#Hondura |Mujer transgénero muere después de pasar cinco días en una ‘hielera’

Roxana Hernández fue detenida por la patrulla fronteriza. Tras ser encerrada en una ‘hielera’, su salud se deterioró a tal grado que la inmigrante hondureña murió a los pocos días.

Roxana Hernández, mujer transgénero de 33 años de edad, perdió la vida después de pasar cinco días encerrada en una de las famosas ‘hieleras’ que se encuentran en los centros de detención de la patrulla fronteriza de Estados Unidos, conocidos como ICE. Curiosamente, ice significa hielo en inglés, y esas tres letras también son las siglas de la Immigration and Customs Enforcement [Oficina de Inmigración y Aduanas de dicho país]).

«Cuando nos pusieron en la hielera empezó a toser mucho, tenía mucho dolor en todo el cuerpo».

Stacy formaba parte de la misma caravana de inmigrantes que RoxanaStacy contó a BBC Mundo que cuando los pusieron en la hielera, la salud de su compañera se deterioró notablemente.

«Conocí a Roxana en Tapachula, México, donde nos unimos a la caravana. Pasamos juntas todo el trayecto hasta la frontera. Durante el viaje no me dijo que tenía una enfermedad, pero yo podía darme cuenta de que estaba mal. Cuando nos pusieron en la hielera [Roxana] empezó a toser mucho, tenía mucho dolor en todo el cuerpo. Cuando comía, vomitaba y tenía diarrea. Los funcionarios de ICE le gritaban por estar enferma. Pidió ver a un doctor pero no le dieron acceso. No recibió atención médica hasta que llegó a Cibola (un centro correccional ubicado en Nuevo México). Pasó cinco días en la hielera», aseguró Stacy a BBC Mundo.

La hondureña Roxana Hernández, quien vivía con VIH, pasó frío y no tuvo una alimentación adecuada durante su detención, según activistas de las organizaciones Pueblo sin Fronteras y Diversidad sin Fronteras.

De acuerdo con Human Rights Watch y con testimonios de inmigrantes que han sido encerrados en las temidas hieleras, estas son celdas en las que hay temperaturas extremadamente bajas; la luz permanece encendida las 24 horas, por lo que los detenidos pierden la noción del tiempo; les ofrecen leche y una manzana para desayunar y comer, y un sándwich para cenar; el piso es frío y duro, por lo que les es imposible dormir, y solo les dan una sábana ligera para cubrirse, además de que no se les permite bañarse o siquiera lavarse los dientes.

Causa de muerte: ¿negligencia y abuso o «complicaciones del VIH»?

Roxana Hernández vivía con el VIH. En una entrevista con BuzzFeed NewsRoxanadijo que adquirió el virus después de haber sido violada por varios hombres en su natal Honduras. ICE emitió un comunicado en el que informaba acerca del fallecimiento de Jeffry Hernández (nombre legal de Roxana). La causa de muerte, según ICE, fue un paro cardiaco.

El comunicado afirmaba que Roxana fue trasladada al Cibola General Hospital el 17 de mayo, ya que padecía neumonía, deshidratación y complicaciones asociadas con el VIH. Debido a su mal estado fue llevada en una ambulancia aérea al Lovelace Medical Center, donde estuvo en terapia intensiva durante ocho días; murió ahí, el 25 de mayo a las 3:32 a. m. de un paro cardiaco.

«Aunado al abuso que sabemos que la gente transgénero sufre cotidianamente en los centros de detención ICE, la muerte de la señorita Hernández envía el mensaje de que la gente transgénero es desechable y no merece dignidad, seguridad o, incluso, la vida», señaló la activista Isa Noyola, subdirectora del Transgender Law Center.

Aún falta conocer los resultados de la autopsia de Roxana Hernández, pero todo indica que más que morir por complicaciones debido al VIH, ella murió por la negligencia y las condiciones deplorables a las que son sometidos los inmigrantes que llegan ilegalmente a Estados Unidos.

A continuación pueden ver cómo son las famosas hieleras de la patrulla fronteriza.

Fuente: Soy Homosensual, Diario el Diverso

diario el diverso-homosensual.jpg212.jpeg-giy.png

#España|Desaparecida en India la única candidata transgénero a las elecciones estatales de diciembre

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) –

La activista Chandramukhi Muvvala, única candidata transgénero a las elecciones estatales en el sur de India, ha sido dada por desaparecida en la localidad de Hyderabad, capital del estado de Telangana, en medio de los temores por su posible secuestro.

