7 cosas que NO deberías decirle nunca a un bisexual

1. ¿Te gustan más los hombres o las mujeres?

Esta frase es súper típica, para muchas personas el hecho de que te gusten ambos sexos o más, es algo que no concuerda con su lógica heteronormada. Normalmente no hay una respuesta fija, simplemente gustan de ambos y punto.

2. Es solo una etapa, ya te vas a dar cuenta lo que en verdad te gusta, se vale experimentar

Aunque algunas personas se identifican primero como bisexuales antes de descubrir totalmente su sexualidad, ser bi no es una etapa, es tan fácil y sencillo como cuando te gustan dos sabores de nieve, así de fácil es.

3. Seguro participas en puros tríos

A algunos bisexuales nos llama la atención o es una fantasía hacer un trio sexual, pero eso no quiere decir que, realmente queramos llevarlo a acabo o que solo queramos tener tríos, somos personas comunes y corrientes a las que nos gusta el sexo común y corriente.

4. Eres un infiel

No por sentirnos atraídos por dos sexos diferentes significa que no respetemos a nuestras parejas. ¿Hay bisexuales infieles? Claro, así como homosexuales y heterosexuales que lo son…

5. Eres un promiscuo, ¿Cómo puedes estar con un hombre y con una mujer?

Esta frase suele ofender bastante ya que hace que la persona bisexual sienta que está haciendo algo malo, cuando lo único que está haciendo es disfrutar de su sexualidad.

6. Eres gay/lesbiana pero te da miedo aceptarlo

Esta frase suele venir en mayor parte por personas que pertenecen a la comunidad LGBT, y aunque parece ilógico, están haciendo lo mismo que los homofóbicos suelen hacer, juzgar a alguien por ser diferente a ellos. Y no, somos bisexuales y que estemos con alguien de nuestro mismo sexo no nos hace gays, así como estar con alguien del sexo opuesto no nos hace heterosexuales.

7. Para mí no hay medias tintas, eres o no eres heterosexual

En lo personal escuchar esta frase me da coraje porque pareciera que no tienes derecho a simplemente disfrutar de ambos mundos, pareciera que te dicen: no puedes ser libre tienes que escoger de qué sabor quieres tu nieve, vainilla o chocolate. Pero, ¿Y si quiero de ambas o primero de una y luego de otra?

No siempre el propósito de estas frases o preguntas, es ofender, pero no son cosas que se deberían decir sin pensarlas antes, o elaborarlas de mejor forma.

Todos tenemos el derecho de que nos atraiga quien sea que cumpla con lo que buscamos en alguien, ya sea para algo casual y momentáneo o para compartir parte o toda la vida juntos. Siempre y cuando seamos claros con ello.

Lo único que le debe importar a las personas es que nunca lastimes a nadie ni obligues a hacer algo que no quieran.

Fuente: El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

Estas son las mentiras más comunes que dicen los hombres gays en su primera cita (y cómo reconocerlas)

Este artículo es para que no te creas todo lo que te dicen en la primera cita.

Sí, sabemos que puedes estar nervioso y que probablemente te idealizas de más, pero tienes que tener los pies sobre la tierra. Si puedes reconocer las cinco mentiras clásicas que los hombres gays dicen en la primera cita, te ahorrarás mucho tiempo y sufrimiento.

1. Estoy soltero

Todos son solteros en la primera cita, especialmente los novios.
Primero que nada, que la persona haya accedido a tener una cita y que no se haya tocado el tema, no quiere decir que sea soltero.
Lo que tendrías que hacer es preguntarle directamente si tiene novio, si te contesta que «es complicado» o «es un proceso difícil»… Desde aquí es una alerta roja y es mejor alejarse.

