#Mundo| Incómodos momentos que vives cuando te acuestas con otro hombre

Si eres hombre y tu cuerpo que es un templo, ha sido profanado por los dulces labios de otro hombre seguramente has pasado por alguna de estas situaciones…

Ser gay en la cama no es como en el ‘nopor’ o las películas. Y sí, aunque esas escenas en las que un actor le quita a otro actor la ropa de forma super sensual nos prenden, en la realidad puede que a la mera hora, el momento en la cama se ponga un poquito incómodo.

Básicamente porque somos seres humanos y de pronto hablamos de más o de plano no controlamos todo lo que entra o sale de nuestros cuerpos.

Por eso hemos recopilado los 15 más incómodos momentos que vives cuando”lo haces por atrás”… 

🌈
😎

Cuando sin importar lo que hagas, tú nepe está así de…

Imagen: Giphy

Y no, no necesariamente es disfunción. Simplemente hay veces en que, tratar de concentrarte tanto en el acto hace que simplemente no puedas desempeñarlo. Bájale al estrés y disfruta el momento. 

Cuando sale todo mugroso

Imagen: Tumblr

Pues sí, pasa, no nos espantemos. Una de las mayores y malévolas bromas de diosito: le pone el punto G al hombre en el *.

A todos nos ha pasado que nos manchen o que seamos nosotros los que manchamos al otro. Y pues, entiendo que (cuando es poquitito) no es algo bonito, pero también no está padre hacer sentir mal al afectado, sé más sensible por favor. 

Cuando te dice que es ‘power bottom’ pero luego se arrepiente

Imagen: Tumblr

Típico que te la sacas, azota en el piso, se llena de sangre y te das cuenta de que el ‘muy afortunado pasivo’ salió corriendo porque tu titánico tamaño lo asustó. Ni estás tan grande, simplemente fuiste víctima. Ni modo.

Cuando te pide amarrarte o que lo amarres

Amárrame como Patricio a Bob Esponja. / Foto: Nickelodeon.

Ojo, no porque nos espante, sino porque ¡no sabemos cómo hacerlo!. Es bastante vergonzoso querer cumplirle a alguien una fantasía y no tener ni idea de qué hacer. Por eso un poquito de cultura siempre nos va bien, porque el amarrar a alguien es un arte.

O que hagan una lluvia dorada, o que quiere jugar a que es tu papá, en fin… puedes descubrir un montón de fetiches que quizás no te agraden y tal vez sea un poco tarde pero no olvides que siempre tienes el derecho de decir NO.

Cuando estás tan prendido que acabas antes de lo esperado

Imagen: Giphy

Oh sí, tratas de concentrarte y pensar en algo que te quite de tajo toda la calentura (como una foto de Mauricio Clark) pero no hay poder humano que te traiga de vuelta cuando haz pasado al punto de no retorno.

🌈
😎

Cuando lo mordiste o le diste demasiado duro y le sale sangre

Imagen: Giphy

La experiencia te hace un maestro. Si eres un principiante en el arte de yacer con otro hombre como yacen “marido y mujer”, ten en cuenta que hay que tratarse con cuidado.

Así que mejor prepárate y antes de que lo hagas, te recomendamos checar 

Cuando de plano no le entra y tus ganas están a tope

Y tus espermas están así de…

Imagen: Giphy

Pero pues no es NO, chavos. Hay que tener en cuenta que sí, el sexo entre nosotros es un poco difícil.

O cuando después de tener el mejor acostón de tu vida, te dice que él no es gay

Imagen: Giphy

Ah, estos bugas sin corazón (¿QUÉ ES UN BUGA?).

La sexualidad humana es un abanico de posibilidades y sí, alguien puede haberlo hecho contigo y no necesariamente identificarse como gay. Y aunque seguramente todo empezó como ESTOS INOCENTES JUEGOS QUE DESATAN LA HOMOSEXUALIDADo con UNA DE ESTAS PREGUNTAS QUE LOS HETEROSEXUALES CURIOSOS NOS HACEN, es probable que ese amigo tuyo simplemente haya experimentado (que tampoco tiene nada de malo ¿eh?). Disfrútalo, es probable que se repita un par de veces… o durante toda su vida de casado, pero jamás será tuyo.

Seguro hay más momentos incómodos que has vivido en la cama con otro hombre, cuéntanos en los comentarios tu experiencia.

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Austria| Luis Víctor, el hermano gay de Maximiliano de Habsburgo

Algunos miembros de la realeza han sido parte de la comunidad LGBT+. Y algunas familias reales cuentan con más de un personaje diverso en sus filas.

