#Mundo | Las 10 etiquetas que nos cagan

Estas son las 10 etiquetas que nos cagan, los estereotipos que combatimos todos los días en los medios y en las redes, porque cada LGBT+ es diferente.

Para presentarles toda esta lista de las etiquetas que nos cagan, primero hay que preguntarnos ¿qué es “lo gay”? Para mucha gente significa muchas cosas distintas, y aunque oficialmente la respuesta solo es querer estar sexual y emocionalmente con alguien de nuestro mismo sexo, culturalmente hemos construido un concepto más elaborado.

Esto es demasiado general y pocos somos los que realmente palomeamos las 10 cosas de esta lista. El punto de hoy es dejar claro que estos estereotipos son una imagen que tenemos que borrar. Entonces, ya sin más, desmenucemos las 10 etiquetas que más nos cagan.

Hay quienes creen que es por presión de la misma comunidad gay. Hay quienes dicen que es casi un superpoder, y unos más que es por mero sentido común. Cabello brillante y abundante, vello corporal bien rebajado, uñas impecables, barba definida, bronceado de verano, piel suave, tatuajes estratégicamente ubicados, labios humectados… vaya, ni un pelo fuera de lugar. Y todos tenemos un amigo que lo lleva a extremos: uno que, con disciplina militar, practica largos rituales al menos una vez al día. Pero somos pocos los que nos preocupamos tanto.

Repito, no es regla general. Muchos creen que empezamos con una rutina que nuestro entrenador cambia cada mes para tonificar o para aumentar la masa muscular. Se complementa con malteadas de proteína nada baratas y con menú de nutriólogo, y andar por toda la ciudad paseando nuestra lonchera con atún a la plancha y verduras al vapor. Y aunque sí los hay, muchos otros solo optan por andar en bici, trotar o algo por el estilo al aire libre, sin obsesionarnos por contar calorías o los pasos que nuestro smartphone cuenta todos los días.

También hay quien jura que sacamos nuestros cuadernos de recetas y dejamos a nuestros amigos con el ojo cuadrado con nuestro famoso Beef Wellington, el pay de limón con el que nos ganamos a la suegra, o ya si nos ganan las prisas, una pasta con muchos quesos gourmet (porque no hay tal cosa como “demasiado queso”). Pero al menos yo tengo bastantes amigos gay que no pueden ni prender la estufa aunque su vida dependiera de ello.

Cuando se trata de tendencias de primavera/verano y otoño/invierno, claro que algunos hombres gays caemos en la etiqueta (literal). Algunos prefieren estilos elegantes y neutrales; otros, andróginos y glamorosos. Unos, etiquetas clásicas como Klein o Ferragamo; otros, escandalosas como Versace o Plein. Pero también muchos otros prefieren gastar sus quincenas en videojuegos, viajes o salir a divertirse con amigos

Arquitectura, pintura, música, teatro, literatura, interiorismo, escultura, cine, danza… si nos ponemos a pensar en Jim Parsons, en García Lorca, en Almodóvar, en Benjamín Noriega Ortíz, en Juan Gabriel, en Miguel Ángel y en tantos otros genios que han embellecido este mundo desde que nuestra especie dejó de tener cola, claro que dominamos las artes. No obstante, hay muchos otros hombres gays que solamente dibujan personas, perros y casas con palitos, pero que son muy talentosos en finanzas, ingeniería o leyes.

Algunos de nosotros fuimos acosados en este aspecto, sobre todo cuando de jugar deportes de contacto se trataba (desde el hecho de haber sido los últimos en ser elegidos hasta el infierno de los vestidores). Así, nos refugiamos en el bello mundo del arte, en las excelentes calificaciones, o en la rebeldía en el peor de los casos. Pero los hombres gays cada vez ganamos más terreno deportivo, no nos detengamos. Claro que están Tom Daley, Gareth Thomas, Jason Collins y muchos otros que portan orgullosos la bandera multicolor sobre el vestuario —digo… el uniforme— en cada presentación. O sea, partido, y a lo largo y ancho del escenario… perdón, la cancha.

El radar gay o gaydar: esta sí es casi nuestra mutación para película de X-Men. Casi todos los hombres gays al menos son capaces de sospechar de la homosexualidad de otros, casi en cualquier parte del mundo y a cualquier edad. Claro que traer puesta una pulsera de arcoíris, el lóbulo derecho perforado o tacones ayuda casi siempre, ¿verdad? Pero hay muchos otros casos de hombres gays mitad leñadores-mitad bomberos que cumplen con toda la lista aparentemente heterosexual que se le escapa hasta al mejor detector.

Gracias justamente a que no pertenecemos a una mayoría heteronormada, y que esa mayoría nos ha hecho a un lado, nos hemos rebelado haciendo con nuestra sexualidad lo que nos da la gana. Llegamos a un punto en el que las mujeres heterosexuales nos piden consejos sobre sexo anal, posiciones, sexo oral, besos negros, estimulación prostática y jaladas. Y también solemos ser mucho más abiertos que los heterosexuales a la hora de hablar de relaciones abiertas, tríos, fetichismos, sexo casual, en fin. Pero también hay muchos hombres gays conservadores cuyas prácticas son perfectamente respetables.

Al pertenecer a un grupo vulnerado y acosado durante siglos, claro que nos sensibilizamos mucho más al ser testigos de una injusticia social; también podemos localizarla, organizarnos y atacarla con mayor eficiencia. Cuando hacemos las paces con nuestra sexualidad, somos más empáticos y no tememos mostrar nuestro lado femenino o nuestro niño interior. Sin embargo, esto también es algo que temen muchos hombres, tanto heterosexuales como homosexuales, por miedo a mostrarse femeninos y, por tanto, “débiles”.

Muchos homosexuales han marcado tendencias. McQueen lo hizo con la moda; Andy Warhol, con la vida nocturna; en el entretenimiento se ha encargado RuPaul; y en tendencias digitales, Tyler Oakley es el rey. Nadie puede negar que sabemos ser los primeros y que nuestro ojo para lo que puede llegar a ser grande es excelente. Pero igualmente hay muchos hombres gays que no han salido de su caparazón y que no conocen su verdadero potencial. Los seguimos esperando.

Todos estos estereotipos claro que no son una realidad 100% vista en cada homosexual. Y muchos de ellos son producto de nuestra cultura machista.

Fuente: Soy Homosensual, Diario el Diverso

depositphotos_179994032-stock-photo-gay-couple-kissing-romantic-scene.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s