2. No uso apps de citas a menudo

Casualmente ves en su teléfono la aplicación, o por ahí lo conociste pero al darse cuenta que lo notaste, te dice esto.
Puede ser que sea un tipo con pésima suerte y que se lo haya descargado su amigo y él realmente no lo usa, pero es 1/100. No hay nada malo en usar apps de citas, pero ¿Por qué mentir? Digo, nadie le pertenece a nadie y solo basta con ser sincero al decir: «pues tengo la app, pero cuando estoy en una relación, si es acuerdo mutuo, la borramos, o la dejamos para usarla entre los dos» qué se yo.

3. Estoy listo para una historia seria

Las palabras se las lleva el viento.
Puede que no sea del todo mentira esta frase, sin embargo, el que hace mucho énfasis en algo hace dudoso que sea verdad. Para saber si es serio, necesitamos hechos.

4. Siempre soy yo el que sale herido

Quien inmediatamente dice, en la primera cita, que fue herido, que sufrió por amor y que siempre termina siendo la víctima de la relación, puede ser una alerta amarilla y probablemente una mentira. Puede ser una forma de hacerte ablandar, llegarte por el lado sentimental y de una forma que no sea la más adecuada.

5. El sexo no es importante para mí

El tema sexual suele ser un tabú, y más cuando no tienes muchas confianza con la persona, entonces muchos acuden a esta mentira para que no creas que solo te quiere para eso, siendo que de verdad le interesa el ámbito sexual. En este punto depende de qué estén buscando ambos. Entonces lo mejor sería darle vuelta a la hoja y dejar este tema para cuando haya más confianza. O si lo quieren tocar desde la primera cita, apegándose a la verdad y tratar de persuadir lo más posible, para que haga lo mismo.

Esta lista no está basada en ningún estudio científico o prueba social, es solamente empírica; basada en todas las anécdotas que ustedes nos cuentan.

Los puntos pueden cambiar acorde a la persona con la que estén y todo depende mucho de que es lo que buscan. Si quieren tener sexo en su primera cita, adelante. Si no quieren tenerlo, algunos te dirán lo que sea para conseguirlo.

Lo mejor es siempre ser claros, tener los ojos abiertos y hablar con la verdad.2.2k

Fuente:El ClosetLGBTI, Diario El Diverso

Una pareja gay en relación abierta tiene más confianza y es más unida, según estudio

Un nuevo estudio demuestra que las parejas no monógamas en realidad pueden estar más unidas, incluso cuando críticos de las relaciones abiertas argumentan que los humanos no pueden separar el amor y el sexo.

Hugh McIntyre, un escritor de música de 26 años, y Toph Allen, epidemiólogo de 28 años, están enamorados y tienen una relación «increíble» de dos años y medio. Una de las claves de su éxito: acostarse con otras personas.

«No cambiaríamos nada», dice Allen, que vive en la ciudad de Nueva York con McIntyre. «Llegamos a cumplir nuestro deseo de tener sexo con otras personas. Evitamos las trampas y el resentimiento que surge en las relaciones monógamas cuando no se puede perseguir los impulsos sexuales». Su relación no es inusual entre los hombres homosexuales. En 2005, un estudio encontró que más del 40% de los hombres gay tenían un acuerdo de que el sexo fuera de la relación era permisible, mientras que menos del 5% de las parejas heterosexuales y lesbianas informaron lo mismo.

McIntyre y Allen dicen que la fuerza de su vínculo se basa en una comunicación clara y abierta. Y aunque esa afirmación será desconcertante o incluso tabú para muchas parejas monógamas, un nuevo estudio sobre parejas homosexuales en relaciones abiertas sugiere que este escepticismo no está justificado. De hecho, según el estudio, las parejas no monógamas en realidad pueden estar más cerca que sus contrapartes más fieles.

Usa tus teclas ← → (flecha) para navegar17.6k

CompartirComparteTweet

El estudio que reveló dicha información:

En junio de 2015, Christopher Stults, investigador del Centro de Estudios de Salud, Identidad, Conducta y Prevención en la Universidad de Nueva York, lanzó un estudio cualitativo de 10 parejas homosexuales en relaciones abiertas. Dirigió entrevistas individuales de 45 minutos con cada uno de estos hombres y sus parejas, con edades comprendidas entre los 19 y los 43 años.

