#Mexico| Películas LGBT+ mexicanas que tienes que ver

¿Creías que en México no se hacían películas LGBT+? En nuestro país hay mucho talento, estas son las cintas que no te puedes perder.

El talento que se cultiva en tierras aztecas es muy bueno. En el marco del Día del Cine Mexicano, te traemos algunas películas LGBT+ que se han realizado en nuestro país. Así que si no las has visto prepara las palomitas y la cobija para que te avientes un maratón con estas muestras cinematográficas. 

El lugar sin límites 

Esta película está basada en la novela homónima del escritor chileno José Donoso. En ella está el primer beso gay en la historia del cine mexicano. Trata sobre la Manuela, una travesti que vive con su hija en un prostíbulo. El actor Gonzalo Vega interpreta al galán de la cinta, que regresa después de una larga ausencia para reencontrarse con la Manuela. 

El callejón de los milagros

Esta es otra película mexicana que nos representa en este listado. El callejón de los milagros muestra una cara cruda de la homosexualidad en la cultura de nuestro país. La cinta narra tres historias distintas y una de ellas es la de don Rutilo, un hombre machista y cruel que oculta su homosexualidad bajo esta careta. Aunque no sea tan alegre, definitivamente vale la pena ver este filme.

Cuatro lunas 

Esta película se presenta como una metáfora de las fases lunares. Luna nueva es la historia de un niño que va descubriendo su sexualidad. Cuarto creciente es el relato de amor de dos jóvenes que los une una amistad de años. Luna llena muestra la vida de una pareja de hombres y las coyunturas que surgen entre ambos. Y por último en cuarto menguante veremos a un hombre mayor que siente atracción por un joven.

Hazlo como hombre

Esta cinta es una colaboración entre México y Chile. La historia narra la vida de tres amigos de toda la vida que son todos unos machos alfa. Sin embargo, todo cambia cuando uno de ellos sale del clóset. Al principio el líder y más homofóbico de los hombres se niega a aceptar a su amigo, no obstante deberá aprender sobre inclusión y tolerancia.

El cielo dividido

Una relación de pareja puede tomar rumbos que uno nunca imagina. Esto es lo que veremos en esta película mexicana, cuando un tercer individuo llega a interponerse entre Jonás y Gerardo, dos chicos que viven de forma libre su amor. Si te gusta el drama, la historia de esta cinta seguro te va a encantar.

Quemar las naves

Helena y Sebastián son dos hermanos que residen al interior de la República. Ambos jóvenes viven con su madre y llevan una vida relativamente normal. No obstante, las cosas toman un rumbo distinto cuando Juan llega a las vidas de los hermanos. Este hecho crea una coyuntura que lleva a Helena y Sebastián a un enfrentamiento.

Carmín tropical

Esta es la historia Mabel, una muxe que regresa a su pueblo natal en Juchitán, Oaxaca para encontrar al asesino de su amiga Daniela. La cinta te muestra una cara de la diversidad que si bien es mundialmente reconocida, no ha sido lo suficientemente visibilizada.

Sueño en otro idioma

Un joven lingüista debe viajar a un poblado de Veracruz para hacer una investigación sobre un dialecto que esta en riesgo de desparecer. Sin embargo, los últimos dos hablantes de esta lengua están peleados desde hace más de 50 años, por lo que el joven deberá intentar reconciliar a este par de hombres y así realizar su trabajo. En la cinta podremos encontrar algunos temas que atañen a los LGBT+.

Y tu mamá también

Este es uno de los clásicos del cine mexicano. Una de las primeras creaciones de Alfonso Cuarón muestra el viaje de dos jóvenes mexicanos, junto a ellos se les une mujer que pondrá a ambos protagonistas en un enfrentamiento. Asimismo, en esta película veremos varias escenas de tintes homoeróticos. Esta es un filme que debes ver por lo menos una vez en tu vida.

Velociraptor

Esta película es de las entregas más recientes del cine LGBT+ mexicano. En Velociraptor se muestra la vida de dos amigos y cómo su relación se va tornando en algo más que una simple amistad. Asimismo, a lo largo de la historia conoceremos cómo ambos van descubriéndose a sí mismos.

La otra familia

Este filme del 2011 fue una de las primeras puestas en pantalla que planteó el tema de las familias diversas. La cinta presenta la historia de un pequeño con una madre drogadicta que no tiene quién le ofrezca un buen futuro. Sin embargo, se presenta una oportunidad de felicidad cuando una pareja homosexual se ofrece a cuidar del infante.

¿Ya conocían estas películas, homosensuales?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Mundo| En este videojuego tienes que matar a gente LGBT+ para ‘ganar’

Las acciones que tiene que hacer el jugador para ‘ganar’ asombran y preocupan. En este videojuego tienes que matar a minorías para conseguir la ‘victoria’.

Este juego en línea preocupa, ¡y mucho! Buscando mantener la promesa que Donald Trump hizo (“Make American Great Again“, algo así como “Hagamos que América vuelva a ser grande” o “Devolvámosle a América su grandeza”), el jugador debe realizar diversas ‘tareas’ para salvaguardar la vida del presidente de los Estados Unidos.

El videojuego creado por neonazis pide al jugador matar a personas LGBT+, periodistas, migrantes y judíos con un arma de fuego, ya sea dentro de las sinagogas o en antros gays respectivamente.

El jugador personifica a un supremacista blanco. Así, incitan al jugador a realizar tiroteos al mismo tipo de personas que la supremacía ve como objetivos constantes.