La organización Telangana Hijra Intersex Transgender Samiti ha afirmado que Muvvala lleva un día ilocalizable y se teme que haya sido secuestrada en su vivienda, situada en un asentamiento informal en la ciudad, según ha informado el diario local ‘Hindustan Times’.

“Tememos por su seguridad y condenamos la falta de medidas de seguridad para ella y otras mujeres y candidatas transgénero, ya que esto supone una fuerza que las disuade de participar en política”, ha indicado el grupo.

Por su parte, el oficial Kanneboina Uday ha confirmado que “se ha registrado una demanda por desaparición” y que las autoridades “están intentando localizar” a Muvvala, tal y como ha recogido la Thomson Reuters Foundation.

Muvvara es una activista de la Telangana Hijra Intersex Transgender Samiti, un grupo local para las ‘hijras’ o transgénero que aboga contra la violencia contra los transgénero y defiende sus derechos en el país, que cuenta con cerca de dos millones de transexuales, según datos de 2011.

La mujer ha presentado su candidatura a las elecciones en la circunscripción de Goshamahal por parte del Frente Izquierdista Bahujan (BLF). Las elecciones se celebrarán el 7 de diciembre.

Fuente: europa press, Diario el Diverso

fotonoticia_diario el diverso.jpg

 

#EE.UU|”A la industria del porno no le gusta hablar de VIH”

Entrevistamos al actor porno gay Kayden Gray, que vive con VIH desde hace cinco años. Ahora compagina su trabajo ayudando a la comunidad LGTB+. Es nuestro compañero: “Es una de las cosas más traumáticas por las que he pasado. Me hizo evaluar qué significa estar vivo”

Decir que tienes VIH sigue siendo todavía un gran tabú en 2018. El actor porno gay Kayden Gray lo hizo público el año pasado a través de un vídeo y desde entonces ha usado su voz para concienciar e informar. De origen polaco pero afincado en Reino Unido, es una de las caras actuales más conocidas de esta industria con más de 90 mil seguidores en sus redes sociales.

El diagnóstico le cambió la vida hasta tal punto que ahora compagina su trabajo en el porno con varias organizaciones LGTB+, entre ellas Impulse London, desde donde ayuda a hombres homosexuales en materia de salud sexual y mental. Tener referentes es esencial para acabar con el miedo y con la invisibilidad, pero, sobre todo, para encontrar aliados. Claramente, Kayden Gray es uno de ellos. Está comprometido con nosotros.

Trabajas en el porno. Tienes muchos seguidores. Cualquiera te podría decir “no lo cuentes, no te hace falta”. ¿Por qué decidiste contarlo?

Yo creo que sí necesitaba hacerlo visible. (Silencio). Mantenerlo en secreto me estaba torturando y no me permitía decir “sí, soy VIH positivo y no pasa nada”. El camino que tomé fue muy destructivo: consumí crystal meth durante mucho tiempo, no sólo de forma recreativa, sino también a nivel mental para evadirme de mi realidad. No era lo suficientemente fuerte por aquel entonces. Si no fuese por Impulse (London)… En lugar de esperar a que las cosas cambiasen y esconderme, decidí ser parte activa de todo este proceso. Decidí ayudar a mi comunidad. La gente consume mi trabajo, porno, donde estas realidades no se ven; está limpio. Tras conocer que era VIH positivo y ser testigo de lo que muchos de nosotros estamos pasando, tenía que hacerlo. Pero nadie tiene que dar ese paso, si no está preparado.

“Actor porno gay revela que tiene VIH”. Este fue uno de los titulares que se leyeron después de que dijeras que eras seropositivo. Todo un blanco fácil para el estigma y los juicios. ¿Tuviste miedo de hacerlo público?

