada, me gustaría que a la gente que no te conoce le cuentes, ¿quién eres? ¿qué haces?  Bueno, mi nombre es Victoria Rovira Hernández, tengo 24 años, soy, hmmm, usualmente inicio diciendo que soy estudiante, pero hasta hace poco dejé de serlo, entonces ahora pues trabajo… trabajo para una empresa como asistente administrativa. También soy activista que es como lo que más me llena, pero este año he descansado un poco, he decidido buscar una manera de… de darme un descanso para poder encontrar una nueva meta… a veces pasa que hacemos mucho lo mismo y nos perdemos a lo largo del camino, perdemos el enfoque, esa meta, y pues estoy en este momento dándome un break para organizar mis ideas y saber what’s the path I want to take.

¿Activismo de qué tipo o para qué causa? Yo me dedico a dar capacitaciones para empresas, universidades, me contratan para dar charlas… incurrir en espacios feministas, hablar sobre lo que es la transfobia institucionalizada, hablar sobre la sexualidad, comprender las luchas ajenas, respetarlas y apoyarlas también. Y hablar desde esos espacios, seguir cuestionando cada día y avanzar a crear una mejor sociedad.

Cuéntame, un poco desde tu experiencia y en el contexto centroamericano, ¿cómo es tu vida diaria como una mujer trans? Creo que es una lucha constante, intentamos ver todo como… constantemente dicen: “no todas las cosas son malas” pero hay veces que no podemos ver más allá de la realidad, tampoco puedo ser cínica y obviar todo lo que estoy pasando y pretender que lo que está pasando no existe, porque si pretendemos que no existe, dejamos que siga sucediendo. Creo también como mujer trans que ha tenido cierto acceso a estudio, que habla tres idiomas, que tiene apoyo familiar, pues que tengo ciertas oportunidades que otras chicas trans no tienen. No les voy a llamar privilegios porque no creo que como mujer trans tenga algún privilegio en la sociedad, pero, tal vez sí tengo más oportunidades que otras personas, en especial mujeres trans, pero igual tengo que enfrentar luchas, conflictos que todas tenemos que enfrentar. Ser mujer trans en Centroamérica es difícil, nos enfrentamos a las mayores tasas de desempleo, mayores tasas de asesinatos trans, crímenes de odio… tenemos las expectativas de vida más bajas en el mundo, las tasas más bajas de estudio, las violencias que vivimos son de las más violentas… enfrentamos tantas cosas y al final vivimos en una sociedad que espera que nos tomemos el tiempo para educarles, para que al final no nos escuchen, ¿no? Al final todo es: “qué bonito tener a la mujer trans aquí hablando de inclusion and diversity” pero nada más es para escucharla, para tener la insignia de honor que cumplimos con la diversidad, pero al final todo es parte de un sistema capitalista que explota a mujeres en general para su propio consumo y pues… eh… maneras de generar dinero.

Claro, y en concreto ¿podrías compartir una experiencia de discriminación sobre esto que comentas? Y más allá de esto, ¿cómo tú lo pudiste sobrellevar? Bueno la más reciente y es una que no he podido sobrellevar porque todavía no encuentro como enfrentarla. Estoy en ese momento donde simplemente estoy tratando de sobrellevar lo que siento pero no ha sido fácil… hace dos años, me dieron una beca universitaria por liderazgo a mí y a otras dos chicas trans, una beca que cubría toda mi carrera universitaria y hace tres semanas tuve que renunciar a la beca y fue por tiempo, porque estoy en un trabajo, luego de estar desempleada por un año y medio, encontré un trabajo en el que me siento algo segura, no voy a decir completamente segura, pero algo segura y me da cierto sentido de estabilidad. Y no puedo renunciar a este trabajo porque no sé cuánto tiempo me enfrentaría estando desempleada por estudiar y por tiempo no puedo estar asistiendo a los clubes que requiere la U que asista. Explico mi situación, trato de pedir ayuda y me dicen simplemente: “no te podemos ayudar, es un requisito, esperamos que puedas volver pronto, es una lástima que te vayas”, pero cuando entré a la universidad llamaron a un periódico, hicieron posts en redes sociales, y de las tres chicas trans que entramos ninguna está ahora estudiando y todas fueron por razones similares a la mía donde la universidad no nos quiso ayudar a mantener la beca, porque nos encontramos en un espacio donde se hacen llamar diversos pero la diversidad no significa inclusión. No hubo un proceso de inclusión para las dificultades que nos enfrentamos las mujeres trans en condiciones sociales, culturales… económicas también y dada toda esta situación simple y sencillamente la universidad nos dijo adiós y ahora ninguna estudia. 