El estudio, financiado por el Centro Rural para el SIDA / Prevención de ETS en la Universidad de Indiana, tenía múltiples objetivos. «Queríamos ver cómo estas relaciones se forman y evolucionan con el tiempo y examinar la calidad percibida de la relación, la satisfacción de las relaciones y el riesgo potencial de infección por VIH / ITS», dice Stults.

Hasta ahora, Stults dice que su conclusión es que las relaciones no monógamas pueden conducir a una relación más feliz y satisfactoria. «Mi impresión hasta ahora es que no parecen estar menos satisfechos, y puede ser que su comunicación sea mejor que entre las parejas monógamas porque tuvieron que negociar detalles específicos», dice Stults.

Y las relaciones abiertas «no parecen poner a los hombres homosexuales en un riesgo desproporcionado de VIH y otras ETS», dice Stults. «Que yo sepa, nadie contrajo el VIH y solo una pareja contrajo una ETS».

Pero a pesar de los hallazgos de Stults, hay un estigma asociado con este tipo de relaciones. En 2012, cuatro estudios de la Universidad de Michigan encontraron que la percepción de los participantes sobre las relaciones monógamas era «abrumadoramente más favorable» que las relaciones abiertas.

«Los hombres homosexuales siempre se han comprometido más a menudo en relaciones consensuales no monógamas, y la sociedad ha estigmatizado constantemente su decisión de hacerlo», dice Michael Bronski, profesor en el departamento de mujeres, género y sexualidad en Harvard.

McIntyre y Allen dicen que ellos mismos han experimentado el estigma, pero que una relación abierta es la manera más honesta para que estén juntos. «Nos encontramos con homosexuales y heterosexuales que han asumido que nuestra relación es ‘menor que’ porque no somos monógamos. Creo que eso es ofensivo y ridículo «, dice McIntyre.

Entonces, ¿qué hace que una relación abierta funcione? Los participantes en el estudio de Stults enfatizaron que el éxito se basa en la creación de reglas y apegarse a ellas. Para McIntyre y Allen, dos reglas son clave: «Siempre dile a la otra persona cuando te conectas con otra persona, y siempre practica sexo seguro», dice Allen.

Para David Sotomayor, un planificador financiero de 46 años de Nueva York, apegarse a reglas específicas es fundamental para el éxito de su matrimonio abierto. «Están diseñados para proteger el amor de nuestra relación», dice. «Podemos tocar físicamente a otro hombre y tener relaciones sexuales orales, pero no podemos besarnos, tener relaciones sexuales anales o ir a citas con otros chicos. Le damos un valor emocional al beso: es especial y único».

Pero apegarse a las reglas no siempre es fácil. Sotomayor los ha roto varias veces, lo que ha causado conflicto. «Crea una sensación de duda sobre si alguien está diciendo la verdad», dice.

Brian Norton, un psicoterapeuta que se especializa en parejas homosexuales y profesor adjunto en el departamento de consejería y psicología clínica de la Universidad de Columbia, dice: «El sexo es una experiencia emocional. Hay emoción en juego, e incluso en la experiencia más transaccional, alguien puede apegarse».

Norton cree que salir de la relación sexual puede generar inseguridad emocional. «Creo que es una píldora difícil de tragar que no podamos serlo todo para nuestros socios», dice. «Una relación es un acto constante de equilibrio entre dos necesidades humanas en conflicto: la autonomía y la necesidad de cercanía».

Allen dice: «Es cierto que el amor y el sexo están entrelazados, pero no son lo mismo. El amor es mucho más que sexo. Hay intimidad, amistad, cuidado mutuo y respeto».

Que las parejas homosexuales estén liderando el camino en las relaciones sexualmente progresivas no debería ser sorprendente, según Bronski. «Debido a que han sido excluidos de las nociones tradicionales de comportamiento sexual, han tenido que marcar tendencias y forjar sus propias normas de relación», dice.

Norton cree que las instalaciones con las que los homosexuales participan en relaciones abiertas pueden estar relacionadas con el miedo a la intimidad. «La experiencia de aceptar su identidad homosexual a menudo puede asociarse con el abandono emocional, la vergüenza y el rechazo», dice.

«Así que nuestra experiencia con el amor y la intimidad a una edad temprana a menudo se rompe y se ve comprometida, por lo que cuando alguien trata de acercarse a nosotros como un adulto, las defensas aumentan», dice. «Es de naturaleza humana evitar volver a visitar los sentimientos de abandono, y las relaciones abiertas pueden ser una forma de mantener la distancia entre otro hombre».

Pero Allen dice que ser abierto ha fortalecido su relación con McIntyre y lo ha acercado a la pareja. «Siento un mayor sentido de conexión con Hugh porque puedo verlo explorar su sexualidad con otras personas y siento gratitud hacia él por darme el mismo margen», dice.

Todos los expertos en esta historia dicen que creen que las relaciones abiertas pueden funcionar cuando se basan en la honestidad y la comunicación.

Fuente:El ClosetLGBTI, Diverso El Diverso

Google no tolerará protestas contra políticas homofóbicas

Google anunció a sus empleados que durante la Marcha del Orgullo no tolerará protestas en contra de sus controversiales políticas homofóbicas.

La homofobia y el odio no deben tener cabida en ningún lugar. Aun así, Google anunció que, durante la Marcha del Orgullo LGBT+ en San Francisco, no tolerará que sus empleados realicen protestas en contra de sus controversiales políticas homofóbicas. De acuerdo con la compañía, hacer esto violaría el código de conducta de la empresa.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

El sábado 29 de junio se llevará a cabo el Pride en San Francisco, California en el que participará Google. Por esta razón, la compañía anunció a sus empleados que no aceptará protestas ni comentarios en contra de una política de YouTube —plataforma que forma parte de Google— que permite la homofobiaThe Verge publicó que los empleados de Google pueden expresar sus ideas de forma personal, pero no en nombre de la corporación.


Una medida aplicada por una política controversial

Esta polémica surge por una política que YouTube maneja con respecto al contenido que se sube a la plataforma. De acuerdo con una de las reglas del portal de videos, los comentarios homofóbicos son considerados como «libertad de expresión», aunque el lenguaje utilizado al expresarlos no sea el correcto.

Google es una empresa que apoya a la diversidad. No obstante, hacer esta declaración se contradice con sus políticas de inclusión. Lo correcto sería que prohibieran los discursos que fomentan el odio en sus plataformas en lugar de coartar a sus empleados a manifestarse en contra de políticas discriminatorias.


Una medida aplicada por una política controversial

Esta polémica surge por una política que YouTube maneja con respecto al contenido que se sube a la plataforma. De acuerdo con una de las reglas del portal de videos, los comentarios homofóbicos son considerados como «libertad de expresión», aunque el lenguaje utilizado al expresarlos no sea el correcto.

Google es una empresa que apoya a la diversidad. No obstante, hacer esta declaración se contradice con sus políticas de inclusión. Lo correcto sería que prohibieran los discursos que fomentan el odio en sus plataformas en lugar de coartar a sus empleados a manifestarse en contra de políticas discriminatorias.

Por si aún no sabes distinguir la diferencia, aquí te compartimos las diferencias entre discurso de odio y libertad de expresión. Y acá puedes ver cuáles son los términos de búsqueda LGBT+ más populares en México durante el Mes del Orgullo.

El odio y la homofobia no es libertad de expresión y no deben ser tolerados.

Fuente: Soy Homosensual, Diario El Diverso