El escenario del nivel ‘LGBTQ+ Agenda HQ‘ (el antro gay) es decorado por banderas arcoíris y letreros con la leyenda ‘Niños bienvenidos’. Ahí, con cuchillos, pistolas o cualquier otra arma, el usuario puede valerse para ir a ‘salvar al presidente’.

El objetivo: eliminar a “degenerados”

Uno de los creadores de tan absurdo videojuego es Christopher Cantwell, un supremacista blanco que hace un tiempo organizó un mitin en Virginia, EE. UU. Este, según Huffington Post, publicó en su sitio web:

Angry Goy II es el juego de moda para los hombres blancos que están hartos de los judíos. En lugar de sacar tus frustraciones con seres humanos reales, ahora puedes pelear contra los mestizos y degenerados desde tu computadora.

Su objetivo es claro: radicalizar a niños menores y reclutarlos en grupos supremacistas usando este juego para convencerlos de que las minorías tienen que ser aplastadas.

¡Qué miedo y peligro! Estados Unidos: urge que esto sea cancelado.

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Mundo| Magnum compara ser gay con un gusto culposo

Magnum quiso mostrar su apoyo a la comunidad LGBT+, y acabó comparando ser gay con un gusto culposo. Esto fue lo que pasó.

Magnum está siendo fuertemente criticada por las comparaciones que hizo entre sus productos y la comunidad LGBT+. En un intento de apoyo, la marca de helado cometió el error de comparar ser gay con un gusto culposo. Esto fue lo que pasó.

¿Qué hizo Magnum?

La compañía de helados lanzó un anuncio en Spotify para sensibilizar sobre la población LGBT+. Usualmente, la compañía utiliza la frase ‘gusto culposo’ o ‘placer culposo’ para referirse a sus productos y hacerse promoción. El problema es que fue exactamente lo que Magnum dijo sobre ser gay: que es un placer culposo.

Magnum está recibiendo críticas con comparar el ser gay con un placer culposo como comer su helado. / Foto: 20 Minutos

Los anuncios fueron transmitidos en Reino Unido. En ellos, Magnum deja escuchar la voz en off de un hombre que dice: «Un abrazo a mi novio, ese es mi placer culpable. En mi país, un simple abrazo al hombre al que amo podría llevarme a prisión durante más de diez años».

Estos anuncios de Magnum pretendían concientizar sobre que aún existen países donde el matrimonio gay es ilegal y ser LGBT+ aún es motivo de condena. En realidad, se trata de una buena iniciativa. El problema es que está mal planteada.

¿Por qué está siendo criticada?

A la gente no le gustó la forma en que Magnum decidió promocionar sus productos. En primer lugar, porque compara el ser gay con un gusto culposo. Se trata de un tema sensible ya que sí existen muchas personas LGBT+ que viven su orientación sexual o identidad de género con culpa. Además, otras consideraron que trivializaba la fuerte problemática de que un país te pueda encarcelar por ser gay al equipararlo con comer un helado.

«Acabo de escuchar un anuncio que, en pocas palabras, decía: ‘mi gusto culposo es un beso. Me gusta besar hombres. Besar hombres en mi país podría mandarme por 14 años a prisión. El placer nunca debería ser culposo. Como comer helado Magnum’. No, no es lo mismo, amigos.»

El anterior fue uno de los tweets en respuesta a los anuncios. Otro fue el siguiente:

Kyle Flynn-Davies@kflynndavies

I know most of y’all probs have Spotify premium so don’t hear the ads, but really unsure about the Magnum ad that’s talking about homosexuality being a “guilty pleasure” in countries where homosexuality is illegal, like thanks for the awareness but also like not okay1517:41 – 2 ago. 2019Información y privacidad de Twitter AdsVer los otros Tweets de Kyle Flynn-Davies

«Ya sé que la mayoría tiene Sopitfy Premium, así que no escuchan los anuncios. Pero no estoy seguro sobre el anuncio de Magnum que habla de la homosexualidad como un ‘gusto culposo’ en países donde la homosexualidad aún es ilegal. Gracias por la visibilidad, pero aún así no está bien».

En otras ocasiones, Magnum ya ha hecho campañas con temática LGBT+. Una de las más famosas fue en 2015, con la campaña #BeTrueToYourPleasure en la que visibilizaba personas de distintas identidades de género.

De acuerdo con la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex, la situación de las personas LGBT+ sigue siendo preocupante. Siete miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) siguen imponiendo la pena de muerte por ser gay. Y otros 70 países, también miembros de la ONU, criminalizan las relaciones homosexuales consensuadas. De estos países, en 26 la pena puede llegar hasta los 10 años de prisión.

Definitivamente se trata de un problema mundial que se tiene que atender ya. Es bueno que marcas como Magnum busquen darle visibilidad. Sin embargo, tienen que preparar mejor a su personal sobre cómo dirigir estas campañas para que se vean y se perciban como un acto de apoyo, y no como una estrategia publicitaria.

¿Tú qué opinas al respecto?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Mundo| Salud sexual para lesbianas: ¿Qué es la candidiasis?

Es jueves de lenchas y como sabemos que ya te urge ir a calentar el comal, te hablaremos de esta frecuente infección entre las lesbianas: la candidiasis.