Por supuesto. He tenido miedo de que me transmitieran el sida y de morirme de sida desde que empecé a entender la homosexualidad. Todos a mi alrededor me decían que los gais se morían de eso. Me diagnosticaron VIH a los 9 meses de empezar a trabajar en el porno. Me daba miedo que alguien lo descubriera. Tenía pesadillas. Lo que más me aterraba era decírselo a mi madre. Me sentí muy vulnerable, pero la conversación fue bastante bien. Ella no sabía cómo manejarlo, yo tampoco y, en consecuencia, me asusté. La peor parte no es que haya gente que me pida que me quite la vida, sino darme cuenta de la educación que todavía hace falta sobre el tema. Somos muy ignorantes. Siempre lo relacionamos con la muerte.

¿Cómo te afectó el diagnóstico?

Esta semana ha hecho cinco años que vivo con VIH. Fue en una fiesta que duró todo el fin de semana. Al principio me sentí apático y lo enterré. Ni siquiera pude llorar. No se lo dije a ninguna compañía porno durante un año y medio, y dejé de rodar para productoras como men.com, que tenía una política –y creo que aún la tiene– en contra de rodar con modelos seropositivos. Viví en un estado de negación sobre mi diagnóstico durante mucho tiempo. Creo que fue una mezcla de mi pasado, que es bastante traumático y violento, y de la vergüenza por ser gay que asimilé durante mi educación.

Y, de repente, ahí estaba yo: abiertamente gay, teniendo sexo con muchos tíos, usando drogas y haciendo porno. ¿Cómo no iba a ser esto un castigo por todo lo que había estado haciendo? Mi nombre surge de mi fascinación por Dorian Gray y, por aquel entonces, pensaba que esa profecía se había cumplido. Era como si tuviera un retrato en mi ático que no quería mostrar porque revelaba que yo era un monstruo. Por supuesto, nada de eso es verdad, pero me puedo imaginar a mucha gente pensando lo mismo cuando reciben el diagnóstico.

“No ruedo porno sin condón por las implicaciones y el impacto que tiene en las personas. Alguien que vea esa escena puede pensar ‘ah, yo también voy a follar sin preservativo'”.

¿Te han culpado por tener VIH?

Antes la opción de contarlo ni siquiera se me pasaba por la cabeza. No sabía cómo tener esa conversación. Finalmente empecé a abrirme y eso fue bastante difícil. Todo el mundo pasará por el proceso de estar preparado para decirlo. Contar que tienes VIH no es algo que le debas a la gente porque no eres culpable de nada. Contar que tienes VIH es algo que ofreces a las personas cuando te sientes lo suficientemente cómodo y es saludable para ti. Nadie puede pedir que lo cuentes.

¿Recibiste el apoyo de la industria del porno cuando lo constaste?

Sí, absolutamente sí. Recibí algo de apoyo a pesar de que a la industria del porno no le gusta hablar de VIH. Dime cuántas estrellas del porno VIH positivas lo han contado y han seguido siendo visibles. Ni siquiera podrían, porque hay mucha presión, el estigma es muy alto y la gente sería muy cruel contigo. Hace un año no quería dedicarme más al porno porque estaba con pastillas contra la ansiedad y la depresión y no tenía libido. Sin embargo, decidí seguir en el porno para no ser uno más al que la gente recordara como “hacía porno, acabó con VIH y fin de su carrera”.

Sólo para que quede claro: no culpas a la industria del porno de tener VIH.

No, por supuesto que no. No tengo VIH por culpa del porno y, de hecho, nunca rodé sin condón antes de recibir el diagnóstico, por el estigma que tiene el sexo sin protección. Algunos pensarán que, aunque ahora sea VIH positivo e indetectable, no ruedo bareback (un tipo de porno en el que no se utiliza preservativo) porque como tengo el virus no puedo filmar a pelo, pero es más complicado que eso.

ntal no pensamos en las implicaciones que grabar bareback tiene en el resto del mundo. Hay lugares del planeta donde tener VIH es mortal y la gente se muere de sida. Hay que pensar en el impacto que puede tener en las personas que vean este contenido adulto el hecho de que no haya condón. Quizá lleguen a pensar “ah, yo también voy a hacerlo así”. No voy a condenar a alguien que hace bareback, pero me gustaría conseguir que la gente lo evaluara, porque el impacto que tenemos con el porno no lleva sólo al VIH. Trabajo para una organización global que ofrece servicios a personas con VIH. Sus manos están atadas porque, aunque tengan fondos, el dinero que necesitan es inmenso. Cualquier cosa que prevenga que este problema se haga mayor, la voy a apoyar. Por eso no hago porno bareback.

¿Imitamos el bareback sin pensar en lo que comporta?

Por supuesto. Si lo piensas, crecemos educándonos con el porno. Antes de que alguien me hablara de sexo, mis padres me dijeron “si dejas a alguna chica embarazada, te echo de casa” o “no tengas VIH, porque te matará”. La gente vive su sexualidad con miedo y con vergüenza. Aprendemos sobre sexo por medio del porno: aprendemos que el consentimiento no es necesario, que el pene tenga mierda después de follar es inaceptable, que no hacen falta condones; es totalmente de locos.

Algunas personas, sobre todo hombres homosexuales, piensan que no tendrán VIH porque no va a sex parties ni tienen muchas parejas sexuales. ¿Qué le dirías?

¡Despertad! No hace falta que vayas a sex parties o seas promiscuo para tener VIH. Decir “yo nunca lo tendré” es como decir “soy mejor que esos”. Es un pensamiento que termina en slut shaming (calificar a alguien de prostituta) y nadie merece eso.

Respondiste a un fan por Twitter que te dijo “qué pena que Kayden tenga VIH”. ¿Es este un tipo de comentario común que sueles recibir?

Recibo comentarios como ese de forma regular. Es difícil saber si quería sentir pena por mí, lástima o simplemente ser cruel. Le respondí que no hacía falta que llorara por mí, porque eso significaría reducirme al virus y eso no es justo. El problema es que la gente tiene miedo de hablar sobre el tema. Muchos prefieren no decir nada y dejar sus dudas sin responder. Antes me sentía profundamente herido cuando alguien decía “oh, tiene sida”. Era como que eso iba a ser parte de mi vida diaria.

“No se ha observado ningún incremento en prácticas sexuales de riesgo a causa de la PrEP porque la gente que la usa ya follaba sin condón, tengan VIH o no. Esa es la realidad”.

¿Qué secuelas ha dejado el VIH a la comunidad gay?

Cuando se descubre el sida, lo llamaron GRID (siglas en inglés de Deficiencia Inmune Relacionada con los Gais). Siempre se nos ha culpado por tener VIH y aún no nos hemos recuperado. Esa es la forma en la que se ha construido nuestra sociedad, es decir, fundamentalmente homófoba. Tenemos RuPaul Drag Race, PrEP y otras cosas que celebran lo que somos, pero, cuando tocamos el sexo, el VIH amplifica una vergüenza desagradable que llevamos sobre la espalda, sobre todo los hombres homosexuales y las personas trans. Nos afecta de una manera que ni siquiera llegamos a percibir. Dicho esto, los hombres homosexuales hemos estado al frente de esta lucha, pero el VIH también ha afectado a la comunidad negra y a las personas trans y no binarias. Tenemos retos diferentes.

Eres uno de los pocos rostros visibles que han hecho público que tienen VIH. Mucha gente, sobre todo jóvenes homosexuales, recibirán por primera vez información precisa sobre el virus gracias a tus mensajes. ¿Por qué no conocemos más figuras públicas que también vivan con VIH?

Gobiernos y autoridades, en sus diferentes niveles, han demostrado que les importa una mierda. Ronald Reagan se negó a reconocer que estaba teniendo lugar la crisis del sida. No te puedo decir razones exactas, pero la homofobia está detrás de que el VIH esté tan poco representado. La BBC emitió hace poco el documental The People vs The NHS que cuenta como la sanidad pública británica se negó a financiar la PrEP [la pastilla que previene el VIH]. Lo llevaron a tribunales y el juez sentenció que no habían actuado bien. Detrás de esa decisión estaba el discurso de “estos gais malvados, promiscuos, se drogarán, van a follar todos con todos y ¿qué haremos después?”. Otra vez, hay homofobia por detrás. El hecho de que el VIH sea poco visible tiene que ver con que aún se piensa que es sólo una cosa de gais.

La PrEP se implementará en España en breve. Algunas voces críticas apuntan que hará que aumenten las ITS y promoverá tener sexo sin condón. ¿Qué les dirías?

