#Mundo| 6 micromachismos en las relaciones lésbicas

Ser lesbianas no nos exenta de reproducir micromachismos en nuestras relaciones. Estos son algunos de los más frecuentes.

Contrario a lo que podríamos pensar, las lesbianas también tenemos actitudes machistas. Y muuuchas. En parte es porque sí, vivimos en una sociedad machista y es lo que aprendemos, pero eso no es excusa para no concientizarlas y dejar de repetirlas. Por eso te traemos esta lista de seis micromachismos muy frecuentes en las relaciones entre lesbianas para que te apliques y los dejes de repetir.

1.Compartir nudes o información privada de tus exparejas

Ahí les encargo que sean damitas, muchachas. ¿Qué es eso de comportarse como el clásico patán que les muestra el pack de su ligue, su novia o su ex a sus amigotas? Y lo mismo con estar revelando información personal sobre las muchachonas con las que han estado. Respeten su intimidad como quisieran que otras respetaran la suya. Nada de andarle contando a Sutanita si Fulanita no se la rifa en los artes amatorios, si se depila o no, o si le gusta el golden shower. Hablar de más o mal de otras mujeres habla peor de ustedes, nomás digo.

2. Ser pasiva es menos que ser activa

Quién sabe por qué se empezó a esparcir esa ridícula idea de que se es más lesbiana o se tiene más autoridad siendo activa que pasiva. Bueno, no. Sí sabemos de dónde viene. ¿Quieren saber? De la misma cultura de la penetración que somete a la mujer a jugar un rol sumiso por el papel que desempeña en el sexo. ¿Estamos seguras de que queremos esos patrones misóginos y heteronormados en nuestras relaciones lésbicas? 

3. Criticar a otras mujeres por su vida sexual

Este micromachismo es muy frecuente no solo entre las lesbianas, sino entre las mujeres en general. Debemos dejar de juzgarnos por nuestra vida sexual, amigas. La sexualidad es para que la vivamos sin vergüenza, sin juicios y con plena libertad.

4. Esperar que quien es más masculina pague todo

Nuevamente, ¿por qué queremos traer los nocivos roles heteronormados a nuestras bonitas relaciones homosexuales? Desháganse de una vez de ese micromachismo de que quien se vea más masculina tiene que asumir los gastos o el control en la relación. Promovamos la repartición equitativa del poder en nuestras relaciones. Y lo mismo, muchachita tomboy, no espere que por haberle invitado el Icee y la película, la señorita le debe algo. Porque no.

5. Controlar a tu pareja a través del dinero

Este es otro de los micromachismos que nos regresan directito a las reparticiones equitativas del poder. No porque una tenga mayores ingresos que la otra, va a ser la que manda, ni a la que se le tiene que servir, ni la que puede usar el dinero para chantajear a su pareja.

6. Acosar a otras mujeres

Y ni lo nieguen, muchachitas, que ya las hemos leído hablando de ‘voltear el tazo’, con las bugas. Recuerden nada más todas esas veces que un vato jodónles dijo que él podía quitarles lo lesbianas. NO sean el vato jodón. Y tampoco acosen a otras tortillinas Tía Rosa. Entiendan, interioricen y hagan de esta oración su mantra: NO ES NO. Porque es un hecho que el acoso entre lesbianas existe y urge ponerle fin.

Ojalá esta nota haya cumplido su objetivo: concientizarnos sobre los micromachismos que repetimos en nuestras relaciones lésbicas. Y ya concientizados, empezar a trabajar para eliminarlos.

¿Qué otra actitud machista crees que deberíamos agregar a la lista?

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s