Quien diga que los LGBT+ se han ocultado siempre es porque no ha conocido suficiente de historia. Las familias de sangre tienen muchas historias que no siempre pueden mantenerse en las sombras. Este es el caso de Luis Víctor de Austria, el hermano gay de dos emperadores, entre ellos Maximiliano de México

Luis Víctor José Antonio de Habsburgo fue archiduque de Austria e hijo de los emperadores Francisco Carlos y Sofía. Él fue el menor de la familia real austríaca, y sus hermanos mayores le llevaban varios años de diferencia en la edad. Por este motivo, Luis Víctor tuvo cierto alejamiento de su familia, excepto de su madre, de quien era el favorito.

Desde que era joven, el archiduque mostró su orientación sexual de forma casi abierta. A lo largo de su vida se le plantearon muchas opciones de matrimonio con las mujeres de diversas casas reales de Europa y América. Sin embargo, Luis Víctor nunca mostró interés en unirse a una mujer para formar una familia

Luis Víctor en su juventud / Foto: Monarquías de Europa

‘El archiduque de los baños’

Como miembro de la familia real, se esperaba que Luis Víctor mantuviera cierto comportamiento ante la sociedad. No obstante, el archiduque no tenía reparos en mostrarse tal y cómo era. El más pequeño de la familia real daba rienda suelta a relacionarse con los hombres que fueran de su agrado.

En una ocasión, Luis Víctor acudió a uno de los saunas más famosos de Viena donde fue descubierto teniendo relaciones sexuales con un joven. Esto desató la indignación del pueblo austríaco. Derivado de este escandaloso suceso, el hombre fue conocido como ‘el archiduque de los baños’. 

El ‘archiduque de los baños’ / Foto: Revista Imágenes

Luego de esto, el hermano mayor de Luis Víctor y ahora emperador de Austria, Francisco José, lo envió a una residencia real donde el archiduque estuvo prácticamente recluido por el resto de su vida. Asimismo, en su nueva morada, Luis ya no tenía la libertad de recurrir a sus antiguos amantes.

Finalmente, después de ver la ruina de su familia y de la dinastía Habsburgo, Luis Víctor de Austria murió el 18 de enero de 1919 en el palacio donde había residido los últimos años de su vida

Ojalá el archiduque Luis Víctor hubiera vivido en una época de más aceptación y tolerancia.

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Mundo| 10 fotos de parejas LGBT+ fuera del estereotipo gay

La comunidad LGBT+ no solo son cuerpos blancos y perfectos. Por eso te traemos 10 parejas LGBT+ de la vida real que rompen todos los estereotipos.

En la televisión y en las películas cada vez son más los personajes que forman parte de la comunidad LGBT+. Sin embargo, los actores elegidos para estos papeles continúan siendo en su mayoría blancos y de cuerpos estéticamente perfectos. Por esta razón te mostramos 10 parejas LGBT+ de la vida real que rompen con el estereotipo gay del cine y la televisión. 

No todas las parejas son gays

Esta pareja nos recuerda a todos que también hay parejas en las que uno de sus integrantes es de la comunidad trans. No importa si alguno se descubre antes o durante la relación, si el amor es verdadero, resistirá todos los cambios. 

Hay que eliminar la gordofobia

No todas las parejas, ni gays ni lesbianas, tienen que cumplir con ciertas medidas para existir. Igualmente, la belleza tampoco se reserva solo a la gente delgada.

El amor no se limita al color

En muchos países, que exista una pareja interracial y además lésbica podría ser considerado un crimen. Además, aunque no sea ilegal en muchos otros, socialmente sigue sin ser bien vista una pareja así.

Tampoco obedece la edad

El amor no desaparece luego de los 30. Además, toda la vida pasamos descubriéndonos y encontrando gente nueva para amar.

Acompañarse es amarse

Hay parejas que encuentran el amor acompañándose en un mismo proceso. Así fue como sucedió con estas amigas que encontraron el amor una en la otra. 

Encontrarse aunque vayan en direcciones contrarias

Que se encuentren dos personas trans y se quieran no es tan raro como nos hacen ver. Y que se acompañen en procesos contrarios, tampoco. Como esta pareja conformada por un hombre trans y una mujer trans. 

No todos los novios parecen gemelos

Así como no todos los novios son altos, flacos y rubios, no todos los novios son copias exactas de sí mismos. Igualmente, casi ninguna pareja cumple los estándares de belleza que los medios han querido imponer.

Para ser oso no se necesita estar lleno de vello

Hay osos que están fuera de la norma por no ser peludos o supermasculinos, pero existen. 

Tampoco todos los amores son blancos

Así como no todas las parejas son caucásicas, tampoco todas las parejas LGBT+ de color vienen de Estados Unidos. Así pues, sin importar de dónde vengan, todos los amores son válidos.

Además, no todas las parejas LGBT+ son extranjeras

Si se quiere ver diversidad en el tono de piel no tenemos que ir más allá de las parejas latinoamericanas. Ya sean mestizos o indígenas, hay cientos de tonos de piel a lo largo del continente. 