Uff qué fuerte y qué mal, pero en este caso, ¿qué medidas debió tomar la universidad para que verdaderamente hubiera inclusión? Pues… es todo el proceso de inclusión, considerar todo el background del que venimos, cuál es el contexto de mujeres trans en Costa Rica, cuál es nuestra historia, qué es lo que estamos enfrentando en este momento y por qué no estamos en universidades. Dar una beca así porque sí no es la solución, porque no estás tomando en cuenta todo lo que tengo que hacer para mantener esa beca y las cosas que se salen de mi control porque suceden en una sociedad transfóbica que aboga por que yo no pueda seguir desarrollándome como ser humano.

Pero bueno, dejando un poco este tema y pasando a otro plano, vi que en la marcha un montón de gente se tomaba fotos contigo y de algún modo las redes te han ayudado a posicionarte como una referente trans en Costa Rica y Centroamérica y no sé si tengas alguna experiencia que te llene de gratificación al ser quien eres. Eh sí, eso ha sido lo que me mantiene en pie, saber que tengo un propósito… que de alguna manera u otra hay algo más grande de lo que formo parte, más grande que mí misma, más grande que lo que estoy haciendo en este momento y que replica en muchas personas de una manera muy positiva, que da esperanza, que nos da la creencia de que nos estamos acercando a un futuro mejor, tal vez no en este momento para las mujeres trans pero como colectivo tal vez estamos avanzando a algo mejor, pero bien se puede desdibujar entre la línea de oportunidades y privilegio… pero sí creo que tengo cosas muy lindas, no voy a decir que todo es malo, he tenido experiencias increíbles, el amor de las personas es algo de lo más lindo. He tenido la oportunidad de conocer personas fuera de Costa Rica, en un país completamente te diferente al mío, que me da la oportunidad de conocer a tanta gente que me ayudó a conectarme con el mundo y la realidad de otros países. Ha sido algo completamente gratificante y yo sé que aporta al futuro de las mujeres trans, los hombres trans y las personas no binarias en el mundo

Para cerrar, no sé si para la gente que pueda leer esto tengas algún mensaje que quieras dar. Seguramente hay muchas personas que viven una realidad muy similar a la tuya en un contexto como América Latina, y en todo el mundo, que hay muchísima transfobia e ignorancia. Claro, tengo dos mensajes. Para las personas que viven una realidad completamente ajena a la mía: cuando hablen de inclusión sean conscientes de lo que es la inclusión, no es solo tener diversidad de un espacio porque la diversidad no garantiza inclusión. Es reconocer lo que cada persona individualmente está viviendo y poder entender cada proceso para de verdad garantizar que la oportunidad que estamos dando se coseche y resulte algo bueno. Y para las personas como yo, que estamos haciendo algún tipo de trabajo y que tenemos oportunidades a nuestro alcance: no las desperdiciemos, porque hay personas que tienen menos que nosotros y nosotras, y también estamos ahí para levantar a esas personas, practicar esa sororidad y levantar a otras mujeres porque nos levantamos todas juntas o ninguna. Entonces si yo tengo oportunidades que otras mujeres no tienen, sean trans o cis, pues la voy a aprovechar porque al fin y al cabo esto no se trata de mi individualidad sino de un colectivo y de nada me sirve luchar, hablar, capacitar si lo estoy haciendo solo para mí. 

Fuente: El ClosetLGBT, Diario El Diverso