#EEUU| Famosa ex Miss Universo asegura que ha tenido novias

Una famosa ex Miss Universo aprovechó el LA Pride2019 para revelar que ha tenido muchas novias. Aquí te contamos de quién se trata.

Las celebraciones de la Semana del Orgullo en Los Ángeles reunieron a miles de personas LGBT+, familiares, aliados y artistas con el objetivo de exigir el reconocimiento de los derechos de nuestra comunidad.

El domingo 9 de junio se llevó a cabo la Marcha del Orgullo en West Hollywood, California. Varios famosos estuvieron presentes, entre ellos Meghan Trainor, Cristian Castro y la ex Miss Universo Alicia Machado.

Durante el evento, Alicia Machado aseguró para el programa ¡Suelta la sopa!, de Telemundo, que siempre ha abogado por los derechos LGBT+ y por la libertad de expresión desde el Congreso de los Estados Unidos.

«Siempre los defiendo. He tenido la oportunidad de estar en el Congreso de los Estados Unidos en varias ocasiones, abogando por los derechos de todos nosotros. Porque todos somos LGBTIQ».

Para la actriz y modelo es importante reconocer que todos los humanos tienen el derecho de amar a alguien, sin importar raza, género u orientación sexual. La también cantante aprovechó el momento para asegurar que «el amor es el amor» y que a ella le gustan «grandotas». Después de realizar el comentario, el reportero le preguntó a la cantante si ha tenido novias, a lo que Machado respondió afirmativamente.

«He tenido experiencias. Yo creo que el amor es el amor […] a mí me gustan grandotas. Sí, yo he tenido varias novias. Besos a todas».

Después de la marcha, Alicia Machado publicó en su cuenta de Instagram lo agradecida que estaba por haber participado en el LA Pride 2019. Hasta el momento no ha vuelto a mencionar nada sobre su declaración durante el evento.

¿Qué opinas de la declaración de Alicia Machado?

Fuente:  Telemundo, Las Estrellas, Soy Homosensual, Diario el Diverso

#Mexico| ¿Viajarás? Ve a los principales destinos turísticos LGBT+

Si decides viajar en este Mes del Orgullo, considera estos destinos turísticos LGBT+ de México y del mundo. Seguramente te la pasarás muy bien.

Estamos en el Mes del Orgullo LGBT+ y muchas personas aprovechan para viajar y disfrutar de los atractivos que ofrecen varias ciudades y países. De acuerdo con la Organización Mundial de Turismo, casi 180 millones de personas LGBT+ que viajan de forma nacional o internacional durante las celebraciones delPride. Esta cifra posiciona a nuestra comunidad como uno de los segmentos con mayor crecimiento en los últimos años.

México se ubica como uno de los principales destinos turísticos del mundo. Nuestro país cuenta con muchas playas consideradas gay-friendly. Un ejemplo es Puerto Vallarta, que recibió el reconocimiento Trip Advisor Travelers Choice 2014, como mejor punto turístico del orbe. Otras naciones como España, Alemania e Israel siguen liderando los rankings como lugares donde nuestro colectivo es bienvenido. A continuación te presentamos algunos de los principales destinos turísticos LGBT+.

Puerto Vallarta

Es el destino LGBT+ por excelencia de México. Las celebraciones del Pride, así como su amplia oferta turística atraen a miles de visitantes nacionales e internacionales. Un gran número de hoteles y de negocios tienen como público principal a nuestra comunidad. La Playa de los Muertos es la zona más gay de la ciudad, por lo que el buen ambiente dura prácticamente las 24 horas del día.

Guadalajara

La capital de Jalisco se ha convertido en uno de los principales destinos LGBT+ de nuestro país. Varios de sus eventos, como el Guadalajara Pride, y la cantidad de establecimientos incluyentes son los principales motivos para que miles de personas decidan disfrutar de las celebraciones del Mes del Orgullo o pasar una agradables vacaciones.