Estas son solo algunas de las parejas LGBT+ que nos muestran que el estereotipo gay que se presenta en el cine y la televisión no es lo único que hay. Asimismo, nos prueban que no hace falta más que mirar a nuestro alrededor para ver la diversidad que hay en la vida cotidiana de todos nosotros.

¿Tienen un amor que se sale del estereotipo gay? ¡Déjennos tu foto en comentarios!

#Mundo| El amor lésbico más escondido de la Biblia

Esta es la historia de la apasionante y leal relación entre Rut y Noemí. Este amor lésbico fue censurado de la Biblia e interpretado por siglos como una amistad.

¿Sabías que hubo un amor lésbico en la Biblia, pero que fue censurado? El libro de Rut es uno de los más cortos del Antiguo Testamento y del Tanaj, la ‘biblia hebrea’. Sin embargo, en las versiones más recientes de la Biblia, ya no está incluido. Por ello, actualmente este escrito es considerado un libro apócrifo, aunque su historia continúa siendo parte oficial del Tanaj.

En este libro se cuenta la historia de Elimelec, un hombre que emigró con su familia de Belén de Judá al país de Moab. Su esposa era Noemí y sus hijos Quelión y Mahlón. Poco tiempo luego de llegar al país de Moab, Elimelec muere. Quelión entonces se casa con una mujer llamada Orfa, mientras que Mahlón desposa a Rut.

Rut y Noemí se conocen cuando la primera se casa con Quelión, hijo de Noemí. / Foto: Estudio bíblico devocional

¿Cómo empezó el amor lésbico más escondido de la Biblia?

La familia era extremadamente pobre, por lo que Rut tenía que recolectar los granos sobrantes de la cebada en el campo, luego de la cosecha. Vivieron con dificultades alrededor de diez años, hasta que ambos hijos de Noemí murieron, dejando viudas a Orfa y Rut. Luego de esto, Noemí decide regresar a su lugar de nacimiento. Orfa y Rut quieren seguirla, pero esta insiste en que regresen con sus madres. Mientras Orfa acepta a regañadientes el consejo de Noemí, Rut profesa uno de los juramentos de amor más importantes de la Biblia:

«No insistas en que te abandone y me separe de ti, porque donde tú vayas, yo iré, donde habites, habitaré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Donde tú mueras, moriré, y ahí seré enterrada. Que Yaveh me dé este mal y añada este otro todavía si no es tan solo la muerte lo que nos ha de separar».

Este juramento aparece en el libro de Rut 1:16-17. Hasta la fecha, es uno de los votos más populares entre las parejas heterosexuales que contraen matrimonio. Sin embargo, muy pocas personas conocen que este fue un juramento del primer amor lésbico en la Biblia. Por otro lado, muchos estudiosos del libro sagrado se han dejado llevar por sus prejuicios y han interpretado este voto de amor como uno de lealtad y de amor ‘espiritual’ y fraternal entre dos mujeres que se quedaron solas. 

Grabado que muestra a Rut jurándole su amor a Noemí, mientras Orfa regresa a casa. / Foto: Christian Image Source

Se descubre el amor lésbico entre Rut y Noemí

La primera vez que se hizo una interpretación LGBT+ sobre este amor lésbico de la Biblia fue en 1937. En ese año, Helen Anderson publicó la novela Lástima de la mujer. Ahí, las personajes principales, Ann y Judith, repiten la promesa de Rut para sellar su amor.

Igualmente, la cantante de música lésbica cristiana Marsha Stevens utilizó este voto para su canción “Wherever You Go”. Esta canción la escribió para su propia boda y, gracias a ella, cada vez más personas comenzaron a ver la relación de Rut y Noemí como un amor romántico y no solo ‘espiritual’

En diferentes grabados, Rut y Noemí son mostradas en abrazos íntimos o a punto de darse un beso. Siempre que se les retrata juntas, se encuentran en contacto físico que denota intimidad. / Foto: Christian Image Source

Desafortunadamente, la historia de Rut termina con ella casándose con un hombre:Booz. Este era el dueño del campo en donde Rut llegó a trabajar luego de haber hecho toda la travesía de regreso a Israel con Noemí. Pero, aún con esto, Noemí nunca se separa de Rut e incluso se encuentra presente cuando Rut tiene a su primer hijo, Obed.

Es decir, aunque estas dos mujeres no pudieron vivir un amor lésbico abierto en tiempos bíblicos, nunca se apartaron del lado de su amada. Vivieron un amor fiel y resistente cuyo voto se ha convertido en uno de los más usados entre parejas heterosexuales y homosexuales.

¿Conoces otros amores lésbicos en la Biblia o en otro libro sagrado? ¿Sabes de algún amor que haya sido así de fiel y resistente como el de Rut y Noemí? ¡Cuéntanos en comentarios!

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso