#México| En Alvaro Obregón Layda Sansores promete una alcaldía libre de fobias LGBT

En noviembre de 2015, Layda Sansores San Román se acercó al presidente Enrique Peña Nieto durante su visita al Senado de la República con motivo de la entrega de la medalla Belisario Domínguez al empresario Alberto Baillères González.

Con una voz firme y sin dejar de mirarlo a los ojos, la campechana lo acusó de ser un corrupto y le extendió en sus manos una carta y un ejemplar del libro La Casa Blanca de Peña Nieto, el cual documenta la investigación que un equipo de periodistas del Aristegui Noticias realizó sobre los conflictos de interés entre el presidente y Grupo Higa, una empresa con millonarios contratos federales que era propietaria de una casa ubicada en Lomas de Chapultepec, la cual ha sido valuada en 7 millones de dólares, y que era habitada por la primera dama Angélica Rivera.

El momento fue grabado en video y pronto se volvió viral en las redes sociales. La revelación de la casa blanca ha sido uno de los casos que más ha indignado a todo el país.

Pero este no fue el único enfrentamiento de Sansores al Ejecutivo, un año después la legisladora lo cuestionó sobre la lentitud con la que avanzaba la investigación del caso Ayotzinapa; y dos años después lo acusó cara a cara de encabezar una lista negra de corrupción en el país.

Layda Sansores ha destacado por ser una fuerte crítica de la administración de Peña; y sus discursos en el Senado se han vuelto populares en las redes sociales por su oposición al régimen priista.

Hoy, la dos veces diputada busca convertirse en la primera alcaldesa de Álvaro Obregón, territorio que ha sido gobernado por el PRD desde 1997, a excepción del periodo de 2000 a 2003, que fue administrado por el PAN. Ahora, con Layda Sansores como candidata, morena busca gobernar la próxima alcaldía.

Por tal motivo en Desastre MX la entrevistamos para conocer sus propuestas en materia de derechos LGBTTTI.

Afuera no deja de llevar. Tras un largo rato de permanecer sentada y asentir de manera reiterativa, Layda toma la palabra y expresa: “Yo siempre los he considerado unos magos, porque los magos son los únicos que tienen la capacidad de transformar la realidad”.

Irazú Díaz, secretaria estatal de Diversidad Sexual de morena en CDMX, y Jaime López Vela, enlace con organizaciones sociales LGBTTTI de la campaña de Claudia Sheinbaum, escuchan a la senadora Layda Sansores compartir sus historias de vida con la diversidad.

Se refiere a los jóvenes activistas y militantes LGBT que asisten a una reunión convocada por el equipo de campaña de Claudia Sheinbaum, candidata por morena a la jefatura de gobierno. La junta está destinada a presentar un proyecto que, de resultar triunfadora la doctora en ingeniería, se implementará en todas las alcaldías para sistematizar un programa de atención a las personas LGBT por medio de la creación de una oficina de atención a la diversidad.

Este fue el evento en el que conocimos y platicamos con Sansores.

¿Quién es Layda Sansores? ¿Cómo te presentarías a nuestros lectores?

La vida me dio de más, he vivido llena de privilegios y de amor y por ello me siento obligada a compartir algo de lo mucho que he recibido. Me siento una mujer valiente, sobre todo una mujer libre, lucho a costa de lo que sea y hago lo que sea por mantener mi libertad de pensar y de decir lo que pienso.

¿Cuál es su experiencia política? ¿En qué bases pueden depositar su confianza los electores de Álvaro Obregón?

Fui subdelegada de Desarrollo Social en la delegación Álvaro Obregón, pero mi vida ha sido más bien legislativa, fui dos veces diputada y dos veces senadora, y me desempeñé como decana de esta legislatura, las cámaras se convierten en una universidad.

Eso ha sido la mayor parte de mi vida, pero paralelamente me he dedicado al servicio social en las comunidades. Cuando era joven la política era cosa de hombres y a las mujeres nos dejaban el servicio social, el cual yo abrazaba con mucha emoción y creía que a mí no me gustaba la política, lo que me gustaba era servir, e incluso pensaba en ser monja misionera para irme a África a ayudar a la gente, pero después descubrí que “África” no estaba muy lejos de mi casa.

Desde entonces me he dedicado a hacer leyes, estuve en la Comisión de Derechos Humanos, hoy soy presidenta de la Comisión de Migración, estos han sido temas muy sensibles e importantes para mí, cuando me retire me dedicaré de lleno a ellos.

 ¿Cómo es hacer política siendo mujer? ¿Se ha enfrentado a algún obstáculo?

Alguna vez recibí la burla de los compañeros en una sesión siendo diputada.

“¡Tubo, tubo!”, me decían, porque traté de no perder mi parte sensual y de apoyar el hecho de que cada quien quiera verse como desee y como se sienta. Y eso, para algunos diputados y diputadas, no estaba bien; algunos sienten que las mujeres en la política no deberían usar tacones, pero yo no pierdo mi personalidad, yo soy como soy y eso les pesó a algunos.

Pero ese hecho fue muy importante porque pudimos detectar a través de videos a los compañeros que participaron en las burlas, y entonces hicimos un gran mural sobre la misoginia. Fue un momento en el que me di cuenta que a la mujer se le ve siempre como un objeto. Pero en lo general, yo podría decir que ha sido una ventaja ser una mujer, porque cuando como mujer logras brincar una barrera que te impone el mundo masculino, tomas una fuerza y una seguridad que te impulsa a que no quede nada por saltar y nada por hacer.

¿Por qué quiere ser alcaldesa de Álvaro Obregón? ¿Cuál es su motivación?

Mi motivación es el sueño de una patria nueva.

A mí me hubiera gustado terminar mi carrera siendo legisladora, pensaba que hasta ahí llegaba mi carrera política, pero Andrés Manuel López Obrador es un gran estratega y maneja todo como un tablero de ajedrez. Yo soy un peón en este juego de construcción de un país diferente.

Él se acordó que yo había sido subdelegada en Álvaro Obregón y pues imposible negarse, aquí mis hijos crecieron, llevo viviendo aquí 40 años y las vidas de mis hijos se formaron aquí en la Ciudad de México y en Álvaro Obregón, aunque mi lucha siempre ha estado en Campeche.

¿Cuáles son los principales problemas que ha localizado en la delegación y qué haría para abordarlos?

Hay problemas que están muy detectados y que son una calca de lo que sucede en la ciudad: la inmovilidad, la inseguridad y la falta de respeto a la naturaleza, que no es otra cosa que la corrupción. Han utilizado las barrancas para construir grandes edificios con un frenesí que permitió el señor Miguel Ángel Mancera y el señor Leonel Luna, que es quien controla la delegación.

Lo que más me duele de esta delegación es que pensé que aquí estaban los delegados más potentes, más fuertes, pero que hoy los encuentro en las rejas que ellos mismos se construyeron. La delegación Álvaro Obregón la convirtieron en un prostíbulo y han prostituido muchas conciencias. Eso es muy doloroso porque aquí hay gente muy inteligente; aun así, creo que aquí todavía hay esperanza, porque al hablar con ellos ves que existe ese despertar que estaba anestesiado y que ahora empieza de manera inesperada a ponerse de pie en todas las clases sociales.

En esta delegación están los mayores contrastes entre la opulencia y la miseria, pero pienso que todos estamos entendiendo que vivimos en la misma aldea y que está llegando el fuego. En mi administración será una tarea importante que se rompa esa barrera entre ricos y pobres, hombres, mujeres y personas de la diversidad sexual, esa es mi aspiración y mi sueño. Estamos haciendo un gran programa basado en la escuela que me dejo mi padre, la cual es: “No es político el que no escuche el corazón de su pueblo”.

Los estoy escuchando a cada uno porque me quiero poner en su zapatos, yo creo que esta debe ser una casa que les dé un trato, no como súbditos, más que como ciudadanos, como hermanos, como uno más de los tuyos. Sé que los ciudadanos de Álvaro Obregón van a ser mi gran familia.

¿Qué opinas de las estrategias emprendidas en contra de Andrés Manuel López Obrador? Como las bardas pintadas en la delegación que lo acusan de poner en peligro a México.

Es el PRI, es el gobierno, eso no se hace sin la anuencia del gobierno. Yo creo que en la desesperación lo único que se les ha ocurrido es la difamación y la agresión, se trata de sembrar un ambiente de discordia.

