#Mundo| ¿Hay diferencias entre poliamor y relaciones abiertas?

No todos los poliamorosos tienen relaciones abiertas, ni todas las relaciones abiertas son poliamor. Si no conoces las diferencias, aquí te las explicamos.

La generación Z y los millennials más jóvenes parecen haberse declarado en contra de la monogamia. Cada vez hay más abogados a favor del amor libre, las relaciones abiertas y el poliamor. Pero ¿estos términos significan lo mismo para todos?

Hay personas que al hablar del poliamor, piensan en las dinámicas de una relación abierta. Otros, al expresar que quieren una relación abierta, buscan una polígama donde ellos sean el centro. Para aclarar las cosas, te contamos cuáles son las diferencias entre el poliamor y las relaciones abiertas

El poliamor y sus divisiones

En la teoría, las relaciones abiertas se consideran una rama del poliamor. De hecho, a grandes rasgos, el poliamor se divide en tres áreas: poliamor jerárquico, poliamor no jerárquico y relaciones abiertas. La diferencia entre el poliamor (los dos tipos) y las relaciones abiertas está en la exclusividad que se exige en cada relación. 

El poliamor jerárquico es donde se tiene más de una relación sexo-afectiva, pero en donde al menos una de esas relaciones toma más importancia para la persona que las demás. Esta jerarquización se puede dar gracias al nivel de compromiso o enamoramiento, entre otros factores. Normalmente en este tipo de relaciones no hay exclusividad sexual ni afectiva, sino que todas las partes tienen la libertad de entablar relaciones sexo-afectivas con más personas.

En el poliamor jerárquico siempre habrá un compañero o compañera que tenga más importancia que los otros con los que se comparten sexo y afectos. / Foto: Te interesa

El poliamor no jerárquico, por otro lado, es aquel en donde no existe una relación más importante que la otra. Este poliamor es el más frecuentemente confundido con las relaciones abiertas. Sin embargo, es muy común encontrar poliamores no jerárquicos cerrados. La exclusividad sexual y afectiva puede limitarse a las dos, tres o cuatro personas con las que tienes un poliamor. A esto se le denomina ‘polifidelidad’. En estos casos, es posible que el contacto sexual o amoroso con una persona fuera del poliamor sea considerada un engaño por las otras partes que lo integran. 

Nick San Pedro y Derrick Barry se volvieron poliamorosos una vez que Mackenzie Claude entró en sus vidas. Sin embargo, su poliamor continua siendo una relación cerrada. / Foto: Las Vegas Sun

A diferencia de los dos poliamores pasados, es muy común que en las relaciones abiertas la exclusividad resida en lo afectivo. La apertura de estas relaciones, por otro lado, recae en lo sexual. En la categoría de ‘relaciones abiertas’, por lo general entran las parejas swingers y las relaciones BDSM. Sin embargo, en los últimos años es cada vez más común que parejas decidan ‘abrir la relación’ para explorar el sexo casual mientras se tiene una relación afectiva estable. 

La historia de Mila Kunis y Ashton Kutcher es muy peculiar: comenzaron como una relación abierta hasta que se dieron cuenta de que preferían la exclusividad de la monogamia. / Foto: People

¿De verdad importa saber todo esto?

Una definición escrita nunca va a poder contener lo que cada relación trae. Cada quien tiene que ser consciente de las reglas y los contratos en sus relaciones. Puede ser que tu poliamor cerrado de vez en cuando permita la apertura sexual, bajo ciertos términos y condiciones. O puede ser que tu relación abierta se haga poliamor una vez que encuentras a las personas correctas. Repetimos: una definición de libro no tiene por qué limitar la manera en la que llevas tus relaciones.

Sin embargo, no pienses que conocer las diferencias entre el poliamor y las relaciones abiertas es algo inútil. Al contrario, conocerlas te permitirá saber no solo qué tipo de relación llevas en este momento, sino qué tipo de relación quieres construir.

Conocer las diferencias entre los diferentes tipos de poliamores te ayudará a saber si lo que quieres es una poligamia cerrada, una relación abierta o un amor completamente libre y anárquico / Foto: Psicología y mente

Todas las relaciones son acuerdos y contratos, sí, pero en una relación poliamorosa o abierta esos contratos tienen que ser mucho más explícitos y específicos. No hay una sola manera de llevar una relación poliamorosa. Tus vínculos no serán iguales sin importar en cuántos poliamores hayas estado. Por eso, saber que existen diferentes tipos de relaciones no monógamas te permitirá pensar más claramente qué quieres construir para ti y para tu pareja o compañeros sexuales o afectivos

Eso sí, seas monógamo, polígamo o poliamoroso, nunca olvides: haz todo con la protección adecuada. ¿Qué otras diferencias crees que hay entre el poliamor y las relaciones abiertas?

Fuente: Soy Homosensual. Diario El Diverso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s