Cancún

Fiesta todo el día, todos los días, rico clima, hermosas playas y un ambiente incluyente con los LGBT+. ¿Qué más necesita Cancún (y la Riviera Maya) para ser uno de los principales destinos turísticos del mundo? La vida nocturna, un sinfín de establecimientos gay-friendly y los shows que se presentan en este punto mexicano lo convierten en un referente mundial.

Ciudad de México

Una de las ciudades más cosmopolita y una de las más abiertas a la comunidad LGBT+ del orbe. Basta mencionar el reconocimiento de los derechos y la protección que ofrece a través de las leyes. Zona Rosa, Coyoacán, Roma-Condesa y Polanco son las zonas donde puedes encontrar muchos establecimientos gay-friendly, como hoteles, antros y bares. Además, la Marcha del Orgullo es una de las más grandes del mundo.

Tel Aviv

Esta ciudad israelí es conocida como el «Oasis LGBT+ de Medio Oriente». Es la única de dicha zona geográfica donde las personas del colectivo pueden disfrutar de sus derechos sin miedo a la persecución. Durante las celebraciones del Mes del Orgullo, la ciudad realiza diversas actividades donde gran parte de la población (sin ser necesariamente LGBT+) participa. Por ejemplo, en el Tel Aviv Pride, una de las marchas más espectaculares del mundo.

Madrid

La capital del ‘país más gay-friendly del mundo‘ se llena de fiesta y de colores durante el Mes del Orgullo. Durante los cinco días que dura el evento, más de 1.5 millones de turistas visitan esta ciudad. Cada año, celebridades de todo el mundo presentan sus espectáculos musicales, especialmente durante la Marcha del Orgullo. El Orgullo de Madrid es el evento LGBT+ más grande de Europa y uno de los más importantes del mundo.

Buenos Aires

Con el reconocimiento del matrimonio igualitario y leyes antidiscriminatorias, la capital de Argentina se ha posicionado como uno de los principales destinos turísticos LGBT+ de América y del mundo. Esta ciudad posee varios establecimientos para todos los gustosgays, trans y queers encontrarán buen ambiente y mucha libertad.

Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo es la única urbe del continente africano donde la homosexualidad no es perseguida. En los últimos años, esta ciudad de Sudáfrica ha experimentado un gran crecimiento económico. Aunque las diferencias sociales siguen siendo muy marcadas, esto es impedimento para que en varios puntos de la capital se establecieran puntos turísticos LGBT+: playas, hoteles y antros gays han ganado popularidad a nivel mundial.

Tokio

De acuerdo con los British LGBT Awards, en Tokio se ha dado una apertura (aún limitada) hacia la comunidad LGBT+. El gobierno local ha aprobado leyes para evitar la discriminación por orientación sexual. Además, varias zonas de la capital nipona cuentan con un gran número de establecimientos para nuestra comunidad. De este modo, esta ciudad es la más liberal de todo el continente asiático.

Berlín

Después de la persecución contra homosexuales en la Segunda Guerra Mundial, Alemania (y otros países europeos) reconocieron los derechos LGBT+. Aunque pasaron muchos años para que esto pasara, hoy Berlín es una de las ciudades más incluyentes del mundo. Zonas como Schöneberg y Düsseldorf tienen gran número de antros y bares gay. Además, su Marcha del Orgullo es una de las más grandes del orbe.

¿A qué destino turístico LGBT+ te gustaría viajar?

Fuente: El Financiero, México Desconocido, OMT, Skyscanner, Soy Homosensual, Diario el Diverso

#EEUU| Trump prohíbe colocar la bandera LGBT en las embajadas de EUA

El gobierno de Donald Trump está negándoles permiso a las embajadas de Estados Unidos que han querido colocar la bandera del Orgullo LGBT+ en sus astas oficiales.

Aunque desde hace años es costumbre que las casas diplomáticas estadounidenses exhiban el estandarte del arcoíris en junio, el Mes del Orgullo, la administración de Trump está rechazando ahora las solicitudes.

El permiso se ha negado, al menos, a Brasil, Alemania, Israel y Letonia, reporta el sitio NBC News.

El Departamento de Estado de EUA no está dando más explicaciones y se ha limitado a mandar corres electrónicos que dicen “no, denegado el permiso”, informa el Huffington Post.