La candidiasis es una de las infecciones más frecuentes entre las lesbianas y las mujeres en general. Aunque es una infección muy fácil de tratar, muchas mujeres no lo hacen porque no saben que la tienen. Por eso hoy vamos a contarte qué es, cuáles son sus síntomas característicos, qué hacer si la tienes, cómo proteger a tu pareja si tienes candidiasis y cómo evitar esta infección. Así que ojo chícharo, lenchita de mi corazón. Es tu momento de poner atención.

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis es una infección vaginal causada por un hongo llamado Candida albicans.Usualmente, este hongo suele vivir de forma natural en la vagina. Sin embargo, cuando hay un desequilibrio en el microambiente de tu vajayjay, la población de estos hongos aumenta.

Se trata de una infección sumamente frecuente entre las lesbianas y todas las mujeres. Se dice que la mayoría de las mujeres contraerá candidiasis vaginal en algún momento de su vida. Incluso podría ser que tú, lectora, la hayas tenido. Lo que sucede es que a veces no nos damos cuenta de que la tenemos. Por eso hay que prestar atención a los síntomas.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de la candidiasis vaginal son muy parecidos a los de otras infecciones vaginales o algunas ITS. Entre los principales, se encuentran una fuerte sensación de picazón en la vagina y en la zona externa. Además, puedes verla como puntos o manchas blancas en tu la vulva o incluso en la boca. Porque sí, mijita, también se transmite por sexo oral. Otros síntomas de la candidiasis son:

  • Ardor, enrojecimiento e inflamación de la vagina y la vulva.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Secreción vaginal espesa y blancuzca que luce como requesón, pero que no huele mal. Esto es muy importante para distinguirla ya que en otras infecciones, como la vaginosis bacteriana, el flujo sí tiene olores característicos.

Aunque la candidiasis puede ser en ocasiones asintomática. Por eso es tan importante que vayas a revisarte con tu ginecóloga al menos una vez al año.

La candidiasis puede ser asintomática o, a veces, verse como puntos o manchas blancas en la vulva o la boca, dependiendo de dónde esté la infección. / Foto: Mayo Clinic

¿Qué la provoca?

Como ya te mencionamos anteriormente, la candidiasis vaginal es provocada por un honguito que vive de forma natural en la vagina. Es muy importante aclarar que la candidiasis no es considerada como una infección de transmisión sexual. Esto porque se toman como parámetro las relaciones sexuales heterosexuales y la probabilidad de que un hombre la adquiera es muy baja. Sin embargo, la candidiasis sí puede transmitirse entre lesbianas.

Para evitar que si tienes candidiasis se la transmitas a tu pareja, o al revés, ambas deben ir a revisarse con la ginecóloga. En caso de que las dos la tengan, deberán seguir el tratamiento que les indique. Y si solo una la tiene, lo ideal es que tengan relaciones sexuales protegidas. Ya sea utilizando condones, diques dentales para el sexo oral, dedales y evitando el contacto genital directo hasta que ninguna de las dos tenga la infección.

¿Qué puedo hacer si la tengo?

Si tú o tu pareja creen tener candidiasis, lo ideal es que vayan a ver a su ginecóloga. Por lo general, la candidiasis se trata con medicamentos antifúngicos. Estos se venden en forma de cremas, ungüentos u óvulos que te aplicas directamente en la vagina. Aunque también te pueden recetar medicamentos orales.

Pero ojo, aunque sean fáciles de conseguir en la farmacia, nunca te automediques sin antes consultar a tu ginecóloga. Porque puede ser que en vez de tener candidiasis, tengas otra infección vaginal y estés usando medicamentos que, además de no servirte, podrían traerte otras repercusiones.

¿Cómo evitarla?

Para la tranquilidad de todas las lesbianas, te decimos que sí, la candidiasis se puede prevenir. Algunas de las medidas que puedes tomar para evitar tener esta infección son:

  • No usar duchas vaginales por nada del mundo. Es una práctica terrible y una de las principales causas de infecciones vaginales.
  • No utilizar productos íntimos con perfume. Ya sean jabones, desodorantes, toallas sanitarias o tampones.
  • Cambiarte con frecuencia los productos que utilizas en tu ciclo menstrual cuando estás en tu ciclo menstrual.
  • No usar ropa muy ajustada para permitir la transpiración en la zona y evitar la acumulación de humedad.
  • Usa ropa interior de algodón, que también evitarán que se acumule la humedad en tu panecito.
  • Consume productos ricos en lactobacilos, como el yogur. Los lactobacilos son un tipo ‘bueno’ de bacteria que vive en nuestras vajayjays. Y son los encargados de regular las poblaciones del hongo que provoca la candidiasis. Así que una buena forma de mantenerlo bajo control es incorporando yakults a tu dieta.

Esperamos que esta nota te haya sido de utilidad, lenchita de mi corazón. Recuerda que por lo menos cada año debes ir a visitar a tu ginecóloga. Difunde esta información con otras lesbianas para que todas estén enteradas de qué es la candidiasis, cómo identificarla y también cómo prevenirla. Ahora sí, vete a armar el tijerazo sana y responsablemente.

¿Tú ya sabías qué era la candidiasis? ¿Sabías que se puede transmitir entre lesbianas?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Mundo| Biología de la homosexualidad: ¿naces o te haces?

La hora de hablar sobre la biología de la homosexualidad ha llegado. Estas son las tres teorías biológicas que buscan explicar su origen.

