#Mundo| ¿Cuál es la diferencia entre transgénero y transexual?

Las palabras pueden parecerse pero tienen significados distintos. En esta nota hablaremos de la diferencia entre transgénero y transexual.

Las letras que integran a la comunidad LGBT+ son muchas y algunas se repiten. Algunos términos como ‘gay’ o ‘lesbiana’ se encuentran perfectamente definidos. Sin embargo, hay personas que aún se confunden con algunas palabras que integran a la diversidad. Para que no haya dudas, en esta nota te diremos la diferencia entre una persona transgénero y una transexual.

Antes de comenzar a hablar sobre transgeneridad y transexualidad debemos aclarar a qué se refiere la palabra ‘trans‘. Este vocablo viene del latín y significa «que atraviesas». Es decir, que pasas de un género a otro.

¿Qué es ser transgénero?

Transgénero se refiera a todas las personas que se identifican a sí mismas como pertenecientes al género opuesto al que les fue asignado biológica y socialmente al nacer. Las personas transgénero hacen un proceso de resignación hormonal para que su corporalidad esté en sintonía con su identidad, aunque esto no es fundamental para asumirse con esta identidad.

En exclusiva para HomosensualOphelia Pastrana comentó que el tratamiento hormonal no es necesario para que una persona sea considerada transgénero. El hecho de que alguien se asuma a sí mismo/a como alguien del género opuesto es una razón suficiente y válida para que sea considerado dentro de este umbral de la diversidad.

Las personas transgénero también pueden realizarse intervenciones quirúrgicas para que su apariencia física luzca acorde a su realidad espiritual y psíquica. Pero en estos procesos no se encuentran las intervenciones para modificar sus órganos sexuales.

¿Qué es ser transexual?

Las personas transexuales son aquellas que se sienten y conciben dentro del género y sexo opuesto al que les fue asignado en el momento de su nacimiento. Aquellos y aquellas que se asumen como transexuales también realizan diversos procedimientos para que su aspecto físico esté acorde a su identidad.

Entre los procesos de transición que la gente transexual realiza se encuentran las intervenciones hormonales y quirúrgicas. La diferencia con la población transgénero, es que aquí sí se modifican los órganos sexuales de las personas para que toda su corporalidad encuadre con su identidad.

Sin embargo, Ophelia Pastrana también comentó que la cirugía de reasignación de sexo no es necesaria para ser considerada transexual. Al igual que con las personas transgénero, si alguien se asume como transexual es válido y debe ser respetado.

En términos más simples, las diferencia entre transexual y transgénero radica en las intervenciones que la gente hace en sus cuerposTodo depende de la decisión que tome la persona, y cualquiera que sea es totalmente digna, válida y tiene que ser respetada.

Muy bien, homosensuales, ya están las dudas aclaradas para que no se confundan en el futuro. Y recuerden, ¡trans es bello!

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Mundo| 5 datos que debes saber sobre la asexualidad

Es momento de dejar algunas cosas claras sobre la asexualidad, esa orientación sexual que todos pensamos conocer pero ¿en realidad conocemos?

La asexualidad es una orientación sexual en la que una persona no siente atracción erótica hacia otras personas. Pero ojo, eso no significa que no pueda relacionarse afectiva y románticamente con otras personas, no tener libido, no poder excitarse o no tener sexo. No te la esperabas, ¿verdad? Por eso reunimos estos cinco datos sobre la asexualidad que debes saber sobre la letra A del acrónimo LGBTTTIQA.

La asexualidad es una orientación sexual

Al igual que la homosexualidad, la heterosexualidad, la bisexualidad y tooodas las demás orientaciones sexuales, la asexualidad es una orientación sexual. La asexualidad no es ni una etapa de confusión, ni ser célibe, ni un desorden mental o ‘problema’ emocional.

Una persona asexual puede sentirse románticamente atraída hacia otra

Por definición, una persona asexual es aquella que no siente atracción sexual por otras personas. Pero eso no impide que se sienta afectivamente hacia otras personas y que se pueda enamorar como cualquiera.

Cerca del 1% de las personas son asexuales

Si pensabas que era raro ser asexual, te contamos que no lo es tanto. De hecho, hay estadísticas que indican que cerca del 1% de la población mundial se identifica como asexual, e incluso se cree que el porcentaje podría ser más alto.

Hay asexuales que disfrutan del placer sexual

Otro error común es pensar que a las y los asexuales no les gusta el sexo, y no. Lo que sucede es que, en términos generales, no se sienten sexualmente atraídos hacia nadie. Eso no significa que no les gusten las sensaciones que provoca estimular su lugarcito especial.