Nosotros salimos a intervenir todas las bardas que pintaron, les pusimos la palabra “PAZ” porque nuestro movimiento es pacífico. Siempre he considerado a AMLO como el Gandhi mexicano, y ya llevamos muchos años en esta lucha de resistencia, en ella él siempre nos decía: “Los espírales de la violencia se sabe dónde empiezan pero no dónde terminan”.

Nosotros, desde morena, estamos luchando con la fuerza de la palabra, con el convencimiento de la conciencia, no vamos a caer en sus provocaciones. El ciudadano se da cuenta de las estrategias perversas de un gobierno que ha entrado en su etapa de agonía.

 ¿Cuáles consideras que son los principales problemas que enfrentan la población LGBT en la Ciudad de México, específicamente en Álvaro Obregón?

Los principales problemas son la discriminación y la falta de valoración a sus personas, los cuales me parecen muy graves porque les arrebatan el derecho de ser, de ser libres, de tener su propia identidad.

En México hay un movimiento LGBTTTI que ha entrado en un camino sin retorno: ¡Nunca más!, siempre irán creciendo. Así como se han hecho campañas a favor de la mujer y de los indígenas, también se tiene que hacer a favor de la comunidad LGBT.

Desde que fui legisladora, propuse iniciativas para reformar artículos en la Constitución para que se cambiaran las palabras que no eran las correctas, para que se entienda que se trata de una diversidad sexual y que se les deben reconocer todos los derechos que merecen como seres humanos excepcionales que son.

Soy una hermana, una aliada de primera, que los entiende y los admira, porque es muy difícil enfrentarte a una sociedad irracional y cegada, por ello aplaudo sus éxitos. La delegación Álvaro Obregón será algo así como la sueñan ustedes, la sueño yo: libre de violencia, libre de homofobia, de bifobia, de transfobia, será un refugio donde se sientan amados y respetados, donde sientan que es su casa.

Aquí siempre habrá cabida para personas tan especiales, tan brillantes, que han puesto ejemplo a un país donde todavía la hipocresía es una bandera, y donde la discriminación es disfrazada con principios religiosos: Se persignan, pero ellos sí son unos pillos.

¿Qué les dirías a esos votantes que están inseguros de darle su voto a morena debido a su alianza con el PES, conocido por sus posturas conservadoras, y conformado en su mayoría por líderes religiosos?

Lo que yo he visto, porque he estado en trato con los pastores, es que ellos pueden no asumir como propia esta lucha (la LGBT), pero son gente respetuosa y eso también es parte de la pluralidad. No tenemos que pensar igual todos para estar unidos, ellos tendrán y mantendrán algunas posiciones, pero morena será siempre la mayoría y ya lo tenemos muy claro.

Claudia Sheinbaum, como jefa de gobierno, será otra gran aliada de la población LGBTTTI, yo estoy segura de que el PES será muy respetuoso y no habrá problema para quienes piensen diferente.

Aquí hay sólo dos opciones: la posibilidad de un cambio real a fondo o los que están aglutinados en el partido de la corrupción y de los intereses mercantiles. Nosotros luchamos con todo no para sobrevivir al verdugo, sino para hacer una transformación de fondo.

¿Cuál consideras que es el estado en que Enrique Peña Nieto entregará el país a la siguiente administración?

Es reprobable, si habría que calificar pondría bajo cero, porque rompió no solo con la economía y con la confianza, para la cual no existe argamasa para reconstruirla, sino que se perdieron los valores y la ética en la política: todo es simulación, engaño.

Cuando el gobierno de Peña estaba construyendo una patria deformada, se subían los diputados con sus sofismas y sus palabras llenas de fragancia para tratar de envolver e idiotizar al pueblo, pero esto ayudó a despertar el hartazgo ante la opresión en la que nos tenía este gobierno y los gobiernos anteriores.

Ha sido la pérdida de la capacidad de indignarnos lo que nos tenía inmovibles, pero ha renacido ya en los ciudadanos. Les dicen, les inventan y quieren que sigan creyendo, pero ya no nos engañan. López Obrador es uno de los líderes que se da cada 100 años, es uno de esos seres irrepetibles, hoy es posible lograr su triunfo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s