La curiosidad en torno a la biología de la homosexualidad no es cosa nueva, y se ha estudiado desde hace ya bastante tiempo. Inicialmente, los estudios sobre el ‘origen’ de la homosexualidad tenían como misión identificar ‘la causa’ para poder ‘corregirla’. Afortunadamente, ya no es así. En este especial te hablamos más al respecto y te traemos la opinión de especialistas sobre si realmente hay una ‘causa’ biológica de la homosexualidad.

A la mayoría de las personas que somos homosexuales no nos interesa ni justificar ni explicar por qué lo somos. Simplemente lo somos y ya. Pero es innegable que desde un punto de vista científico resulta interesante saber qué ocurre a nivel biológico en la orientación sexual. ¿Nacemos con ella? ¿La desarrollamos? ¿Viene en nuestros genes? En pocas palabras, la clásica pregunta de «¿Naces o te haces?».

¿Existe una ‘causa’ biológica de la homosexualidad? / Imagen: Giphy

En realidad, la cosa no está así de sencilla. La orientación sexual es un fenómeno bastante amplio que no solo es biológico, sino también social, ambiental y psicológico.

Homosensual conversó en exclusiva con el Dr. Óscar Chávez Lanz y la Dra. Siobhan Guerrero Mc Manus, ambos biólogos de la Facultad de Ciencias de la UNAM, para conocer su opinión sobre el papel de la biología en la homosexualidad y en la orientación sexual. ¡Empezamos!

Las teorías biológicas de la homosexualidad

Como ya lo hablamos, la orientación sexual es un complejo fenómeno que puede abordarse desde distintos puntos de vista y distintas disciplinas. Y de acuerdo con el libro Proceso de desarrollo de la identidad homosexual de la doctora en psicología, Sonia Soriano, las ‘explicaciones’ teóricas de la homosexualidad pueden dividirse en psicológicas y biológicas. Nos enfocaremos en las teorías biológicas, entre las que predominan tres: la genética, la hormonal y la neuroanatómica.

Teoría genética

La teoría genética indica que la homosexualidad es innata y que su origen se encuentra en los genes. Esta teoría nació por ahí de los años 50 con las investigaciones de Franz J. Kallman. En ellas, este médico alemán reportó que existía una fuerte relación entre la genética y la homosexualidad. Él estudió parejas de gemelos varones monocigóticos (que conocemos como ‘idénticos’) y dicigóticos (los llamados ‘cuates’).

Al calcular la proporción de parejas donde ambos gemelos eran homosexuales, descubrió que en los gemelos dicigóticos, la proporción era del 42.3%. Sin embargo, en los gemelos monocigóticos, que son los que comparten toda su información genética, la proporción era del 100%.

Estos resultados hicieron pensar que el origen de la homosexualidad había quedado al descubierto y era genético. No obstante, pronto aparecieron las críticas, siendo una de las más importantes que los gemelos que había estudiado Kallman provenían de los mismos hogares. ¿Por qué esto sería un problema? Porque fueron educados en el mismo ambiente y podrían haber variables sociales que tuvieran un papel en el desarrollo de una orientación homosexual o heterosexual. Incluso el mismo Kallman dijo que los resultados de su trabajo tenían que tomarse con prudencia. Al respecto, laDra. Siobhan Guerrero compartió lo siguiente a Homosensual:

«Los gemelos comparten el ambiente intrauterino e incluso un ambiente social de crianza muy parecido. Lo cual para muchos impide discriminar si realmente es un factor genético o no».

En más recientes como los realizados por J. M. Bailey y R. C. Pillardno se lograron confirmar las mismas probabilidades que obtuvo Kallman, aunque sí confirmaron una relación entre la homosexualidad y la genética. De acuerdo con el resumen de los investigadores SLe Vay y D. Hamer, de quienes vamos a empezar a hablar muy pronto, los datos de las distintas investigaciones sobre la homosexualidad en gemelos indican lo siguiente:

  • En el caso de gemelos monocigóticos varones, la probabilidad de que ambos sean homosexuales es del 57%. En los gemelos dicigóticos es del 24%, y en hermanos no gemelos, del 13.5%.
  • Entre las mujeres, las proporciones son 50% para gemelas monocigóticas, 16% para dicigóticas y 13% para hermanas no gemelas.

Estas concordancias hicieron pensar que, sin duda, el origen de la homosexualidad debería estar en los genes, e inició la búsqueda del famoso y mal llamado ‘gen gay’.

El ‘gen gay’

A partir de la idea de que la biología de la homosexualidad estaba ligada con los genes y estos se podían manifestar en una misma familia, surgió otra línea de investigación: los estudios genealógico-genéticos.

En estos estudios, Hamer, S. Hu y colaboradores, observaron que los hombres homosexuales mostraban una probabilidad más alta de tener otros parientes homosexuales en la línea materna de la familia que en la paterna. Así que el próximo blanco de la teoría genética de la homosexualidad fue el cromosoma X.

La investigación más famosa al respecto es, justo, la de Hamer. En ella reportó que en 33 de 40 pares de hermanos, había una región del cromosoma X materno —la Xq 28— que se encontraba activa y que posiblemente era esa la que guardaba relación con la homosexualidad. Fue a partir de aquí que la prensa empezó a hablar, erróneamente, del ‘gen gay’. En cuanto a esto, la Dra. Guerrero también comentó:

«En seres humanos no se ha encontrado ninguna evidencia de que haya un gen gay que subyazca a la homosexualidad. Se hizo muy famosa hace ya casi 30 años la región Xq. Pero esto era simplemente una asociación estadística entre la parte Xq 28 del cromosoma X y una población de hombres gays donde esta parte del cromosoma aparecía recurrentemente. Estos experimentos nunca llevaron al hallazgo de una zona que pudiera llamarse ‘un gen’. Se siguen haciendo estudios tratando de encontrar modelos multigenéticos y hasta ahora no tenemos nada».