Muchas personas asexuales se sienten fuera de lugar

Desafortunadamente, es el caso de muchas personas asexuales que piensan que hay algo mal en ellas porque no se sienten ese deseo que creen que deberían sentir a hacia alguien más.

A esas personitas sólo queremos decirles que no hay nada de malo pasando con ustedes. Su orientación sexual es tan válida como la de cualquiera y siempre lo más importante es que ustedes se sientan bien con quienes son. Te aseguramos que no eres el único/a en sentirse así, mira a estos 5 personajes asexuales que necesitas conocer.

Vamos pasito a pasito, pero la visibilidad de la amplia gama de orientaciones e identidades está creciendo para que nunca más tengan que sentirse fuera de lugar. Su único trabajo es amarse, cuidarse y celebrarse.

¿Tú te identificas como asexual? ¿Conoces a alguien que sí?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Mundo| 5 cosas que debes tomar en cuenta antes de usar un arnés

Si estás pensando en agregar un arnés a tu repertorio de juguetes sexuales, estas son algunas cosas que deberías tomar en cuenta antes.

El uso del arnés se piensa como algo muy típico del sexo lésbico. Esto no es necesariamente cierto, y de hecho hay muchas lesbianas a las que no les atrae nadita la idea. Pero también hay muchas lesbianas a las que sí, por eso en este viernes de empiernarse con bae decidimos traerte esta nota. Sigue leyendo para conocer estas cinco cosas que debes tomar en cuenta antes de usar un arnés.

Encontrar el equipo ideal

Este paso es uno de los más importantes antes de que compres y estrenes ese arnés con tu muchachona. Agárratela de la mano y llévatela a explorar todas y cada una de las sex shops que necesiten hasta encontrar el dildo y el arnés ideal.

Para elegir el dildo, debes tener en mente características como el tamaño, el material, las funciones y un infinito etc. Y el arnés tampoco es más fácil de escoger, eh. Ahí nuestra sugerencia es que compres uno de un material cómodo y que sea fácil de limpiar. A lo mejor los de piel se ve muy pro, pero ya verás la luchita cuando lo quieras lavar. Por eso tómate toda la calma y el tiempo para preguntarle al personal de la sex shopde tu preferencia qué te recomienda, y haz tu compra hasta que tanto tú como tu pareja estén totalmente convencidas.

Abastécete de lubricante y condones

A lo mejor toda tu vida de lesbiana la habías vivido presumiendo la gran ventaja de no tener que comprar condones… pues ‘hastash se te acabó tu fiesta’, mijita. Aunque por supuesto no existe el riesgo de que dejes con bendición a tu noviecita, a través de los juguetes sexuales podemos adquirir y transmitir infecciones de transmisión sexual. Por eso se me va a comprar sus condones el mismito día que compró su arnés.

Y ya aprovechando que estamos ahí, el lubricante. Independientemente de qué tan buena sea tu lubricación natural, no es lo mismo para tu vajayjay recibir deditos que recibir un dildo. El lubricante ayudará a que el artefacto se deslice más fácil y placenteramente, y evitará que lastimes a tu pareja o te lastimes tú.

El chiste no está en el dildo

Sí, es parte importante, pero la gracia de hacer los amores con un arnés no radica en el dildo, hija, sino en los movimientos. En vez de enfocar tu atención en qué tanto entra, esmérate en el cómo entra. Y tampoco olvides utilizar todas las otras partes de tu cuerpo en el proceso. Tócale el botoncito del placer mientras llegas hasta sus adentros, usa tu boquita para estimular sus boobs… échale imaginación, pues.

Tómatelo con calma

No quieras empezar de fregadazo. Ubica tu artefacto, conéctate con él y que sean unx mismxhállale el modo, el ritmo, la forma y todo con calma, tiempo y paciencia.

La comunicación es clave

La comunicación en cualquier práctica es fundamental, y tu primera, segunda, ene vez con un arnés no va a ser la excepción. Siempre pregúntale a tu pareja cómo se siente, si le gusta, cómo hacerlo y lo mismo contigo, extérnale todo lo que sientes. De esta forma van a tener las mejores experiencias con ese entretenido y divertido juguetito que es el arnés.

Esperamos que esta nota te haya servido y tengas una excelente primera experiencia con tu arnés.

Cuéntanos cómo fue tu primera vez usando uno.

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

#Mundo| ¿Las lesbianas también practican el beso negro?

Porque las lesbianas también le entramos al beso negro bien y bonito, aquí algunos tips para que triunfen en el arte del annilingus.

El annilingus, también llamado beso negro, es esa práctica muy conocida en el mundo gay, pero no tan comentada en el lésbico y el heterosexual. Aunque ojo, no por no ser comentada no es realizada, eh. Esta práctica consiste en estimular la zona anal con la lengua y los labios y, aunque es una excelente forma de estimular el punto G de los hombres, en esta nota nos vamos a enfocar en el beso negro entre las lesbianas.