Activistas LGBT acusan a Trump de hipocresía, pues a inicios de mes prometió en un tuit que impulsaría una campaña internacional para que descriminalizar la homosexualidad en los más de 70 países que la consideran un delito.

Aunque Trump dice ser “gay friendly”, en realidad su gobierno ha prohibido a las personas trans entrar al ejército, busca quitarles servicios de salud y promete bloquear una ley antidiscriminación aprobada por la cámara baja del Congreso.

“¿Se acuerdan de la semana pasada cuando Donald Trump estaba fingiendo celebrar el Mes del Orgullo?”, tuiteó GLAAD, una de los grupos LGBT más grandes de EUA.

Pese a la prohibición, embajadores estadounidenses de varios países, como China, India y Brasil, están colocando estandartes de arcoíris en edificios aledaños o paredes exteriores conmemorar la diversidad sexual.

Fuente: ElClosetLGBT, Diario el Diverso

#Mundo| Hablemos de salud mental: porqué deberíamos ir al psicólogo

Ya cumplí más de un año de ir a terapia. A días de cumplir el proceso que inicié hace un tiempo, me di cuenta de que fue una de las mejores decisiones que he tomado.

Y todo comienza con el miedo de que nunca quise hablar de lo que me pasaba. Las palabras se acomodaban en mi interior, mientras lucía una sonrisa como si no pasara nada. He ahí mi problema.

Yo crecí con la idea de que ir al psicólogo era sinónimo de estar desequilibrado, enfermo, o simplemente de que no eres lo suficientemente fuerte para superar lo que la vida te arroja. Estaba muy equivocado. Cuando las palabras no dichas se hicieron nudo en mi garganta, y me escapé de ahogar, reconocí que debía hablar con alguien.

Y poco a poco fueron saliendo los “cucos” del armario. Las dudas, las inseguridades, los miedos. Todos esos pesos que se manifestaban en otra ilusión amorosa fallida, en ansiedad, y en la dificultar de hablar con mis seres queridos.

Los jóvenes de la diversidad sexual son más propensos al suicidio y la depresión porque tienen, tenemos, miedo a hablar. Y quién los culpa, si el mismo ejercicio de ser auténticos puede acarrear dramas familiares, hasta profesionales.

Pero el primer paso, y el más difícil, es decidirse y comenzar la conversación. Hablar, no tener vergüenza de que tenemos acompañamiento psicológico. Entender qué nos marcó tanto para que dudemos de nosotros mismos. Hablar, y buscar ser libres.

No puedo mentir, ir al psicólogo es un carrusel de emociones, una casa de espejos en la que encaras a tus peores miedos. Pero existe también el alivio de poder vencer, poco a poco, esos demonios que tenemos en nuestro interior.

Porque después de todo, nuestros miedos no nos definen, sino la valentía que tenemos para enfrentarlos.

Fuente: ElClosetLGBT, Diario el Diverso

#Mundo| La discriminación en los procesos de selección

¿Son discriminatorios los procesos de selección? Un psicólogo gay nos cuenta su experiencia y cómo es que las empresas eligen al «candidato ideal».

Los procesos de selección son inherentemente discriminatorios. Es parte de lo que consiste la búsqueda de un «candidato ideal» para ocupar una posición dentro de nuestra empresa.

Cuando nos dedicamos a diseñar un proceso de selección, procuramos identificar los aspectos que nos van a ayudar a distinguir una persona que tenga las habilidades, competencias, experiencia y conocimientos requeridos por el puesto para desempeñarse de la mejor manera.

¿Cuándo comienzan a tener influencia los aspectos físicos, biológicos y sociales?

Todos hemos visto en algún momento publicaciones de ofertas de empleo con comentarios como «preferente mujer, hombre, soltero, casado, con hijos o sin ellos». «No contar con tatuajes visibles». «Excelente imagen». «Incluir fotografía». «Preferentemente de universidades privadas». Y así, muchas otras.

Llevo un mes desempleado, después de haber tomado un descanso de mi carrera en Recursos Humanos para dedicarme a otra de mis pasiones: el arte. Actualmente me reencuentro con lo que formalmente llamaríamos un proceso de selección, situación que estoy acostumbrado a vivir desde el lado de la empresa o el reclutador. Afortunadamente, pocas veces como candidato.

Llego a una entrevista en una empresa importante…

Me registro en la recepción. El vigilante me solicita amablemente revisar mi mochila. Tengo mi cartera, mi tableta, varias copias impresas de mi CV, en español y en inglés para facilitarle el proceso a mi entrevistador, las llaves de mi casa, una loción, desodorante y un paquete de tres condones. Ignoramos la vergüenza y me invita a pasar a la recepción.

Me regalan una bebida y me piden amablemente esperar una hora y media mientras mi saturado entrevistador desahoga la sala. Efectivamente, necesitan más personas en reclutamiento.

Finalmente me recibe una persona visiblemente estresada, saturada, distraída y me hace preguntastotalmente técnicas. «¿Dónde trabajaste?». «¿Cuáles eran tus funciones, horario, sueldo, permanencia en el empleo, motivo de salida, zona de residencia, estado civil?». (Toda esa información viene incluida en mi CV impreso).

Me comenta que pasaremos al siguiente filtro y que estaremos en contacto…

En lo personal, lo que más he disfrutado de trabajar en diferentes empresas ha sido participar en definir los procesos de selección. Sin embargo, siempre nos enfrentamos al mayor obstáculo: la perspectiva de nuestro cliente. Algún buen vendedor de psicometría (o nuestra propia empresa en algunos casos) le ha convencido de que las pruebas psicométricas le ayudarán a identificar al «candidato ideal».

Alguien honesto, organizado, puntual, (guap@), leal, (barato), inteligente, líder nato. Un candidato que nació para el puesto que estamos reclutando. A veces incluso nuestro cliente nos llega a pedir los resultados psicométricos de un candidato.

Con una formación en psicología, tengo una aversión por las pruebas proyectivas y psicométricas. Considero que complican innecesariamente el proceso para contratar a una persona y proporcionan información que pocas veces nos sirve, rara vez planeadas para el puesto que vamos a ocupar o nuestro propio perfil.

Por supuesto, la empresa aún no me contrata. Así que tengo que hacer dos horas de pruebas de inteligencia desactualizadas y no estandarizadas para la población mexicana.

Comienzo a pensar en los cambios que haría yo en el proceso de selección…

Llego a la siguiente fase, un estudio socioeconómico realizado por una empresa externa que también ha convencido a nuestro hiring manager de que va a proporcionar una fotografía de información muy importante sobre nuestro candidato.

La persona que me llama va a consultar en una base de datos del seguro social que los empleos y tiempos que reporté en mi CV coincidan, además de googlear mi nombre para identificar si tengo alguna demanda activa con las empresas en las que he laborado. Y probablemente identificar si tengo antecedentes penales.

Me llaman nuevamente y me solicitan acudir a un examen médico…

Al llegar la doctora, muy simpática y charladora me pide quitarme la camisa para ponerme un estetoscopio. Pero hace tres comentarios que me intrigan profundamente: 1) «Bajaste mucho de peso, ¿verdad?», 2) «¡Qué bonitos tatuajes!», 3) «¿Alguna enfermedad crónica?».

Hasta ahora no había sentido nervios o razones para querer mentir en mi información. Soy homosexual, tengo tatuajes y vivo con VIHSé que los medicamentos antirretrovirales pueden resultar en un positivo para marihuana en una prueba de antidoping. Evito darle importancia.

Me voy a casa y comienzo a repasar los momentos que he vivido como reclutador en los que he estado en juntas donde parece que pretendemos mostrar lo peor de nosotros definiendo procesos donde vamos a decidir quién es la mejor persona para sumarse a nuestra empresa. Comentarios que jamás podría olvidar:

«Que no tengan tatuajes o no visibles». «Que no sean gays». «Que tengan “presencia” o “impacto”». «¿Cómo podemos comprobar que una mujer no está embarazada al momento de contratarla?». «Que no robe». «Que no demande». «Que acepte trabajar en un esquema de pago reportando un salario menor».