Sin embargo, hay varias críticas que hacer al respecto. La primera de ellas es que ese supuesto ‘gen gay’ no se encontraba en todos los homosexuales, así que no podía ser LA causa biológica de la homosexualidad. La segunda es que esta teoría solo servía para la homosexualidad masculina. Y la tercera, que desde un punto evolutivo, la existencia de un ‘gen gay’ sería una incongruencia y una inconsistencia. ¿Por qué? Porque implicaría la existencia de un gen que evita la reproducción y, por lo tanto, la perpetuación de la especie. Al respecto, el Dr. Óscar Chávez Lanz nos compartió:

«Como biólogo, a mí se me hace absurdo que haya un gen para no reproducirse. Si hay un gen para no reproducirse en cualquier condición, ese gen desaparece rápido. »

Teoría hormonal

Otra teoría que pretende explicar la biología de la homosexualidad es la teoría hormonal. En esta teoría, se postula que son las hormonas los agentes ‘responsables’ de la homosexualidad.

Si regresamos a nuestras clases de biología de secundaria, recordaremos que existe algo llamado ‘hormonas sexuales’, y que las hay femeninas (estrógenos) y masculinas (andrógenos). La concentración de hormonas masculinas y femeninas es diferente en hombres y en mujeres según su sexo. Y es a partir de esto que la teoría hormonal considera que la ‘descompensación’ de estas hormonas podría ser la ‘causa’ de la homosexualidad.

En experimentos con ratones, se había observado que al inyectarles hormonas femeninas a los machos, adoptaban una postura para ser montados por otros machos. Mientras que en las hembras, si se les inyectaban hormonas masculinas, montaban a otras hembras. Así que se pensó que algo así podía ocurrir en nosotros, las y los homosexuales.

Pero no fue así. De hecho, los resultados de las distintas investigaciones en esta teoría sobre la biología de la homosexualidad son muy confusos. En algunos sí se observó una menor concentración de testosterona en hombres homosexuales que en hombres heterosexuales. Pero en otros no se encontró diferencia e incluso algunos mostraban que la concentración de testosterona era mayor en hombres gays que en hombres hetero.

En el caso de las mujeres, tampoco se observó mucha diferencia. Sin embargo, las y los partidarios de la teoría hormonal no se rindieron con sus hipótesis y empezaron a fijar su atención en el papel de estas hormonas, no en la persona adulta, sino a nivel perinatal.

Las hormonas y el ‘cerebro gay’

Fue entonces que esta teoría comenzó a investigar el papel de las hormonas en el desarrollo de nuestros cerebros de bebés. Según la teoría, en mujeres lesbianas y hombres heterosexuales, la atracción sexual hacia las mujeres se debe a una alta concentración de andrógenos cuando se está desarrollando el cerebroEsta mayor concentración de andrógenos da como resultado un patrón de organización cerebral ‘masculino’. Por otro lado, la mayor concentración de andrógenos en el cerebro perinatal en hombres gays y mujeres heterosexuales, da como resultado un patrón de organización cerebral ‘femenino’.

Y, en teoría, lo que harían estas hormonas es preconfigurar algunas áreas de nuestro cerebro en ‘modo gay’ para sentir atracción hacia las feromonas de hombres o mujeres, según sea el caso. 

Teoría neuroanatómica

Pero del estudio del ‘cerebro gay’ se encarga la teoría neuroanatómica. Esta teoría sobre la biología de la homosexualidad dice que ciertas características en la estructura del cerebro podrían ser responsables de la homosexualidad. En concreto, el tamaño de un área del hipotálamo llamada núcleos intersticiales del hipotálamo anterior.

Estos núcleos están relacionados con el comportamiento sexual, y se ha visto que los nucleos INAH2 e INAH3 tienen un tamaño diferente en hombres y mujeres.Tomando esto en consideración, el neuropatólogo Simon Le Vay realizó el estudio más representativo de esta teoría. Le Vay comparó el hipotálamo de 19 hombres homosexuales, 16 heterosexuales y 6 mujeres de orientación sexual desconocida.

Le Vay observó el tamaño de los núcleos INAH3 era el doble de grande en los hombres heterosexuales que en los hombres homosexuales y las mujeres. No obstante, entre estos dos grupos, no había diferencias. Fue entonces que el autor concluyó que en las personas que sienten atracción sexual hacia los hombres, la región INAH3 era más pequeña.

Sin embargo, muchas críticas se le hicieron a este trabajo. La más importante fue el tamaño de la muestra, que es muy pequeña para afirmar que el origen de la homosexualidad sea el tamaño de la región INAH3. Además, muchos de los hombres homosexuales que participaron en el estudio murieron de sida, lo cual podría haber afectado el tamaño de los núcleos.

¿La homosexualidad sí tiene una causa biológica?

Como podemos ver, lectores, aunque cada teoría ha aportado información relevante sobre la biología de la homosexualidad, ninguna ha podido afirmar que la homosexualidad esté dada únicamente por factores genéticos, hormonales o neuroanatómicos. Y como bien dice la Dra. Siobhan Guerrero:

«Muy probablemente no exista una y solo una causa maestra. Creo que ese es el error fundamental de todos aquellos que están buscando el gen gay, o que están buscando el trauma, o que están buscando solo un algo».