Gracias a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que tiene, el ano es una de las zonas más erógenas de nuestro cuerpo. Y aunque su estimulación aún sigue siendo un tabú dentro de la sexualidad, cada vez se hace menos extraño escuchar las palabras ‘beso negro’ entre las lesbianas.


Recuerdo la primera vez que escuché de esta práctica entre nosotras. Estaba con mis amigas y platicábamos de distintas experiencias sexuales, y cuando una de ellas mencionó el beso negro, me sorprendí. Por supuesto nunca pensé que fuera algo exclusivo del sexo gay, es más bien que nunca me pasó por la mente ni hacerlo ni que me lo hicieran. En ese momento pensé: Uh-uhI don’t think so.

Pero una vez que te lo propones, pasas de ahí al ‘hmmm, podría ser’, y de repente ya llegaste al: ‘¡VA!’. Así que el primer paso para aventurarse en la práctica del beso negro es quitarte de la mente la idea de que se trata de algo sucio, porque no tiene por qué serlo. Pero a eso llegaremos ahorita.

Cómo prepararme para un beso negro

Como ya dije, creo que lo primero es prepararte psicológicamente, quitarte el tabú de la cabeza y decir ‘órale, vamo’a probar’. Eso sí, ve tan despacito como ocupes. No tienes que comerle el duraznito a la primera. Empieza familiarizándote con la zona primero. Puedes empezar tocándolo suavemente con tus dedos y ver las reacciones que eso provoca en tu pareja o en ti, según sea el caso.

Explórense tanto como necesiten y cuando ya decidan dar el paso, ahora sí tengan en cuenta lo siguiente: la higiene es FUNDAMENTAL.

Lo primero que hay que hacer es lavar la zona. Con esto se asegurarán de eliminar todo rastro de desecho de su duraznito precioso, además de evitar que su muchachona se tope con malos olores y sabores. Aunado a esto, pueden utilizar ya sea condones o diques dentales que puedes poner en tu lengua o en el ano de tu pareja y hacer la práctica más segura.

Una vez que ya tenemos resuelto el tema de la limpieza, ahora sí, procede a hacer magia con tu boquita. Dicen las expertas que la mejor forma de iniciar es haciéndole sexo oral a tu pareja para ponerla en el mood. También porque no es recomendable regresar a su vajayjay después de haberle hecho el beso negrosobre todo si no usaste una barrera bucal.

Ya que estás comiéndole el mazapancito, puedes empezar a bajar con tu lengua a la zona perianal. También puedes usar tus dedos para tocarla suavemente y si usas lubricante, mejor. Explora el cuerpo de tu pareja y ya que ambas se sientan seguras, acerca tu boquita a su lado oscuro y empieza besándolo y luego masajeándolo con tu lengua. Ya si ambas quieren y se les antoja, puedes succionarlo o introducir tu lengua, pero esto siempre que AMBAS quieran.

Y ya de ahí, muévete con toda la libertad que te permitas. A la par puedes utilizar juguetes sexuales con tu pareja, usar tus dedos para estimular su clítoris o llevarlos al interior de su vajayjay. Todo queda al servicio de su creatividad.

¿Puedo adquirir o transmitir una ITS durante el beso negro?

Sí, bebé, sí puedes. Porque es una realidad que el ano es ese lugar por el que nuestro cuerpo desecha lo que tiene que desechar. Y por lo mismo puede haber bacterias, virus y otros microorganismos de los que tenemos que protegernos cuando vamos a hacer un beso negro.

Algunas de las ITS que se pueden adquirir y transmitir durante esta práctica son el VPHla hepatitis A, B y Cgonorreaherpes, entre otras. Pero no se preocupen, no significa que tengan que renunciar a los placeres del beso negro, nomás significa que se me tienen que cuidar.

¿Qué pueden hacer?

Utilizar una barrera bucal de látex mientras lo realizan. Ahora que si lo que quieren es hacerlo en directo, también se puede. Vayan a hacerse una revisión de ITS para corroborar que sea seguro y sigan las medidas de higiene que les pusimos arriba y listo, muchachas. Pero esto es en realidad lo que se recomienda para TODA práctica sexual.

Así que, chicuela, si quieres entrarle a la práctica del beso negro, aventúrate sin miedo y con muchas ganas, que la sexualidad está pa’vivirse y pa’gozarse sin tabúes, nomás con cuidado, consenso y responsabilidad. Esperamos que esta nota te haya servido y si tienes experiencias que quieras compartir con nosotros, son todas bienvenidas.

¿Tú ya sabías qué es el beso negro?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso