#Mundo| El truco para que ellas sepan que tú también eres lencha

¿Has fantaseado con que exista una forma de identificar a otras lesbianas sin tener que preguntarles? Sí existe, y se llama femme flagging.

¿Recuerdas ese episodio en The L Word cuando Dana Fairbanks tiene un crush con la chef de su trabajo? Como no sabe si también es lencha, reúne a todo el ejército de lesbianas y van todas en mood detective a ver si la crusha de Dana también ‘batea zurda’. Una vez que llegan se ponen a evaluar distintas cosas: cómo lleva el cabello, qué ropa o zapatos usa, el largo de las uñas y así estimar si la muchacha es lenchona o no. Pues eso, queridas, es un ejemplo de femme flaggingY aquí les vamos a contar de qué va.

El femme flagging no es nada más ni nada menos que formas sutiles a través de las cuales expresas que eres una mujer a la que le gustan las mujeres. Sí, el femme flagging es esa útil y sutil herramienta mediante la que te puedes diferenciar de las bugas y distinguir a otras compatriotas lesbianas.

Aunque es algo que ha existido en la subcultura desde hace mucho, mucho, pero muchísimo tiempo, el femme flagging era especialmente útil y popular en los viejos tiempos. Esos en los que la sociedad era aún más cerrada y proclamarte abiertamente como una amante ferviente de la papaya era motivo de críticas y escarnio social.

¿Cómo distinguir el femme flagging?

Algunos ejemplos del femme flagging son el uso de pines, símbolos o incluso banderas LGBT+ o lésbicas… algo que haga referencia a que eres parte de la comunidad, pues. También hay otros como el uso de la camisa de cuadros, el corte pixieo las clásicas botas Dr. Martens de lesbiana. Aunque el tema con estos últimos es que están basados en estereotipos de lo que hacemos, cómo vestimos y cómo nos vemos las lesbianas, y no siempre es así.

Otro ejemplo que no es muy conocido por todas, pero existe, es el esmalte. Así es, muchachas, las lesbianas —ingeniosas como nosotras solas— creamos un código, un sistema para identificarnos entre nosotras a través del barniz.

Así es, chicuelas, resulta que hay ciertos patrones y colores de esmalte que significan diferentes cosas. Por ejemplo, una manicura rosa y con solo una uña pintada de plateado, se refiere a una mujer a la que le gustan las mujeres. Si en vez de dorado, se la pintó de gris, significa que le gusta el bondage. El negro es para el S&M, y el dorado para tríos.

Así que ya saben, chiquilinas. A poner más atención en esas manos, que nunca saben cuándo este código las pueda sacar de apuros.

¿Tú qué otro tipo de femme flagging conoces?

Fuente: Soy Homosensual, Diario el Diverso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s