#EEUU| Los derechos civiles de los trans están bajo amenaza

La propuesta del presidente Donald Trump que busca definir el género de una persona por su sexo al nacer representa una amenaza contra los derechos adquiridos por las personas transexuales y transgénero, según expertos y activistas en Puerto Rico.

La iniciativa podría dificultar los procesos para modificar documentos de identidad, como el pasaporte y el certificado de nacimiento.

Sería un retroceso de mucho esfuerzo, de mucho trabajo y dedicación que hemos tenido personas como yo”, denunció la activista transexual Ivana Fred.

El domingo, The New York Times reportó que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés) se propone establecer una definición legal de “sexo” bajo el Título IX de la ley federal de derechos civiles, que prohíbe el discrimen por esa clasificación en programas educativos que reciben fondos federales.

Según un memorando que obtuvo ese diario, el HHS argumenta que las agencias federales deben adoptar una definición uniforme y explícita de género basada en las características biológicas de las personas al nacer.

Hay demasiados problemas para que él (Trump) se esté enfocando en la comunidad transexual y transgénero”, opinó Fred en entrevista con El Nuevo Día.

La activista destacó que, en años recientes, las comunidades transexuales y transgénero han alcanzado logros importantes que serían revertidos por la iniciativa federal.

“Durante estos últimos años, se han dado buenas noticias con relación a la comunidad trans, especialmente en Puerto Rico con la decisión de atemperar los certificados de nacimiento y las licencias”, señaló.

Desde julio, las personas transexuales y transgénero en la isla pueden corregir sus certificados de nacimiento tras una determinación de la jueza del distrito federal Carmen Consuelo Cerezo, quien declaró como inconstitucional la política del gobierno local de no permitir a estas personas modificar las actas.

Según el abogado y activista Osvaldo Burgos Pérez, el plan de la administración Trump podría afectar el trámite para cambiar el certificado de nacimiento y otros documentos de identidad, como el pasaporte.

Para la comunidad transexual, la documentación es fundamental porque su identidad está relacionada al género”, destacó el portavoz del Comité Amplio para la Búsqueda de Equidad (CABE).

También advirtió que alterar la definición de género podría lacerar los derechos laborales.

“Hay toda una jurisprudencia (sobre derechos laborales) que habla de género”, explicó.

Según Burgos Pérez, la propuesta de Trump podría desembocar en un caso en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, y puntualizó que la composición actual del máximo foro judicial federal es conservadora.

Es hasta riesgoso ir al tribunal y que esta decisión administrativa se convierta en jurisprudencia”, sostuvo.

Además, expresó preocupación por que la Asamblea Legislativa local emule la directriz de la agencia de salud federal y cree legislación similar.

Una preocupación que me genera es que, teniendo nosotros una legislación tan conservadora, se vaya a utilizar (la propuesta) como ejemplo”, subrayó.

Por su parte, Ever Padilla Ruiz, director ejecutivo de la Comisión de Derechos Civiles, recalcó que la intención de la administración de Trump va en contra de los pronunciamientos de la comunidad internacional sobre derechos humanos.

Además, puntualizó que esta coyuntura acentúa la importancia de que los votantes participen en las elecciones de medio término, el 6 de noviembre. “Todos los ciudadanos americanos y puertorriqueños en Estados Unidos deben utilizar el derecho al voto para rechazar estas propuestas del presidente y que no pasen al Congreso”, concluyó.