#Mundo| En esto se parecen los cristianos y los LGBT+

Aunque la religión condena la homosexualidad, hay algo que nos hace semejantes. En esto se parecen los cristianos y los LGBT+.

La historia siempre tiende a repetirse, siempre. Desde que surgió el cristianismo, la religión ha condenado a la homosexualidad de manera enérgica. Esta actitud ha persistido a pesar de que algunos dirigentes de la iglesia católica han sido gays. Lo que muchos religiosos no saben es que hay una cuestión en la que se parecen los cristianos y los LGBT+.

Cuando algo es nuevo, muchos le tienen miedo. Esto pasó cuando el cristianismo vio la luz en el siglo I y sus seguidores eran cruelmente reprimidos por el Imperio romano. Los seguidores de Jesús tuvieron que huir de Tierra Santa debido al rechazo que sufrían, y porque podían ser asesinados por su credo.

Los nuevos cristianos —que en ese momento no tenían una denominación— huyeron en su mayoría a Europa. En el viejo continente comenzaron a aumentar los seguidores de la nueva fe, pero esto no fue garantía de libertad religiosa. En Roma no se toleraban otras religiones que no fuera la oficial.

Perseguidos por ser diferentes

Seguramente muchos creen que entre el cristianismo y la comunidad LGBT+ no hay similitud alguna, pero esto no es así. En los primeros años de lo que más tarde sería la iglesia católica, los seguidores de esta fe pedían aceptación y tolerancia para poder profesar su credo de manera libre.

Los cristianos tenían que esconderse para poder adorar a su dios libremente y evitar ser asesinados. El símbolo de la cruz se colgaba en las puertas de las casas creyentes para que entre los seguidores se pudieran identificar. Donde había una cruz colgada era un refugio y una zona segura para los cristianos.

Incluso en la biblia hay constancia de esta persecución en varios de sus versículos. En Corintios 4:12 se lee lo siguiente:

«Nos agotamos trabajando con nuestras propias manos. Cuando nos ultrajan, bendecimos y cuando somos perseguidos, lo soportamos».

La llegada de la aceptación

La tolerancia al cristianismo no fue algo que llegara rápido. Fue hasta el año 325 con el Concilio de Nicea y la aprobación del emperador Constantino que la nueva religión quedó plenamente establecida y aceptada. Ese año fue el nacimiento de la iglesia católica como la conocemos.

Luego de tanta violencia y represión, los cristianos finalmente tuvieron lo que tanto habían anhelado: libertad. Sin embargo, pareciera que esta lección de varias décadas de intolerancia no les enseñó nada a los religiosos. Una vez que fueron libres ellos mismos se dedicaron a juzgar y reprimir al que pensara diferente.

La comunidad LGBT+ ha luchado durante muchos años por ser respetada y reconocida. Sin embargo, a pesar de los avances y la ardua labor de muchos activistas aún falta mucho por hacer. Ojalá no tengan que pasar más de 300 años para que nuestros derechos sean reconocidos y se nos deje de reprimir y atacar.

¿Se imaginaban que el cristianismo y la comunidad LGBT+ buscaran lo mismo, homosensuales? Al final, lo único que todos buscamos es tolerancia y respeto.

Fuente: Soy Homosensual, Diario el Diverso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s