Si tienes un poquito de ética en tu trabajo, les recuerdas que la discriminación es ilegal. Entonces recibes una respuesta:

«Pero no les vas a decir que por eso no los contratas. Les dices que por el momento no son el “candidato ideal”».

Pero no todo es terrible…

He participado en proyectos donde podemos ofrecer empleos a personas trans, a personas con discapacidad. Después de implementar un proyecto que nació de la mejor intención de alguien de dar oportunidades equitativas, los proyectos mutan en una cuota obligatoria para el reclutador. Y un porcentaje de tus contrataciones debe pertenecer a estas «minorías».

El proceso de selección nos deshumaniza al grado en el que yo ya no considero seguro hablar sobre mi vida personal, orientación sexual, estado serológico. Y entonces me pregunto por esas personas que puedan sentir inseguridad para hablar de su situación familiar, económica, de salud, legal.

Situaciones poco ligadas a nuestras capacidades para desempeñar un rol en una empresa. Que podrían hablarse de forma más orgánica en una entrevista que no estuviera totalmente diseñada con el objetivo de satisfacer los criterios corporativos.

En algún momento de mi trayectoria laboral me han dicho:

«Sabes que no se van a contratar todas las personas que envíes. Necesitas contar con un número fijo de candidatos que mandar a cada proceso».

Y claro, bien por tener opciones para comparar.

Pero una persona que obtiene un empleo muchas veces pasa más tiempo en el trabajo que con su propia familia.

La mayoría de nosotros no tendríamos una relación con una persona que nos pusiera tantas pruebas para después iniciar una relación en la que nos será demandado cumplir con los objetivos que alguien definió asociados a nuestras funciones.

Finalmente habría que hablar también sobre la experiencia dentro de la empresa. Cuando yo trabajé en una empresa tuve un descontento con una gerente de capacitación, un área también de Recursos Humanos.

Ella me pidió que los candidatos para su área no debían ser homosexuales o que no fuera notorio…

¿Por qué? Porque trabajarían con el área de sistemas y como ella consideraba que eran muy machistas, no quería que la persona que contratáramos sufriera discriminación. La única respuesta que se me ocurrió fue decirle:

«Claro, pero me prestas tu jotómetro porque el mío se descompuso».

Ella sabía de mi orientación sexual y el sarcasmo me costó un fuerte regaño de parte de mi jefa.

Si tienes un poquito de ética en tu trabajo, les recuerdas que la discriminación es ilegal. Entonces recibes una respuesta:

«Pero no les vas a decir que por eso no los contratas. Les dices que por el momento no son el “candidato ideal”».

Pero no todo es terrible…

He participado en proyectos donde podemos ofrecer empleos a personas trans, a personas con discapacidad. Después de implementar un proyecto que nació de la mejor intención de alguien de dar oportunidades equitativas, los proyectos mutan en una cuota obligatoria para el reclutador. Y un porcentaje de tus contrataciones debe pertenecer a estas «minorías».

El proceso de selección nos deshumaniza al grado en el que yo ya no considero seguro hablar sobre mi vida personal, orientación sexual, estado serológico. Y entonces me pregunto por esas personas que puedan sentir inseguridad para hablar de su situación familiar, económica, de salud, legal.

Situaciones poco ligadas a nuestras capacidades para desempeñar un rol en una empresa. Que podrían hablarse de forma más orgánica en una entrevista que no estuviera totalmente diseñada con el objetivo de satisfacer los criterios corporativos.

En algún momento de mi trayectoria laboral me han dicho:

«Sabes que no se van a contratar todas las personas que envíes. Necesitas contar con un número fijo de candidatos que mandar a cada proceso».

Y claro, bien por tener opciones para comparar.

Pero una persona que obtiene un empleo muchas veces pasa más tiempo en el trabajo que con su propia familia.

La mayoría de nosotros no tendríamos una relación con una persona que nos pusiera tantas pruebas para después iniciar una relación en la que nos será demandado cumplir con los objetivos que alguien definió asociados a nuestras funciones.

Finalmente habría que hablar también sobre la experiencia dentro de la empresa. Cuando yo trabajé en una empresa tuve un descontento con una gerente de capacitación, un área también de Recursos Humanos.

Ella me pidió que los candidatos para su área no debían ser homosexuales o que no fuera notorio…

¿Por qué? Porque trabajarían con el área de sistemas y como ella consideraba que eran muy machistas, no quería que la persona que contratáramos sufriera discriminación. La única respuesta que se me ocurrió fue decirle:

«Claro, pero me prestas tu jotómetro porque el mío se descompuso».

Ella sabía de mi orientación sexual y el sarcasmo me costó un fuerte regaño de parte de mi jefa.

Asimismo, hay que explicar a tu jefe que tienes que salir una vez al mes por medicamentos. Y cada tres meses a una consulta. También entregar un justificante médico que exponga tu estado de salud al área de nóminas. Y que tus compañeros se preocupen por beber de la misma taza de café o te pregunten si es prudente que salgas a beber con ellos.

Tengo la fortuna de haber crecido en un entorno familiar en el que siempre he recibido apoyo incondicional…

Mi familia conoce mi orientación sexual y mi estado de VIH. Pero desde el inicio de mi diagnóstico ellos, mis jefes, los propios médicos que me atienden, me han recomendado cuidar con quién comparto la información.

Considero que es momento de reevaluar nuestros procesos de selección. En cada empresa que he colaborado, he procurado cuidar los intereses de la misma. Pero en muchos casos hemos logrado estandarizarlos al grado que resultan contraproducentes y cerramos oportunidades a personas con amplias capacidades. Además de dejar de considerar que las personas tenemos vidas, intereses y personalidades complejas, compuestas de muchas cosas.

Un equipo de RRHH está normalmente compuesto al menos parcialmente por personas con una formación en áreas sociales, de la salud o humanidades. Muchas veces somos conscientes de los aspectos que pueden resultar discriminatorios en un proceso.

¿Cómo los permitimos o ignoramos?

La mayoría de las ocasiones, debido a que no queremos arriesgar nuestro empleo y, por tanto, estabilidad económica.

Mejorar los ambientes de trabajo, tanto en un proceso de selección como una vez que nos encontramos dentro de la empresa, es responsabilidad de todos los que en ella colaboramos. El primer punto a considerar es que la discriminación existe y tenemos que encontrar alternativas para eliminarla.

Homosensuales, cuéntennos, cuando han buscado trabajo, ¿han sentido esta discriminación durante los procesos de selección?

Fuente: Soy Homosensual, Diario el Diverso

#Mundo| ¿Qué buscas en un hombre?

¿Qué buscas en un hombre? ¿Qué es lo que hace que te fijes en él? ¿Lo que detiene tu corazón y para tu respiración?

¿Acaso son sus ojos? Tal vez el azul añil del océano, o el verde intenso. Un café chocolate, o un dulce color miel. Almendrados, rasgados, despiertos, soñadores… Quizás no te estés fijando en los ojos exactamente, si no en su mirada. Esas miradas que enamoran, llenas de promesas y aventuras.

¿Qué me dices sobre sus labios? Lógicamente dirás que quieres alguien que puedas besar, con la forma de su boca perfectamente delineada. Hablamos de perlas en forma de dientes y sonrisas picaras. Pero también hablamos de la suavidad de un beso, la pasión que transmite.

¿Contextura física? Sí, a cualquier persona creo que le atrae un cuerpo en forma. Pero más allá de lo definidos que puedan estar los músculos, buscamos los brazos que nos hagan sentir seguros con un abrazo. Las manos que tomen las nuestras. Los pies que caminen junto a nosotros.

¿Qué es lo que buscas en un hombre? Lo físico atrae, innegablemente, pero lo que en realidad te enamora va más allá de la imagen. Se trata de un corazón.

Fuente: ElCloseLGBT, Diario el Diverso

#EEUU| La Policía de NY pide perdón a la comunidad LGBT+ por la redada de Stonewall

Por primera vez en la historia, la Policía de Nueva York pidió perdón a la comunidad LGBT por la redada de 1969 en Stonewall, el bar donde nació el movimiento moderno de la diversidad sexual.

“Sé que lo que sucedió no debió haber ocurrido”, declaró James O’Neill, el comisionado de la policía neoyorquina.

“Las acciones que tomó el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) estuvieron mal, simple y sencillamente. Las acciones y las leyes eran discriminatorias y opresivas, y por eso pido perdón”.

El funcionario se refirió al 28 de junio de 1969, cuando los oficiales irrumpieron en el negocio para reprimir a los homosexuales y trans que se reunían en el lugar, con el falso argumento que violaban la legislación de venta de alcohol.

Liderados en particular por trans, personas de color y afeminados, cientos de personas protestaron fuera del lugar durante días a pesar de que la policía respondió con mayor agresión al arrestar y herir a gran parte de ellas.

Ese es el evento que, un año después, condujo a la primera Marcha del Orgullo.

Hasta ahora, las fuerzas de seguridad de Nueva York se habían negado a reconocer la opresión detrás de la redada.

“Pienso que sería irresponsable de mi parte, conforme pasamos por el Mes Mundial del Orgullo, no hablar de los eventos de Stonewall Inn de junio de 1969”, admitió O’Neill.

Los organizadores del Orgullo de la Ciudad de Nueva York celebraron las disculpas de la policía, pero pidieron que sea el primer paso, y no el último, para que las autoridades reconozcan el abuso que cometen contra la comunidad LGBT.

“Tomar responsabilidad y disculparse por este evento en particular es un pequeño paso, aunque significativo, para mejorar los problemas sistemáticos que siguen causando un daño considerable a las personas LGBTQIA+, en especial para las personas trans y de color”, escribieron en un comunicado.

“Esto demuestra lo que es posible para el futuro de nuestra comunidad y de nuestro movimiento”.

Por orden del expresidente Barack Obama, Stonewall Inn es un monumento nacional de Estados Unidos desde 2016 y todavía es un bar y punto de encuentro LGBT.

Fuente: ElClosetLGBT, Diario el Diverso

#Mundo| 8 emotivas propuestas de matrimonio LGBT que te harán llorar de la emoción

Si tienes un alto nivel sentimental esta lista no es para ti, o bueno sí, pero antes ve corriendo al baño por papel porque te puedo asegurar que chillarás mucho con cada uno de estos videos.

Imagínate que eres instructor de un gimnasio, te presentas un día como si nada a dar clases y de la nada todos tus alumnos comienzan a hacer una coreografía, de repente aparece tu novio y te pide matrimonio, ¿no sería el momento más hermoso de tu vida?

Si bien, la pedida de matrimonio NO es una tradición nueva, sí lo es la forma en que lo hacen y es que cada vez las personas exprimen más su creatividad para hacer de ese momento un instante mágico para sus parejas.

Esta vez me di a la tarea de buscar en internet algunas de las más creativas y emotivas pedidas de mano dentro de la comunidad LGBT y sinceramente creo que pase más tiempo chillando que escribiendo.

Y es que de verdad, creo que no hay nada más hermoso que ver al amor ganar toda batalla, porque como muchos sabemos, el matrimonio LGBT aún tiene muchas batallas por ganar en diferentes partes del mundo.

Pero bueno, aquí les enlisto algunos de esos maravillosos momentos, espero que puedan tomar ideas para sus futuras pedidas y si ya se los pidieron, por favor cuéntenme cómo fue.

1. En la boda

En plena ceremonia matrimonial, en el momento que la novia tiene que aventar el ramo, ella voltea y se dirige a darle el ramo a un chico, quien no se imaginaba que su novio le propondría matrimonio.

Con un emotivo video, Rubén aprovechó un evento organizado en un centro comercial con el futbolista del Valencia José Luis Gayà para pedir matrimonio a su novio, Héctor, conun creativo flas-mob incluido.

Fuente: ElClosetLGBT, Diario el Diverso,