Pero así como sería equivocado afirmar que la biología guarda el ‘origen’ de la homosexualidad, lo sería decir que no tiene nada que ver. Especialmente si lo vemos desde la pregunta «¿Naces o te haces?». Por ejemplo, si le preguntas a cualquier persona homosexual si ‘nació gay’, la mayoría te contestará que sí. Por lo tanto, la orientación sexual sería algo innato, que es algo con lo que naces.

Si no fuera innata, la orientación sexual sería algo aprendido y la psicología dice que toda conducta aprendida, puede ser desaprendida. Sin embargo, es bien sabido que no se puede dejar de ser homosexual. Ni mucho menos ‘hacer’ a alguien heterosexual, como han buscado las ‘terapias de conversión’. Y entonces volvemos al debate de que si la orientación sexual es innata, debe tener una ‘causa biológica’. Aunque aquí la Dra. Guerrero nos dio otro punto de análisis importante: no todo lo que es innato es genético.

Y sí, la cosa es que, probablemente, ese factor biológico o factores biológicos en la homosexualidad no sean una causa como tal. Sino más bien, como propone la Dra. Soriano, sean una predisposición.

Esta predisposición biológica en conjunto con factores de otro tipo, muy probablemente psicosociales, tendría como resultado que la orientación sexual se especifique de una u otra forma. Pero esa, al igual que las que te presentamos en esta nota, es una teoría más. Al respecto, esta es la postura de la Dra. Guerrero:

«Empiezo a creer de hecho que la homosexualidad, y en general las diversidades sexogenéricas, son lo que se llaman ‘categorías múltiplemente realizables’.

Es decir que distintas razones causales te pueden llevar a eso. Si esto es así, entonces no vamos a encontrar una y solamente una explicación. Si eso es así, vamos a tener que replantear nuestra manera de buscar explicaciones. Porque hemos supuesto que es una, u otra, u otra. ¿Y qué tal si son más de una?».

¿Conclusión?

Aunque podría parecer que quedamos en las mismas sobre la biología de la homosexualidad, sí se han logrado grandes avances. Uno de ellos es dejar de verla como una patología, pues anteriormente las teorías que buscaban explicarla, buscaban su origen en eso: un desequilibrio, un desbalance. Y, como bien indica la Dra. Guerrero, esas teorías ya quedaron bien refutadas.

«Si bien todavía no sabemos cuál es la causa exacta, sí creo que es importante señalar que hemos rechazado hipótesis alternativas de corte patologizante. Algunas explicaciones que lo postularían como una suerte de falla social están descartadas. En ese sentido, sí hemos tenido un avance descartando hipótesis, sobre todo hipótesis nocivas que llevarían a prácticas terapéuticas».

Otra cosa que debemos ponernos a pensar es que sería prudente dejar de estudiar ‘la causa’ de la homosexualidad, y dirigir los estudios hacia conocer la naturaleza de la orientación sexual. Porque así como no se conoce el ‘origen’ de la homosexualidad, tampoco está definido el de la ‘heterosexualidad’, eh. El Dr. Óscar Chávez nos comenta:

«No hay ninguna teoría científica elaborada para explicar la heterosexualidad exclusiva tampoco. Creo que la elección de pareja es más o menos al azar y hay un sesgo cultural para que la pareja sea del otro sexo. Pero eso es un sesgo cultural, y hasta moderno, porque en otras épocas la homosexualidad no estaba prohibida. Todo este enredo de biologizar es reciente».

Así que, queridos lectores, lo que podemos concluir de esta nota es que:

  • Aunque posiblemente participe la biología, la homosexualidad es un fenómeno multifactorial que no está dado solo por genes, hormonas o anatomía.
  • Si bien no se conoce el origen biológico de la homosexualidad, su estudio en esta rama de la ciencia ha logrado refutar hipótesis que la patologizaban.
  • Y, por último, que para tranquilidad de la comunidad LGBT+, en la especificaciones de la orientación sexual intervienen tantos factores que no se puede ni predecir ni evitar la homosexualidad.

Así que, Frente Nazional por la Familia, los LGBT+ seguiremos naciendo y existiendo por los siglos de los siglos, gaymén.

¿Tú qué piensas al respecto? ¿Ya conocías las teorías de la biología sobre la homosexualidad?

#Mundo| Conoce el significado de las banderas LGBT+

Nuestra comunidad está llena de letras y también de banderas. Pero ¿sabes cuál es el significado de las diferentes banderas LGBT+? Descúbrelo aquí.

Seguro la bandera arcoíris la reconoces sin problema, pero ¿qué tal la trans, la bisexual, la intersexual o todas las demás? Pues no os preocupéis, Homosensual, que hoy conocerás a las demás banderas LGBT+ y su significado.

Bandera LGBT+

La bandera LGBT+ ha sido EL símbolo de la comunidad LGBT+, ¿cómo no íbamos a hablar de ella? Esta bandera fue creada por Gilbert Baker en 1978 para la marcha del orgullo LGBT+ de San Francisco.

Originalmente, tenía ocho colores:

  • Rosa, que representaba a la sexualidad
  • Rojo, que significaba ‘vida’
  • Naranja, que significaba salud
  • Amarillo, que representaba al Sol
  • Verde, que representaba a la naturaleza
  • Turquesa, que significaba ‘magia’ o ‘arte’
  • Azul, que significaba ‘serenidad’
  • Violeta o morado, que representaba al espíritu.
Este era el significado de la primera de las banderas LGBT+. / Foto: Viva Nicaragua

Sin embargo, como ciertas telas o pinturas eran difíciles de conseguir, se eliminaron el rosa y el turquesa y quedaron los seis colores que ahora conocemos. 

