#Francia| Vanesa Campos; la mujer trans peruana asesinada en las calles de París

Vanesa Campos, una mujer transgénero de 36 años de edad, fue asesinada el 16 de  agosto en Bois Boulogne, un parque ubicado en el distrito de Arrondissement de Passy en Paris. Campos era de origen Peruano y llegó a Francia con el objetivo de desempeñarse como trabajadora sexual, labor que ejercía cuando fue agredida por un grupo de hombres que forman parte de una banda criminal.

Campos llegó a París en 2016 en busca de obtener mejores ingresos para comprarle una casa a su madre, quien vive en Cayaltí, en la provincia de Chiclayo, al norte de Perú. Según relataron sus compañeras, Vanesa fue asesinada a balazos mientras defendía a su cliente de un grupo de hombres que intentaban asaltarlo.

“Cuando un cliente deja un coche, les roban, les rompen los vidrios del auto, entonces las chicas que ya no veían venir a ningún cliente y no tenían dinero para pagarse un lugar para dormir, se rebelaron contra esa banda de personas y pasó lo que tenía que pasar. Ella quiso proteger su monedero, si les roban a los clientes estos no vienen más y ella no tendría cómo vivir”, explicó Esperanza García, activista e integrante de Parit-T, una organización que alberga a mujeres transgénero sudamericanas que viven en Francia y se encuentran solas.

García explica que las mujeres que trabajan en Bois Boulogne son agredidas todos los días en incluso muchas de ellas han padecido violaciones; no obstante, las mujeres transgénero se niegan a denunciar ya que muchas de ellas son migrantes y no tienen documentación, por lo que temen ser deportadas; asimismo, en el país existen leyes que criminalizan la prostitución.

Nicky, una de las amigas de la víctima, señala que Vanesa era de las primeras en salir a defender a las mujeres que eran objeto de agresiones por parte de hombres en Bois Boulogne. Asimismo, Romina, otra trabajadora de la zona, señala que la banda de hombres que roba en el parque lleva varios años operando y que con el tiempo han crecido y sus intimidaciones son más inistentes.

“Este hombre, que todas lo conocemos, empezó a robar desde el 2013 y empezó a traer cada vez más personas y esto se volvió una mafia. Siempre había tres o cuatro, uno en la esquina el otro al frente, el otro a pasos de mi camioneta y el ‘enano’, así le decíamos al líder, era rápido para romper los vidrios de los clientes y sacar las cosas. Si la policía venía, los otros le avisaban

El asesinato de Vanesa causó conmoción y se ha convertido en un estandarte de lucha en contra del crimen organizado que acosa a la mujeres trabajadoras sexuales y ataca a sus clientes; así como para evidenciar y apuntalar una batalla en contra de una ley aprobada en 2016 que, aunque no prohíbe el trabajo sexual, criminaliza el pago de los servicios sexuales, por lo que los clientes pueden ser multados hasta con 1 500 euros.

Esto obliga a las mujeres trabajadoras sexuales a ocultarse y trabajar de manera clandestina, situación que las vulnera y dificulta la posibilidad de percibir ingresos.

“La ley es 100% responsable de la muerte de Vanesa”, señala Giovanna Rincon, una activista LGBT de Francia.

Las trabajadoras sexuales de la zona han alzado la voz y salieron a las calles para manifestarse con el fin de exigir justicia para Vanesa; así como solicitar a las autoridades que desmantelen la banda criminal y se derogue la ley que criminaliza la contratación del trabajo sexual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s