#India|Revisará una ley homofóbica

India está a punto de lograr una victoria para los derechos de las personas LGTBI después de que el Tribunal Supremo aceptó que revisará una ley de la era colonial que prohíbe las relaciones sexuales entre hombres.

El artículo 377, inspirado en la legislación británica del siglo XVI, prohíbe “las relaciones sexuales contra natura con cualquier hombre, mujer o animal” y establece una pena de cadena perpetua.

En el año 2013, el Tribunal Supremo observó que 200 personas fueron condenadas por actos homosexuales bajo la legislación. Sin embargo, los  activistas aseguran que sí se utiliza normalmente para extorsionar e intimidar a indios LGTBI.

El veto a las relaciones homosexuales fue anulado por el Tribunal Superior de Nueva Delhi en 2009, pero lo restableció el Tribunal Supremo cuatro años después en una sentencia que causó una condena generalizada, también de parte de las Naciones Unidas. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/8/india-revisara-una-ley-homofobica

Organismo internacional señala que orientación sexual e identidad de género son categorías protegidas por Convención Americana de Derechos Humanos

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, ha instado este martes a 12 países iberoamericanos, entre ellos Ecuador, a reconocer el matrimonio entre personas homosexuales. Ante esto, el Directorio Nacional de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI, pide al Gobierno Nacional del Ecuador que se reconozca el matrimonio homosexual a través de las garantías legales y enmiendas constitucionales que sean pertinentes.

LA Corte Interamericana de DD.HH. ha respondido así a la consulta formulada hace dos años por el Gobierno costarricense sobre este tema, al señalar que la orientación sexual y la identidad de género son categorías protegidas por la Convención Americana de Derechos Humanos.

La Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI explica que lo resuelto, tiene carácter de sentencia interpretativa y se respalda en el artículo 64.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y en el 30 y 31 de la Convención de Viena.

Explican que la Corte resolvió, principalmente, sobre tres temas: interpretación y aplicación de las normas sobre consideraciones generales de los derechos a la igualdad y no discriminación, no discriminación por identidad de género, derechos derivados de un vínculo entre parejas del mismo sexo.

Afirman que los organismos constitucionales de los estados miembros de la OEA, como Ecuador, con esta sentencia interpretativa a través del control de convencionalidad, deberán adecuar las normas de los países a estas resoluciones tomando en cuenta que nuestra constitución ecuatoriana en sus artículos 11, 424 y 427 indican que son de directa aplicación a los instrumentos internacionales.

“Desde 2008 la corte reiteradamente ha señalado que los tratados de derechos humanos son instrumentos vivos, cuya interpretación tiene que acompañar la evolución de los tiempos y las condiciones de vida actuales”, dice el comunicado.

Por esta razón, la Federación también insta al presidente Moreno a reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo, con la finalidad de satisfacer las garantías necesarias con respecto a la igualdad de derechos sociales.

(PP)

Fuente: Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI

El cineasta Sebastián Lelio y su ‘mujer fantástica’ desafían al mundo conservador

Insultos, golpes, acoso policial, amor “ilegítimo”: así pasa sus días la “mujer fantástica” que el director Sebastián Lelio creó en un Chile muy conservador para reflejar una “crisis humana” global.

Aclamada por la crítica de Estados Unidos, la película protagonizada por Daniela Vega, la primera actriz chilena transgénero, fue nominada al Globo de Oro a mejor cinta extranjera y lidera las predicciones al Oscar en la misma categoría.

“Una mujer fantástica” cuenta la historia de Marina Vidal, una transgénero que enfrenta la muerte de su compañero en medio de prejuicios, reproches y violencia. La producción busca llevar a la reflexión de por qué se complica algo tan sencillo como el amor entre dos personas.

“No solo ilumina aspectos de la sociedad chilena, de la cual la historia emana, sino aspectos de la crisis humana por la que estamos pasando”, señaló Lelio, de 43 años, en una entrevista telefónica este viernes con la AFP acompañado de Vega.

“Tiene que ver con los límites de la empatía, lo que estamos dispuestos a permitir del otro, quién se arroga la autoridad para determinar que existen personas ilegítimas o amores ilegítimos, quién traza la línea, con qué autoridad”, explicó el cineasta chileno sobre el filme, que ya ha llegado a varios países latinoamericanos.

Vega indicó que no se trata de una película biográfica. “Marina y yo compartimos que somos ‘trans’, que nos gusta cantar la ópera y los hombres guapos, nada más”.

“Soy muy diferente a Marina”, siguió. “Es mucho más elegante que yo, tiene más paciencia, es una mujer mucho más pacífica, yo soy más explosiva, más latina”.

Marina es acusada de ser un “monstruo” destructor de familias, antes de que dos hombres violentamente le tapen el rostro con cinta adhesiva.

“No las habría permitido, no lo sé”, respondió sobre cómo habría sido su reacción a esta situación.

“He vivido procesos de violencia como muchísima gente en el mundo”, sostuvo. “En mi caso, la violencia fue institucional, hasta hoy el Estado chileno no reconoce la identidad trans y eso hay que tomarlo como violencia también”.

Lelio dijo que la película, que se estrena en Estados Unidos el 2 de febrero, ha ido sumando poco a poco seguidores en Chile.

“En Chile nos cuesta vernos”, afirmó. “No pretende ser un documento de la realidad y, en ese sentido, a la gente le costó entregarse a la película”.

Instalar preguntas y no verdades

Lelio y Vega están centrados en la promoción de su película, producida por los hermanos Larraín y ganadora del Oso de Plata en el Festival de Berlín.

“Nos tiene felizmente secuestrados”, bromeó Lelio.

El sitio Gold Derby la coloca al frente de las predicciones de la categoría a mejor cinta de habla no inglesa de los premios de la Academia estadounidense.

“Cuando una película gana un premio así (de) importante, hay una visibilidad que se consolida, significa que la película va a ser vista por mucha gente y eso no puede sino ser bienvenido”, destacó el también director de “Gloria”.

“Pero tampoco hay que obsesionarse demasiado con los premios porque las películas no son caballos de carrera, son artefactos sensibles, delicados”, aclaró.

Vega confesó que se los toma “con muchísimo humor”. “Trato de ponerme el vestido que mejor me quede”.

La prensa especializada aplaude la interpretación de la actriz, de 28 años. La revista Vanity Fair, por ejemplo, escribió que la cinta “no hubiera resultado sin esta estrella”.

“Gratamente impactantes”, respondió Vega sobre las críticas positivas de su trabajo.

“Nuestra película, al menos para mí, pretende instalar preguntas más que proponer verdades o respuestas”, reconoció. (E)