Así es como luce ahora la bandera LGBT+. / Foto: Algarabía

Bandera trans

Otra de las banderas LGBT+ que seguro ubicas pero tal vez no conoces su significado es la bandera trans. La bandera trans consiste en dos franjas de color azul pastel, dos franjas de color rosa pastel y una blanca en medio. Esta bandera fue diseñada por una mujer trans, Monica Helms, en 1999. E hizo su debut oficial en el orgullo LGBT+ en Phoenix, Arizona. 

La bandera trans es una que seguramente has visto, pero tal vez no conocías su significado. / Foto: Wikipedia

De acuerdo con Helms, el azul pastel es el color tradicional para los bebés varones, y el rosa para las bebés mujeres, mientras que el blanco representa a las personas que están transicionando.

«El patrón se organizó así de tal forma que no importa la dirección en la que vayas, siempre será correcta. Nos simboliza a nosotrxs tratando de encontrar lo correcto en nuestras vidas».

Bandera bisexual

Luego tenemos a la bandera bisexual. Esta bandera fue diseñada por Michael Page para representar a la comunidad bi y apareció por primera vez durante el aniversario del BiCafe, en Estados Unidos, el 5 de noviembre de 1998.

Para entender el significado de esta bandera LGBT+, primero debemos decirte que ya por ese entonces la comunidad bisexual tenía un símbolo para representarla: los famosos triángulos azul y rosa traslapados. Aunque ese símbolo no se utilizaba como bandera. A raíz de eso, Page decidió tomar los tres colores formados de esa simbología y transformarlos en bandera. 

De tal forma que la bandera bisexual tiene tres franjas. Una magenta, que representa la orientación sexual homosexual; una azul, que representa la heterosexual; y una morada, que representa la combinación de ambas orientaciones dando como resultado la bisexualidad.

La bandera bisexual representa a la bisexualidad como la unión entre la homosexualidad y la heterosexualidad. / Foto: Wikipedia

Bandera intersexual

Otra de las banderas LGBT+ de las que tienes que conocer su significado es la intersexual. Esta bandera fue diseñada por la Organización Internacional Intersex en Australia, en 2013.

La intersexual es otra de las banderas LGBT+ cuyo significado debes conocer. / Foto: Wikipedia

El color amarillo se utilizó porque se considera un color neutro entre el azul, que está asociado con los varones, o el rosa, que está asociado con las mujeres. Y el círculo representa lo completo: que las personas intersexuales no son mitades de hombres o de mujeres, sino personas completas

Bandera pansexual

La bandera pansexual comenzó a aparecer en el internet por ahí del 2010 para darle visibilidad a las personas pansexuales. 

La bandera pansexual representa a las personas que se sienten atraídas por una persona independientemente de su sexo o identidad de género. / Foto: Wikipedia

Su diseño consta de tres colores: el rosa, que representa a las personas que se identifican con el espectro femenino (sean trans o cis); el azul representa a las personas que se identifican con el espectro masculino (igual, sean trans o cis); y la porción amarilla representa a las atracciones no binarias como personas andróginas, agénero, bigénero, etc.

Bandera no binaria

La bandera no binaria fue diseñada por Kye Rowan, de 17 años, en 2014. Como la bandera intersex, utiliza colores sin género como el amarillo, el morado, el blanco y el negro.

La bandera no binaria representa alas personas cuya identidad de género no solo es de hombre o mujer. / Foto: Wikipedia
  • El amarillo representa a las personas cuyo género existe fuera de lo binario
  • El blanco, a las personas con muchos géneros
  • El morado, a personas cuyo género es una mezcla entre el femenino y el masculino
  • Y el negro, a las personas que no se identifican con un género.

Bandera asexual

La bandera asexual debutó en 2010. De acuerdo con el Asexuality Archive, esta bandera fue creada por un miembro de la Asexuality Visibility and Education Network (AVEN)

La bandera asexual consiste en cuatro colores:

¿Ya conocías el significado de la bandera asexual? / Foto: Wikipedia
  • El negro, que representa a la asexualidad.
  • El gris, que representa a la zona intermedia entre la sexualidad y la asexualidad.
  • El blanco, que representa a la sexualidad.
  • Y el morado, que representa a la comunidad asexual como un todo completo.

Bandera lésbica

Las lesbianas también tienen su propia bandera.

Las lesbianas también tienen su bandera. / Foto: Pink News

En ocasiones puede llevar un hacha, para referirse a la comunidad de lesbianas masculinas, o un beso, para referirse a las lesbianas lipstick.

Para identificar a las lesbianas lipstick, se le agrega un beso a la bandera lésbica. / Foto: Pinterest

Bandera de los osos

Y también las ‘tribus’ dentro de los gays tienen sus banderas. Una de las más conocidas es la de los osos. Esta bandera surgió en 1996 y consiste en distintos colores que representan las diferentes tonalidades de piel y de vello en todos los hombres osos del mundo. Y, por supuesto, no podría faltar la icónica huellita de oso estampada ahí también.

Los osos también tienen su bandera. ¿Ya sabes qué significa? / Foto: Wikipedia

Ahora ya conoces el significado de otras banderas LGBT+. Aunque la del arcoíris la hemos utilizado para representar a toda la comunidad LGBT+, también es importante darle visibilidad a ciertas letras que de repente quedan un poco perdidas en el acrónimo.