¿Quién es esta gente? En Reino Unido tenemos PrEP desde hace tiempo y no se ha observado ningún crecimiento en prácticas sexuales de riesgo porque las personas que la usan es gente que folla sin condón igualmente, tengan VIH o no. Esa es la realidad. Decirle a alguien que haga algo [tener sexo con preservativo] sin intentar comprenderlos y juzgándolos no va a hacerles cambiar de opinión. El problema [de tener sexo sin protección] es negar que te has expuesto al VIH y no ir a hacerte la prueba. Cuando no tienes esa ansiedad de que transmitan el VIH, tienes una demografía más feliz con su sexualidad, eres más propenso a estar en control de tu salud sexual e irás hacerte las pruebas.

“Tenemos que empezar a prestar atención a los problemas de salud mental en nuestra comunidad. Hay mucha gente LGTB+ que no quiere ser visible por miedo a discriminación y bullying“.

Barcelona y Madrid han declarado el chemsex como un problema de salud pública. ¿Cómo podemos afrontarlo?

Tengo mis historias con el chemsexporque me ha llegado a afectar personalmente. Tenemos que empezar a prestar atención a los problemas de salud mental en nuestra comunidad. Si el chemsex se está extendiendo es porque estamos traumatizados. Según el periodista Johann Harry, la adicción está conectada con nuestra satisfacción, nuestra felicidad y con si queremos que la gente nos vea. Hay mucha gente LGTB+ que no quiere ser visible por la discriminación, bullying y mensajes indirectos que ha recibido y que les decían que no somos iguales, que no nos podemos casar y que mejor que no nos cojamos de la mano por la calle. Ahora lo podemos hacer, pero antes no. Es algo que nos han robado y que influye a la hora de traducirse en adicción a sustancias.

A la gente le gusta decir que los homosexuales le hemos perdido el miedo al VIH. ¿Es cierto?

No, no del todo. Parte del miedo se ha ido, porque ya no vas a ir al entierro de un amigo tuyo de 21 años que tenía varios sarcomas de Kaposi y cuyo cuerpo se estaba desintegrando. Eso ya no sucede. Cada vez hay un poco más de igualdad, tenemos herramientas preventivas como la PrEP, tenemos apoyo psicológico y eso ha hecho que gran parte del miedo haya desaparecido. Gracias a Dios que es así porque nos merecíamos que se fuera.

¿Qué le dirías a alguien que acaba de conocer que es VIH positivo?

Tómate tu tiempo, porque puede ser difícil y oscuro; aunque no tiene porque serlo. No pasa nada porque estés triste y sientas dolor. El consejo número uno es que acudas a terapia y pidas ayuda. Otra cosa importante: intenta estar abierto a integrarlo porque va a suponer un cambio. Hay luz al final del túnel.

¿Qué significa para ti vivir con VIH hoy en día?

(Silencio largo. Suspiro). Es una de las cosas más traumáticas por las que he pasado y también lo que más ha cambiado mi forma de ser, porque me sacó de mi zona de confort. Me hizo evaluar qué significa estar vivió. Me llevó por un camino que es probablemente lo mejor que me ha sucedido, ya que me hizo pensar en toda la gente que quería. Quiero que la gente sepa que no está sola. Puede ser duro, pero es manejable y es posible seguir siendo feliz.

Fuente: Play Ground, Diario el Diverso
actor-porno-gay-kayden-gray-diario el diverso.jpg

#Chile |Piñera promulga Ley de Identidad de Género que permite cambio de sexo registral para mayores de 14 años

La ley permite el cambio de sexo registral para personas mayores de 18 años, y de entre 14 y 18 años con autorización de sus padres o tutor legal. “Este Presidente, y nuestro gobierno, cree firmemente en que todas las personas somos iguales en dignidad, derechos y deberes”, aseguró el Mandatario.

“Muchas chilenas y chilenos han luchado durante mucho tiempo por tener una Ley de Identidad de Género“. Así comenzó hablando el Presidente Sebastián Piñera al comenzar el acto para promulgar la iniciativa que se tramitó durante cinco años en el Congreso, y que hace poco más de un mes pasó su revisión en el Tribunal Constitucional, tras los reparos de Chile Vamos.

La ceremonia se desarrolló en La Moneda y contó con la presencia del titular de Justicia, Hernán Larraín.

La ley permite el cambio de sexo registral para personas mayores de 18 años, y de entre 14 y 18 años con autorización de sus padres o tutor legal. De no tenerla, los menores que quieran acceder a esto, podrán solicitar la intervención de un juez para ue constate la correcta fundamentación de la solicitud y determine que cuenta con las condiciones necesarias para formularla.

Además,  regula los efectos de la rectificación del nombre y sexo registral, estableciendo que efectuadas las modificaciones, la persona deberá ser reconocida e identificada conforme a su identidad de género.e

“Quiero partir afirmando lo más importante, que son los principios, los valores, en los cuales uno cree firmemente. Este Presidente, y nuestro gobierno, cree firmemente en que todas las personas somos iguales en dignidad, derechos y deberes. En consecuencia, también creemos que todas las personas con su libertad, y creatividad, son los verdaderos motores de una mejor sociedad, y deben ser los arquitectos de sus propias vidas. Ese es un concepto de libertad que reconoce la dignidad de todos los seres humanos”, señaló.

El jefe de Estado agregó que al promulgar la ley “estamos dando un paso adelante de no solo ir saldando una deuda de una sociedad con demasiados prejuicios y discriminación, sino que también estamos enfrentando nuestro compromiso con la dignidad humana y nuestra obligación moral con quienes durante mucho tiempo han sido injustamente discriminados”.

El presidente ejecutivo de Iguales, Juan Enrique Pi, destacó que “esta ley es un avance sustantivo para los derechos de la comunidad trans, porque es un reconocimiento expreso de la ley a su identidad. Sin embargo, urge que cuanto antes se aprueben los reglamentos para que la ley entre en vigencia en el menor plazo posible”.

Por su parte, el dirigente del Movilh Rolando Jiménez señaló que “hoy damos una salto histórico que mejorará la calidad de vida de la población trans, pues todos/as las personas mayores de 14 años y solteras verán facilitado el trámite para cambiar su nombre y sexo legal. Es decir, se reconoce un derecho tan básico como el de la identidad, un derecho que la mayoría tenemos al nacer, pero  que a la población trans se lo quitan al nacer”.

Fuente: La Tercera, Diario el Diverso

SENADO- diario el diverso.jpg

 

#Mundo | Las 10 etiquetas que nos cagan

Estas son las 10 etiquetas que nos cagan, los estereotipos que combatimos todos los días en los medios y en las redes, porque cada LGBT+ es diferente.

Para presentarles toda esta lista de las etiquetas que nos cagan, primero hay que preguntarnos ¿qué es “lo gay”? Para mucha gente significa muchas cosas distintas, y aunque oficialmente la respuesta solo es querer estar sexual y emocionalmente con alguien de nuestro mismo sexo, culturalmente hemos construido un concepto más elaborado.

Esto es demasiado general y pocos somos los que realmente palomeamos las 10 cosas de esta lista. El punto de hoy es dejar claro que estos estereotipos son una imagen que tenemos que borrar. Entonces, ya sin más, desmenucemos las 10 etiquetas que más nos cagan.

Hay quienes creen que es por presión de la misma comunidad gay. Hay quienes dicen que es casi un superpoder, y unos más que es por mero sentido común. Cabello brillante y abundante, vello corporal bien rebajado, uñas impecables, barba definida, bronceado de verano, piel suave, tatuajes estratégicamente ubicados, labios humectados… vaya, ni un pelo fuera de lugar. Y todos tenemos un amigo que lo lleva a extremos: uno que, con disciplina militar, practica largos rituales al menos una vez al día. Pero somos pocos los que nos preocupamos tanto.

Repito, no es regla general. Muchos creen que empezamos con una rutina que nuestro entrenador cambia cada mes para tonificar o para aumentar la masa muscular. Se complementa con malteadas de proteína nada baratas y con menú de nutriólogo, y andar por toda la ciudad paseando nuestra lonchera con atún a la plancha y verduras al vapor. Y aunque sí los hay, muchos otros solo optan por andar en bici, trotar o algo por el estilo al aire libre, sin obsesionarnos por contar calorías o los pasos que nuestro smartphone cuenta todos los días.

También hay quien jura que sacamos nuestros cuadernos de recetas y dejamos a nuestros amigos con el ojo cuadrado con nuestro famoso Beef Wellington, el pay de limón con el que nos ganamos a la suegra, o ya si nos ganan las prisas, una pasta con muchos quesos gourmet (porque no hay tal cosa como “demasiado queso”). Pero al menos yo tengo bastantes amigos gay que no pueden ni prender la estufa aunque su vida dependiera de ello.

Cuando se trata de tendencias de primavera/verano y otoño/invierno, claro que algunos hombres gays caemos en la etiqueta (literal). Algunos prefieren estilos elegantes y neutrales; otros, andróginos y glamorosos. Unos, etiquetas clásicas como Klein o Ferragamo; otros, escandalosas como Versace o Plein. Pero también muchos otros prefieren gastar sus quincenas en videojuegos, viajes o salir a divertirse con amigos

Arquitectura, pintura, música, teatro, literatura, interiorismo, escultura, cine, danza… si nos ponemos a pensar en Jim Parsons, en García Lorca, en Almodóvar, en Benjamín Noriega Ortíz, en Juan Gabriel, en Miguel Ángel y en tantos otros genios que han embellecido este mundo desde que nuestra especie dejó de tener cola, claro que dominamos las artes. No obstante, hay muchos otros hombres gays que solamente dibujan personas, perros y casas con palitos, pero que son muy talentosos en finanzas, ingeniería o leyes.

Algunos de nosotros fuimos acosados en este aspecto, sobre todo cuando de jugar deportes de contacto se trataba (desde el hecho de haber sido los últimos en ser elegidos hasta el infierno de los vestidores). Así, nos refugiamos en el bello mundo del arte, en las excelentes calificaciones, o en la rebeldía en el peor de los casos. Pero los hombres gays cada vez ganamos más terreno deportivo, no nos detengamos. Claro que están Tom Daley, Gareth Thomas, Jason Collins y muchos otros que portan orgullosos la bandera multicolor sobre el vestuario —digo… el uniforme— en cada presentación. O sea, partido, y a lo largo y ancho del escenario… perdón, la cancha.

El radar gay o gaydar: esta sí es casi nuestra mutación para película de X-Men. Casi todos los hombres gays al menos son capaces de sospechar de la homosexualidad de otros, casi en cualquier parte del mundo y a cualquier edad. Claro que traer puesta una pulsera de arcoíris, el lóbulo derecho perforado o tacones ayuda casi siempre, ¿verdad? Pero hay muchos otros casos de hombres gays mitad leñadores-mitad bomberos que cumplen con toda la lista aparentemente heterosexual que se le escapa hasta al mejor detector.

Gracias justamente a que no pertenecemos a una mayoría heteronormada, y que esa mayoría nos ha hecho a un lado, nos hemos rebelado haciendo con nuestra sexualidad lo que nos da la gana. Llegamos a un punto en el que las mujeres heterosexuales nos piden consejos sobre sexo anal, posiciones, sexo oral, besos negros, estimulación prostática y jaladas. Y también solemos ser mucho más abiertos que los heterosexuales a la hora de hablar de relaciones abiertas, tríos, fetichismos, sexo casual, en fin. Pero también hay muchos hombres gays conservadores cuyas prácticas son perfectamente respetables.

Al pertenecer a un grupo vulnerado y acosado durante siglos, claro que nos sensibilizamos mucho más al ser testigos de una injusticia social; también podemos localizarla, organizarnos y atacarla con mayor eficiencia. Cuando hacemos las paces con nuestra sexualidad, somos más empáticos y no tememos mostrar nuestro lado femenino o nuestro niño interior. Sin embargo, esto también es algo que temen muchos hombres, tanto heterosexuales como homosexuales, por miedo a mostrarse femeninos y, por tanto, “débiles”.

Muchos homosexuales han marcado tendencias. McQueen lo hizo con la moda; Andy Warhol, con la vida nocturna; en el entretenimiento se ha encargado RuPaul; y en tendencias digitales, Tyler Oakley es el rey. Nadie puede negar que sabemos ser los primeros y que nuestro ojo para lo que puede llegar a ser grande es excelente. Pero igualmente hay muchos hombres gays que no han salido de su caparazón y que no conocen su verdadero potencial. Los seguimos esperando.

Todos estos estereotipos claro que no son una realidad 100% vista en cada homosexual. Y muchos de ellos son producto de nuestra cultura machista.

Fuente: Soy Homosensual, Diario el Diverso

depositphotos_179994032-stock-photo-gay-couple-kissing-romantic-scene.jpg