¿Tú qué opinas al respecto? ¿Ya conocías el significado de estas banderas LGBT+?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Mexico| ¿Matrimonio igualitario debe ir a consulta ciudadana?

La aprobación del matrimonio igualitario debería ser una realidad en todo el país, pero ¿antes tendría que ser sometido a consulta?

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ya ha emitido un dictamen a favor del matrimonio igualitario. No obstante, hay estados que siguen en desacato a esta ordenanza de la SCJN. Asimismo, algunas entidades incluso han puesto sobre la mesa la posibilidad de someter este tema a una consulta ciudadana. En esta nota te explicamos por qué esto no debería ser así.

Recientemente se rechazó la aprobación del matrimonio igualitario en Yucatán y Zacatecas. De igual forma, la legislación de este tema se suspendió de forma indefinida en el Estado de México. Sumado a ello, en dicha entidad, la bancada del PAN propuso hacer una consulta ciudadana sobre las uniones entre personas del mismo sexo.

Homosensual habló en exclusiva con Alex Orué, activista LGBT+ y director de It Gets Better México, sobre las consultas populares que algunas entidades proponen hacer para aprobar o no el matrimonio igualitario.

Los derechos humanos no se consultan

El matrimonio igualitario constituye un derecho para las personas LGBT+. Pese a lo que puedan decir los grupos y personas antiderechos puedan argumentar, con la aprobación de las uniones entre personas del mismo sexo se pone en una igualdad de oportunidades a este sector de la población.

Por este motivo, Alex Orué señaló que un tema tan importante no debe ser puesto a consulta, pues la voluntad de las mayorías no debería vulnerar los derechos de las minorías.

«En México ningún tema de derechos humanos puede ser sometido a consulta».

Por su parte, Enrique Torre Molina, activista y consultor en temas LGBT+, mencionó en exclusiva para Homosensual que no se trata de un asunto de popularidad o que deba ser consultado a la población. Al tratarse de derechos humanos debe legislarse a favor de estos.

«Como lo ha repetido la Suprema Corte, el matrimonio igualitario tiene que ser una realidad en todos los estados del país y los que siguen poniéndole obstáculos ya van tarde».

El tema ya está aprobado, solo hace falta quitar barreras

Finalmente, Alex Orué comentó que ya no se está buscando una aprobación de este tema. Lo que se pretende es que las parejas LGBT+ puedan casarse de la misma forma que lo hacen los heterosexuales. Sumado a ello, el activista comentó que las decisiones de la SCJN no pueden apelarse y deben ser acatadas por todas las entidades.

«A los congresos estatales les toca legislar congruentemente para erradicar la discriminación a las parejas LGBT+ y proteger a todas las familias».

Por estos motivos es que resulta incoherente siquiera pensar en que se planteé la posibilidad de poner a consulta un tema tan delicado como son los derechos humanos

Más claro ni el agua, el matrimonio igualitario debe ser aprobado sin ser sometido a consulta, pero sobre todo dejando de lado a los prejuicios y la discriminación.

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Polonia| Adolescente homofóbico intenta parar marcha con crucifijo

Jakub Baryla, un adolescente homofóbico de 15 años, protestó con crucifijo, rosario y rezos en latín contra una Marcha del Orgullo LGBT+ en Polonia.

El incidente sucedió durante la Marcha del Orgullo LGBT+ en Plock, Polonia. Jakub Baryla, un joven homofóbico que se identifica a sí mismo como un «católico, tradicionalista, conservador y patriota» portó un crucifijo y un rosario para enfrentarse a los grupos LGBT+ que marchaban por sus derechos.

En un inicio, Jakub había desistido de su protesta por miedo a la respuesta que recibiría. Sin embargo, contó en una entrevista con Polytice que después de ver una imagen de una virgen con la bandera LGBT+ decidió continuar con su idea.

El joven pidió una cruz en una iglesia que se encontraba cerca del sitio de la marcha. Un sacerdote le prestó un crucifijo y un rosario, y Jakub se paró frente a la comitiva para protestar en contra de las «malas fuerzas» que llevan a la homosexualidad. 

El chico, luego de pararse frente a la marcha, decidió sentarse en el pasto a orar en latín. En ese momento, policías que se encontraban en el lugar pidieron a Jakub Baryla que se retirara. Este se negó y comentó lo siguiente:

«Les dije que no podía [dejar el lugar] porque los participantes de la marcha estaban destruyendo mi fe católica y profanando mi bandera al poner un arcoíris en ella».

Los policías tuvieron que llevarse a Jakub Baryla para que abandonara la protesta; sin embargo, todo fue pacífico. / Foto: The European Union Times

Los oficiales tuvieron que llevarse al Jakub, aunque él mismo aseguró que los policías lo trataron «perfectamente» al levantarlo y quitarlo del lugar.

Los jóvenes crecen a partir de lo que los padres enseñan y muestran en su día a día. Es por eso que, aunque terrible, no nos debería sorprender que algunos adolescentes del siglo XXI sean igual de intolerantes que nuestros bisabuelos. No todos los chicos son así, pues mientras la homofobia crece, la aceptación y el amor también lo hace. 

¿Qué piensan sobre esta ‘protesta pacífica’ por parte de este joven homofóbico? ¿Se han topado ustedes algo parecido en la calle o en alguna marcha? 

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso